sábado, 16 de junio de 2012

'The Kid': un verdadero poema de amor y ternura, sentimientos, miseria y desgracias.


'The Kid'/ El niño es el primer largometraje que combina comedia y drama, como dice los títulos de apertura: "una imagen con una sonrisa- y tal vez una lágrima." La secuencia más famosa y perdurable en la película es la persecución en la azotea cuando desesperado el vagabundo huye de los agentes del orfanato que habían tomado el niño y su emotiva reunión con este.


Escrita, producida, protagonizada y dirigida por Charlie Chaplin y con Jackie Coogan como su hijo adoptivo y compañero de fechorías. Esta fue la primera película largometraje de Chaplin y tal vez una de las más famosas. En diciembre de 2011, 'The Kid' fue elegida para ser conservada en el National Film Registry de la biblioteca del Congreso. El registro planteó que la película es "una ingeniosa fusión de comentario social, drama y comedia inventiva."


'The Kid', filmada en 1921, es sin duda la más hermosa de las películas de Charlie Chaplin y una película muy significativa sobre la paternidad y la infancia. Esta película ofrece una oportunidad para examinar la relación padre/hijo.

Es casi puro drama y Chaplin se muestra más actor dramático que payaso. A menudo la situación o mediante pantomima, provoca risas pero no es comedia grosera ni fácil. El escenario y las situaciones dramáticas se retratan en un estilo realista. Es su pathos sincero.

Un niño empieza a llorar y en vez de cuidar al bebé lo abandonan descuidadamente en un callejón sucio. Charlie Chaplin (el vagabundo) se encuentra al niño y la historia empieza. El vagabundo intenta educar al niño - como mejor sabe. Pero independientemente del amor, la sociedad intenta separarlos. Como no hay diálogos, todo es netamente visual y entendido a través de las acciones escénicas y los emplazamientos fotográficos. Propuestas visuales, interpretaciones de gestos, expresiones y coreografías del elenco logran que entiendas qué es lo que ocurre al grado que no es necesario el diálogo.

'The Kid' es autobiográfico. La película reproduce exactamente la infancia miserable de Chaplin, la necesidad de estar constantemente con su madre, su desesperación cuando tuvo que alejarse de ella. Así, podemos asumir que 'The Kid" es Chaplin mismo y que simboliza su deseo de tener un padre, padre que nunca conoció.


Chaplin revive su infancia y alcanza el pico más alto de intensidad dramática: la confusión sobre quién era más allá de la sinceridad.

El optimismo de Chaplin no es un "final feliz". Charlot no abandona al niño, corre tras el por las calles... Su ideal es la lucha. Se enfrenta aquí contra toda la sociedad, contra todos los "otros" al defender a su niño. La épica lucha inicia con el policía, con el barrio, con los empleados de asistencia pública, rebosa de compasión y emoción. Las escenas íntimas son un subterfugio empleado para que entremos al mundo personal – y vemos hasta los sueños de un ballet mágico y misericordioso.


El final de la película es un verdadero poema, cómo puede dar la miseria una poderosa sensibilidad para aquellos que sufren miedo y lástima, pero, sobre todo, una filosofía del movimiento de la esperanza hasta enmarcada o atrapada en el peor de los escenarios. Es un testimonio de fe en la vida.

Como regalo a todos les sugiero este enlace con la versión completa de 'The Kid', ahhh, y que disfruten de un domingo espectacular. pachi

http://archive.org/details/TheKid_179
(duración - 67 minutos, 58 segundos, trae una banda sonora musical de acompañamiento)

Interesados en la obra y figura de Charlie Chaplin se recomienda:
http://www.charliechaplin.com/


1 comentario:

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Chaplin fue acusado de ser sospechoso de ser comunista. J. Edgar Hoover, instruyó al FBI mantener extensos archivos secretos sobre él, desde 1942. En febrero de 2012 un archivo sobre Chaplin se abrió al público que reveló que el FBI había contactado al servicio secreto británico para proporcionarles información para prohibir Chaplin entrar a los Estados Unidos.
En 1952, Chaplin dejó los Estados Unidos para lo que se pretendía un breve viaje al Reino Unido para un estreno en Londres de 'Limelight'. Hoover negoció con el servicio de inmigración y naturalización para revocar el permiso de reingreso de Chaplin. Chaplin decidió no volver a entrar en los Estados Unidos, escribiendo: "desde el final de la última guerra mundial, he sido objeto de mentiras y propaganda por poderosos grupos reaccionarios que, por su influencia y mediante la ayuda de prensa amarillista de Estados Unidos, han creado una atmósfera malsana en el cual individuos pueden ser señalados y perseguidos. En estas condiciones me resulta prácticamente imposible continuar mi trabajo de imágenes en movimiento, y por lo tanto he renunciado mi residencia en los Estados Unidos." Que Chaplin no estaba preparado para permanecer en el extranjero, o la revocación de su derecho a entrar en los Estados Unidos, fue una sorpresa para él.