martes, 17 de enero de 2012

Sobre el gasoducto: no hay nada natural acerca del gas natural- actualización: algunas falsedades y mitos publicitarios.



Una mentira es la enunciación premeditada de una falsedad inteligible. San Agustín en De Mendacio.

Anoche escuché al gobernador (en programa de televisión "Jugando pelota dura" del canal de Ana G. Méndez/ Canal 4o- 16.01.12) decir que existen recursos de gas natural en los Estados Unidos que cubren las necesidades energéticas por un espacio mayor de cien años. Esta afirmación hiperbólica que hace sin mencionar fuentes ni referencias la hace como parte de su narrativa que busca explicar de todas maneras sus posturas acerca del gasoducto. Es simplemente falso. El gobernador lo que ha dicho es pura propaganda de las industrias de gas natural. De hecho su afirmación no solamente es pura publicidad pro-industria sino que se refiere a comunicados y manifestaciones corporativas hechas en el 2009 que de hecho ya no lo repiten ante el desarrollo de la serie de complicaciones e investigaciones de las verdaderas implicaciones de dicha industria del gas natural. Es una mentira y una falsedad públicamente desmentida.

La producción de gas natural está siendo mantenida viva por la implementación de la tecnología de fracturas hidraúlicas del subsuelo, o “fracking." Dicha tecnología se encuentra seriamente en entredicho como sistema ya que ha producido una cantidad espantosa de efectos desastrosos y se ha probado que es productora de grave contaminación ambiental. Un funcionario del Estado de Nuevo York indicó que el "fracking" definitivamente contamina abastecimientos de agua. La suya es solamente la declaración más reciente de una preocupación extensa por los peligros de esta nueva práctica. Francia y más recientemente Bulgaria han prohibido dicha tecnología, y el Estado de Nuevo York está considerando cómo proceder ante la posibilidad muy real de hacer a la ciudad de New York inhabitable debido al agua contaminada lo que centrara las mentes de los niuyorquinos considerablemente en la necesidad de prohibir dicha tecnología en su área geográfica (el "New York watershed' cubre unas 1.900 millas cuadradas). Sin "fracking" muchas de las fuentes de gas natural permanecerán fuera de alcance, según el Instituto americano del petróleo (American Petroleum Institute).

Vea: Natural Gas Politics
http://www.propublica.org/article/natural-gas-politics-526


Favor ver:
My Water's On Fire Tonight (The Fracking Song)
http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=timfvNgr_Q4


Bulgaria: Chevron Fracking Not Permitted
http://www.huffingtonpost.com/2012/01/17/bulgaria-chevron-fracking_n_1210299.html?utm_campaign=011712&utm_medium=email&utm_source=Alert-green&utm_content=FullStory

Más allá de las evidentes y necesarias preocupaciones ambientales, el gas natural como “transición segura a recursos renovables” es falso. Incluso la Administración de la información de la energía (Energy Information Administration), generalmente un foro pro-industria, predice que la producción americana del gas natural aumentará solamente 31 por ciento antes de 2035. Que el aumento incluso no cubrirá probablemente el crecimiento de la economía, y que de acuerdo a las proyecciones se visualiza la necesidad de importar el gas natural ya que disminuirá la cantidad disponible para el uso doméstico futuro. El problema es uno que es endémico a la industria actual del combustible fósil - los métodos convencionales de extracción están confrontando la realidad de que las cifras estimadas inicialmente respondieron a fuentes de las empresas (que son las mismas empresas petroleras por cierto) y han resultado ser en la práctica cifras exageradas, lo cierto es que las fuentes de gas natural existentes se han ido secando y mucho más rápido que lo que habían pronosticado dichas empresas, así que la extracción extrema y frecuente es la única ruta para tratar de cumplir sus compromisos.

Ausente de esta discusión es lo que muchos ecologistas consideran como un problema de contaminación igualmente importante: la calidad del aire y el espacio aéreo (como ambiente de ruidos). Un producto invisible del gas natural es la contaminación atmosférica creada no solamente por la construcción catastrófica de gasoductos y el "fracking", pero la infraestructura agregada requerida para transportar el gas natural requiere de las estaciones compresoras. Estas estaciones son esenciales para empujar el gas a través de las tuberías. Pueden ser ruidosas; emiten metano, y compuestos de BTEX, benceno, tolueno, etilbenceno, y los xilenos. Se han asociado a dolores de cabeza significativos, a narices sangrientas, a lesiones de piel, a ampollas, y a erupciones. Funcionan continuamente y permanentemente.

Debemos señalar que este aspecto del proceso del gasoducto se encuentra ausente por completo de la propuesta del gasoducto en Puerto Rico. Un estimado conservador a base de lecturas técnicas nos revela que por 45 millas de tubería se promedia una estación compresora a gran escala industrial, este estimado no toma (como no toma la propuesta del gasoducto) en consideración la necesidad adicional de fuerza impulsora que se requiere ante el diseño de tuberías que se tienen que ajustar a grados de inclinación (montañas) lo que se conoce como el Teorema de Bernoulli (a medida que un cuerpo se mueve por un tubo de sección transversal y altura variable, la presión cambia a lo largo del mismo). Este criterio se encuentra ausente de la propuesta del gasoducto como hemos señalado previamente al carecer dicho documento de consideraciones científicas de los suelos (de hecho admitido públicamente por el Cuerpo de ingenieros). Comoquiera estamos proyectando la necesidad de al menos dos a tres estaciones compresoras a gran escala industrial: ¿dónde se ubicarán (o proponen) y los consiguientes estudios de impacto de dichas instalaciones...? Son grandes misterios y puedo añadir que los misterios en materia de este tipo de consideración significan graves riesgos de contaminación, ese ha sido la lección de las estaciones compresoras de gasoductos existentes.

Favor ver:
Sobre el gasoducto: tercera parte. sobre los suelos.
Publicado el 6 de mayo de 2011.
http://ortizfeliciano.blogspot.com/2011/05/sobre-el-gasoducto-tercera-parte-sobre.html


Nota de ROF.- Queremos dejar establecido claramente que estas preocupaciones se manifestaron al Cuerpo de ingenieros previo a la elaboración del borrador. Nos consta que otras personas e inclusive recursos periciales y académicas de mucho renombre han indican interrogantes claves similares o relacionadas sobre estos aspectos.

Las estaciones compresoras no son accesorios para proveer de gas a las instalaciones- son instalaciones industriales en grande. Los motores compresores contribuyen un promedio de casi 60 por ciento de todas las emisiones del óxido de nitrógeno de las operaciones del gas natural. -Nadia Steinzor, organizadora regional de Earthworks.


Nota adicional:
(previamente publicado en Feisbuk https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10150531019680539&set=a.156321780538.150469.607415538&type=1&theater)

Aspectos que no se atienden en el borrador (necesidad urgente de data y análisis):
Un gasoducto necesita otras instalaciones de procesamiento del gas tales como estaciones compresoras para mover el gas. Las estaciones compresoras se utilizan para mantener el gas en un estado de presión alta de modo que pueda viajar a través del gasoducto.


El compresor coloca el gas a través de la tubería comprimiendo el gas en intervalos a lo largo del sistema. El funcionamiento de estos motores es de 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año. La gente que vive cerca de instalaciones de procesamiento de gas ha tenido problemas de salud serios directamente asociables a los contaminantes en su aire y/o agua. Benceno, tolueno y arsénico han dado positivo en muestras de orina y/o sangre. Animales domésticos y ganado han muerto por envenenamiento con glicol etílico. Según testimonios: "Se enciende como un estacionamiento de Walmart de noche." Un visitante reciente divulgó malos olores y fuerte ruido de una estación de compresor y se preguntaba en voz alta, " ¿Cómo puede la gente vivir al lado de esto? ¿Qué está respirando?"

Sabemos que las estaciones compresoras tienen impactos negativos en la salud del ambiente y de la gente, que puede ser tan severa como las que se encuentran en el pozo de perforación de gas. Emiten compuestos carcinógenos y de neurotoxinas, compuestos orgánicos volátiles y óxidos de nitrógeno que crean el ozono (niebla con humo) y muchas más toxinas. La gente que vive en áreas con estaciones compresoras ha divulgado síntomas serios de salud tales como dolores de cabeza, vértigos, desmayos, contracciones musculares y tímpanos rotos por el rugido de baja frecuencia constante de los compresores. En partes de Texas rural en donde se localizan estaciones compresoras, las tasas de incidencia de asma en niños han subido de un 7% normal a un 25% muy anormal. Las comunidades cercanas a las instalaciones sentirán los contaminantes del aire más.

Otro problema común para muchas estaciones compresoras de gas natural es la acumulación de aguas residuales. En una facilidad (en Tenesí), donde cae aproximadamente 50 pulgadas de lluvia al año, la precipitación y filtraciones a sistemas de agua subterránea se acumula en y por la estación compresora. Agua extraña (e.g., condensado de los compresores de aire), y agua indeseada amontonada se registra a un índice promedio de 2.000 galones por semana. El agua contaminada no se puede bombear y descarga sobre la tierra creando implicaciones ambientales negativas.

1 comentario:

Colegio de Ingenieros y Agrimensores rechaza el gasoducto dijo...

El presidente del Colegio de Ingenieros y Agrimensores, Ángel L. González anunció que no avalan el gasoducto y aseguró que el proyecto no representa los mejores intereses del pueblo puertorriqueño.

Además adelantó que hará llegar su oposición al Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos, que evalúa el permiso para la construcción del gasoducto.

En conferencia de prensa en la sede del Colegio, González dijo que llegaron a tal conclusión luego de esperar por un año que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) le diera los planos, especificaciones técnicas, perfiles topográficos y los estudios de suelo y geología. "Nunca fueron entregados", dijo.

Rechazó los beneficios del gasoducto en el ámbito económico, de seguridad, ambiental y de ahorro energético. "El gasoducto va en detrimento de Puerto Rico", señaló González.

También aseguró que el proyecto costará más de $800 millones. Además, González recomendó poner en marcha otras opciones de diversificación energética.

http://www.elnuevodia.com/colegiodeingenierosyagrimensoresrechazaelgasoducto-1169613.html