lunes, 15 de agosto de 2011

Paren de mimar a los super-ricos. De Warren E. Buffet, el tercer hombre más rico del mundo.



Nuestros líderes nos han pedido “sacrificio compartido.” Pero cuando lo pidieron, me excluyeron. Comprobé con mis amigos mega-ricos para saber qué dolor esperaban. También los, dejaron sin tocar.


Mientras las clases pobre y media luchan por nosotros en Afganistán, mientras la mayoría de los estadounidenses luchan para ganarse la vida, nosotros, los mega ricos, continuamos teniendo nuestras extraordinarias exenciones fiscales. Algunos de nosotros somos los encargados de inversión que ganan mil millones de nuestros trabajos diarios pero se permite clasificar nuestro ingreso como “interés llevado,” de tal modo la imposición fiscal ganga del 15 por ciento. Otros poseemos los inversiones por 10 minutos y tenemos 60 por ciento de su aumento gravado al 15 por ciento, como si hubiéramos sido inversionistas de largo plazo.


Éstas y otras bendiciones son regadas sobre nosotros por los legisladores en Washington que se sienten obligados a protegernos, mucho como si un especie en peligro. Es agradable tener amigos en puestos altos.


Mi planilla de la contribución federal - el impuesto sobre mis ingresos, tanto como los impuestos sobre las remuneraciones (patronales) pagadas por mí y en nombre mío - el año pasado era $6.938.744 Suena a mucho dinero. Pero lo que pagué fue sólo un 17.4% de mis ingresos gravables, y ése es un porcentaje realmente más bajo del que pagó cualquiera de las otras 20 personas en nuestro despacho. Su carga fiscal varió del 33% al 41% y la media fue del 36%.


Si usted hace dinero con el dinero, como algunos de mis amigos super-ricos hacen, su porcentaje puede ser un poco más bajo que el mío. Pero si usted gana dinero de un trabajo, su porcentaje excederá seguramente los míos - muy probablemente por mucho.


Para entender por qué, usted necesita examinar las fuentes de ingresos del Gobierno. Cerca del 80 por ciento de estos réditos vino el año pasado de IRPFS y de impuestos sobre las remuneraciones. Los impuestos sobre los ingresos de los mega-ricos se pagan a un índice del 15 por ciento en la mayor parte de sus ganancias pero no paga prácticamente nada en impuestos sobre las remuneraciones (patronales). Es una historia diferente para la clase media: por lo general están en la categoría tributaria que va entre 15% y el 25% de ingresos fiscales, y luego son golpeados con fuertes impuestos a la nómina.


En los años 80 y los años 90, las imposiciones fiscales para los ricos eran lejos más altas, y mi tarifa de porcentaje estaba en el medio del paquete. Según una teoría que oigo a veces, debí haber haber formado una gritería y haber rechazado invertir debido a las imposiciones fiscales elevadas en ganancias sobre el capital y dividendos.


No lo rechacé, ni lo hicieron otros. He trabajado con los inversionistas por 60 años y tengo todavía que ver a cualquier persona - ni siquiera cuando las tarifas de las ganancias sobre el capital eran el 39.9 por ciento en 1976-77 - alejarse de una inversión sensata debido a la imposición fiscal en el aumento potencial. La gente invierte para hacer dinero, y los impuestos potenciales nunca los han asustado. Y a los que sostienen que tarifas más altas lastimaron la creación de empleo, observaría que casi 40 millones de trabajos fue agregados entre el año 1980 y 2000. Usted sabe qué se sucede desde entonces: bajaron las imposiciones fiscales y bajó lejos la creación de empleos.


Desde 1992, el I.R.S. ha compilado datos de los ingresos de los 400 americanos que divulgan los ingresos más grandes. En 1992, los 400 superiores tenían la renta impositova agregada de $16.9 mil millones e impuestos federales pagados del 29.2 por ciento en esa suma. En 2008, la renta agregada de los 400 más altos se había elevado a $90.9 mil millones - $227.4 millones de escalonamiento en promedio - pero la tarifa pagada había caído al 21.5 por ciento.


El gravamen al que se refiere aquí incluye solamente impuesto sobre ingresos federal, pero usted puede estar seguro que cualquier impuesto sobre las remuneraciones para los 400 era inconsecuente comparado a los ingresos. De hecho, 88 de los 400 en 2008 no divulgaron ningún salario en absoluto, aunque todos de ellos divulgaron ganancias sobre el capital.


Algunos de mis hermanos pueden evitar el trabajo pero todos tienen gusto de invertir. (Puedo relacionarme con eso.)


Sé muy bien que muchos de los mega ricos, la mayoría en general, son personas muy decentes. Amamos a los Estados Unidos y apreciamos la oportunidad que este país nos ha dado.

Muchos se han unido al compromiso de donante, prometiendo dar la mayor parte de su abundancia a la filantropía. La mayoría no importarían pagar más en impuestos tampoco, particularmente cuando tantos de sus conciudadanos están sufriendo de verdad.


Doce miembros de Congreso pronto adquirirán el trabajo crucial de cambiar las finanzas de nuestro país. Les han dado instrucciones para idear un plan que reduce el déficit de diez años por lo menos $1.5 trillones. Es vital, sin embargo, que alcancen más que eso.Los estadounidenses están perdiendo rápidamente la fe en la capacidad del Congreso para abordar los problemas fiscales del país. Sólo la acción que es inmediata, auténtica y muy sustancial impedirá que esa duda lleve a la desesperación. Ese sentimiento puede crear su propia realidad.


El primer trabajo para los 12 es bajar algunas promesas futuras que incluso una América rica no pueda satisfacer. Dinero en grande se debe ahorrar aquí. Los 12 deben entonces dar consideración a cambios de ingresos. Dejaría las tarifas para el 99.7 por ciento de pagadores de impuestos sin cambios y continuaría la corriente reducción del 2 porcentual en la contribución del empleado a los impuestos sobre la nómina. Ese corte ayuda a los pobres y a la clase media, que necesitan cada ayuda que puedan conseguir.


Pero para ésos que hacen más de $1 millón - había 236.883 de tales hogares en 2009 - levantaría tarifas inmediatamente en ingresos tributables superior a $1 millon, incluyendo, por supuesto, los dividendos y las ganancias sobre el capital. Y para los que hacen $10 millones o más - había 8.274 en 2009 - sugeriría un aumento adicional en tarifas.


Mis amigos y yo hemos sido mimados durante mucho tiempo por un Congreso amigo de los multimillonarios. Es momento de que nuestro gobierno se ponga serio sobre el sacrificio compartido.


(Fin del texto)


Warren E. Buffett es presidente y el ejecutivo principal de Berkshire Hathaway.


El texto original aparece en ingles en:

Stop Coddling the Super-Rich

http://www.nytimes.com/2011/08/15/opinion/stop-coddling-the-super-rich.html?partner=rss&emc=rss&src=ig


Nota.- La anterior es una traducción libre por ROF. Los dos cuadros son de la autoría del genial Oswaldo Guayasamín fenecido gigante ecuatoriano de las artes, el primero es de la serie: 'Gritos', el segundo de la serie 'Ternura.'



6 comentarios:

magnate Warrent Buffett llama a aumentar impuestos a los “mega ricos” dijo...

Ante la preocupación por la crisis en Estados Unidos, el multimillonario Warren Buffett instó a Washington a aplicar un alza de impuestos a las grandes fortunas del país para ayudar a reducir el elevado déficit del Estado.
Mediante un artículo titulado, “Dejen de mimar a los mega ricos”, el tercer hombre más rico de Estados Unidos criticó al gobierno por permitir que continúen los privilegios impositivos a la clase más alta. “Mientras la clase baja y media de EEUU lucha por nosotros en Afganistán y mientras la mayoría de los estadounidenses pelea por llegar a fin de mes, nosotros, los megaricos, continuamos obteniendo ventajas fiscales”, afirmó Buffet en su columna.
Según el empresario, los parlamentarios han protegido a los ricos por miedo a que éstos paralizarán sus inversiones, lo cual pudiera perjudicar a la economía nacional. Sin embargo, “los inversores buscan hacer dinero y los altos impuestos nunca les han asustado”, añadió.
El empresario manifestó que los porcentajes fiscales que se aplican sobre los millonarios deben elevarse para contribuir a aliviar las cuentas del Estado. “El año pasado pagué solo el 17,4% en impuestos; un porcentaje inferior al que tuvieron que pagar los 20 empleados de mi oficina”, sostuvo.

http://www.df.cl/el-magnate-warrent-buffett-llama-a-aumentar-impuestos-a-los-mega-ricos/prontus_df/2011-08-15/212650.html

Warren Buffett critica que se "mime" a los ricos dijo...

Para el castigado Barack Obama, fue como maná caído del cielo.

Mientras él no logra que los republicanos respalden su plan para aumentar impuestos, su amigo, el multimillonario Warren Buffett, le dio una mano con una insólita proclama en la que pidió al Capitolio que aumente la presión fiscal sobre los norteamericanos más prósperos, incluido, por supuesto, él mismo.

"Por favor, dejen de mimar a los más ricos con exenciones fiscales", imploró el magnate, convencido de que un aumento en los impuestos "no atenta contra las inversiones ni contra la creación de empleo", al contrario de lo que aseguró la oposición republicana al bloquear la iniciativa presidencial.

"Mientras las clases pobre y media luchan por nosotros en Afganistán y mientras la mayoría de los estadounidenses luchan por llegar a fin de mes, nosotros, los súper ricos, seguimos teniendo extraordinarias exenciones fiscales", escribió el magnate en una nota publicada ayer por The New York Times.

En la reciente crisis de deuda -cuyo traumático trámite costó la primera degradación de la nota de la deuda de este país- los republicanos se negaron a respaldar la propuesta presidencial de paliar el déficit con una combinación de recorte de gasto y aumento de impuestos a los más ricos. Impulsados por el movimiento conservador Tea Party -que reclama un ajuste del gasto y cero impuestos-, los más radicales forzaron a Obama, en cambio, a un sangriento ajuste que castigará planes sociales y de apoyo médico.

Con su insólito pedido, Buffett se colocó virtualmente codo a codo con el presidente, haciendo campaña para torcer el bloqueo republicano y terminar con las exenciones fiscales con las que el ex presidente George W. Bush benefició a los más prósperos de esta sociedad, con la idea de que así se favorecía la generación de empresas y de puestos de trabajo.

Buffett se sumó con un argumento contundente al asegurar que, con el actual esquema impositivo, en proporción, él paga un porcentaje equivalente a la mitad del que recae sobre la mayoría de sus empleados.

Según dijo, el año pasado su declaración fiscal fue de algo más de 6,9 millones de dólares, lo que supone un 17,4% de sus ingresos, mientras que los trabajadores de su empresa tributaron el doble, o sea, un promedio del 36%. "No es justo", dijo Buffett, que en la lista de Forbes de 2011 se vio superado sólo por Carlos Slim y Bill Gates.

No hay memoria reciente de un caso similar en este país y, probablemente, en buena parte del mundo. Esto es, que un hombre rico se plante y pida que le suban los impuestos a él (y a todos los que ganen más de un millón de dólares al año) por la sencilla razón de que no resulta equitativo que el esfuerzo mayor recaiga sobre la clase media o los más pobres.

No es la primera vez que Buffett formula un compromiso de ese tipo. Tiempo atrás se asoció con Gates, de Microsoft, en la iniciativa Giving Pledge (Promesa de Dar) para que los más ricos del país se comprometan a dar buena parte de su fortuna a fines filantrópicos.

(1era parte/ sigue...)

Warren Buffett critica que se "mime" a los ricos dijo...

(desde anterior)

"Dejen de mimar a los súper ricos" es, precisamente, el título de la inusual propuesta que Buffett publicó en The New York Times. El artículo tiene notas de color, como la afirmación de que conoce "muy bien" a la mayor parte de los "megarricos" del país, a los que catalogó como "gente muy decente".

Son personas "que aman a los Estados Unidos y aprecian la oportunidad que les dio el país", afirma. "A la mayoría de ellos no les importaría que se les hicieran pagar más impuestos, sobre todo cuando tantos de sus conciudadanos están sufriendo", añadió. Casi al mismo tiempo, Obama decía algo parecido, sólo que, en su caso, transpirando bajo el sol de Minnesota, en un viaje proselitista que la Casa Blanca se niega a identificar como tal.

"Negar que el mayor esfuerzo caiga en quien más tiene es carecer de sentido común", reprochó el presidente en un duro ataque a los republicanos por su negativa a abordar lo que denominó un "enfoque equilibrado" de la crisis presupuestaria : un poco más de impuestos y un poco menos de gasto, pero no "un ajuste brutal que haga pagar a los más débiles".

Buffett -que tiene muy buena relación con Obama y ha pasado largas horas conversando con él en la Casa Blanca- no está solo en su reclamo solidario. Una reciente encuesta de la cadena CNN mostró un 63% de apoyo a la fallida intención de elevar la presión fiscal a los sectores de mayores ingresos. El Capitolio debe volver sobre ella en los próximos meses.

"La verdad es que, en los últimos años, los ricos han reducido proporcionalmente su participación en la contribución fiscal", dijo a LA NACION Robert Reich, experto en política laboral de la Universidad de California en Berkeley.

APORTE EN BAJA

Un estudio de la Oficina Fiscal norteamericana (IRS) sobre los sectores más pudientes de la sociedad reveló que si en 2007 ese grupo pagó un promedio del 17%, 15 años antes, en 1992, su carga tributaria equivalía al 26%. Al respecto, lo de Buffett fue elocuente: "A aquellos que argumentan que con tasas fiscales más altas se daña la creación de empleo, les recordaría que entre 1980 y 2000 fueron creados casi 40 millones de puestos de trabajo. Y saben lo que ha pasado desde entonces: menos impuestos y mucha menor creación de empleo", afirmó el magnate, que dentro de 15 días cumplirá 81 años.

(2da parte/ sigue...)

Warren Buffett critica que se "mime" a los ricos dijo...

(desde anterior)

Buffett, presidente del conglomerado Berkshire Hathaway, recordó que en el reciente debate parlamentario para elevar el techo de endeudamiento público los líderes políticos pidieron un "sacrificio compartido" que, sin embargo, las clases más altas no han tenido que asumir.

La Casa Blanca y el propio Obama se apropiaron enseguida de sus palabras. "Ya ven lo que dijo Buffett", afirmó el presidente, que no vaciló en citar al multimillonario en un acto de simpatizantes de izquierda. El vocero presidencial, Jay Carney, apeló a su idea sin disimulo cuando fue consultado en materia fiscal.

"¡Que pague... déjenlo que pague!", fue el clamor en las redes sociales.

El gurú parecía tener bien estudiada la situación. Afirmó que existen casi 240.000 propietarios que ganan más de un millón de dólares al año y a los que se les podría subir la cuota fiscal, mientras que hay por lo menos otros 8200 que tienen ingresos por arriba de los 10 millones de dólares al año, a los que se les deberían aplicar impuestos todavía mayores.

Pero los republicanos que pusieron pecho al asunto no parecieron muy conmovidos. "No quiero subir impuestos ahora, no quiero hacerlo cuando la economía está débil", sostuvo Mitt Romney, uno de los aspirantes a la candidatura presidencial. No parece que la batalla vaya a ser sencilla, por mucho hombre rico que pida pagar.

WARREN BUFFETT
Magnate y filántropo

Profesión : inversionista
Edad : 80 años
Origen : Nebraska, Estados Unidos
Llamado "el oráculo de Omaha" por su capacidad para detectar negocios, es el tercero entre los más ricos del mundo. Tiene un estilo de vida austero y ha prometido donar su fortuna a obras de caridad.

http://www.lanacion.com.ar/1398071-cont-buffett-el-multimillonario-que-quiere-pagar-mas-impuestos

Mariela Arcaya dijo...

Me encanto.. de hecho, leí tambien la version original en ingles porque me costó trabajo creer lo que estaba ante mis ojos. Fortuño toma nota.

Ana Medina dijo...

Parece un cuento de fantasía. Un punto de vista ideal...una manita para Obama. ¿Cuántos de sus amigos mega ricos pensarán así?