jueves, 5 de julio de 2007

re un editorial sobre la vivienda

el cuadro referente al problema de las viviendas es altamente revelador de un problema fundamental tanto de nuestro sistema, en su incapacidad estructural de proponer alternativas eficientes a los problemas de la isla, como de la ideología imperante en nuestra sociedad que fácilmente ECHA PAL LADO los problemas de la mayoría para consolarse llenándole el plato a la minoría. Si a esto le añadimos que muchas de las iniciativas del gobierno aliado con los grandes intereses financieros y de la industria de la construcción solo, mediante la exclusión social y el mal llamado proceso de desarrollo económico vis a vis expropiaciones, repito solo empeoran la situación, entonces citando al secretario de vivienda en uno de sus pocos momentos recientes de lucidez cuando dijo que 'primero hay que darle poder a la comunidad', pues estoy totalmente de acuerdo, se acerca el día en que los vecindarios, las comunidades, los residenciales, en fin el verdadero pueblo exija cuentas y demande verdadera justicia social.