jueves, 1 de julio de 2010

Un día después...


Primero.
Viene una tormenta de protestas, el gobierno que se agarre que saben que ya ni siquiera cuentan con el apoyo de sus propios miembros del Partido, han retado al Pueblo y ahora el Pueblo ha respondido al reto, se escuchan los truenos... Se acabaron las mentiras, hay video de los hechos, de hecho hay cámaras en todo el Capitolio que graban (recuerdos de la trifulca de la Constitución que ese video fue la evidencia que mostraba al Oficial policial agrediendo al fotógrafo)...Emplazados las autoridades que el video no desaparezca...
(30.06.10)

Segundo.
Una amiga me ha pedido que escriba para los millones de boricuas en la isla y fuera que no estamos ahora mismo en Puerta de Tierra enfrentando el ataque fascista y de brutalidad policial.. no es tarea grata ni sencilla, me voy a tomar la libertad de invocar la figura de Isabel Rosado, maestra de maestras, luchadora centenaria que siendo anciana fue atropellada en la lucha de Vieques y nuevamente nos mostró el verdadero ejemplo de una educadora, de una mujer de pueblo comprometida con la justicia y que sin cejar en su lucha, es generosa y alegre, hemos de trascender este charco, las Isabel Rosado se multiplican por miles en esta juventud que no espera ni se esconde ante el reto de los tiempos, y voy a parafrasear palabras de Don Pedro: "No he venido a entretener a mi pueblo. No. No quiero aplausos. Oíd bien. He venido aquí porque mi patria, como está hoy, es donde está mi deber y nadie debe rehuir de la madre enferma y lisiada, porque es entonces cuando más necesita del amor de sus hijos." Para terminar les juro por el amor a nuestros hijos e hijas que no se equivoquen los abusadores: No estan solos...
(30.06.10)


Tercero.
Primer esbozo de un comentario personalísimo.

Sobre los hechos, los derechos y los desechos.

hecho, cha. (Del part. irreg. de hacer; lat. factus). Acción u obra.

derecho, cha. (Del lat. directus, directo). Conjunto de principios y normas, expresivos de una idea de justicia y de orden, que regulan las relaciones humanas en toda sociedad y cuya observancia puede ser impuesta de manera coactiva.

desecho. (De desechar). Aquello que queda después de haber escogido lo mejor y más útil de algo.

Los hechos de ayer me duelen, me consternan pero no me confunden. Mi vida se ha poblado de conocimientos diferentes, experiencias en los medios electrónicos se combinan con pasiones humanistas y entrenamientos en ciencias aplicadas. Es por esta multiplicidad de facetas que puedo plantear que la realidad de lo acontecido ayer, por lo menos un cuadro bastante amplio y detallado, existe en forma documental y con la veracidad necesaria para que sea admisible como forma de evidencia.

Time code is a data stream that is laid onto video tape in either an analog form via a special audio channel, or as digital information on lines 16 and 18 of the the vertical interval. What does it do? Time code assigns a specific time to each frame of video. A time code number looks like clock time, ie.. 01:02:58:23. That is the frame count. Every second of picture is made up of 30 frames of video (actually 29.97 frames).

Los videos existentes (tantos los del Capitolio, los de los medios y los incidentales) todos se rigen por lo que se llama "time-code", es una tecnología universal, inalterable e inescapable que rige todo funcionamiento del video. Significa este criterio que a base de esa ordenación se puede reconstruir con una fidelidad espantosamente fiel la secuencia de los hechos ocurridos, y por haber una presumible variedad de tomas ocurriendo en el mismo intervalo al igual de perspectivas y ángulos, por ende el cuadro de los hechos en su misma esencia se ha de beneficiar de tener una panorámica abarcadora de la realidad.


Las presunciones vigentes establecen que de desaparecer piezas importantes de estas fuentes evidenciarias y poder establecerse quienes "desaparecieron" dichos videos (los custodios legales por acción u omisión, o por negligencia), el mero hecho de que desaparecieron o fueron alterados (borrados) implica que contenían evidencia que implicaba a los que se benefician de dicha ausencia o alteración. Este planteamiento evidenciario es claro, y es contundente y necesario al grado que en el caso Watergate significaba que las porciones desaparecidas (borradas) de las tristemente recordadas cintas de audio ("Nixon tapes") se interpretaron como evidencia de la existencia de prueba concluyente y adversa a Nixon (aun desconociendo el posible contenido de dichas porciones).

En Puerto Rico tenemos al menos dos precedentes históricos trágicamente similares a los hechos de los eventos de ayer: la Masacre de Ponce y los eventos asociados a la Revuelta Nacionalista. En ambas instancias se necesitaron de Comisiones independientes que investigaran los sucesos. En ambas instancias inciden acciones del gobierno so color de autoridad que implicaron serios delitos y violaciones graves del gobierno de sus deberes constitucionales.


Son desechos los comentarios que buscan justificar o explicar los hechos si no se corroboran evidenciariamente los alegatos y las teorías esgrimidas, sean las que sean, sean los comentarios del Gobernador, sean los comentarios del Superintendente de la Policía, sean las declaraciones del legislador que sea, sean hasta los testimonios de los participantes. Las agresiones imponen una responsabilidad al que inicia la violencia, luego de inciada la secuencia violenta entran en juegp derechos a la protección a la vida por lo tanto es la prioritaria responsabilidad del autor de la agresión inicial. Dicho lo anterior, la responsabilidad de los efectivos policiales implica una necesaria prudencia en el manejo de sus operaciones grupales y acciones individuales. Significa que los planes en efecto son cuestionables, significa que la desproporcionalidad de una respuesta implica la posibilidad de abusos, significa que cierto tipo de agresiones se suponen que sean totalmente inaceptables, por ejemplo: el empleo de fuerza no es, de ninguna manera, permitida sin consideraciones de razones, intenciones y formas: es ilegal que un o varios policias inicien o ataquen a un grupo de personas, agreda a gente en condiciones de indefensión, en el piso, dar patadas, cercar a personas desarmadas y proceder a usar la macana y otros instrumentos, etc.


Volvemos a solicitar que quienes tengan pruebas y evidencias de los hechos retengan su propiedad hasta que dichas piezas evidenciarias se puedan acopiar adecuadamente, esto incluye de manera muy especial todo el video producto de los sistemas de vigilancia del Capitolio. Establecemos, sin lugar a dudas, que todos los videos procedentes y productos del sistema de vigilancia del Capitolio deben obrar en forma oficial en custodia de autoridades competentes en las formas establecidas de cadena de evidencia y estar disponibles para las investigaciones y el empleo como piezas evidenciarias, esta responsabilidad surge de la ley y es inevadible, los que incurran en actos que violen dicha responsabilidad cometen serios delitos penales.

Volvemos a solicitar que:
1- Se convoque la creación de una comisión independiente (tipo comisión Hays) para que investigue los hechos; y,
2- Se solicite las intervenciones de las diferentes instrumentalidades que tienen jurisdicción sobre los hechos desde la Unidad de Derechos civiles del Departamento de Justicia federal, la Comisión de Derechos civiles, las Naciones Unidas y las diferentes organizaciones de abogados y juristas tanto a nivel local como a nivel de los Estados Unidos como internacionales.


Una nota adicional.- Hay una foto (copia de la cual precede esta nota) en la que se ve claramente un oficial policial con su arma de reglamento en la mano. Hay testimonios y audio que especificamente registran disparos que ocurrieron en los hechos. Es asunto de rigor hacer una prueba pericial del arma de reglamento de dicho oficial que se supone por asunto de reglamento que someta como evidencia dicho arma luego de haber uso/disparo del mismo. Se presume que si dicha arma no es entregada y luego aparece limpiada (que se puede establecer pericialmente) es porque fue utilizada ilegalmente.

Estipulamos y sometemos.
(01.07.10)

Favor ver informaciones, testimonios y comentarios pertinentes en la sección de comentarios. ROF (08.07.10)

51 comentarios:

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

A riesgo de parecer risqué, me parecen los comentarios del Gobernador totalmente irrelevantes y prejuiciados, incide en irresponsabilidad cuando lo que pide es una investigacion administrativa conociendo de primera mano que quien va a llavar a cabo dicha investigacion es prima facie sospechoso de posibles delitos... el Gobernador y sus inpertinencias usuales...

Por otro lado, supuestamente hay un policia herido de bala, la herida produce una bala, la bala debe ser analizada, el disparo reportado lo hace un oficial policial (hay foto y audio).. suma y resta...

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

El coronel Miguel Mejías, jefe de la región de San Juan, asegura que el incidente de las detonaciones y el oficial policiaco armado fue en el lado sur del Capitolio, mientras que el policía que supuestamente resultó herido de bala estaba en el lado norte...
igual que el Superintendente y Mejias alegan que las agresiones las comenzaron personas que en los videos se ven claramente sentadas pacificamente en el piso, estipulado que los comentarios de Mejias al igual que los de Figueroa Sancha son testimonios esterotipados: testimonios desprovistos de evidencia, enajenados de la verdad y realidad, y que se hacen para justificar hechos y actos ilegales de la Policia...someto...
Tanto el Gobernador, Figueroa Sancha y ciertos lideres PNP viven en un patologico estado de negacion, se creen impunes y siguen cometiendo violaciones a los derechos constitucionales, y auspiciando o encubriendo delitos penales y actos corruptos... Les advertimos que a todo puerco le llega su Noche Buena... Hay en estos momentos un Ex-comisionado de la Policia de Nueva York preso, hay ex-gobernadores presos y hay ex-legisladores presos, en Nueva Orleans hay un grupo de policias presos por abusos policiales cometidos durante Katrina, no se duerman en sus discursos represivos y de corte Guerra fria que se sigue amontonando la evidencia y los delitos no prescriben...

ACLU HACE LLAMADO A QUE EL SUPERINTENDENTE DE LA POLICIA JOSE FIGUEROA SANCHA RENUNCIE O SEA DESTITUIDO dijo...

EL PUEBLO TIENE QUE HACER VALER SUS DERECHOS FUNDAMENTALES. NUESTROS GOBERNANTES QUEDAN OBLIGADOS A RENDIRLE CUENTA AL PUEBLO Y HACER ACCESIBLE LA LEGISLATURA Y LOS DEMAS EDIFICIOS PUBLICOS, ASI COMO CUALQUIER INFORMACION QUE TENGA RELACION CON LA GESTION GUBERNAMENTAL

En este último año hemos visto como el despliegue de policias altamente entrenados para repeler motines y otras situaciones peligrosas se han destacado en cualquier evento donde el pueblo, entiéndase trabajadores, estudiantes o cualesquiera otros ciudadanos que lo entiendan necesario, han expresado su intención de protestar o de cualquier otro modo de expresar su descontento con la gestión del gobierno en poder. Dicho de otra forma en Puerto Rico el modus operandi de nuestro gobierno es aplastar cualquier motín que pudiera desarrollarse antes que ni siquiera haya razón para intervenir con ciudadanos que ejercen sus derechos fundamentales. Lo que engendra un ambiente hostil o de mucha tensión, y persigue disuadir a la ciudadanía de hacer uso de su derecho de expresión, es decir enfriar el ánimo de querer hacer valer sus derechos.

En el 2008 la ACLU celebró en Puerto Rico su primera Jornada de Derechos Humanos, donde se destacó el tema de la Brutalidad Policíaca en Puerto Rico. Invitamos víctimas y familiares de víctimas de Brutalidad Policiaca tanto de Puerto Rico como de los EEUU y nos enfocamos en la necesidad de alinear nuestros esfuerzos para detener este mal social. En dicha conferencia coincidimos que Puerto Rico se encaminaba a ser un "Police State˝ o jurisdicción donde impera un estado de sitio policial. Advertimos que los casos de abusos contra los residentes de Villa Cañona en Loiza y los ataques contra la prensa del país son indicadores de un país encaminado a la represión de sus ciudadanos.

Lamentamos expresar que el tiempo nos ha dado la razón. Previo a la protesta pautada para el día de ayer el pueblo vio nuevamente como la prensa del país, y por ende el pueblo, fue atropellada y expuesta a violencia en la llamada Casa de las Leyes por insistir en su derecho a cubrir las sesiones legislativas. Somos un país de ley y orden como bien gustan señalar nuestros gobernantes y el Superintendente de la Policia, por lo que les recordamos que la ley suprema es la Consitución. La Consitución nos garantiza derechos fundamentales, los mismos derecho que hoy peligran en Puerto Rico.

La ACLU hace un llamado a UN DETENTE A LA VIOLENCIA, venga de donde venga. El gobierno de Puerto Rico pretende detener la violencia machista con llamamientos de cooperación de la Procuraduría de la Mujer, mientras vemos que las mujeres que acuden al Capitolio a protestar son las primeras en ser agredidas por agentes del gobierno.

En el día de hoy la ACLU en los Estados Unidos convocará una reunión telefónica para discutir la crisis social que enfrenta Puerto Rico y trasar un plan de trabajo.

mentiras de declaraciones estereotipadas de Superintendente y otros oficiales policiales: dijo...

Siguen revelando mentiras de declaraciones estereotipadas de Superintendente y otros oficiales policiales:

Según el Periódico Digital Puertorriqueño La Nación
Nacionales: Doctor Ernesto Torres, director de Centro Médico, ha
desmentido a Figueroa Sancha. Informa que herida del policía estatal no fue producto de un disparo. Indica que el hombre tiene un desgarre en el músculo del antebrazo, posiblemente provocado por "el uso de la fuerza o un golpe". El individuo fue hospitalizado.

mentiras de declaraciones estereotipadas de Superintendente y otros oficiales policiales: dijo...

12:50 p.m. - El superintendente de la Policía, José Figueroa Sancha anuncia que el teniente Vargas, que aparece en foto apuntando un arma de fuego en el lado sur del Capitolio será desarmado mientras culmina la investgación.

mentiras de declaraciones estereotipadas de Superintendente y otros oficiales policiales: dijo...

"...fotografía que ha estado circulando por internet muestra a un policía con su arma de reglamento en la mano durante el enfrentamiento con los estudiantes. En muchos vídeos colgados en Youtube se escucha una detonación que sería del arma del uniformado.

Según los medios locales el policía que aparece en la foto con el arma en la mano es el teniente Juan D. Vargas, del cuartel de la Calle Loíza. Por su parte el jefe de la Policía de Puerto Rico, José Figueroa Sancha, dijo este jueves por la mañana que un agente habría resultado herido de bala.

Las últimas informaciones indican que Sancha ha anunciado que el teniente Juan D. Vargas será investigado. Sin embargo, dijo que "desenfundar un arma de fuego no constituye una violación al reglamento de la Policía", pero aceptó que "el uso indebido de su arma de fuego sí lo es"."
http://www.elmundo.es/america/2010/07/01/noticias/1277996351.html

Reiteramos es de rigor las pruebas periciales al arma de Vargas. ROF

Estudiante agredida por policías: "No voy a permitir que me pisoteen" dijo...

Son madre e hija y son los rostros del puertorriqueño que no se rinde ante el atropello.

Son las caras de la mujer puertorriqueña que reclama que no se le pisoteen los derechos.

En las portadas de los principales diarios del país se observó cómo ayer en el motín del Capitolio un agente de la Unidad de Operaciones Tácticas de la Policía agarraba por el cuello a Elisa Ramos Peña, de 17 años, mientras que su madre Betty Peña, de 52, intentaba respirar después de recibir en su rostro gas pimienta.

Hoy, madre e hija se encontraban haciéndose exámenes médicos ya que la menor sufrió contusiones en la cabeza, laceraciones en el brazo y efectos del gas pimienta en la cara, debajo de los ojos. Su madre, que sufre condiciones respiratorias, se vio afectada por el gas pimienta y dolores en la espalda.

Pero, lo que pareciera para muchos increíble, este ataque no las detendrá para luchar a nombre de un pueblo estrangulado.

"El reclamo que fuimos a hacer ayer no es el reclamo de los estudiantes, es el reclamo de un pueblo, el país es nuestro y como líder comunitaria me veo en la obligación de reclamar un mejor futuro para mis hijos y nietos. Se trata de defender lo que es de todos, este país de gente noble y de gente digna, no es para los legisladores corruptos ni para unos pocos", dijo Peña, maestra de la escuela Aidé Caballero de Caguas.

Su hija, estudiante que en agosto cursará el grado doce y aspira a convertirse en contable después de estudiar en la Universidad de Puerto Rico, subrayó: "No voy a permitir que me pisoteen. Tengo planes futuros para ir a la Universidad, por lo tanto tengo que luchar desde ahora. Volvería a participar de manifestaciones porque lo que no me mata me hace más fuerte, mejor persona", dijo la jovencita.

Su madre dijo que es responsabilidad del pueblo luchar contra los narcotraficantes, contra los líderes corruptos, contra un "gobernador inepto, contra un Secretario de Justicia que no está en el país y contra un Superintendente que somete al pueblo a través de la obediencia, es decir contra unos líderes que hacen lo que les da la gana".

"El dolor que sentimos hoy no es nada en comparación a la indignación que sentimos", dijo la menor.

Madre e hija llegarán mañana hasta el Cuartel General a protestar por el abuso policiaco que se observó ayer en el Capitolio.

http://www.primerahora.com/estudianteagredidaporpoliciasnovoyapermitirquemepisoteen-397737.html

Re: Tnte. Vargas dijo...

Nueve querellas sin castigo
Algunas de las reclamaciones más relevantes contra el teniente Juan D. Vargas entre 1980 y 2000, de un total de 25 en ese periodo.
El oficial Juan D. Vargas, el mismo que aparece en una foto con un arma desenfundada el miércoles durante el tumulto en el Capitolio, tuvo entre 1980 y el 2000 un total de 25 querellas por incidentes de abuso o exceso de poder según consta en un estudio que realizó la abogada Judith Berkan, sobre el expediente del hoy teniente primero.

El estudio fue realizado utilizando documentos oficiales, y las querellas son por actos como golpear a ciudadanos en la cara, agredir dominicanos, disparar al aire, amenazar de muerte, apuntar con su pistola y permitir que sus supervisados agredieran a ciudadanos.

A continuación algunas de las más relevantes, con sus respectivas recomendaciones de sanción:

1981 - Por insultar a un querellante. El investigador recomendó 10 días de suspensión.

1986 - Utilizar lenguaje obsceno y golpear a una persona en la cara en medio de arresto. Se recomendaron cinco días de suspensión pero se desestimó el caso en 1992.

1986 - Agresión con los puños, las piernas y con un arma de fuego. La Policía recomendó la expulsión, pero el caso fue desestimado en 1992.

1990 - No apareció en tres ocasiones para investigación y se negó a testificar. La Policía recomendó cinco días de suspensión y la sanción final fue una orientación.

1993 - No intervino cuando otro oficial le pegó a un ciudadano con el rotén. Se recomendó una reprimenda.

1993 - Lenguaje obsceno en la calle, insultando a un individuo y radicando cargos falsos. La Policía recomendó cinco meses de suspensión, el Superintendente recomendó tres meses. Luego se modificó la sanción a 10 días y luego a un día.

1995 - Dejó el rotén y el sombrero en el apartamento de una mujer. Utilizó lenguaje obsceno. Había una resolución de expulsión que luego fue modificada a 20 días.

1995 - Vargas no entregó un casquillo de bala al CIC y tampoco ocupó armas para verificar si habían sido disparadas. La Policía recomendó 15 días de suspensión.

2000 - Vargas observa mientra otros oficiales golpean a un policía. No se precisó la reprimenda.

Madre e hija en pie de lucha dijo...

Llegaron armadas con sus voces y una sombrilla para protegerse de la lluvia. Fueron al Capitolio para protestar, para exigir a los políticos que escuchen sus reclamos y para ayudar a construir otro País para las próximas generaciones.

Pero en el proceso, Betty Peña y su hija, Elisa Ramos Peña, se con

virtieron en el rostro del puertorriqueño que se levanta ante la injusticia y la violencia.

Ayer, una fotografía en la que se observa a Peña y a su hija suplicándole a un policía que no las golpeara durante la reyerta ocurrida en la Casa de las Leyes zarandeó al País.

“Estaba allí porque soy una líder comunitaria y me veo en la obligación de reclamar un mejor futuro para mis hijos y nietos. Se trata de defender lo que es de todos”, afirmó Peña.

“Este país es de gente trabajadora y de gente digna. No es para los legisladores corruptos, ni para unos pocos”, agregó, en medio de una pausa de una cita médica.

El dúo se realizó varios exámenes para descartar lesiones serias. La adolescente, de 17 años y que recibió golpes en la cabeza y el cuerpo, tenía la parte izquierda de la cabeza hinchada y una marca en el rostro. Su madre, que sufre condiciones respiratorias, tenía toda la vía respiratoria inflamada como resultado de la exposición al gas pimienta, según su doctor.

La maestra de la escuela intermedia Haydée Caballero, en Caguas, también explicó que asistió a la manifestación para enseñarle a su hija valores de lucha y de justicia. “Quiero que ella cree conciencia”, afirmó, mientras Elisa asentía con la cabeza.

Por esta razón, dijo que ha participado junto a Elisa y su otro hijo en manifestaciones en defensa de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y en contra de las políticas económicas del gobierno de Luis Fortuño.

La adolescente, que estudia en la Escuela Superior Manuela Toro, se siente agradecida y afortunada por el ejemplo de su madre.

“Mi mamá me está enseñando que yo tengo que luchar por lo mío y Puerto Rico es mío. Yo no voy a esperar a ser mayor de edad. Yo voy a empezar desde ahora, desde ahora es que uno tiene que empezar la lucha”, apuntó.

“Yo le digo a esos padres que les enseñen a sus hijos que uno debe luchar por lo que es de uno y, de verdad, que me siento bien orgullosa de ella”, añadió.

La joven, que quiere estudiar contabilidad cuando ingrese a la UPR, también describió la experiencia como un proceso de aprendizaje.

“Esto me ha ayudado a crecer como persona. Lo que no me mata me hace más fuerte”, afirmó Elisa.

Además, adelantó que el incidente con la Policía no restará ánimo ni empeño a su lucha.

“No nos vamos a esconder. Ahora más que nunca vamos a estar en la calle. En la próxima manifestación nos vas a ver a nosotras dando la cara por el pueblo de Puerto Rico”, afirmó la muchacha.

http://www.elnuevodia.com/madreehijaenpiedelucha-734298.html

Un intolerable abuso de fuerza dijo...

El patrón continuado de violencia gubernamental con que hoy se enfrenta toda manifestación de protesta, hace temer la instauración en Puerto Rico de un estado policial, en el que se gobierne a palo limpio, en el que la vida del pueblo corra peligro y al que, sin metáforas, podamos catalogar como un cementerio de libertades civiles.La Administración tiene que desistir de un estilo de gobierno en el que la intolerancia se ha instalado en el puesto de mayor jerarquía. Esto lo demuestra con crudeza uno de los precedentes más nefastos de los últimos tiempos para nuestra democracia, cuando en el Capitolio volvió a impedirse el acceso a sesiones que, por mandato expreso de la Constitución, tiene que ser libre y donde, en unas escenas indignantes, la Fuerza de Choque golpeó a mansalva, roció con gas pimienta y arrastró con inusitada violencia a manifestantes que simplemente trataban de ejercer un derecho en la Casa de las Leyes.

La práctica de la autoridad no puede confundirse con el ejercicio del atropello, porque cuando eso ocurre, la seguridad pública habrá colapsado en perjuicio de la ciudadanía. Cuando esta confusión ocurre, los llamados a garantizar la seguridad ciudadana criminalizan el derecho a la libertad de asociación, procediendo entonces a ordenar excesos y a justificar operativos violentos contra manifestantes, como lo hizo el mismo día y en la misma escena de los hechos el superintendente de la Policía, José Figueroa Sancha y lo refrendó públicamente el propio Gobernador.

Como principal fuerza del orden público, la Policía debe ser un primerísimo custodio y un garante de derechos civiles y constitucionales, por lo que no puede convertirse en fuente de atentados contra esos derechos. Las envalentonadas expresiones del Superintendente, justificando todos estos atropellos, lo caracterizan como un funcionario sin cordura, incapaz de distinguir entre lo que es poner el orden y lo que es la violación constitucional; y por tanto, lo inhabilitan ante la opinión pública y ante una ciudadanía que reclama garantías para ejercer derechos fundamentales, entre ellos el de la libertad de asociación.

(sigue...)

Un intolerable abuso de fuerza dijo...

(desde anterior)

Éste es otro de los que consagra la Carta de Derechos de la Constitución de Puerto Rico y la Primera Enmienda de la de Estados Unidos. Es parte indispensable del derecho a la libre expresión, que debe ejercitado por los estudiantes con altura y siempre dándole oportunidad al diálogo. Como todo derecho, sin embargo, no es irrestricto: tiene sus limitaciones y puede ser reglamentado. Por tanto, es al amparo de los derechos a la libre expresión y asociación como debe examinarse el derecho ciudadano a efectuar demostraciones.

Como hemos visto en otras manifestaciones, lo indicado es la comunicación previa para intentar establecer la forma en que se llevará a cabo una demostración o protesta. Valga señalar que, conforme a la Ley de la Policía, dicho cuerpo viene obligado a proteger esos derechos ciudadanos. Si las fuerzas del orden público se sienten incapaces de proteger a la ciudadanía, existe entonces el recurso de los tribunales.

Con esto consignamos que es injustificable cualquier conducta destemplada e ilegal de uno o varios manifestantes. Si se produjeran esas violaciones, aun queriéndose justificar con el clima de polarización causado por la crisis económica y las álgidas controversias sociales, las autoridades policiales tienen el deber y los recursos para arrestarlos en respuesta a sus violaciones a la ley.

Pero lo que vivimos esta vez en el Capitolio fue un claro ejemplo de falta de tolerancia y un ejercicio de provocación por parte de la Policía, en un momento en que se viene cuestionando el acceso del pueblo al Capitolio, específicamente al Senado, cuyo hemiciclo se había cerrado desde el año pasado a la ciudadanía y más recientemente, y en forma también despótica y deleznable, a la prensa.

La falta de un liderato en el Gobierno con voluntad genuina de ejercer la democracia, ha desembocado en que el Gobierno lo conduzca un liderato proclive a la represión. Pese a todo, algo debe quedar muy claro: lo que pasó en el Capitolio no debe repetirse, en ningún otro lugar ni nunca más.
Editorial END

http://www.elnuevodia.com/columna-unintolerableabusodefuerza-734195.html

Inaceptable el atropello en el Capitolio dijo...

“Es inaceptable”, manifestó el licenciado Julio Fontanet al reprochar las actuaciones agresivas de la Policía de Puerto Rico contra la manifestación de estudiantes, profesores y otros ciudadanos en la tarde de este miércoles en el Capitolio de Puerto Rico.

Fontanet, especialista en Derecho Constitucional y ex presidente del Colegio de Abogados de Puerto Rico expresó que en ningún país democrático regido por el estado de derecho se puede agredir a unos manifestantes por el simple hecho de asistir al Parlamento o a la Legislatura.

Agregó que el asunto es más grave aún cuando a la actividad a los que los manifestantes pretendían asistir era a una sección pública de trabajo donde se discutía la aprobación de proyectos de ley muy importantes.

El letrado resaltó que lo que acciones como éstas denotan es un serio grado de intolerancia que a su vez es una clara manifestación de un gobierno fascista. Observó que en Puerto Rico existe una ley marcial de facto, por lo que aquel que valiéndose de sus derechos de libertad de expresión critique al gobierno va a ser perseguido, agredido y sancionado.

“Que la policía sepa que está cometiendo un delito”, indicó al comentar que los actos de violencia perpetrados por varios miembros de la Fuerza de Choque de la Policía de Puerto Rico en la tarde de ayer constituyen un delito de agresión pues no había ninguna justificación para golpear a las personas que fueron a manifestarse pacíficamente allí.

Fontanet comparó la respuesta policíaca a la protesta de ayer con la forma en la que las fuerzas de seguridad del Congreso de Estados Unidos manejaron una manifestación que realizó un grupo de puertorriqueños en ese lugar hace unos meses atrás. Recordó que contra ese grupo, que se manifestó para que se atendiese el problema del estatus de Puerto Rico, no hubo una sola agresión. Tampoco se les roció con ningún tipo de gas. “¿Por qué se tiene que obrar de manera distinta en Puerto Rico?”, cuestionó.

El abogado espera que el abuso de poder ejercido por la Policía en el Capitolio ayer no quede impune. Fontanet confía que se radiquen demandas civiles en contra de los agresores. “Esto no puede quedar impune”, subrayó. También instó a que se solicite una investigación ante la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia de Puerto Rico. Asimismo, se mostró confiado en que el pueblo reaccione a lo acontecido y continúe haciendo valer sus derechos

(sigue)

Inaceptable el atropello en el Capitolio dijo...

(desde anterior)

Imágenes muy duras

La licenciada Erica Fontánez, profesora de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, que acudió junto a profesores y estudiantes a la plazoleta del Capitolio ayer, narró a Diálogo que ayer quedaron retratadas en su memoria imágenes muy duras.

Catalogó como de muy fuerte la imagen de la plazoleta del Capitolio tomada por la Policía. Explicó que las plazas son foros públicos y espacios por excelencia para demostrar la libertad de expresión, sin embargo, ayer ese lugar estuvo totalmente vedado.

La profesora que fue víctima de los gases lacrimógenos que arrojó la Policía contra los manifestantes así como de la persecución que emprendió la fuerza de choque contra los ciudadanos a lo largo de la avenida Ponce de León que bordea parte del Capitolio, denunció enérgicamente las acciones de Unidad de Operaciones Tácticas de la Policía (Fuerza de Choque). “Fuimos apaleados violentamente”, sostuvo.

Fontánez calificó como muy terrible el hecho de que al país no se le haya permitido presenciar el último de sesión legislativa. “Es una muestra de totalitarismo”, aseguró. Criticó además que los ciudadanos no pudieran entrar a la casa que les pertenece.

Asimismo, denunció que luego de este incidente por dos ocasiones más a profesores y estudiantes de la Escuela de Derecho se les coartaron sus derechos de libre expresión y de asamblea ese mismo día. Con estas acciones, de acuerdo de ella, quedó demostrado que se disipó el estado de derecho completamente en abierta violación a lo establecido en los estados democráticos.

La profesora de la UPR expresó que ante situaciones como éstas la ciudadanía tiene dos opciones: organizarse mediante una coalición ciudadana amplia que defienda sus derechos fundamentales y que la judicatura se convierta en el garante de dichos derechos.

En cuanto a este último punto señaló que los jueces tienen que ser más sensibles a los reclamos de índole constitucional. Fontánez aludió a las demandas radicadas en los tribunales para hacer valer los derechos de las minorías y de libertad de prensa en la Legislatura.

(sigue...)

Inaceptable el atropello en el Capitolio dijo...

(desde anterior)

Denuncia internacional

Por otro lado, Osvaldo Burgos, Presidente de Amnistía Internacional, sección de Puerto Rico, indicó que ese organismo se prepara para denunciar internacionalmente los actos de atropello policíaco perpetrados ayer en San Juan.

Burgos indicó que esa entidad está organizando un paquete de información con documentos y vídeos que recoge lo acaecido en el Palacio de la Leyes para hacerlos llegar a las oficinas centrales de Amnistía Internacional en Londres “para que el resto del mundo se exprese sobre lo que está pasando aquí”. Especificó que lo que está ocurriendo en Puerto Rico es un asunto de violación de derechos humanos.

Burgos declaró a Diálogo que la conducta desplegada por la Policía de Puerto Rico ayer es completamente reprochable y merece la indignación del pueblo.

Así como Fontanet, Burgos calificó el uso de la fuerza por parte de la Policía como un acto criminal, pues raya en la agresión física.

Expresó que al superintendente de la Policía, José Figueroa Sancha asumir responsabilidad por la irresponsabilidad de la conducta de sus subalternos puso de manifiesto que desconoce la Ley Orgánica de la Policía de Puerto Rico que establece que su misión es proteger los derechos de la ciudadanía.

Agregó que el hecho de que Figueroa Sancha excusa la cuestionada actuación policíaca el mensaje que le trasmiten a las fuerzas de seguridad del estado es que tienen carta blanca parta abusar del pueblo.

“El Gobernador debería despedirlo fulminantemente”, sostuvo. Indicó que las actuaciones del Superintendente no han de tomar por sorpresa al país pues fue esta persona quien dirigió los operativos que culminaron con el asesinato del líder independentista Filiberto Ojeda Ríos. También Figueroa Sancha estuvo al frente del controversial operativo en el complejo de apartamentos De Diego 444.

Burgos comentó que además de la denuncia internacional que radicará Amnistía, espera que ocurran acciones civiles como demandas por daños y prejuicios que obliguen al estado a procesar criminalmente a los perpetradores de estos actos ilegales. Asimismo, concordó con Fontanet en que el pueblo tiene que levantarse y demostrar su indignación.

Por: Odalys Rivera
De: Diálogo

http://dialogodigital.com/en/aqui-alla/2010/07/inaceptable-atropello-capitolio

Rosa Hechavarria dijo...

Gracias por compartirlo..

Congresistas boricuas condenan violencia en Capitolio dijo...

Grupos en Nueva York realizarán protesta hoy en contra de hechos ocurridos el miércoles.

WASHINGTON – La congresista boricua Nydia Velázquez reclamó hoy que se investiguen los excesos que pudo haber cometido la Fuerza de Choque de la Policía de Puerto Rico en contra de manifestantes que realizaban protestas frente al Capitolio puertorriqueño.

“Las imágenes de violencia que han circulado a través de la red de internet causan pesar por las personas heridas y preocupación por los valores democráticos que históricamente la sociedad puertorriqueña ha valorado”, indicó en una declaración escrita la congresista Velázquez, elegida por un distrito de Nueva York.

Velázquez sostuvo que su esperanza es que todas las partes se abstengan de provocar violencia “y que se desarrolle una investigación rápida y completa para determnar cualquier abuso de los oficiales del orden público”.

La legisladora federal exhortó al liderato político de Puerto Rico a buscar un “diálogo constructivo” que permita atender las preocupaciones de los ciudadanos.

Los sucesos también fueron condenados ayer por el congresista demócrata boricua Luis Gutiérrez, quien responsabilizó al jefe de la Policía, José Figueroa Sancha.

Grupos puertorriqueños con base en Nueva York llevarán a cabo hoy una protesta en contra de los incidentes de violencia ocurridos el miércoles en el Capitolio de Puerto Rico.

"El uso excesivo de la violencia por parte de la Fuerza de Choque de la Policía de Puerto Rico en contra de estudiantes y civiles desarmados es un abuso intolerable en la democracia. El responsable inmediato de estos actos es el Superintendente de la Policía y debe rendirle cuentas al pueblo de Puerto Rico”, indicó Gutiérrez.

De otra parte, la concejal municipal neoyorquina Melissa Mark Viverito, el National Congress for Puerto Rican Rights, y la Red de Apoyo a los Trabajadores y Trabajadoras en Puerto Rico, entre otras organizaciones, han convocado a una protesta para las 4:00 p.m. de hoy frente a las oficinas de la Administración de Asuntos Federales (PRFAA), en Nueva York.

Desde la huelga en la Universidad de Puerto Rico (UPR), organizaciones boricuas en Estados Unidos han seguido de cerca los incidentes de violencia entre policías y manifestantes.

“No sólo la fuerza policial se ha usado quizá más que en administraciones anteriores (en Puerto Rico), sino que también ha existido más la amenaza del uso de la fuerza”, dijo, por su parte, el director del Centro de Estudios Puertorriqueños en Hunter’s College, Edwin Meléndez.
02 Julio 2010/5:06 p.m.
Por José A. Delgado / jdelgado@elnuevodia.com
http://www.elnuevodia.com/congresistasboricuascondenanviolenciaencapitolio-734560.html

Aseguran que el policía dijo que “si pudiera los mataría” dijo...

Todavía la imagen la perturba. Hace que tiemble su voz. Fueron como cinco disparos cuyas detonaciones todavía retumban en su cabeza.

Emma Alvarado Rivera, de 60 años, nunca olvidará cómo el miércoles, poco después de que la Policía rociara la periferia del Capitolio con gases lacrimógenos y Operaciones Tácticas sacara a macanazos a los estudiantes y personas que reclamaban acceso a la Casa de las Leyes, vio cómo un policía desenfundó su arma de reglamento, hizo detonaciones al aire y luego otras varias en dirección de los estudiantes que escapaban despavoridos.

Alvarado Rivera, vecina de Caguas y retirada, recordó cómo después de las 6:00 de la tarde “la Fuerza de Choque fue ganando espacio en el ala norte y poco a poco dominaba en el lugar. De momento, se rociaron los gases. Allí no se tuvo piedad de nadie, de nadie”. En ese momento, Emma comenzó a ayudar a un anciano que no se podía mover bien, para llevarlo al carro por el lado sur del Capitolio.

“Esas personas que ayudé me iban a llevar hasta donde tenía mi carro, pero de momento vi que los guardias venían corriendo detrás de los estudiantes como una estampida y me acerqué porque yo tenía que atestiguar lo que sucedía. Ahí vi cómo el policía gordito sacó el arma e hizo dos detonaciones al aire. Yo sabía que esas balas bajarían y que podrían matar a alguien, como la misma Policía enseña en Navidad. Me le acerqué al guardia y le pregunté: ‘¿Por qué los quieres matar?’ Él cogió y ahí apuntó el arma hacia los estudiantes, disparó pero no alcanzó a nadie porque éstos habían corrido. Otro guardia me dijo: ‘Señora, sálgase de aquí, que esto es sumamente peligroso’”.

Hubo unas palabras que Emma jamás olvidará.

“El policía dijo: ‘Si pudiera, los mataría a todos’”.

Jamás Emma pensó que su intenc ión de llegar al Capitolio a las 3:00 de la tarde para presenciar lo que sucedía en el último día de sesión legislativa terminaría de esa manera.

“El reclamo era justo, porque en efecto el acceso estaba cerrado. Yo fui al tercer piso, a las gradas. Había otras personas mayores. El portón estaba cerrado y un ujier me dijo que me comunicara con el sargento de armas Billy Sánchez. Bajé y vi miembros de organizaciones de prensa estudiantil reclamando su derecho de entrar a las gradas para observar la sesión”, narró. Hace una pausa y se le aguan los ojos.

(sigue...)

Aseguran que el policía dijo que “si pudiera los mataría” dijo...

(desde anterior)

“Comencé a tener dificultad para respirar y ante mí un guardia pateaba a una joven estudiante. Había muchos gases. Las puertas se cerraron y quedamos atrapados; a mí una persona me quiso ayudar y de alguna manera logré salir por la parte de atrás del Capitolio. Vi muchos estudiantes con fracturas, lesiones en la cabeza, de todo. Entonces me incorporé a la manifestación en el ala norte y después ocurrió lo del policía”.

Desarmado, pero en su puesto
Emma no puede identificar al policía “gordito” que desenfundó el arma. Pero ayer el superintendente José Figueroa Sancha ordenó que se desarmara para fines investigativos al teniente I Juan D. Vargas, cuya foto con un arma de fuego en la mano en medio del motín circuló en redes sociales de Internet desde temprano.

Sacar un arma de fuego no constituye una violación al reglamento de la Policía, pero su uso indebido sí, dijo.

La Orden General de la Policía sobre el Uso y Manejo de Armas de Fuego (2004-3) establece que un policía no puede desenfundar su arma de reglamento si no hay un motivo fundado. En la foto se ve a Vargas, jefe del precinto de la calle Loíza, con el arma de reglamento en la mano, aun cuando no se observa que su vida esté en inminente peligro.

El arma ocupada será sometida a exámenes de balística para determinar si fue disparada durante la protesta.

Figueroa Sancha llegó a decir ayer que el agente de la División de Operaciones Tácticas de Bayamón Fernando Rolón Sanyust recibió un impacto de bala en un brazo con entrada y salida, y era atendido en el Centro Médico. Pero, los médicos que lo atendieron luego indicaron que la herida no es compatible con un balazo.

“Sí, se va a investigar y se va a ocupar el arma para investigar si fue utilizada el arma. Se va a entrevistar al teniente para investigar qué fue lo que lo motivó a desenfundar el arma”, dijo Figueroa Sancha.

El director regional de San Juan, Miguel Mejías, aclaró que Vargas seguirá ocupando la posición de jefe de precinto. “Por el momento no lo vamos a reasignar, estamos investigando”, dijo.

Aclaró que el policía herido en el incidente se encontraba en el lado norte del Capitolio, mientras que el teniente que desenfundó su arma estaba asignado en el lado sur.

Figueroa Sancha dijo que prefiere que el Negociado de Investigaciones Especiales se haga cargo de la pesquisa.

http://www.primerahora.com/aseguranqueelpoliciadijoquesipudieralosmataria-397848.html

Comisión de Derechos Civiles (CDC) llevará a cabo una investigación “exhaustiva” de la actuación de las autoridades policiacas por sucesos en el Capitolio dijo...

Comenzará inmediatamente la pesquisa para determinar posibles violaciones a los derechos de los manifestantes.

La Comisión de Derechos Civiles (CDC) llevará a cabo una investigación “exhaustiva” de la actuación de las autoridades policiacas durante la protesta realizada el último día de la sesión legislativa en el Capitolio. La experimentada abogada Crisanta González estará a cargo de la pesquisa que iniciará “inmediatamente” y buscará determinar posibles violaciones a los derechos civiles de los manifestantes, indicó el presidente de la CDC, José I. Irizarry. Durante la manifestación pacífica ocurrida el 30 de junio los manifestantes fueron sacados a macanazos de la Casa de las Leyes por efectivos de la Fuerza de Choque. “La CDC está sumamente preocupada por las graves violaciones a los derechos civiles que reportan los medios noticiosos del país. Es nuestra responsabilidad velar por la vigencia de los derechos civiles en Puerto Rico”, precisó el organismo en un comunicado. A su vez, destacó la reputación intachable de González para realizar el trabajo investigativo en este caso.

http://www.elnuevodia.com/cdcinvestigarasucesosenelcapitolio-735712.html

Testimonio de una abogada que fue Observadora representando al Colegio de abogados dijo...

Sonia Rodriguez-Vallecillo: Yo estaba en la parte norte del Capitolio, entre los estudiantes arremolinados allí, en calidad de Observadora del Colegio de Abogados de PR. Cerca se hallaba el Lcdo. Osvaldo Burgos. No ví ningún estudiante en actitud amenazante ni lanzando objetos contra los policías. Simplemente, ellos estaban allí parados observando y esperando. Yo vi a los policías tomando fotos de los que estábamos allí. De pronto, la policía empezó a regar gas pimienta, sin ninguna provocación de los manifestantes. Todos empezamos a correr para alejarnos del lugar.

Cuando estábamos en la carretera frente a la playa, alejándonos en dirección este (hacia Puerta de Tierra), había un cerco de policías frente a nosotros tirando gas pimienta. Entonces, cogimos hacia abajo por la callecita que conecta las dos carreteras que discurren en la parte norte y sur del Capitolio. Yo alcancé la acera opuesta en la parte sur del capitolio y me quedé allí. Ví como los policías "pastoreaban," por decir así, a un grupo de manifestantes calle abajo en dirección Este. ¿Por qué llevar la gente en esta dirección? Así me preguntaba yo, porque si su intención hubiera sido alejarlos del Capitolio, bastaba que los hubieran dejado huir calle abajo por la carretera que pasa al norte del Capitolio. Aparentemente, había un motivo para conducir el grupo en esa dirección. Luego oí dos tiros (dicen que hubo tres). Me quedé donde estaba. Más tarde, me enteré que en un edificio frente a la carretera donde se arremolinaba el grupo, habían unos policías armados apostados en el techo de un edificio. Estaban esperando el grupo de estudiantes con el objeto de dispararles y causarle grave daño y quizás la muerte. Algunos tildarían esto de escarmiento. Yo digo que fue un intento para asesinar estudiantes.

La gravedad de estos hechos, requiere una investigación por autoridad competente--no de las autoridades locales controlada por la misma turba que controla el Capitolio y el gobierno de Puerto Rico.

Testimonio del Lcdo. Oscar Pintado dijo...

la noche de los sucesos escribi lo que sigue a continuacion , lo cual coincide con lo que dice la compañera Lopez y que fue corroborado por la prensa del pais, porque cuando se danlos hechos en el lado sur del capitolio la prensa todavia estaba en el lado norte..

"Para respirar nuestra cuota de gas pimienta , por lo menos aliviamos la carga de los pulmones de otros , mi esposa y yo nos fuimos al capitolio, luego de ver a el noticiero de las 5. De hecho la prensa no lo rereño, pero un poco mas arriba del edificio de la antigua medicina tropical la policia realizo dos disparos hacia los estudiantes. En ese mismo lugar , pasaba un auto pequeño , un fuerza de choque le dio con la macana y le rompio un cristal, la persona se detuvo y otro policia lo encañono con una escopeta y lo obligo a marcharse, eso tampoco lo cubrieron. En la marginal de hacienda, agarraron a un joven que caminaba solo y le dieron una golpiza los fuerza de choques, mi esposa corrio hacia el lugar para evitar que lo siguieran golpeando...los gases como a las 7 de la noche los dejo caer el helicoptero de la policia que llevaba franco tiradores...Un estudiante le tiro a los policias con una piedra , que nos cayo al lado, como de tre libras..Alli mismo le volaron un cristal a una patrulla nueva. Un contingente de fuerza de choques al cruzar la calle , lado sur del capitolio, celebraron en la acera su hazaña de palos..Otro contingente llamaba a los de motoras que se unieran para la pelea que preparaban con los estudiantes luego haberlos forzados con los gases a correr bajando hacia el parque muñoz rivera.ahi fue que se dieron luego los disparos...
todo esto que narro paso frenta a donde estabamos mi esposa , una profesora de UPP , un par de estudiantes y dos policias de planton y yo..uno de los policias me suplio un pañuelo desechable para que me protegiera los ojos ya que los gases nos afectaron a todos a pesar de la distancia entre el punto que se lanzaron y el lugar donde estabamos... "

relatos de brutalidad policiaca en el Capitolio dijo...

“Llegamos cantando consignas a las escalinatas del Capitolio. Queríamos entrar pacíficamente, pero no nos dejaron dialogar”.

Nelly Camile López Gutiérrez, de 18 años, estudiante de ingeniería del Recinto Universitario de Mayagüez, recibió el miércoles un macanazo que casi le cuesta el ojo izquierdo. Primero, le cayó encima gas pimienta y optó por sentarse en las escalinatas del Capitolio, sin embargo, al no poder moverse, un agente de Operaciones Tácticas la golpeó con una macana y provocó que perdiera el conocimiento por cerca de 10 minutos. Cuando volvió en sí, estaba en una ambulancia y con un enorme edema en el ojo izquierdo.

“Básicamente yo quería llegar a las gradas y ver cómo se cuadraba el presupuesto, pero es que ni nos dejaron dialogar para llegar hasta adentro”, comentó la joven ayer en una camilla del Centro Médico, justo antes de ser dada de alta.

El caso de Nelly no era sencillo, ya que tiene problemas de coagulación y el cuadro se pudo haber complicado, por lo que la refirieron del dispensario Hoare al Centro Médico de Río Piedras.

Con serenidad, la joven dice que “esto es algo que tenía que pasar para que la ciudadanía se dé cuenta de cómo verdaderamente están las cosas”.

A su papá, Ismael López, la llamada en la que le notificaron lo que le había pasado a su hija lo puso a temblar. “Yo la respaldo a ella en su forma de pensar, cuenta con mi apoyo. Sin embargo, cuando recibí esa llamada y me dijeron que algo había pasado, pues hasta que no la vi no estuve tranquilo... Imagínate, cuando le vi el ojo lo que pensé. Eso fue un abuso”.

A Nelly se le practicaron exámenes de la cabeza, el ojo y placas de la mandíbula, pero afortunadamente ayer pudo regresar a su casa. Aun así, su visión no se había reestablecido totalmente y el edema sobre su ojo era impresionante.

Le rompieron el cristal
El abogado ponceño Rafael Emmanuelli Jiménez se encontraba en Caguas cuando se enteró de lo que sucedía en el Capitolio, por lo que se movilizó hasta San Juan, ya que dos de sus hijos, estudiantes del Sistema UPR, estaban en la manifestación.

El abogado estacionó su auto cerca de la Lomita de los Vientos y caminó hacia el Capitolio. Sin embargo, justo minutos después tiraron los gases lacrimógenos, por lo que tuvo que correr.

Cuando, ya con sus hijos, iba saliendo de San Juan por la avenida Fernández Juncos, frente al ala sur del Capitolio, observaron una escuadra de Operaciones Tácticas caminando. La menor le pidió a su papá que abriera la ventana para grabarlos.

“Los policías no tenían identificación y yo estaba tan molesto que les dije: 'Qué bonito que no tengan sus nombres en la identificación'. El último policía que iba en la escuadra tomó una macana y rompió con un fuerte golpe el cristal trasero de mi carro, a poca distancia de donde estaba sentada mi hija”, narró el abogado. Éste dio marcha atrás, pero vio que un policía le apuntó con la pistola, temió por su vida y se fue.

En una estación de gasolina más adelante, el abogado se detuvo y allí trató de que el policía González, placa 24949, que manejaba la patrulla con tablilla GEO1786, le tomara una querella del incidente, pero el agente se negó. Tampoco lo hizo el sargento Rodríguez, placa 8-19877.

En el vídeo se escucha a Emmanuelli llamar “cabr...s” a los policías, y a uno de ellos mentarle la madre. Entonces se ve el macanazo, el cristal hecho añicos y se escucha al padre preocupado por su hija.

http://www.primerahora.com/lluevenrelatosdebrutalidadpoliciacaenelcapitolio-397857.html

Estudiante de Radio Huelga narra los hechos ocurridos ayer en el interior del Capitolio dijo...

La estudiante de Humanidades del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y miembro de Radio Huelga, Isamar Abreu, narró hoy, jueves, los hechos ocurridos ayer en el interior del Capitolio, que desembocaron en una violenta represión por parte de la Policía.

Según Abreu, “junto a otros medios alternos y estudiantiles, tres corresponsales de Radio Huelga nos disponíamos a entrar a cubrir los trabajos legislativos del último día de esta sesión. Antes de entrar al edificio nos requirieron el carnet de prensa, el cual le enseñamos y dieron por válido. Nos indicaron que pasáramos al interior para registrarnos, en donde se nos negó proceder más adelante".

La universitaria señaló que "se nos indicó que la Sesión había terminado, a lo que miembros de la prensa tradicional acudieron a defendernos desmintiendo a los empleados.

Acto seguido, los empleados cambiaron de excusa indicando que no nos dejarían pasar por no estar acreditados nuestros carnets ante el Departamento de Estado".

Frente a esta situación, la estudiante dijo que "una reportera de un rotativo nacional indicó que el suyo tampoco estaba acreditado y aun así la dejaban pasar".

“Mientras esperábamos por un largo periodo, tres personas de la tercera edad se acercaron para entrar y se les negó la entrada. Indignados, comenzaron a reclamar sus derechos y los empleados los acorralaron. En protesta pacífica por la situación, y ante la constante violación a nuestro derecho constitucional a la libertad de prensa, decidimos hacer un 'sit-in'", contó Abreu.

Tras esta acción, la corresponsal de Radio Huelga afirmó que "la prensa salió a cubrir afuera y yo decidí cubrir vía telefónica desde adentro. Fue ahí cuando comenzaron a rociarnos con gas pimienta sin cesar para impedir que realizáramos nuestro trabajo, al punto que lo tiraban a quemarropa. Me tuve que parar para poder respirar y seguir hablando, pero en breves instantes la Fuerza de Choque comenzó a empujarnos para sacarnos y me propinaron un macanazo en la cabeza, de la misma manera en que agredieron a mis compañeros Lourdes y Miguel”.

Abreu aseguró que "en ningún momento hubo algún acto de provocación por parte del equipo de Radio Huelga" y afirmó que "no se irrumpió en el Capitolio, sino que se siguió el procedimiento correspondiente".

http://www.primerahora.com/estudiantederadiohuelganarraloshechosocurridosayerenelinteriordelcapitolio-397765.html

Carmen Yulín nunca sentió tanto miedo como cuando la agredieron en el Capitolio dijo...

“Esto es pa' ti, Carmen Yulín”. La frase le retumba en la cabeza y las huellas de los macanazos todavía están frescas en su cuerpo.


“Yo nunca sentí tanto miedo como cuando vi esa macana”, relató ayer a Primera Hora la representante popular Carmen Yulín Cruz, todavía adolorida, con un yeso en el brazo izquierdo, moretones en los muslos y costillas y tomando medicamentos para el dolor.


La legisladora está en proceso de identificar a un agente de la Fuerza de Choque que literalmente le cayó encima cuando fue en auxilio de una joven a quien los policías agredían en el vestíbulo del Capitolio el pasado 30 junio.

Los macanazos le provocaron una inflamación en los ligamentos y tendones del brazo izquierdo que la mantienen con un yeso de tres cuartos y un cabestrillo.


Cruz narró que el día del incidente estaba observando en el vestíbulo cuando un grupo de estudiantes de Radio Huelga trataba de entrar de forma pacífica a la Casa de las Leyes.

“Se arma un escarceo, que no puedo decir cómo empezó. Los estudiantes se sientan en el piso en el detector de metales. Una joven rubia estaba sentada de espaldas cuando viene un oficial de la Fuerza de Choque altísimo y empieza a darle patadas. Le digo: ‘No la toques, déjala tranquila, para eso’ y con la sonrisa de la insinuación sexual el oficial me dice: ‘¿Quién me lo va a parar’”, relató Cruz.

La representante le mostró al policía su tarjeta de identificación del Capitolio y le dijo que era legisladora.

“Entonces me dijo: ‘Esto es pa' ti, Carmen Yulín’”, narró.

“Me cubro con el antebrazo y siento el primer golpe. Después me dio otro en las costillas. Ahí alguien grita: ‘Representante, no respire’. Sentí un ardor bien fuerte en los ojos y pulmones. Salgo a correr para huir del policía y siento que me da otro golpe en las piernas y en la cadera derecha, con la macana de lado”, prosiguió.

“Siento que alguien me agarra por la trabilla del pantalón y la persona, que no sé quién fue, literalmente me hala por encima del counter de recepción para ayudarme a salir del área. Ya no veía por el pepper spray”, sostuvo.

Dijo que pudo identificar por la voz a un ayudante del senador Antonio Fas Alzamora, quien la llevó a enfermería.

Aunque se quejaba de dolor en el antebrazo, la legisladora dijo que por su condición de asmática, en ese momento su prioridad era controlar una posible reacción alérgica. Recibió oxígeno y estuvo en terapia por más de dos horas en enfermería.

No fue hasta el día siguiente que fue examinada por el ortopeda Luis Miranda Torres y le tomaron placas, cuando se percata de los golpes que tenía en diferentes partes del cuerpo.

“Yo sabía que me habían dado, pero no me había percatado cuán fuertes habían sido los cantazos”, dijo la legisladora popular al exhortar a los ciudadanos a que asistan a la marcha del 18 de julio.

“Si nos rendimos ante el sentimiento de impotencia, la macana siempre se va imponer y yo me rehúso a vivir en un país donde los derechos civiles sin la que la ciudadanía cambie su indignación por acción”, dijo Cruz, quien fue entrevistada por Primera Hora en un banquillo en el exterior del centro comercial Plaza Las Américas.

http://www.primerahora.com/carmenyulinnuncasentiotantomiedocomocuandolaagredieronenelcapitolio-398403.html

Fuerza de Choque no tenía “ID” en el Capitolio dijo...

El representante Charlie Hernández mostró ayer tres vídeos en los que aparecen varios agentes de la Fuerza de Choque y de la Unidad Montada de la Policía que no tenían sus identificaciones cuando intervinieron con los manifestantes en el motín ocurrido el pasado 30 de junio en el Capitolio.


El legislador popular radicó una querella contra los oficiales ante el propio superintendente de la Policía, José Figueroa Sancha, y le exigió que identifique a los oficiales que cometieron la ilegalidad.

“Yo vi policías delinquiendo el 30 de junio. Son delincuentes aquellos que no se pongan el uniforme y no cumplan con la ley. El no ponerse identificación equivale a ponerse una capucha para que no le reconozcan, con la diferencia de que el Policía está en funciones”, sostuvo.

En uno de los vídeos se ve al representante por el distrito de Mayagüez cuestionando a una escuadra de policías por qué no llevaban puestas sus identificaciones, o name tags como requiere la Ley 141 del 3 de julio de 1999.


Hernández dijo que, cuando vio a los agentes de Operaciones Tácticas sin identificar, le reclamó al coronel Miguel Mejías y éste le dijo que “bregaría con eso luego”.


“Para colmo al llegar la Unidad Montada de la Policía, ninguno de sus integrantes estaba identificado”, denunció en conferencia de prensa en el Capitolio.

Hernández recordó que el 2 de noviembre de 2009 confrontó a Figueroa Sancha con una foto suya rodeado por agentes que no estaban identificados “y no ha hecho nada por cumplir la ley”.

“Usted me mintió cuando me aseguró haber tomado medidas para evitar esa práctica ilegal o usted dio la instrucción, pero sus órdenes no son respetadas en la Uniformada”, cuestionó el legislador del PPD.

http://www.primerahora.com/lafuerzadechoquenoteniaidenelcapitolio-398422.html

Renuncia por atropellos del Gobierno de Fortuño dijo...

Un miembro fundador del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico renunció hoy sorpresivamente a su cargo en protesta por las agresiones de las que fueron objeto algunos de sus estudiantes del Recinto de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico (UPR) la semana pasada, cuando se proponían entrar al Capitolio.

Luis Avilés comunicó hoy al gobernador Luis Fortuño su decisión por medio de una carta en la que expone su indignación por los sucesos de la semana pasada en la que estudiantes y mujeres fueron empujados, golpeados con macanas y rociados con gases lacrimógenos.

"No puedo permanecer como colaborador en gestiones gubernamentales, aunque éstas sean de carácter técnico y estadístico, luego de presenciar los atropellos de su gobierno contra una ciudadanía indefensa", indicó Avilés, quien posee un doctorado en Sociología y una Maestría en Salud Pública.

"Luego de experimentar un profundo sentido de impotencia ante los rostros y cabezas ensangrentados de algunos de mis estudiantes del Recinto Universitario de Mayaguez, a quienes tuve que transportar a la sala de emergencias del Centro Médico en Miramar, deseo desvincularme de cualquier actividad asociada a este gobierno", expuso el ahora ex funcionario, quien fue miembro de la Junta de Directores del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico desde 2006.

Además, fue presidente de esa Junta cuando inició operaciones el Instituto, que fue una de las ideas de la Asociación de Economistas de Puerto Rico para contar con un centro estadístico que sirviera para la toma de decisiones y ante la problemática de la compilación fragmentada e incompleta de parte de las más de cien agencias del Gobierno.

En su carta de renuncia de Avilés notificó que es efectiva de inmediato "ante la falta de reconocimiento del deber absoluto del estado de proteger los derechos democráticos y la integridad física de la ciudadanía y ante la ausencia de medidas que permitan evitar tal balance en el futuro, me veo obligado a tomar esta decisión".

http://www.elnuevodia.com/renunciaporatropellosdelgobiernodefortuno-736925.html

Repudio catalán a violencia de la Fuerza de Choque dijo...

La organización catalana IGMAN-Acción Solidaria, con sede en Barcelona, repudió hoy el uso de la fuerza excesiva por parte de la Fuerza de Choque de la Policía de Puerto Rico, en contra de los manifestantes que intentaban presenciar la sesión del Senado el pasado miércoles en el Capitolio.

En un comunicado de prensa, la organización señaló que decidió pronunciarse luego de revisar las noticias publicadas por los diarios puertorriqueños sobre los incidentes en el Capitolio y una inmensa cantidad de vídeos en Internet que retratan las actuaciones violentas de los oficiales policiacos.

"No nos cabe la menor duda de que se cometió una crasa violación a los derechos humanos de las personas allí presentes, que claramente ejercían su derecho a la libre expresión de manera ordenada y sobre todo pacífica", reza el comunicado.

La entidad añadió que rechaza categóricamente "que se coarte el derecho fundamental a la libertad de expresión, a la libertad de prensa y que se atente contra la participación del pueblo puertorriqueño en los procesos democráticos protegidos por su Constitución".

En ese contexto, expresaron su apoyo total a los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico y a los más de 20,000 servidores públicos despedidos por el actual Gobierno. La organización humanitaria exhortó, además, al gobernador Luis Fortuño a que tome acciones correctivas para evitar que su administración vuelva a incurrir en violaciones de derechos humanos.

"El mundo observa atentamente y no permitiremos que este tipo de violaciones pasen desapercibidas en ningún lugar”, finaliza el comunicado.

IGMAN-Acción Solidaria es una organización reconocida por su labor humanitaria con refugiados de las guerras de Bosnia, Kosovo, Ruanda, Afganistán y con damnificados de desastres naturales ocurridos en Perú, Marruecos y Pakistán, entre otros.

http://www.elnuevodia.com/repudiocatalanaviolenciadefuerzadechoque-736945.html

Estudiante golpeada por la Fuerza de Choque rememora lo vivido dijo...

En un dramático testimonio, la estudiante Nelly Camille López Gutiérrez relató cómo el pasado 30 de junio en medio del altercado que se suscitó con la Policía en el Capitolio, la golpearon de forma inclemente hasta quedar inconsciente.

La estudiante del recinto de Mayagüez, de 19 años, recordó cómo fue golpeada por miembros de la Fuerza de Choque cuando intentó, junto a otros universitarios, ingresar a la Casa del Pueblo en cumplimiento de su derecho constitucional de entrar a las gradas.

Fue en ese intento que fue halada por el pelo y golpeada por la espalda y la cabeza mientras formaba una cadena humana con sus compañeros, lo que provocó que rodara por las escalinatas, contó. "Quedé inconsciente hasta que los paramédicos me atendieron", dijo.

Tenía, comentó, el pulso acelerado, la respiración lenta y los paramédicos le pedían que no se durmiera. "Yo preguntaba: ¿y mis papás dónde están?, ¿dónde están mis amistades?", expresó.

De inmediato, fue transportada al dispensario Hoare, donde pidió que le retrataran con un celular, pues quería ver cómo tenía el ojo izquierdo donde recibió una fuerte contusión que, hoy, una semana después, aún lo tiene rojo.

Me dio pena y dolor de cómo tenía el ojo izquierdo", comentó López entre lágrimas. Aún vive con la incertidumbre de si quedará con algún tipo de daño permanente en su visión.

Su mensaje al pueblo es que esta lucha no ha terminado. "Se ha quedado demostrado que no hay límites, que se nos violan los derechos", apuntó.

También compartió su testimonio la legisladora popular Carmen Yulín Cruz. Esto, durante las vistas públicas para investigar esos incidentes, en la sede del Colegio de Abogados en Miramar.

http://www.primerahora.com/estudiantegolpeadaporlafuerzadechoquerememoralovivido-399248.html

Dramáticos relatos de la violencia en el Capitolio dijo...

El Colegio de Abogados inició esta mañana el primero de dos días de vistas públicas para recopilar testimonios y evidencia sobre los actos de violencia ocurridos el 30 de junio pasado frente al Capitolio, durante el último día de sesión legislativa.

Eduardo Villanueva, un ex presidente del Colegio de Abogados y defensor de los derechos humanos, ha presidido los trabajos del día.

9:18 a.m. - "La democracia ha sido manchada", dijo la representante Cruz al iniciar su testimonio.Cruz relata que la tarde de los incidentes vio llegar a cinco jóvenes, dos de los cuales reconoció como estudiantes. Se identificaron como periodistas. "En ningún momento trataron de forzar su entrada", destaca Cruz. La situación era tensa, pero no violenta, comenta. De repente, no sabe cómo surgió "un escarceo y un corre corre". "Comencé a ver a agentes de la Fuerza de Choque saliendo de la rotonda (del Capitolio). Los agentes de (la Unidad de) Operaciones Tácticas salían macana en mano, no como están a veces enfundadas", relata Cruz... Vio a varios de los estudiantes periodistas sentarse en el piso. Unas personas de edad avanzada se acercaron y pidieron acceso. A algunos ciudadanos le pedían identificación y a otros, como el alcalde Ramón Luis Rivera, no se le pedía identificarse. Entonces, comenzó un forcejeo con los estudiantes en el piso, según Cruz. La legisladora popular agrega que vio a un agente de (la Unidad de) Operaciones Tácticas golpeando fuertemente a una joven delgada que estaba en el piso. "¡Para eso! ¡No le des!, ¡No la toques!", gritaba la representante. "Cuando le digo para eso, él se sonríe y me dice quién me va a parar". Narra que sacó su identificación oficial y acto seguido oyó a alguien decirle: "Carmen Yulín, esto es pá' ti". Luego, levantó su brazo y recibió un primer golpe en el brazo, sintió un segundo golpe que la rozó, lanzaron el gas pimienta y ella, que es asmática, comienzó a toser. Alguien le dijo, según relata, que no respirara y luego la levantaron y la sacaron por encima de la mesa. Cruz luego fue llevada a la enfermería, donde recibió Demerol entre otros tratamientos. Esa noche, tenía el brazo hinchado y contactó al ortopeda Luis Miranda Torres, quien le dijo que si no veía un hueso fuera que pasara al otro día por su oficina. Asegura que todavía tiene moretones en la cadera y pierna derecha. A preguntas de Ana Paulina Cruz, una de las integrantes de la Comisión, la representante describe lo ocurrido como "una encerrona”. “(Los agentes) venían de adentro y de afuera, pusieron las trancas en la puerta y lanzaron el pepper spray".

9:50 a.m. - La segunda deponente es Nelly López Gutiérrez, natural de Cayey y estudiante de Ingeniería en el Recinto Universitario de Mayagüez. Narra que se enteró de la actividad que era organizada por dos compañeros suyos, a quien descirbe como Aníbal y Alberto. La joven dice que los organizadores, Aníbal y Alberto, le dijeron que la actividad sería pacífica y que nadie debía llevar armas. "El pueblo, una vez más, ha sido pisoteado. Sólo espero que el pueblo no se rinda", afirma la estudiante de Ingeniería Industrial, quien llora durante la ponencia.

(sigue...)

Dramáticos relatos de la violencia en el Capitolio dijo...

(desde anterior)


10:16 a.m. - La abogada Hilda Vega Cerezo empieza a testificar. Dijo que ese día decidió ir al Capitolio y reclutó a varias personas "de la tercera edad" para que fueran al vestíbulo a reclamar sus derechos. Narra que cuando los jóvenes se sientan en el piso para reclamar su acceso, vio a funcionarios vestidos de civil echarle gas pimienta directo a los ojos. Ella trató de abrir las puertas que habían sido cerradas y un agente civil trató de empujarla, pero reconoce que un policía intervino para protegerla. "Traté de gritarles abusadores pero el gas pimienta era tanto que no podía hablar", dijo Vega Cerezo, quien asegura que minutos antes un policía le dijo que las gradas senatoriales estaban cerradas por recomendación de la Policía. En las afueras del Capitolio, lo que ella llama segundo motín, en un momento dado los estudiantes comenzaron un acto de desobediencia civil. Agentes empiezan a agredirlos y "como si fuera una película de guerra" ve a varios de ellos lanzar, lo que describe, como "granadas de gas". "Salimos corriendo", agregó Vega Cerezo. En ese segundo motín, dice que vio a los agentes "como comenzaron a repartir palos". A preguntas del comisionado Burgos, describe que entre los guardias de seguridad vestidos de civil había un agente de ojos claros que era el más agresivo y se les abalanzó encima. Cuando Vega Cerezo salió a correr, el helicóptero de la Policia los siguió. Dice que fue parte del grupo que se refugió en el interior de una iglesia.

10:28 a.m. - El cuarto deponente es el representante Luis Vega Ramos, quien enumera varias instancias en que se le ha prohibido a ciudadanos entrar al Capitolio; entre ellos a los representantes del Caño Martín Peña... Narra que cerca de las 3:30 p.m. vio a un grupo de estudiantes subir las escaleras cantando consignas estudiantes y que "sin mediar palabras, sin mediar diálogo, los agentes de Operaciones Tácticas, repelen a los estudiantes, comienzan a empujarlos... también recibí empujones de la fuerza de choque, gracias a Dios no me pasó nada serio". Explica que hora y 45 minutos después ocurrió la segunda intervención policiaca. "Que casualidad, es el momento en que los noticiarios de televisión estaban en vivo", dice. Relata que vio a agentes de la Policía montada corriendo detrás de los manifestantes. Algunos acorralaron a los manifestantes alrededor de la Plaza Colón. "No tengo la menor duda de que la agresión inicial, sin mediar palabra, fue de la fuerza de choque. Ocurrió a diez pies al frente mío", dijo el Legislador. Dice que la respuesta de la Policia fue completamente "desproporcional". A preguntas del comisionado Samuel Quiñones, describe lo ocurrído como limpiar o barrer la plazoleta norte. "Usaron los rotenes primero, empujando, y cuando alguien los cuestionaba, usaban la macana para agredirlos", dice Vega Ramos.

(sigue...)

Dramáticos relatos de la violencia en el Capitolio dijo...

(desde anterior)


10:49 am. – El abogado Osvaldo Toledo es el quinto deponente. Dice que vio a un grupo de estudiantes llegar con una proclama en las manos. Narra que los agentes repelieron a los estudiantes, que hicieron un poco de fuerza, "cuando salió una mano de atrás con una macana y le dio en la cabeza a uno de los estudiantes, ese golpe en la cabeza provocó heridas, sangre en el estudiante". El Abogado dijo que cuando socorre a una estudiante que está en el piso, le echan gas pimienta. Minutos después, vio como un agente golpeaba a otro estudiante y vuelven a echarle gas pimienta. Toledo asegura que no vio estudiantes cargando piedras en la mochila, sino con mascarillas o camisas que se pusieron en la cara. "Las agresiones comenzaron de la Policía, sin ningún tipo de advertencia privada, notificación o ayuda, yo no vi a ninguno de ellos ayudando a nadie", dice. "Es la primera vez, en las muchas ocasiones que he ido de observador por el Colegio de Abogados a diversas actividades, que veo una agresión tan fuerte, premeditada por parte de los agentes", dice Toledo. Toledo dice que a pesar de que se identificó como observador del Colegio de Abogados fue empujado y le echaron pimienta. "La única respuesta (de los agentes) era el golpe", expresa. "La mayoría (de los agentes) no tenían identificación", dice el Abogado. Las mujeres de la portada estaban a 20 pies míos, tambien cayó una mujer de camisa verde. "Por el lado mío volaron vayas y un dron de esos anaranjados", afirma.

11:11 a.m. - El periodista independiente César Colón Montijo es el sexto deponente. "Me percató que el helicóptero está muy bajito y que nos están apuntando con armas largas", asegura. Narra que salieron corriendo del lugar y que se alejaba del área cuando un agente lo golpea por la espalda. Lluego el Periodista independiente escuchó a unos agentes por la Avenida Constitución corriendo detrás de estudiantes que huían y que les gritaban "pende... no corran, por qué huyen ahora". Poco después, relata, "yo escuché dos (deronaciones), no escuché más". Dice que puso un vídeo en Youtube (Internet) sobre el particular con el nombre "Abuso policiaco en el Capitolio: detonaciones".

11:21 am. - El representante Charlie Hernández, séptimo deponente, entrega un disco con imágenes tomado por un ayudante legislativo que muestran los rostros de múltiples agentes que estaban en el operativo y que no tenían su identificación. "La Policía comenzó a empujar a los manifestantes para sacarlos de las escalintas", recuerda Hernández.

(sigue...)

Dramáticos relatos de la violencia en el Capitolio dijo...

(desde anterior)

11:46 a.m. - Se sienta a testificar Elvin Reyes, uno de los manifestantes de la UPR de Humacao. Dice que vio a un agente de la fuerza de choque romperle el cristal a un estudiante, que los empujaron, los golperon y les lanzaron gas pimienta. "Algo que las cámaras no tomaron era como nos disparaban gas desde el helicóptero", asegura Elvin Reyes. El joven dice que fueron bien vestidos porque tenían la expectativa de entrar al Capitolio. Asegura que lo único que cargaban eran pancarta y solicitaron entrar. "No, no van a entrar. Nos comienzan a empujar", explica Reyes, quien identificó al agente golpeado por una macana como Alberto Reyes. Reyes afirma, a preguntas de la comisionada Ana Paulina Cruz, que "hay personas llenas de sangre, heridos y hay agentes dando macanazos".

11:52 a.m. - El joven Josuá Aponte fue el noveno deponente dijo que llegaron a las 3:00 p.m. al lado sur del Capitolio. Discutieron que era posible que los arrestaran y que se proponían a hacer una manifestación sentada. Aponte dice que vio en las escalinatas el primer forcejeo. "Recibimos agresiones en ese primer forcejeo, vimos a los agentes de fuerza de choque con las macanas en alto, no así (al frente)", dice. Comienzan a golpearlo y se le caen los espejuelos por lo que no puede ver. "El Policía sigue macaneandome, y yo le digo que yo me salgo que no me de, y él me dice "que no, que él me va a sacar. Rodé por varias escaleras y llegué hasta la calle". Recibió golpes en la espalda, en las costillas, y dijo que todavía tenía moretones. Aponte asegura que la única intención de los estudiantes era leer una proclama. Aponte mostró una foto publicada el pasado domingo en El Nuevo Día y lo identifica como el lo agredió. "A usted le echan gas pimienta y luego lo empujan", le cuestionó el comisionado Osvaldo Burgos. "Sí", respondió el joven. Agregó que no había policías recibiendo atención médica en el dispensario Hoare, donde lo atendieron.

(sigue...)

Dramáticos relatos de la violencia en el Capitolio dijo...

(desde anterior)

12:06 p.m. La décima deponente fue Maritza Cuadrado, quien narró que llegó temprano para la manifestación. Dice que a eso de las 4:30 p.m. ve a los estudiantes tratando de subir y "de reprente yo veo a los estudiante cayendo en efecto de dominó". Narra que atendió a alguien herido en el suelo, sangrando por la cabeza. Hubo una calma momentanea, pero luego comenzó otro incidente y la rocían con gas pimienta. Cuadrado describe que logró acceso al Capitolio y llega al segundo piso ve que en el lado sur hay agentes que le gritan a estudiantes. También escuchó detonaciones. Sale del edificio cuando escucha a personal de Capitolio decir "algunos entraron aquí". Un abogado se le acerca y le dice que no fueron disparos, pero ella insistió en que sí, que las detonaciones eran disparos.

12:16 pm. - La comisión recesa sus trabajos hasta la una de la tarde. El presidente, Eduardo Villanueva, dice a la prensa que "siendo un problema tan complicado hemos dicho que tendremos un informe preliminar con un resumen de los hechos, el derecho aplicable, y unas recomendaciones al Gobierno de Puerto Rico. Los remedios para el daño sufrido son decisiones que deben tomar las personas afectadas, algunos tienen derecho a hacer denuncias y otros a demandas". Indica que el informe se le entregará a la Comision de Derechos Civiles, La Fortaleza, la Policía, al Departamento de Justicia y a cualquier otra entidad que solicite copia.

http://www.elnuevodia.com/dramaticosrelatosdelaviolenciaenelcapitolio-738186.html

Dramáticos relatos de la violencia en el Capitolio dijo...

1:18p.m.- Se reanudan los trabajos con el testimonio de la abogada Judith Berkam. "Para mí era tan absolutamente claro que era un plan para desalojarnos, nosotros solamente queríamos protestar por la violación de derechos", dijo. "Sí hubo un motín, un motín policiaco, que fue planificado. No tengo la menor duda", dijo Berkam. "Yo he investigado esto (abuso policiaco) por 35 años y le puedo decir que el Departamento de Policía no tiene ningún interés en investigarse a ellos mismos", dijo Berkam. Berkam narró que le cayó gas pimienta. "Tuve que correr tres veces casi ciega", afirmó la abogada. Berkam dijo que en sus casos judiciales se ha evidenciado que reglamentariamente el uso correcto de una macana en una manifestación es moviéndolo hacia el frente, y no lanzando golpes, como se vio en la el Capitolio... Berkan dijo que una muestra de la planificación es que abrieron el flujo de tránsito minutos antes de que lanzaran el gas pimienta, obligando a los manifestantes a correr ciegos en medio de autos.

1:38p.m.- El próximo deponente es Aníbal López, un estudiante graduado cum laude de matemática física de Cayey, quien trató de leer la ponencia de una estudiante afectada, Raquel Delgado Valentín. El director ejecutivo de la comisión le dijo que solamente se podía aceptar por escrito, pero no podría ser leída. López y el estudiante Alberto Rodríguez dijeron que fueron los que convocaron la actividad. El llamado inicial era que nos concentráramos en la plazoleta norte del Capitolio para "retomar" la legislatura ante la falta de acceso a la prensa en el hemiciclo senatorial y otras prácticas del Gobierno. López dijo que hubo una segunda convocatoria en la que afirmaban que la actividad sería pacífica. El 30 de junio unos treinta estudiantes y profesionales se reunieron y reafirmaron que "Estábamos de acuerdo que sería una actividad pacífica", afirmó. "Lo primero que hago es hablar con el agente que está allí (en las escalinatas), lo evadí, pero siguió empujándome. Entonces decidí sentarme, como habíamos planificado, y entonces me echan pepper spray": López. “Ya había algunos agredidos, él vuelve a intentar sentarse y le echan en una segunda ocasión el gas pimienta. Reconoció que hubo personas que al verse agredidas trataron de responder de alguna forma, pero cuando se tranquilizaron los ánimos formaron un lazo humano para protegerse de la policía. Eso básicamente ocurrió en la primera media hora", afirmó. "Al compañero Carlos Anselmi le dan en la boca con el rotén. Yo trato de recogerlo y me dan otro golpe en la cabeza. Otro compañero me hala al ver que estaba botando sangre", dijo Rodríguez. "Ellos continúan bajando, pasándole por encima a las personas que estaban sentados"... "Están diciendo que por que dijimos que íbamos a tomar el Capitolio estábamos siendo violentos, quiero que estemos claros que íbamos a tomar el Capitolio, pero de forma pacífica", expresó Rodríguez. A preguntas sobre la agresión a Anselmi, Rodríguez dijo que "el golpe fue directo a la cara". Dijo que está seguro que quien lo golpeó a él momentos después fue un agente porque "vio el celaje del rotén al lado mío". Rodríguez negó que ninguno de los 26 que entrarían tenían arma alguna. "Que yo recuerde lo único que teníamos en la mano era un papel, la proclama".

(sigue...)

Dramáticos relatos de la violencia en el Capitolio dijo...

(desde anterior)

2:18p.m.- El estudiante de economía de Mayaguez, Javier Smith, dijo que su deseo era dejarse escuchar pacíficamente. "Partimos en una marcha que cruzó el lado oeste del Capitolio, llegamos al lado norte, nos paramos frente a las escalinatas, donde recuerdo que unos compañeros pidieron permiso o por lo menos estaban hablando con los guardias y ahí empieza el revolú. El único gesto fue un compañero que hizo así (su mano hacia el frente), pero aparte de eso nada más, en ese momento no estaban tirando botellas, recuerdo que nos cayeron encima". "No pude estar con mis compañeros y compañeras porque estaba en la ambulancia.... en el hospital recibo un mensaje de que estaban sacando a todo el mundo con gases lacrimógenos y con policías a caballo". Smith recuerda que salió "otro bonche de guardias de adentro del Capitolio". "Si recuerdo bien nos dispersaron en ese momento, y yo vuelvo y nos paramos frente a la línea que teníamos, nos sentamos, de ahí de nuevo nos caen encima, y todo eso fue bastante rápido. Siento que me están dando, veo sangre, no pensaba que era mía", dijo Smith. Smith dijo que recibió golpes en las costillas, en el hombro, y en la cabeza "donde me tuvieron que coger (11) puntos".

2:24p.m.- El próximo deponente es el doctor Luis Avilés, quien dijo que no sufrió lesiones, pero que él acude como testigo. El doctor Avilés dijo que un primer grupo de manifestantes subió antes que los jóvenes sin ser agredidos por la fuerza de choque. "A los estudiantes le aplicaron una regla diferente", expresó Avilés. Avilés dijo que los estudiantes discutieron varias posibilidades antes de entrar, pero que nunca se mencionó una acción violenta. "Deseo afirmar que la actividad sería una pacífica, con el único objetivo de leer su proclama", expresó... Avilés dijo que había estudiantes con rostros ensangrentados. "Cuando legue al dispensario Hoare de Miramar era peor de lo que esperaba", con una estudiante acostada en una camilla que no podía mover sus piernas, otra con una seria lesión en la pierna, otra con un golpe abierto en el ojo", además del joven que el profesor acompañó al Hoare, con una lesión en la cabeza. "Puedo evidenciar el atropello de la Unidad de Operaciones Tácticas más allá de la violación de derechos civiles, la salud y vida de esos jóvenes estuvo en peligro", dijo Avilés. Avilés añadió que cuando el primer grupo de personas mayores subió las escalinatas del Capitolio, los agentes se comportaron de forma diferente a cuando los estudiantes se acercaron, que al ver a los alumnos: "los agentes bajaron las viseras de sus cascos y desenfundaron ya los rotenes".

(sigue...)

Dramáticos relatos de la violencia en el Capitolio dijo...

(desde anterior)

2:50p.m.- Omar Silva, guitarrista de la banda Cultura Profética, dijo que le cayó una botella de gas pimienta en la cabeza. "Sentí la sangre que bajaba por la cabeza fuertemente... yo no podría creer que fuera (verdad)", indicó. El músico dijo que salió del hospital a eso de las 10 de la noche. Silva dijo que llegó al lugar desde la playa, alterando su plan original de cenar con su familia, porque se enteró de la protesta. No estuvo dos minutos cuando recibió el golpe. Silva dijo que le tomaron cuatro puntos de sutura en la cabeza. Todavía se ve el golpe en su rostro.

2:58p.m.- Christopher Emanuelli Costas dijo que fue golpeado en la mano mientras hablaba por celular "luego me meten macanazos por el hombro derecho, yo caigo en la jardinera en el piso. Luego me muevo, le reclamo al agente y me empujan. Veo mi celular y otro agente que estaba forcejeando con una muchacha hizo así (subió los brazos) y caí semiinconsciente", dijo. Costas, quien fue atendido en el Hospital Auxilio Mutuo, entregó copia de evidencia a la comisión. A preguntas de los comisionados, negó haber tenido algún otro objeto en sus manos que no fuera su celular y que posteriormente le dieron por el costado, el hombro derecho y luego en la frente.

(sigue...)

Dramáticos relatos de la violencia en el Capitolio dijo...

(desde anterior)

3:10p.m.- El próximo deponente es Gustavo Vega, quien relató que "cuando algunos estudiantes van subiendo las escaleras, la Fuerza de Choque saca sus macanas y las pone horizontal frente a sus cuerpos". "Uno de los oficiales comienza a empujarme", afirmó Vega. "Cuando paré y le grité, entonces me dio (el agente)", dijo el estudiante Vega. Vega fue atendido en el Hospital Pavía, donde le cogieron seis puntos en la cabeza y cuatro en la barbilla.

3:23 p.m. - El periodista Carlos Weber es el próximo deponente, quien admitió sentirse extraño por estar allí depondiendo. "Yo estuve en aquel sitio por mi trabajo. Soy periodista en Univision y me tocó cubrir esa situación", afirmó Weber, quien comentó que desde temprano pidió apoyo adicional a la estación, porque anticipaba que la protesta "podía complicarse". Al principio "no había ningún perímetro allí", dijo Weber. Recuierda haber visto a periodistas de medios como Radio Huelga, jóvenes que él presumió eran estudiantes y personas mayores que el cree son profesores. Dijo que había estudiantes que se sentaron en el piso y agentes de la fuerza de choque aparecen y comienzan a golpearlos con las rodillas. "Y ahí es que veo un ujier, no sé su nombre, pienso que era ujier, estaba con gabán, de traje oscuro, no soy muy asiduo al Capitolio, pero así suelen vestir los ujieres. Aparece por detrás de la fuerza de choque, les habla al oído y de golpe aparece en sus manos un 'pepper spray'", dijo Webber. Ese ujier fue el que roció con el “pepper spray” en varias ocasiones. Weber dijo que observó a un profesor caer al piso porque le echaron gas directamente en los ojos. Añadió que también le afectó el gas. Luego el periodista ve como lo empujan "fuertemente" con una macana a una de las periodistas independientes. Es en ese momento que llegan los estudiantes y ve la gente "rodando". Weber dijo que después de las 6:30 pm escucha "los estampidos del gas lagrimógeno, a la gente cayendo y a la policía sacando a la gente hacia arriba". "Me empujaron par de veces con la macana", dijo Weber, quien ejerce como periodista en la Isla desde el 1987. "Yo le dije que a dónde me iba a mover, y el agente me decía muévete, muévete". A preguntas de los comisionados, Weber dijo que quizá ha cubierto cerca de 100 manifestaciones y dijo que "no es la norma" que ocurran cosas como la del pasado miércoles. "Esta y la de la Telefónica", indicó. Afirmó que no recuerda haber visto coordinadores policiacos en esta manifestación, como ha visto en otras manifestaciones. ¿Pudo observar a agentes golpeando jóvenes por la cabeza?, le preguntó el presidente de la Comisión, Villanueva. "Sí, sí", respondió Weber. A preguntas del comisionado Burgos, Weber afirmó que por el gas y los empujones se puede interpretar como que su trabajo se afectó, pero manifestó que son "gajes del oficio" que los periodistas sufran consecuencias en situaciones de tensión.

(sigue...)

Dramáticos relatos de la violencia en el Capitolio dijo...

(desde anterior)

3:53 p.m. - La estadounidense Rachel Hiskes, estudiante de trabajo social, comienza a leer su ponencia en inglés. Relató como ella era una de las periodistas independientes allí, y que un hombre les dijo cortésmente que la sesión era cerrada. "El secretario de prensa dijo que no teníamos las credenciales correctas", dijo Hiskes. En ese momento decidieron sentarse en el piso. Entonces ve un oficial de fuerza de choque detrás de mí "bien grande"y comienza a darme con las rodillas. "Me están empujando", relató. Alguien comenzó a decirle que saliera porque era mejor que allí. Escuchó golpes y luego sintió el 'pepper spray'. En un momento ella se para y siente un empujón. Ella comienza a recriminarle al agente que la golpea y lanza una botella de agua. "Me da un macanazo y salgo volando, no podía ver por el pepper", dijo llorando. Cuando está abajó confronta a su agresor, quien no tenía placa. "Usted es un abusador", le dijo la delgada mujer al oficial. Hiskes ve a una persona mayor llena de sangre dentro de una ambulancia. La joven se va, descalza, a su casa, y cuiando llega se percata que tiene la espalda roja, llena de macanazos. Dijo que a una semana después todavía siente los golpes, incluyendo un moretón en el brazo derecho.

4:19 p.m. - El profesor Juan Meléndez dice que esa mañana iba a piquetar, y que nunca se le informó que entrarían. Al llegar al área desde donde usualmente se piquetea, agentes se le acercaron y comenzaron a empujarlo. "Es la primera vez en mi vida que me empuja una policía con la macana, y lo primero que pensé es dónde está el perímetro. Me decían muévete, muévete, yo les preguntaba hasta dónde puedo pararme", comenta Meléndez, quien afirmó que ha protestado muchas veces frente al Capitolio. Minutos después, le dieron un macanazo. "Yo estaba en shock", dice Meléndez, quien insistió que era la primera vez que era agredido en una protesta.

(sigue...)

Dramáticos relatos de la violencia en el Capitolio dijo...

(desde anterior)

4:28 p.m. - Wanda Valentín Custodio, abogada, relata que recorrió varios cuarteles y la fiscalía buscando encontrar a dos estudiantes a los que se les había detenido por supuestos daños menos graves y obstrucción a la justicia. Las imputaciones fueron archivadas, pero la licenciada advirtió que todavía corre el término de la regla 6 en alzada. La abogada dijo que la primera testigo en el caso fue una mujer policía, que dijo que a las 4:30 p.m. recibió una comunicación por radio de que iban a desalojar el Senado. La abogada agregó que su cliente, a quien no identfiicó, recibió un macanazo en la quijada.

4:38 p.m. - El próximo deponente es Juan Pagán Teitellbaum quien se sentó junto a Rachel Hiskes en el piso. “Siento que varias personas me agarran, me levantan en el aire, me sacan del vestíbulo, hacen un movimiento de péndulo y me arrojan”, recuerda. Se acercó al agente que lo golpeaba minutos antes con las rodillas para identificarlo. El agente se ocultaba la placa con la el rotén, y un segundo agente a su lado comenzó a golpearlo. “Quiero que conste que vi a la policía disparando contra los manifestantes”, destaca Pagán. Pagán dijo que reconoció a la persona que lo atacó inicialmente en el vestíbulo como José Rohena. El ciudadano afirmó que deseaba presentar una querella, pero Villanueva le dijo que debe buscar un abogado externo... El agente que disparó era "gordito", como el que salió en periódicos desenfundando un arma, dijo Pagán.

4:55p.m.- La última deponente del día, la número 24, es la maestra Thaimy Reyes Díaz, quien dijo que fue empujada y sintió los efectos del gas pimienta. Relató que vio a un joven "retrocediendo" y caerse, y que luego le dieron. Después vio a dos mujeres muy afectadas y que resultaron ser las que salieron al otro día en las portadas de todos los periódicos.

5:05p.m.- Los trabajos recesaron...

http://www.elnuevodia.com/dramaticosrelatosdelaviolenciaenelcapitolio-738186.html

Agresiones en récord dijo...

El Colegio de Abogados celebró ayer el primero de dos días de vistas públicas sobre los incidentes ocurridos la semana pasada en el Capitolio, con la comparecencia de 24 testigos que declararon -algunos con lágrimas- sobre los golpes recibidos y la sangre derramada presuntamente a manos de la Policía.

La Comisión Especial sobre Fiscalización del Estado Actual de los Derechos Constitucionales citó al superintendente de la Policía, José Figueroa Sancha; al asesor en seguridad del Gobernador, Max Pérez y al superintendente del Capitolio, Eliezer Velázquez.

El jefe policiaco declinó participar y los otros dos funcionarios no contestaron, dijo el presidente de la comisión, Eduardo Villanueva.

“LÁGRIMAS DE SANGRE”

Nelly López Gutiérrez, de 19 años y estudiante de Ingeniería en la UPR-Mayagüez, dijo que a eso de las 4:20 p.m. del 30 de junio vio a agentes de Operaciones Tácticas en las escalinatas del Capitolio. Ella estaba allí y agentes supuestamente la golpearon en la cara, en los hombros y el rostro. “Comencé a rodar por las escaleras hacia abajo”, afirmó la joven. “Cuando abro mi ojos, veo mis manos llenas de sangre. Perdí el conocimiento”.

La estudiante agregó: “Me bajaron lágrimas de sangre”.

ENSANGRENTADO

El estudiante de economía Javier Smith testificó que participó de la reunión antes de que los manifestantes se acercaran al Capitolio y que allí nadie habló de actuar con violencia. Dijo que llegaron hasta las escalinatas, cuando comenzaron los golpes. “Recuerdo que nos cayeron encima... todo eso fue bastante rápido. Siento que me están dando, veo sangre, no pensaba que era mía”, afirmó Smith con hablar pausado. El joven puntualizó que le tomaron 11 puntos de sutura en la cabeza.

“¿QUIÉN ME VA A PARAR?”

La representante popular Carmen Yulín Cruz le dijo “No le des” a un agente de Operaciones Tácticas que golpeaba a una estudiante en el suelo. El oficial la miró y le dijo “¿Quién me va a parar?”. Ella narró que sacó su identificación oficial y acto seguido oyó a alguien decirle: “Carmen Yulín, esto es pa’ ti”. Dijo que levantó su brazo y recibió un primer golpe. Añadió que sintió un segundo golpe que la rozó. Cayó el gas pimienta y ella, asmática, comenzó a toser. Aún tiene un medio yeso en el brazo y moretones en una pierna.

(sigue...)

Agresiones en récord dijo...

(desde anterior)

LA RESPUESTA ERA EL GOLPE

Osvaldo Toledo, observador del Colegio de Abogados en día del incidente en el Capitolio, dijo que ha estado en muchas manifestaciones y que era la primera vez que veía algo como lo ocurrido la semana pasada. Contó que a él le echaron gas pimienta y lo golpearon. Sostuvo que vio que los policías fueron los que iniciaron las agresiones “sin ningún tipo de advertencia”. Toledo afirmó que buscó hablar con los agentes, pero que “la única respuesta era el golpe”.

TRATO DISTINTO

El doctor en salud pública Luis Avilés manifestó que un primer grupo de ciudadanos pudo subir las escalinatas y fueron orientados por los agentes de Operaciones Tácticas. Pero, cuando se acercaron los estudiantes, los policías bajaron los visores de sus cascos y desenfundaron las macanas. Avilés dijo que en el dispensario Hoare vio a cinco estudiantes con diversas contusiones. Otros testigos dijeron que buscaron atención médica en el Hospital Auxilio Mutuo, el Pavía o sencillamente se quedaron en sus casas.

“PELÍCULA DE GUERRA”

La profesora de Aguadilla, Hilda Vega, indicó que ella fue empujada por un empleado civil en el vestíbulo del Capitolio mientras reclamaba pacíficamente acceso al hemiciclo del Senado. En las afueras del edificio, vio como si fuera una “película de guerra”: a agentes disparándoles granadas de gas a los manifestantes, y luego se dio cuenta que eran perseguidos por un helicóptero policial. Dijo que ella y otras personas se refugiaron en una iglesia cercana.

MÚLTIPLES FALLAS

La abogada Judith Berkan dijo que vio cómo la Policía ordenó que se reabriera el tránsito frente al Capitolio momentos antes de que se lanzara el gas. “Estábamos corriendo a ciegas por la carretera”. Además, entregó a la comisión especial del Colegio de Abogados copia del expediente de 25 agresiones del teniente Juan D. Vargas, quien fue visto desenfundando el arma. La letrada señaló que en sus casos de demanda por abuso policiaco ha surgido que el uso correcto de un rotén es el de caminar con él hacia el frente y no moverlo de lado a lado buscando golpear a alguien.

CANTANTE GOLPEADO

Omar Silva, cantante del grupo Cultura Profética, apenas estuvo unos minutos en la manifestación en el Capitolio cuando una bomba de gas le cayó en la cabeza. “Sentí la sangre que bajaba por la cabeza fuertemente... yo no podría creer que fuera mía”, afirmó Silva, quien recibió cuatro puntos de sutura en la frente. El joven obtuvo el visto bueno de su médico para salir a la gira que tenían programada por Costa Rica y Guatemala y terminó convirtiéndose en embajador “del abuso” porque en esos países le preguntaban por qué estaba golpeado en el rostro.

http://www.elnuevodia.com/agresionesenrecord-738787.html

Solidaridad desde Italia dijo...

El Centro Social Autogestionado Baraonda de Milán, Italia, da su apoyo solidal a los estudiantes y a todo el pueblo puertoriqueno.
Denunciamos a gran voz la violencia y la brutalidad policial expresión del gobierno opresor que, así como en Italia, utiliza los metodo fascista y antidemócratas para legitimar sus politica capitalistas e imperialistas.

Lamentamos señalar como, desde hace años, también en Italia asistimos a una preocupante escalation de abuso de poder por parte de la policia y de los poderes fuertes. Siempre llevamos en el corazón el recuerdo de Carlo Giuliani asesinado por la policia en Julio 2001 durante el summit del g8 en Genova, Italia.

Por eso frente a los últimos acontecimientos que el pueblo puertoriqueno está viviendo nos sentimos cerca en la lucha y en la reivindicaciones. Por nuestra parte queremos difundir, en nuestra esfera de acción, a trave de los medias independientes las noticias que llegan de la isla.

Frente a la brutalidad del poder ni un paso atrás.

Un sentido abrazo a los compañeros y a las compañeras que en estos días están en pié de lucha.

NO PERDONAMOS, NO OLVIDAMOS

El colectivo del Centro Social Autogestionado Baraonda

Continúan dramáticos testimonios dijo...

Su imagen contorsionándose en el piso del Capitolio luego de recibir una dosis de gas pimienta sobre su rostro, es una de las más dramáticas imágines que pudieron captar las cámaras de televisión el día del violento enfrentamiento entre policías y manifestantes el pasado 30 de junio.

Juan Ángel Gutiérrez, coordinador de campo de Amnistía Internacional, identificó a empleados del Capitolio como quienes instigaban a los agentes a agredir a los ciudadanos que se sentaron dentro del edificio luego de que se les impidiera el acceso a la sesión legislativa.

Gutiérrez fue una de las personas que presenciaron y sufrieron las agresiones de la Policía de Puerto Rico ese día y que hoy ofrecieron su testimonio ante la Comisión Especial sobre Fiscalización del Estado Actual de los Derechos Constitucionales del Colegio de Abogados.

Por segundo día consecutivo, esta comisión escuchó testimonios con el objetivo de contextualizar las denuncias de violaciones a derechos constitucionales relacionadas a estos eventos.

Gabriela Camacho Negrón, también habló frente al grupo de abogados.

La estudiante de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras narró que desde que llegó el 30 de junio al área frontal del Capitolio, a eso de las 4:00 de la tarde, se dedicó a socorrer a personas que a esa hora ya habían sido afectadas por los gases lacrimógenos.

Sostuvo que en cuestión de minutos se convirtió en una víctima más. Cayó al piso, vio cómo 10 ó 15 guardias se dirigían hacia dónde estaba.

"Ví mi cámara entre las botas de los oficiales, la última vez que la vi. No me puedo parar. Un amigo trata de venir a ayudarme y escucho que un oficial le dice 'Atrévete a ayudarla y enfrenta las consecuencias'".

"Llegó un punto en que pensé 'no voy a poder salir. Aquí quedé', así que me puse en posición fetal y me cubrí la cabeza".

Entre la multitud de agentes de la Fuerza de Choque de la Policía, reconoció a algunos de los que habían trabajado algunos días frente al recinto de Río Piedras de la UPR durante la huelga estudiantil.

Emma Alvarado, una ciudadana que también acudió el 30 de junio al Capitolio en respuesta a la convocatoria realizada por estudiantes de la UPR a "retomar la legislatura", dijo que observó que un agente sacó su arma y disparó al aire.

"¿Por qué los quieres matar?", dijo que le cuestionó, a lo que él le ripostó "¿Cómo quiere que nos quedemos, como unos pendejos?".

Muy afectada, indicó que se encontraba en el ala sur del Capitolio cuando vio a ese policía también disparar hacia los estudiantes.

http://www.vocero.com/noticias/locales/8345-continuan-dramaticos-testimonios-.html

Denuncian represión a derechos civiles y a libertad de prensa dijo...

La Asociación de Periodistas de Puerto Rico (ASPPRO) aprobó hoy durante su asamblea anual una resolución para denunciar el “clima de represión” hacia los derechos civiles y las violaciones a la libertad de expresión y de prensa por los sucesos acontecidos durante las últimas semanas.

El documento, que será distribuido al liderato de las tres ramas de gobierno, los medios de comunicación y las organizaciones que defienden los derechos humanos y de la prensa en la Isla y en el extranjero, reclama además sanciones para aquellos funcionarios que hayan permitido o promovido el uso indebido de la fuerza contra los ciudadanos, incluidos los periodistas.

En la resolución, aprobada de manera unánime por los periodistas asociados, se pide además al poder judicial que defienda dichos derechos civiles y constitucionales que son fundamento básico del sistema democrático.

"La ASPPRO reclama al Poder Judicial que haga valer los derechos de los ciudadanos y la prensa a: la libertad de expresión; el acceso a la información y el acceso a los lugares públicos”, indica uno de los por tantos de la resolución sancionada en el asamblea periodística, celebrada en la sede de la organización en el Viejo San Juan.

http://www.elnuevodia.com/denuncianrepresionaderechoscivilesyviolacionesalibertaddeprensa-739955.html

Relato de la jornada de brutalidad dijo...

“La patria es de quienes la afirman”. Según lo dijo el Maestro Pedro Albizu Campos, eso fue lo que hicieron el pasado miércoles 30 de junio los jóvenes universitarios junto a otros cientos de puertorriqueñas y puertorriqueños en la plazoleta del Capitolio.

La convocatoria a protestar frente al Capitolio fue hecha en un principio por el movimiento estudiantil con el objetivo simbólico de “retomar la Legislatura”, preocupados –como expresaron en su llamado- por los daños irreparables que está cometiendo el actual gobierno contra la Universidad de Puerto Rico (UPR), la educación pública, los recursos naturales, el acceso a la información, las comunidades, el Colegio de Abogados, ahora el Colegio de Médicos y contra los servidores públicos.

En el anuncio de la actividad, suscrito por el estudiante del Recinto de Mayagüez, Alberto Rodríguez, quien fue parte del Comité Nacional Negociador durante la huelga, y el también estudiante Aníbal López, expresaron: “ésta será una actividad pacífica ya que se supone que la entrada al Capitolio y al Hemiciclo no nos las nieguen. Sin embargo, sería preocupante que aspirantes a dictadores quieran utilizar la fuerza y la violencia para quitarle los derechos al pueblo. Al menos por parte de nosotros no dejaremos que nos pasen por encima por caprichos de una u otra persona”.

El comunicado de prensa, circulado el lunes 28 de junio a cerca de cien periodistas y medios de comunicación, contiene los números de contacto de ambos estudiantes convocantes y específicamente dice: “La Delegación llegará a las 3:30 pm a las escalinatas del Capitolio, y solicitará entrar al Capitolio y al Hemiciclo a través de los procedimientos existentes y dará lectura a una declaración a favor del pueblo puertorriqueño y reclamar garantías de que se va a velar por los intereses del pueblo.” Esos hechos desmienten categóricamente al gobernador Fortuño, quien en varias ocasiones afirmó que “anunciaron abiertamente que iban a tomar por la fuerza el Capitolio”.

Al llamado se unieron diversas agrupaciones cívicas, personas en su carácter individual, y también acudieron como observadores miembros del Colegio de Abogados, del Capítulo de Puerto Rico de Amnistía Internacional y de la Asociación Americana de Juristas.

Las motivaciones para repudiar al Gobierno frente al Capitolio cobraban envergadura porque el miércoles era el último día de la Sesión Legislativa, en la cual se examinaría el presupuesto de este próximo año fiscal y ante la actitud del presidente del Senado Thomas Rivera Schatz días antes de negarle el acceso a la Prensa al Hemiciclo del Senado. Esto se sumaba a que ya hace varios meses que el acceso al Hemiciclo está prohibido al público en general.

Desde tempranas horas de la tarde comenzaron a llegar estudiantes y otras personas a la llamada Casa de las leyes. Entre ellos el grupo de jóvenes del medio alternativo Radio Huelga, compuesto por Lourdes Santiago, Miguel Santos e Isabel Peña, el estudiante de Rumbo Alterno, Shariana Ferrer y Richards Hiskes, de Onda Corta.

Una vez las escalinatas culminaban en la entrada del Capitolio, todo fue inútil. Entre policías de la Fuerza de Choque sin identificación en su uniforme y el llamado personal de seguridad del Capitolio, a estudiantes, profesores, y otros ciudadanos se les impedía entrar al Hemiciclo. Incluso hubo fotoperiodistas que tuvieron dificultades para lograr acceso.

(sigue...)

Relato de la jornada de brutalidad dijo...

(desde anterior)

En tanto, el oficial de prensa del Senado, Eric Toro, a preguntas de los periodistas de por qué se les estaba negando el acceso a los jóvenes de los medios alternos, dijo que era una medida de prevención y que fue una recomendación de la Policía. Al cuestionarle por qué el personal de seguridad del Capitolio no estaba identificado, dijo no saber ni había preguntado.

Los ánimos ya se iban caldeando. Un nutrido grupo de estudiantes, mujeres, profesores, abogados y trabajadores se iba congregando frente al Capitolio. En un momento, cerca de las cuatro de la tarde, las jóvenes de Radio Huelga se sientan frente a los puestos de registro de la entrada reclamando su derecho a entrar al Hemiciclo del Senado. Entonces, un funcionario de seguridad del Capitolio le arrebató el gas pimienta a un agente de la Fuerza de Choque y rocía a un manifestante directamente en sus ojos. Entonces, aparecieron agentes de la Fuerza de Choque tanto desde adentro como de afuera y comenzaron a sacar a patadas y macanazos a todos los presentes. Las estudiantes fueron arrastradas por el piso y tiradas escaleras abajo y la Fuerza de Choque arremetió contra todos, incluyendo a los presentes en la plazoleta frente al Capitolio.

Hay que destacar que la Fuerza de Choque nunca permitió que se pudiera organizar la manifestación afuera y ocupó la plazoleta e hizo que los presentes se acomodaran casi en la acera, mientras un nutrido grupo de estudiantes ocupó el lateral del Capitolio que da para el Senado.

Transcurrido este primer ataque, ya estaba dentro el Superintendente de la Policía, José Figueroa Sancha. Al ser abordado por un grupo de periodistas sobre el porqué de la agresión y por qué no dejaron entrar a los estudiantes de los medios alternativos, entre expresiones cortadas éste alegó:
“Sí estaba entrando personal que se está identificando con la licencia. La información que tengo es lo que siempre en esta situación…, primero, que ellos no tienen ni líder, este grupo no tiene líderes, tratan de entrar a la fuerza tirando spray a la policía y… ahí obviamente la autoridad es la que va a prevalecer, no el desorden y la delincuencia”.

En evidente tono molestó, Figueroa Sancha agrega… “yo siempre he dicho que… Vamos hablar de las agresiones de ellos, ¿por qué siempre tenemos que hablar de las agresiones de los policías? Los policías fueron agredidos, ¿Qué vamos a esperar, que nos sigan agrediendo todos los días? No, no lo voy a tolerar”. En ese momento la prensa le cuestiona cómo había sido agredida la Policía y replica “ustedes tienen los visuales”.

Al cuestionarle por qué se les negó la entrada a los estudiantes periodistas ya que su propósito era cubrir los trabajos de la sesión, el Superintendente lo rechazó. No obstante, sus palabras revelaron lo contrario. “Pero es que son siempre los pobres estudiantes. Ellos no representan a los estudiantes, ellos son delincuentes…”.
También negó que fuese él quien ordenó cerrar los hemiciclos. “Eso le compete a la seguridad del Capitolio. Yo estoy en el perímetro afuera, pero la seguridad del Capitolio no la tiene la Policía. Esa parte tienen que preguntársela el Superintendente del Capitolio. La policía aquí no toma las decisiones de cerrar las gradas. Eso le compete a los presidentes de los cuerpos legislativos. Una cosa es que se recomiende y otra cosa es que se ordene. Eso le compete y es decisión única del Superintendente del Capitolio. Yo no lo recomendé”.

(sigue...)

Relato de la jornada de brutalidad dijo...

(desde anterior)

Volvimos afuera. A las 5:10 de la tarde apareció la Policía Montada y se colocó al pie de las escalinatas. Los estudiantes se mantenían coreando consignas, otros en la plazoleta y alrededores. Manifestantes y periodistas nos manteníamos a la expectativa bajo la mirada de furia y rostro de coraje de los efectivos de la Fuerza de Choque. A las 6:37 de la tarde aparece otro contingente de paramilitares. Entonces se formaron dos líneas de frente a los estudiantes. Cerca de las siete comenzó el segundo ataque. Macanazos, puntapiés, gases lacrimógenos contra todos, a los estudiantes los persiguieron casi hasta el Parque Muñoz Rivera. Luego, la Fuerza de Choque regresó y empujó a los que todavía nos requedamos en los alrededores, incluyendo a personas que se encontraban en la conocida Lomita de los Vientos, frente al Capitolio. Las personas entonces se movieron hasta la Plaza de Colón.

Pasado un tiempo cuando los pocos presentes en las cercanías de la Plaza de Colón creían que ya todo había pasado, hasta allá llegó otra vez la Fuerza de Choque.
Las imágenes de lo acontecido, que han recorrido todos los medios televisivos del país y por la red cibernética, desmienten de manera categórica las últimas alegaciones de Figueroa Sancha a la prensa para justificar la conducta de la policía.
“Está todo grabado. Cuando yo tenga la oportunidad de demostrar que ellos destruyeron vehículos, vaciaron gomas…tú sabes muy bien la contestación a eso… tú sabes que aquí una intervención lo que crea es más confrontación. Lo que hicimos nosotros aquí fue una dispersión y evitar confrontación física, para eso están adiestrados la policía… Eso se va a ver porque golpearla… ¿Quién tiene aquí que controlar y poner orden? ¿Son ellos los que dictan cómo se va a regir este país o es la policía, que tiene el deber ministerial de mantener el orden cuando tú tienes un grupo como este grupo, totalmente desordenado y violento? Imagínense que fueran al canal de ustedes y digan ‘vamos a tomar el canal’. Aquí nadie va a tomar el Capitolio. Yo di todas las instrucciones, las di personalmente yo. Desde la una de la tarde estuvo entrando gente.

“Lamentablemente el que fuerza aquí la situación son ellos. Cuando se comienza a destruir propiedad, a tirar objetos contra la uniformada, hay que restablecer el orden, porque si no, lo próximo hubiese sido una confrontación mucho más violenta de lo que hemos visto aquí hoy… Aquí el jefe de la policía soy yo”.
Por Cándida Cotto

http://www.claridadpuertorico.com/content.html?news=AE3FAB06304856266F7E0D08B05727A9

Represión y estado policial: Agresión concertada contra los estudiantes dijo...

El miércoles 30 de junio de 2010, luego de varios meses de secuestradas las cámaras legislativas por el Partido Nuevo Progresista y sustraído el Pueblo del Parlamento, los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico llegaron decididos a rescatar este recinto, símbolo por excelencia de la democracia. La actividad convocada era pacífica y se anunció con anticipación. Todo estaba a su favor. La Constitución, Art. III, Sec. 11, preceptúa que “las sesiones de la cámaras serán públicas”. El mandato es tajante. No admite excepción. De otra parte, les cobijaba el derecho a la libre expresión, de asociación y a solicitar reparación de agravios contra el gobierno. (Art. II, Sec. 4 de la Constitución). La Policía venía obligada a hacer cumplir la ley y el mandato constitucional, toda vez que este “organismo civil de orden público” se creó “para observar y procurar la más absoluta protección de los derechos civiles del ciudadano”. (25 L.P.R.A., Sec. 3102).
A ello, se suma la admonición de que:

“Permitir que el gobierno maneje los asuntos públicos bajo el manto de la secretividad es invitar a la arbitrariedad, la mala administración, la indiferencia pública y la corrupción. Una ciudadanía alerta y militante contra estos males potenciales de toda maquinaria gubernamental sólo puede realizar su función fiscalizadora si tiene a la mano la información que le permita descubrir a tiempo los focos de peligro y exigir responsabilidades. Privarle de esta información equivale a producirle una parálisis colectiva agravada por la miopía cívica de quien conoce a medias o desconoce por completo las actuaciones de su gobierno.

Un segundo principio inherente a toda concepción democrática es el de la participación. Pero para que la participación sea inteligente ha de estar fundada en un constante flujo de información al público y en la posibilidad de acceso a cuanta sea necesaria para el ejercicio responsable del derecho y el deber de cada persona de tomar parte en los asuntos que le conciernen”. (Enfásis suplido). E. Rivera Ramos, La Libertad de Información: Necesidad de su Reglamentación en Puerto Rico, XLIV Rev. Jur. U.P.R. Núms. 1-2, págs. 67-69 (1975); Soto v. Secretario de Justicia, 112 D.P.R. 477, 486 (1982).

Pero, el mundo “resultó al revés” como señaló una vez Eduardo Galeano. Los estudiantes, público, civiles, ciudadanos y prensa fueron emboscados a su arribo al Capitolio, siendo víctimas de una brutal agresión por parte de la Policía regular, la Fuerza de Choque y fuerzas especiales movilizadas en concierto para violar sus derechos humanos. El escenario era grotesco y repulsivo. Uso indiscriminado del roten, armas, gases, químicos, las agresiones se perpetraban a mansalva, a mujeres, ancianos y personas indefensas. No había margen para diálogo ni había distinción respecto a quién se agredía o blandía el ataque. El país estaba estremecido por el régimen de terror policial mostrado por las cámaras televisivas.

Estamos ante el mismo Estado que admitió haber llevado a cabo sistemáticamente una práctica inconstitucional y aborrecible que se remonta a varias décadas, de fichar, identificar, perseguir, mantener un registro e infiltrar la vida privada y pública de miles de puertorriqueños por el solo hecho de sus ideas políticas. El aparato estatal escaló la represión a través de la fabricación de casos, la infiltración de agentes, la agresión física, psicológica y otras técnicas contra los partidos políticos, las uniones obreras, su liderato, al hombre común y corriente, a profesionales, organizaciones cívicas, feministas, estudiantes, religiosos y a cualquier ser humano que disintió o expresó una idea contraria al gobierno. (Véase: Informe y Apéndice: Discrimen y Persecución por Razón de Ideas Políticas: La práctica Gubernamental de Mantener Listas, Ficheros y Expedientes de ciudadanos por razón de su Ideología Política, Comisión de Derechos Civiles, 1ro. de Febrero de 1989).

(sigue...)

Represión y estado policial: Agresión concertada contra los estudiantes dijo...

(desde anterior)

Tampoco debe olvidarse que el asesinato político formó parte de la agenda de persecución política del Estado a través de la División de Inteligencia de la Policía de Puerto Rico. Las muertes de Arnaldo Darío Rosado y Carlos Soto Arriví —vilmente asesinados— luego de rendirse a las autoridades, en una emboscada planificada por la División de Inteligencia de la Policía de Puerto Rico y las altas esferas del gobierno, atestiguan el alto precio que han pagado las víctimas en este vía crucis de los derechos civiles. (En torno a las controversias judiciales relacionadas con el asesinato de estos dos jóvenes independentistas, In re Colton Foltán y otros, 119 D.P.R. 417 (1987); Silva v. Hernández Agosto, 118 D.P.R. 45 (1986); Pueblo v. Pérez Casillas, 117 D.P.R. 380 (1986); Pueblo v. González Malavé, 116 D.P.R. 578 (1985); Romero Barceló v. Hernández Agosto, 115 D.P.R. 368 (1984); Peña Clos v. Cartagena Ortiz, 114 D.P.R. 576 (1983); Soto v. Srio. de Justicia, 112 D.P.R. 477 (1982)).

Los tiempos continúan siendo difíciles. Las democracias liberales han abandonado su compromiso con los derechos humanos e intensificado un discurso de represión contra los disidentes, los que promueven la justicia y el cambio social, las comunidades pobres y sectores marginados de la población.

Como firmes creyentes en los derechos humanos, la democracia y la justicia social, nos preocupa sobremanera la tendencia judicial puertorriqueña y norteamericana en las últimas tres décadas de estrechar las fronteras de la Constitución en tiempos de crisis social. En ese proceso las garantías individuales del ciudadano frente al Estado han sufrido intensa disminución. Somos herederos de la época de los arrestos –detención y cacheo– sin motivo fundado, de registros sin orden llevados a cabo de “buena fe”, de castigos y sistemas carcelarios crueles e inusitados, del enjuiciamiento y trato a menores como adultos y de la interpretación “pragmática” de los derechos reconocidos por la Ley o la Constitución, consistente más bien con la visión de un estado policíaco.

En el Informe de la Comisión Para el Estudio del Desarrollo Constitucional de Puerto Rico, “La Urgencia de Reformar la Policía para Proteger la Democracia”, Suplemento Factum, abril-1984, se indica lo siguiente:
“En una dictadura, la policía opera como un instrumento del Estado para el fortalecimiento del poder y de la ideología que lo sustenta. La Ley se reduce a otro instrumento útil, pero respetable, sólo en la medida que no conflija con los objetivos autoritarios del Estado...”.

Lo que nos obliga a preguntarnos: Si los ‘problemas sociales’ constituyen el norte de la interpretación de la Ley y los derechos constitucionales de los ciudadanos, ¿dónde queda el principio de legalidad? No es un accidente que el Tribunal Supremo de Estados Unidos se haya convertido durante los últimos treinta (30) años en uno de los órganos represores más insensibles de la sociedad norteamericana. La convalidación de la pena de muerte y atentado al derecho a la intimidad de la mujer, por sólo mencionar dos instancias, proyectan una judicatura que dista mucho de ser árbitro entre el Estado y los ciudadanos afectados. La trayectoria seguida por los tribunales puertorriqueños también soslaya importantes principios de índole constitucional, de interpretación estatutaria y de política pública, que resultan en un retroceso histórico de los valores que se alegó dieron vida a nuestro ordenamiento. La afirmación y toma de conciencia de que nuestra Constitución se inspiró y nutre en la Declaración Universal de Derechos del ser humano, ha pasado a ser una frase hueca y vacía -producto de un pasado lejano- al momento de decidir las controversias sociales y sobre derechos de los ciudadanos afectados.

(sigue...)

Represión y estado policial: Agresión concertada contra los estudiantes dijo...

(desde anterior)

Afianzado el comienzo de un nuevo siglo, la represión en las sociedades liberales se incrementa y el régimen constitucional y civil no disimula su condición de Estado-Policial bajo la teoría de defensa social. La protección de la propiedad domina la escena pública. Los derechos humanos y civiles ceden su espacio al discurso gubernamental sobre la “seguridad social”. La persecución de sectores sociales marginados, su encarcelamiento y ejecución, se consuman como parte de la agenda política y publicitaria de los gobiernos de turno. El fortalecimiento del aparato de policía, equipo y aditamentos para su intervención, complementa la ofensiva del Estado.

Parecería que las condiciones sociales no son las más favorables para reclamar la protección de los derechos humanos. Ninguna de las instituciones formales de la sociedad civil —particularmente los partidos políticos— ha asumido la defensa de los derechos sociales, políticos, económicos, civiles y consustanciales a la dignidad de los seres humanos que encarnan nuestro pueblo. En el sistema de alianzas para gobernar y ascender al poder, no encontramos un discurso y acción política comprometidos con el ambiente y protección de la salud de las comunidades, con los derechos sociales y políticos de la mujer, no encontramos un reconocimiento del derecho al trabajo de los trabajadores y trabajadoras, seriamente amenazado en este momento por la llamada privatización, no se reconoce la urgente necesidad de acabar la comercialización de la salud, la vivienda y la educación como instrumentos básicos del derecho a la vida de los seres humanos.

Cada día que pasa nos convencemos que son las iniciativas del Pueblo, libre de la influencia y conflictos de intereses que suscitan las estructuras que funcionan a base de salarios, prebendas y beneficios, el instrumento más completo y efectivo para sus reivindicaciones reales e inmediatas. Ya es hora de expandir y fortalecer esas iniciativas. Los caminos de la esperanza y la justicia se construyen cuando los seres humanos explotados salen a la calle a protagonizar la historia, a exponer sus necesidades, a buscar soluciones y a rehacer el cuerpo social.

El Comité Negociador Nacional de Estudiantes de la UPR, entre otros, es un digno ejemplo de ese Pueblo organizado para la defensa de los derechos humanos. Los que somos representados por su mensaje, trabajo y ejecutorias sentimos profundo orgullo de ser puertorriqueños y participar de su visión de respeto a la personalidad humana.

(sigue...)

Represión y estado policial: Agresión concertada contra los estudiantes dijo...

(desde anterior)

Al evaluar los actos de represión y persecución desatados por el Estado contra los estudiantes, evocamos el manifiesto de Bertold Brecht “Cinco Dificultades para Escribir la Verdad en Tiempos de Opresión” circulado clandestinamente en la Alemania nazi en 1935. Luis Rafael Sánchez, en su publicación No Llores por Nosotros, Puerto Rico, (pág. 147), consigna y abrevia los talentos y las aptitudes —según la opinión de Bretcht— con que se superan estas dificultades: a) el coraje para decir la verdad; b) la inteligencia para reconocerla; c) el arte para tornarla en arma; d) el criterio para elegir las manos que la harán eficaz; e) la astucia para difundirla. Los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico constituyen un vivo ejemplo de esas cinco inteligencias. En momentos en que algunas de las estructuras de la sociedad civil guardan silencio denotando indolencia manifiesta, estos jóvenes alzan su voz y defienden los derechos del Pueblo a todo precio. Resulta lógico que la administración de Fortuño —una de las más abusivas y antiobreras de la historia moderna— en la etapa en que ha perdido el favor público, enfile los cañones de la gran mafia corporativa del P.N.P. a sus “enemigos”, esto es, a quienes enfrentan sus prácticas represivas, discriminatorias e ilegales.

Claridad sabe por experiencia propia de qué se trata: “Quienes no recuerdan el pasado están condenados a volver a vivirlo”. A lo largo de sus 50 años de vida, Claridad ha enfrentado ataques armados, colocación de explosivos en sus instalaciones, ataques y agresiones a su personal, que incluye una lista de heridos y perjudicados, confección de carpetas a sus anunciantes y periodistas, vigilancia e interceptación telefónica, entre otras.

Como antecedentes históricos de persecución y hostigamiento político, en Francia, véase Stefan Zweig, Fouché, el genio tenebroso, Ed. Juventud, Barcelona, España, 1956., y en Alemania, E. K. Bramstedt, Dictatorship and Political Police -The Technique of Control by Fear, Oxford University Press, New York, 1945, pág. 51 et seq., para una reflexión de las prácticas del “control por el miedo de la represión política se convirtió en herramienta preferida y eficaz para la incautación definitiva del poder” implantados por el nacional-socialismo.

Con plena conciencia histórica, nos unimos a las expresiones de solidaridad hacia los estudiantes, de todos los sectores del Pueblo de Puerto Rico, manifestadas en el curso de esta semana. Nuestra juventud ha sostenido la verdad en momentos difíciles sin temor a la soledad y a la persecución. De sus lecciones todos hemos aprendido. Nuestro Pueblo tiene una inmensa deuda de gratitud con sus estudiantes.
Por Juan Santiago Nieves

http://www.claridadpuertorico.com/content.html?news=AE50849F304856266F2A9E8ADBCD42B9