miércoles, 29 de septiembre de 2010

Diez disparos y un principio fundamental de la justicia y el derecho.

"...son traidores y cobardes que han tomado las armas que le ha dado el Pueblo para que defiendan a los ciudadanos para atacar cobardemente al mismo Pueblo que les ha dado esas armas..."
-Presidente Rafael Correa de Ecuador (30.09.10)


Si no fuese verdad pudiese parecer episodios aterradores de una serie televisada sobre violencia policial, en asunto de menos de una semana en Puerto Rico:

viernes, 24 de septiembre de 2010
Policía tirotea a deportista

“Lo querían matar”. La familia del deportista José A. Vega Jorge, de 22 años, quien lucha por sobrevivir a un disparo en la cabeza propinado por la Policía, el miércoles, en la marginal del expreso Martínez Nadal, le exigió al Superintendente que admita su responsabilidad.

Ángel Vega, padre de la víctima, cuestionó la actitud de la alta oficialidad de la Policía de negar que cometieron un error que casi le cuesta la vida a su hijo.

“No sé si son novatos los policías, pero si ellos cometieron un error, que lo aclaren, que lo digan y que sean hombres y digan: fue mi error”, sostuvo el padre del herido, sumamente compungido.

Vega Jorge fue baleado por la parte posterior derecha de la cabeza, mientras se encontraba boca abajo sobre el pavimento, según la versión ofrecida por su amigo y testigo de los hechos, Ángel Plaza.

Según el director del Centro Médico, doctor Ernesto Torres, recibió un disparo por la parte superior derecha de la cabeza que le atravesó el cerebro y se le alojó sobre la mandíbula superior del lado derecho. Tiene exposición de masa encefálica y ha requerido transfusiones de sangre.

El testimonio de Ángel Plaza, cuya vida también estuvo en riesgo, echa por el suelo la información ofrecida por el director regional de San Juan, el coronel José Sergio Rubín, quien alegó que el joven fue herido de bala cuando se viró mientras era perseguido e hizo amague para sacar un arma de fuego de la cintura, la cual nunca fue ocupada.
...
Vega Jorge, su amigo Ángel Plaza, su instructor de karate y otros compañeros salieron de clases y se estaban reuniendo frente al restaurante para entrar a comer cuando observaron a la pareja salir con una bolsa en la mano en actitud sospechosa.

Cuando se asoman por la ventana, las empleadas les hicieron señas de que habían sido asaltadas y que habían llamado a la Policía.

Al lugar llegó la patrulla donde viajaban el sargento Víctor Díaz y el agente Osvaldo Correa, este último se bajó y les preguntó a los jóvenes qué había sucedido.

Plaza explicó que ellos le señalaron hacia la verja del restaurante Burger King de Altamira, que conduce hacia el expreso Martínez Nadal, para indicarle el lugar por donde habían huido los atracadores, descritos como un hombre y una mujer.

Los dos jóvenes, para ayudar al policía Correa, brincaron la verja y cuando llegaron cerca de la marginal se les aproximó una patrulla con los biombos apagados y les gritó que se lanzaran al pavimento con las manos sobre la cabeza y ellos obedecieron.

“José y yo estábamos mirándonos de frente, yo en ningún momento le quité la mirada ni él tampoco a mí; la segunda patrulla que llega, uno de los guardias me pone la rodilla en la espalda y le está diciendo a José que no se mueva; nos quedamos con las manos hacia abajo mirando pa’l piso”, detalló el jovencito.

En medio de la situación de tensión, llegaron otros refuerzos con sus armas en las manos, continuó narrando Plaza.

“Llega una tercera patrulla que se bajan los guardias corriendo con las armas en las manos, uno de ellos se resbala y da el primer tiro, todos empezaron a tirarle a José sin él moverse, con las manos en la cabeza”.

Agregó que el policía con el que estaban colaborando para arrestar a los asaltantes les gritaba que no dispararan, que ellos no eran los delincuentes, pero nadie lo escuchó.

“Los guardias le gritaron que no éramos nosotros y el guardia lo que me dijo fue, cuando me puso el arma en la cabeza: como te muevas, también te va lo tuyo. Me cogió por la camisa y me alzó”, atestiguó.

Luego, lo liberaron, pero no le permitían acercarse a José Alberto.

“Cuando voy a chequearlo, ahí empieza a bajar el buche de sangre. Les grité: “Mira lo que ustedes hicieron y pegaron a halarme”, declaró Plaza.
...
Para su tío José L. Jorge, parecería que a su sobrino lo querían ejecutar.

“Ellos fueron a ejecutar a una persona, entiendo que una persona que está desarmada, tirada en el piso y le siguen disparando, para mí eso es una ejecución, lo querían matar”, sostuvo entre lágrimas.
...
Fueron desarmados los agentes Abimalec Natal Rosado, quien lleva nueve meses en la agencia, Juan Rosado, Esteban Vidal y Osvaldo Correa.

Según la Policía, al lugar llegaron dos patrullas, sin embargo, Plaza alega que fueron tres y que luego del incidente los implicados abandonaron la escena.

El coronel Rubín, de su lado, quien no quiso aceptar que la Policía cometió un error, reveló que dos sospechosos fueron detenidos esa noche en otro restaurante Burger King de Puerto Nuevo.

“Yo no diría que es un error, yo diría que está bajo investigación”, sostuvo el oficial de la Policía.

El herido había ganado el año pasado tres medallas de oro en unas competencias mundiales celebradas en Las Vegas, soñaba con representar a Puerto Rico en los Juegos Panamericanos.

Nota de ROF.- Vega Jorge muere a consecuencias de los disparos, el agente novato de apellido Natal es procesado por asesinato en segundo grado, se recojen en la escena once casquillos.

http://www.primerahora.com/policiatiroteaadeportista-426111.html

Artículo 105. Asesinato. Asesinato es dar muerte a un ser humano con intención de causársela.
Artículo 106. Grados de asesinato. Constituye asesinato en primer grado:
(a) Todo asesinato perpetrado por medio de veneno, acecho o tortura, o con premeditación.
(b) Todo asesinato que se comete como consecuencia natural de la consumación o tentativa de algún delito de incendio agravado, agresión sexual, robo, escalamiento agravado, secuestro, secuestro de un menor, estrago, envenenamiento de aguas de uso público, agresión grave en su modalidad mutilante, fuga, maltrato intencional o abandono de un menor.
(c) Todo asesinato de un miembro de la Policía, guardia escolar, guardia o policía municipal, alguacil, fiscal, procurador de menores, procurador de familia especial para situaciones de maltrato, juez u oficial de custodia que se encuentre en el cumplimiento de su deber, cometido al consumar, intentar o encubrir un delito grave.

Toda otra muerte intencional de un ser humano constituye asesinato en segundo grado.
(Código Penal de Puerto Rico)


sábado, 25 de septiembre de 2010
Otra víctima inocente...

Que el Superintendente se dé cuenta de que tiene unos matones disfrazados de policías”. La familia de Ángel L. Díaz Colón, de 43 años, quien se encuentra recluido desde el jueves en el Centro Médico de Río Piedras en condición de cuidado, tras ser baleado por el sargento Héctor M. Díaz Suárez, durante un allanamiento en el barrio La Plena, de Salinas, denunció que éste fue víctima de abuso policiaco.
...
El hombre resultó herido de bala durante el diligenciamiento de una orden de allanamiento, que alega la familia no fue expedida para la planta baja de la residencia, donde vive su hermano con su padre, que es impedido.

Explicó que los agentes entraron al patio de su casa y, a pesar de que iban a diligenciar la orden en la planta alta, vieron la luz de la habitación de su hermano encendida, quien se asomó para ver lo que sucedía, y le dispararon. Luego de herirlo anunciaron que eran de “la Policía de Puerto Rico”.

“Cuando mi hermano se levanta, le pegan el primer tiro, que no se sabe si fue por la ventana o fue de frente. Cuando van al cuarto de él, que abren la puerta, ahí es que le pegan el segundo tiro en la cara. Ellos alegan que mi hermano se levantó con un cuchillo, cosa que no es verdad, porque la cama tiene sangre”, observó la hermana preocupada.

“Mi hermano, que ya estaba herido, le pregunta por qué le están haciendo eso y ahí es que surge el segundo disparo. Ellos alegan un disparo en el hombro y hay un segundo disparo en la cara, o sea que el segundo disparo el guardia lo dio para matarlo”, sentenció Díaz.

El comandante de la región de Guayama, Miguel A. Colón March, por su parte, refutó las alegaciones de la familia bajo el argumento de que la orden de allanamiento iba dirigida a la estructura completa y que en la residencia ocuparon el cuchillo con el que supuestamente el hombre iba a atacar al policía y una bolsita de marihuana.

“Se ocupó el cuchillo. El sargento alega que vio que el individuo tenía algo niquelado en la mano y se dirigía hacia él y lo hirió en el hombro”, justificó el oficial.

La mujer agregó que los agentes recogieron toda la evidencia de su casa y que sólo queda un plomo que le entró por la parte inferior del lado derecho de la mandíbula, que le atravesó la boca, se alojó en la traquea y bajó al estómago.

“Van a hacerle una cirugía en la quijada porque se le cayó y van a esperar a ver si él lo evalua (el plomo) o si van a tener que operarlo”, indicó.

La hermana del herido declaró que los agentes se identificaron como policías después que le hicieron el primer disparo.

Según el sargento, adscrito a la División de Vehículos Hurtados, sólo le disparó en una ocasión a Díaz y alegó que la misma bala penetró por la mandíbula.
...
“Ellos alegan que fue un solo disparo y fueron dos. Eso fue un abuso porque no hubo por qué darle el segundo disparo en la cara. Fue para matarlo porque como los muertos no hablan…”, indicó.

Lo peor de todo fue que le dijeron a su padre impedido y a otros familiares que llegaron a la escena, que Díaz había recibido un golpe y que lo llevarían al hospital. A su hermano, que vive en la segunda planta, lo arrestaron y luego lo dejaron en libertad.

“Cuando a él lo sacan del cuarto, mi hermanito menor le pregunta qué le pasó y el guardia le contó que fue un golpe. Cuando lo sacaron de mi casa, nunca dijeron que fue un disparo”, dijo.

http://www.primerahora.com/otravictimainocentedeerroresdelapolicia-426707.html


miércoles, 29 de septiembre de 2010
Agente policiaco mata a anciano durante allanamiento en Ponce.

La Unidad de Homicidios de Ponce se encuentra investigando el asesinato de un anciano de 77 años a causa de un disparo de la Policía mientras realizaban un allanamiento para el arresto de su hijo.

Los hechos ocurrieron cerca de las 6:30 de la mañana en la urbanización Santa Clara, Calle E, número 29 de la Ciudad de Ponce.

De acuerdo a la investigación preliminar, el occiso, identificado como William Malaret, disparó al agente dentro de la residencia y éste le respondió con un tiro que le causó la muerte.

En el allanamiento, la División de Drogas procuraba el arresto del hijo de Malaret, Luis Malaret, de 43 años.

Visiblemente afectada, Jannette Malaret, hija del occiso,llegó hasta la escena donde nerviosa le gritaba a su hermano Luis que no hablara. El hombre permanece esposado dentro la residencia custodiado por las autoridades.

"Mataron a mi papá vilmente y esto se tiene que esclarecer", dijo la mujer, quien aseguró que aunque su hermano había cumplido cárcel por sustancias controladas, estaba actualmente limpio y tranquilo.

Vecinos de la urbanización Santa Clara describieron al infortunado como una buena persona, que no buscaba problemas con nadie e incapaz de hacerle daño a la gente.
...
Policía alega defensa propia

El comandante de la Policía en Ponce, Richard Nazario, describió como defensa propia lo sucedido esta mañana en la urbanización Santa Clara.

Nazario explicó a Primera Hora que cuando los agentes llegaron a la residencia en la calle E número 29, unos aseguraron el perímetro mientras otros tres diligenciaban la orden.

El Comandante aseguró que los policías habían alertado que eran de la policía, “en varias ocasiones”.

“Cuando entran, el hijo gritó papi, papi, y el señor hace el disparo al agente, y ellos repelen”, contó Nazario.

A consecuencia de los disparos de la policía cayó muerto el padre.

Nota de ROF.- En entrevistas televisadas uno de los vecinos, precisamente el de la residencia justo al lado de la casa del anciano muerto y por donde los agentes policiales se introducen, declara que el allanamiento se produce de manera violenta, que no escucha anuncios previos de los agentes que proceden inmediatamente a destrozar la puerta de la casa allanada y que luego oye cuatro detonaciones seguidas. "Un vecino de Malaret, quien tenía 77 años y era pensionado del Gobierno, asegura que no escuchó que los policías anunciaran el allanamiento antes de disparar contra el anciano." (Primerahora/30.09.10)

http://www.primerahora.com/agentepoliciacomataahombreduranteallanamientoenponcevevideo-428046.html


Diez disparos y un principio fundamental de la justicia y el derecho.

Cuando admiramos la iconografía asociada a la justicia tanto como principio filosófico, tanto como sistema normativo advertimos la figura de las balanzas que se repite: hay quienes interpretan su presencia como referente a los indudablemente fundamentales aspectos contractuales y de negocios que pueblan el mundo del Derecho, sin dejar ese planteamiento de ser cierto hay quienes advierten las balanzas como símbolo de la proporcionalidad siendo el ejercicio de (la) proporcionalidad por su naturaleza inescapable un ejercicio de buen juicio.

Nos hemos enterado de los avances de informaciones forenses de la trágica muerte a manos de oficiales policiales del joven Vega Jorge que fueron once disparos los que componen la secuencia de hechos de los cuales diez proceden de un mismo arma que se presume del actualmente acusado oficial novato de apellido Natal. Se desprenden aspectos y perspectivas iniciales que en su momento han de concretarse en una teoría que intente explicar con coherencia el episodio. Nos parece que hay cosas que de cierta manera se anteponen como digamos el sujeto: si las acciones judiciales deben entender en las consideraciones grupales de los sujetos directamente concernidos, criterio que tal vez se ha de entender en su justa medida cuando sea puntualizada el aspecto de la duración real de los hechos en relación con la narrativa que defina quienes estuvieron en cuáles momentos haciendo especificamente cuáles acciones en desempeño o menoscabo de sus responsabilidades. Tiempo transcurrido implica acciones ocurridas o dejadas de ocurrir de lo cual se desprenden consideraciones lógicas y adjudicaciones.

Quiero, en esta simplemente inicial nota, enfocar un aspecto, digamos, general que podemos deducir del evento cuando lo compaginamos con la secuela abultada de eventos desgraciados y sospechosos de delitos o sospechas razonables de delitos so color de autoridad a manos de oficiales policiales. Se trata de que debemos exigir que el principio de la proporcionalidad ocupe un sitial fundamental en todo y cada discurso normativo judicial y extrajudicial. Al igual que sucede con el principio de subsidiariedad, el principio de proporcionalidad regula el ejercicio de las competencias. Su finalidad es limitar y enmarcar la acción de las instituciones del Estado. En virtud de esta norma, la acción de las instituciones debe limitarse a lo necesario para alcanzar los objetivos legítimos. En otras palabras, la intensidad de la acción debe guardar proporción con la finalidad que se persigue. Ello significa que, ante varios modos de intervención, se debe seleccionar el que, a igual eficacia, garantice mayores derechos a los ciudadanos particulares.

El principio de proporcionalidad está claramente consagrado en el Derecho constitucional.

La idea de la proporción, en su sentido más estricto, se advierte como una característica irrenunciable del Derecho penal, los delitos merecen solo el menor posible de las acciones que garantice su justo tratamiento y peligrosidad, ofrecemos que una formulación más elaborada implica el concepto de la actuación pública proporcionada estrictamente definido como un Derecho preventivo, mínimo, fragmentario e inevitable. Las nuevas perspectivas de lo que significa ese concepto, la proporcionalidad, en su sentido más amplio necesariamente implica que lo excesivo produce invariablemente abusos, arbitrariedades e injusticias, incide en delitos graves y violaciones del Estado de Derecho en su misma esencia.


El caso que hoy nos ocupa tanto como lo que hemos llamado la secuela abultada de incidentes de delitos o situaciones altamente sospechosas de delitos so color de autoridad de las fuerzas policiales son evidencia irrebatible de que el principio de proporcionalidad como criterio rector de facto se ha abandonado y violado frecuentemente precisamente en su defecto. Hay una multiplicidad de temas importantes pendientes de ser atendidos prontamente, repito, que exigen que sean atendidos, sin dudas propongo que este aspecto doctrinario es medular.


La desproporcionalidad derrumba a la justicia como sistema de equilibrios e instaura un atropellado estado de abusos y arbitrariedades. rof/pachi

12 comentarios:

Julissa Zoé Corporán dijo...

Defensa propia, no hay que ser un científico de la NASA pa'saber como se preparan las escénas del Crimen pa'cuadrar los muñequitos y luego canjear ASESINATO por DEFENSA propia, Sí PP... 10 disparos, Sí, dije: D-I-E-Z disparos y una alegación que "bajo nerviosismo y confusión, accidentalmente 1 policía estatal acabó con la vida de un joven atleta". 10 disparos, A TODAS LUCES NO ES ACCIDENTE, ES ASESINATO EN 2do GRADO con TODA la intención, premeditación y alevosía. El Cuerpo Policiaco de Puerto Rico está en GUERRA con la ciudadanía descente, estudiantes, niños, mujeres, atletas, profesionales. ESTAN ASESINANDO dirigidos por un Criminal Mayor con por la Libre: Figueroa Sancha! Prohibido olvidar sus acciones en De Diego 444, su orden de Masacre contra los estudiantes en el Capitolio, sus expresiones sobre el Pueblo y todo aquel que ejerce sus derechos constitucionales. ESTO NO ES COINCIDENCIA, EL MENSAJE ESTA TAN CLARO COMO EL AGUA... Y sumemos al 2do en Mando en la Policía de Puerto Rico: Rosa Carrasquillo. Prohibido olvidar los visuales en el Sheraton Hotel donde Carrasquillo vilmente pateaba un estudiante que estaba tirado en el suelo tratando de protegerse de el ODIO y la AGRESION FISICA de este CRIMINAL IMPUNE! Dos JEFES AL MANDO DE LA POLICIA DE PUERTO RICO, SI LA CABEZA ESTA PODRIDA, QUE PODEMOS ESPERAR DEL RESTO. ESTOS CRIMINALES AL MANDO HAN INSTITUCIONALIZADO EL CRIMEN ORGANIZADO Y LA VIOLENCIA EN LA POLICIA DE PUERTO RICO! Conciencia Pueblo, CONCIENCIA!

Elia Vega dijo...

Y esta mañana madrugaron con otra acción desproporcionada en la que murió un hombre en Ponce.

Puerto Rico cop charged with murder dijo...

Tuesday, September 28, 2010; 5:37 PM
SAN JUAN, Puerto Rico -- A rookie police officer was charged Tuesday with second-degree murder for allegedly shooting an unarmed bystander last week while responding to a robbery inside a Burger King... The defendant, Abimalet Natal Rivera, allegedly opened fire Sept. 22 after arriving at the restaurant and hearing another officer's gun go off by accident. One of the bullets struck 22-year-old Jose Vega in the head.

At the time he was shot, Vega was giving information about the robbers to other officers who were already on the scene, witnesses said.

Natal, who joined the force nine months ago, is charged with second-degree murder and a weapons violation... The shooting has renewed criticism in this U.S. Caribbean territory that police are poorly trained and resort to violence too quickly.

The federal civil rights investigation began in July 2008 and is focused on allegations that police officers engage in excessive force, unconstitutional searches and seizures, and discriminatory policing, according to a Justice Department spokeswoman, Xochitl Hinojosa...

http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2010/09/28/AR2010092804900.html

...requiere destreza dijo...

El arma de reglamento no es una herramienta de arresto, según se establece en el tercer inciso de la sección de las Guías para el Uso del Arma de Reglamento de la Policía.

El inspector Pedro Sánchez, oficial de la Superintendencia Auxiliar de Operaciones Estratégicas (SAOE), declinó analizar los recientes casos de aparente brutalidad policiaca a la luz de la Orden General 2004-3 sobre el Uso y Manejo de un Arma de Fuego, para no interferir con las investigaciones en curso.

Pero el oficial explicó, a base de las guías generales, que un policía sólo debe utilizar un arma de fuego cuando su vida esté en inminente peligro de muerte.

En el caso de ayer en la urbanización Santa Clara de Ponce, la Policía alega que la víctima, William Malaret, sacó y disparó un arma.

En aquellos casos en los que se escucha una detonación, el policía tiene que buscar un lugar donde protegerse e identificar de dónde provienen los disparos.

“No debe disparar al azar, sin saber a quién le está disparando”, aseveró el oficial.

Al momento de diligenciar una orden de allanamiento, descrita en la guía como una de las actividades más peligrosas en las que trabaja un policía, que se supone tenga las destrezas necesarias para ello, el agente tiene que identificarse y su supervisor debe estar presente.

La manera estándar de llevar a cabo este tipo de intervención debe ser: tocar a la puerta e identificarse como un policía y entregarle la orden al propietario o residente de la estructura.

“Si no responden, si sabemos o hay algún indicio de que hay personas dentro, como un televisor prendido, ruidos como de destrucción de evidencia, entonces podríamos forzar la entrada para evitar que la evidencia sea desaparecida o destruida”, dijo Sánchez.

Un vecino de Malaret, quien tenía 77 años y era pensionado del Gobierno, asegura que no escuchó que los policías anunciaran el allanamiento antes de disparar contra el anciano.

Sobre la reacción agresiva de la Policía observada en intervenciones policiacas, Sánchez expresó que los supervisores constantemente han impartido directrices en relación con la protección a derechos civiles de ciudadanos.

El superintendente José Figueroa Sancha, quien ayer en Fortaleza le dio la bienvenida al ex juez Efraín Rivera como monitor de la Policía, rehusó adjudicar la razón en el caso de Ponce, recalcando que se debe esperar por la investigación del NIE.

Una guerra civil

El ex superintendente Víctor M. Rivera González advirtió ayer que la crisis de violencia está sumiendo al país en una guerra civil con bajas a todos los niveles.

http://www.primerahora.com/intervencionquerequieredestreza-428288.html

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Entre las frases que ha proclamado el Presidente Rafael Correa tras la intentona al referirse a los golpistas, y que sugiero aplica plenamente a Puerto Rico: "son traidores y cobardes que han tomado las armas que le ha dado el pueblo para que defiendan a los ciudadanos para atacar cobardemente al Pueblo que les ha dado esas armas..."

Crucial monitoreo a la uniformada dijo...

La acusación de asesinato radicada contra el agente Abimalet Natal por la muerte del joven José A. Vega Jorge, no despeja del todo las dudas de lo que ocurrió la noche de los hechos en Guaynabo, ni aporta todavía tranquilidad a los ciudadanos que esperan una más abarcadora investigación. Esta acción se produce, sin embargo, al mismo tiempo que el Primer Ejecutivo, reconociendo atinadamente la existencia de problemas policiales de fondo, designa a un monitor externo, en la persona del ex juez asociado del Tribunal Supremo Efraín Rivera Sánchez, para estudiar lagunas, deficiencias y detrimentales patrones de conducta en la Uniformada, y hacer recomendaciones.

Aunque estas conductas no caracterizan a la inmensa mayoría de los agentes, quienes día a día dan el todo por el todo y hasta exponen su vida para proteger la nuestra, está a la vista en una minoría de ellos el problema del uso excesivo de la fuerza. Porque algo sigue fallando tanto en la formación de los nuevos policías como en el desempeño de oficiales, supervisores y agentes con muchos años “de experiencia”.

Si para quienes están fuera es evidente el estado de crispación y, en algunos casos, la ligereza con que responde la Policía ante diversas situaciones que se le presentan, ¿cómo no va a serlo para los oficiales que están dentro, manejando diariamente la labor de sus miles de supervisados?

Por eso, hace mucho sentido ese monitoreo externo, independiente de la Superintendencia. Tal monitoreo, que en diversas formas ya había sido propuesto años atrás, debe hacerse con amplitud y profundidad, con el objetivo de que esta figura independiente, que entre el 2000 y julio de este año ocupó un puesto en el Supremo, pueda elaborar recomendaciones que ayuden a que los procesos se afinen, para que no vuelva a suceder una tragedia. Y ayudar también a producir sustanciales transformaciones, de manera que sean desterrados los principios policiales equivocados que alimentan los excesos de fuerza y, en muchos casos, la intolerancia ante los derechos ciudadanos y la vida.

(sigue...)

Crucial monitoreo a la uniformada dijo...

(desde anterior)

Ya en el pasado, se ha intentado dar forma a dinámicas de transformación ética y operacional en la Policía. Poco después del vil asesinato de Miguel Cáceres, en agosto de 2007 en Humacao, la Comisión de Derechos Civiles de Puerto Rico comenzó a recoger testimonios de ciudadanos que habían sido víctimas de agresiones y abusos por parte de agentes policiales.

Simultáneamente, una comisión formada por figuras públicas de distintas ideologías, con vasto conocimiento del derecho y la seguridad pública, estudió el cuadro sistémico de la Policía y produjo un paquete de recomendaciones que fueron presentadas al entonces superintendente Pedro Toledo. ¿Qué se hizo con ellas? Muy poco o nada. Pero hoy podrían ser un punto valioso de referencia en el esfuerzo por identificar herramientas que doten a la Policía de la madurez y la preparación que necesita un cuerpo que hace mucho anda de crisis en crisis y que demanda la atención de sus problemas como un todo. De tal forma, con esta visión general, integral, deben manejarse el monitoreo y las recomendaciones que salgan del mismo. Recomendaciones que necesitarán de voluntad política y sensibilidad social para su aplicación.

También así debe ampliarse la investigación del caso puntual de la muerte del joven Vega Jorge, porque es difícil de aceptar responsabilidad única de un policía que, minutos antes de que su intervención degenerara en tragedia, llegó a la escena acompañado de oficiales de mayor rango.

Es posible que con la simple acusación del agente Abimalet Natal este crimen, en justicia, no esté todavía del todo esclarecido.
EDITORIAL DE EL NUEVO DÍA
30 Septiembre 2010

http://www.elnuevodia.com/columna-crucialmonitoreoalauniformada-789439.html

Investigación contradice supuesta versión... dijo...

El fiscal de distrito de Fajardo Jorge Carrión anticipó esta tarde que de la investigación sobre el incidente en que murió el agente George Edill Vega Mangual a manos de un compañero de la Uniformada “no surge” que éste estuviera allí mecaneando, como se dijo inicialmente.

Carrión dijo además que hasta el momento tampoco ha surgido la versión de que una supuesta broma entre ambos agentes desatara la tragedia.

Sin embargo, el funcionario declinó ofrecer detalles sobre los motivos por los que Vega Mangual y el compañero que le disparó, Héctor Gil Martínez Rivera, estaban ayer frente a la residencia AA-14 de la urbanización Luiquillo Mar, porque todavía están en la investigación.

Martínez Rivera alega que el incidente ocurrió mientras hacían labores mecánicas cuando Vega Mangual le pidió que le pasara una herramienta conocida como “pistola de tiempo” que estaba junto a una de las armas de reglamento de los agentes. Al tomar lo que creía que era la “pistola de tiempo”, se le zafó el disparo que mató a su compañero.

Carirón informó esta tarde, sin embargo, que la “pistola de tiempo”, presuntamente, encontrada en la escena realmente es una linterna que se asemeja en su forma a un arma de fuego...

http://www.elnuevodia.com/investigacioncontradicesupuestaversiondeagentequematoasucompanero-790565.html

Dolor desgarrador entre la familia de hombre que murió a manos de la Policía dijo...

“Mi hermano está destrozado”.

Jeannette Malaret Sepúlveda dijo que así se siente su hermano, y no es para menos, luego que ayer expusieran en la funeraria Shalom Memorial, de la urbanización Villa Flores en Ponce, los restos de su padre William Malaret Pagán, quien murió a manos de la Policía durante un operativo de drogas.
... “Es increíble, increíble, no pensaba que tanta gente quería a mi papá, a mí, a mi hermano, es una cosa increíble. Le agradezco al que ha estado, al que ha llamado, estoy eternamente agradecida”, dijo Malaret Sepúlveda, quien pese a la tristeza que embargaba su corazón, recibía a las personas que acudían a la funeraria.

La joven, quien perdió hace cinco años a su madre, víctima de cáncer, reiteró que su progenitor “no se merecía esto... “mi papá es y seguirá siendo un hombre excepcional y recto, decente”... “Hablaba con él todos los días, a la misma hora, a las 7:30 o a las 8:00 de noche; él me daba un informe de todo..." Entre los asistentes al velorio, estaban las amistades de William, que a diario se lo encontraban en Centro del Sur Shopping Center, en Ponce...

http://www.primerahora.com/dolordesgarradorentrelafamiliadehombrequemurioamanosdelapolicia-429587.html

Policía que mató a otro guarda silencio dijo...

El agente de la Unidad Marítima de Fajardo que le disparó a su compañero de trabajo y amigo, en circunstancias bajo pesquisa del Negociado de Investigaciones Especiales (NIE) del Departamento de Justicia, no prestó declaración alguna sobre los hechos a los investigadores.

El policía Héctor G. Martínez Rivera, de 32 años, quedó en libertad pasada la medianoche de ayer y será citado en una fecha posterior.

“El agente no se entrevistó, no quiso hablar con los agentes del NIE”, reveló ayer el fiscal de distrito de Fajardo, Jorge Carrión.

La fiscalía de Fajardo espera por análisis forenses para determinar si la muerte del agente Georgie E. Vega Mangual, de la Unidad Marítima de Fajardo, se trató de un incidente desgraciado, homicidio o asesinato.

Según los informes preliminares, Vega Mangual, de 35 años, se encontraba en un taller ubicado en la parte posterior de la residencia de José A. Salinas, en la urbanización Luquillo Mar, y le pidió a Martínez Rivera que le pasara la linterna, pero éste tomó una pistola con la que le disparó en el costado izquierdo. ¿Por qué lo hizo? Eso es lo que todavía está bajo investigación.

Como evidencia del caso, se ocupó la linterna.

El fiscal aclaró que la herramienta solicitada por Vega Mangual no era una pistola de aire, como se informó inicialmente por la Policía.

El fiscal indicó que se investiga el ángulo “pasional” al igual que otros en esta etapa de la pesquisa durante la cual se entrevistará a las parejas de los policías involucrados...

http://www.primerahora.com/policiaquematoaotroguardasilencio-429588.html

Varias discrepancias entre las primeras versiones sobre la muerte del agente George Vega Mangual dijo...

Varias discrepancias entre las primeras versiones sobre la muerte del agente George Vega Mangual a manos de su compañero policía Héctor Gil Martínez comenzaron a surgir ayer en medio de los interrogatorios realizados a agentes y vecinos por fiscales de la región de Fajardo.

El mismo día en que Vega Mangual se suponía que anunciara junto su novia y también agente Ada Martínez que se casaban el 17 de este mes, el ministerio público intentaba descifrar las circunstancias detrás de su muerte.

El fiscal de distrito Jorge Carrión, quien investiga con la fiscal Judith Mar Pérez y agentes del Negociado de Investigaciones Especiales (NIE), indicó que la pesquisa continúa hoy, posiblemente armada ya con varios informes que describió como “claves” en la investigación y que tendrían que ser entregados por el Instituto de Ciencias Forenses, donde ayer en la tarde se realizó la autopsia de Vega Mangual.

Carrión no quiso precisar qué estudios espera. “Hay unos detalles que son esenciales. Si te los digo te estaría adelantando lo que estoy investigando”, dijo Carrión. “Necesito esos datos para reentrevistar a unas personas”, agregó.

Típicamente los fiscales esperan recibir primero documentos como el protocolo de autopsia, que incluye -como en el caso en que se usan armas de fuego- datos como la trayectoria de la bala y a qué distancia fue disparada.

¿No hubo ‘mecaneo’?

Carrión sí detalló, por ejemplo, que de los testimonios -entre cinco y seis bajo juramento- no surge que Vega Mangual se encontraba trabajando en un auto al momento de recibir el disparo mortal, el jueves en la tarde en la residencia de un tercero en la urbanización Luquillo Mar.

¿Qué le hace llegar a esa conclusión?, se le preguntó al fiscal.

“No te lo puedo decir”, contestó.

¿Y su compañero Héctor Gil Martínez qué hacía?, se le insistió.

“Estaba allí”, respondió el fiscal sin dar más detalles.

Carrión, no obstante, mencionó que de la investigación surge -aunque no especificó en medio de qué actividad- que fue una linterna y no una “pistola de tiempo” o “luz de tiempo” el aparato que supuestamente Vega Mangual le pidió a Martínez. Instantes después fue que supuestamente Martínez -su amigo y vecino de toda la vida- agarra su arma de reglamento marca Glock y hace un disparo.

La bala la recibió Vega Mangual en el lado derecho de la espalda y no en el costado, como primero se dijo.

(sigue...)

muerte de veinticuatro personas a manos de policías dijo...

Al menos 24 personas han sido asesinadas por agentes de la Policía desde el 2005 hasta la fecha, 15 de ellas durante el último año... sólo un caso ha sido llevado a las cortes: el de Miguel Cáceres, ejecutado en Humacao. Ese asesinato fue grabado y difundido, "por lo que no había modo de amapucharlo"... La muerte del joven atleta José Alberto Vega Jorge a manos de la policía y del anciano William Malaret durante un allanamiento en Ponce la semana pasada, no son más que la última expresión de una conducta aprendida de violación a los derechos humanos y brutalidad policiaca... las instrucciones específicas del Superintendente, José Figueroa Sancha, son de "fuego se apaga con fuego"... el modelaje de Figueroa Sancha ha sido elocuente... su participación en el operativo para darle muerte a Filiberto Ojeda Ríos, en la que fue cómplice en la violación más fragrante de cualquier derecho humano: el de recibir atención médica cuando se es herido y se está desangrando. Luego lo vimos a cargo del operativo en la calle De Diego 444, donde bajo sus órdenes se roció con gas pimienta, de forma abusiva e innecesaria a los miembros de la prensa... durante la huelga universitaria... llegó al extremo de justificar que su mano derecha, el coronel José Rosa Carrasquillo, pateara los genitales de un joven que estaba en el suelo, rodeado de guardias y sometido a la obediencia.

Pesquera también recordó que el Superintendente de la Policía se responsabilizó públicamente por la golpiza propinada a estudiantes y otras personas que fueron al Capitolio... desde su designación en la Policía se ha incrementado la tasa de asesinatos en Puerto Rico, una de las más altas del mundo, con 745 en lo que va de año, 50 más que para la misma fecha del año pasado.

"El 73 por ciento de esos asesinatos, según cifras de la propia Policía, permanecen sin esclarecer...

http://www.elnuevodia.com/denunciaelminhlamuertedeveinticuatropersonasamanosdepolicias-793120.html