sábado, 6 de junio de 2009

Crisis, esquizofrenia, realidad y derechos humanos: algunas impresiones después de la Asamblea del Pueblo


El único Estado estable es aquel en que todos los ciudadanos son iguales ante la ley. Aristóteles

La marcha-manifestación Asamblea del Pueblo ha servido para plantear a claras luces importantes aspectos contrastantes sobre la controversia que ha creado la administración del Partido Nuevo Progresista. Los cuestionamientos sobre la legalidad de la Ley 7, los verdaderos intereses del gobierno en servirle la isla en bandeja de plata a los grandes intereses y la rampante esquizofrenia oficial de funcionarios y legisladores que mienten descaradamente para tratar de justificarse distorsionando y desinformando a mansalva llegando hasta el ridículo de los comentarios del Secretario de Estado y el Presidente del Senado (a los que se ha unido de forma halucinatoria el Alcalde Santini) que las fotos aéreas de la actividad desminitieron patéticamente, cuando no simplemente se niegan a entregarle al pueblo la información como es su deber ministerial o enarbolan discursos desprovistos de cualquier contenido constitucional como lo hizo el aparentemente aspirante a fascista Secretario de Desarrollo Económico.

Todos sabemos que hay crisis, dicha crisis económica ha tomado tales dimensiones que hasta el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, ha entrado a debatir sus efectos. El mundo camina "sobre un polvorín de desigualdad, injusticia e inseguridad que está a punto de estallar", advirtió el informe 2009 de Amnistía Internacional, AI, que subraya que "la crisis no sólo es económica, sino de derechos humanos".


Que mucho subestiman al pueblo el club de los guaynabitos debutantes del Caparra Country Club, todos sabemos la realidad internacional que aqueja al mundo. El reporte Endeudamiento 2009, publicado este 20 de febrero en Berlín, da cuenta de que los países latinoamericanos le deben, en su mayoría, a bancos. Hasta ahora empero, no se temen quiebras a nivel estatal en América Latina con excepción de Haití, sin embargo el gobernador Luis Fortuño se cree que en Puerto Rico no conocemos la verdadera realidad y nuevamente miente y si nos dejamos llevar por sus señalamientos de histeria acomodaticia nos haría creer que somos el pueblo que peor está en el hemisferio americano ya que somos los únicos que estamos violentando por completo nuestro Estado de Derecho para diz que salvarnos. Falso, sencillamente no es verdad, sus argumentos los desmienten los informes de todas las organizaciones internacionales y hasta el mismo gobierno federal de Washington. Y esta estrategia de tener alianzas y juntillas con millonarios que en Puerto Rico enarbola nuestro flamante gobernador que cuenta en su historial profesional el evidente descrédito de haber dejado en quiebra a la Administración de Fomento y a Turismo durante su dirección plagada de desaciertos, (Ahh pero el resultó personalmente beneficiado (y sus amigos) igual que cuando fue Comisionado Residente que entre su esposa y el amasaron millones en ganancias incluyendo ser miembro activo de proyectos de desarrollo delincuentes.) es una teoría de política pública desprestigaida que hasta ha sido duramente criticada en la literatura universitaria tal como un importante estudio realizado en la Universidad de Yale. Uff...

Y qué sobre sus problemas potenciales con la administración de Obama cuando toma sus fondos y pretende incumplir los objetivos programáticos que el Congreso establece para su uso, habremos de regresar a ese tema. Ahh, si mis amigos es una primicia, el gobierno PNP no puede coger el paquete de estímulo de Obama para luego despedir empleados por más piruetas que haga Pierluisi ya que, entre otras razones, la labor de la congresista Nydia Velázquez que es yabucoeña de pura cepa (y no proviniente de exclusivas urbanizaciones y colegios privados) no solo es la Presidente del Caucus Hispano sino que es miembro destacada del Financial Services Committee del Congreso. Y vemos lo inevitablemente contradictorio de los anuncios de Obama en su afán de retener y crear empleos como estrategia de recuperación económica en claro contraste con los despidos y desplazamientos de empleos que anuncia Fortuño y su claque. Pero a este tema regresaremos.

(Favor ver: http://www.youtube.com/watch?v=k-OFIKrP-c8)


Gobernador sabemos que el planeta vive un momento temible de injusticia.

Más de mil millones de personas carecen de un suministro suficiente de agua potable. Cada semana mueren unas 42.000 personas como resultado de enfermedades relacionadas con la escasa calidad del agua y la falta de saneamiento. Más de un 90% de dichas muertes corresponden a menores de cinco años. Más de medio millón de mujeres mueren al año por las complicaciones durante el embarazo o el parto. El 99% de todas las muertes por causas derivadas de la maternidad se producen en los países en desarrollo. Más de 854 millones de personas sufren de malnutrición y más de 1.000 millones no tienen acceso a una vivienda digna, y así podríamos seguir dando números que evidencian la cruda realidad. Estos si que son pueblos en profundas y traumáticas situaciones de emergencia. Esto si es dolor y tragedia y no los comentarios prepagados de algún sanguijuela de Wall Street que para colmo trabaja en un engendro burgués que se llama Standard y Poor (como si lo estándar en su mundo fuese que existiese la pobreza para ellos lucrarse). Sin embargo, aunque nuestra solidaridad y esperanzas son poder ayudar a nuestros hermanos y hermanas del planeta, esa no es nuestra realidad directa e inmediata. Le faltamos el respeto a los verdaderos países en crisis extrema si aducimos lo contrario.

Sabemos cuán terrible es el marco de esta crisis internacional pero igual sabemos que en Puerto Rico no se justifica su ‘Ley Especial Declarando Estado de Emergencia Fiscal y Estableciendo Plan Integral de Estabilización Fiscal para Salvar el Crédito de Puerto Rico’ que busca desplazar los derechos humanos para beneficiar a los ricos. En plena crisis económica mundial, que amenaza con hundir en la pobreza a millones de personas, reclamar los derechos económicos, sociales y culturales con igual rigor que los derechos civiles y políticos es una tarea inaplazable lo cual es todo lo contrario a lo que propone esta administración ebria del poder colonial.

Fracasos de los gobiernos en materia de derechos humanos se han visto agravados aún más por la crisis económica mundial, lo que ha traído a un primer plano los problemas de la pobreza y la desigualdad, en palabras de la secretaria general de Amnistía Internacional: "No se trata sólo de economía… Es una crisis de derechos humanos: el mundo está sentado sobre una bomba de relojería social, política y económica", ha afirmado Irene Khan, en la presentación del informe anual de la organización sobre el estado de los derechos humanos en el mundo. 

En su lucha por atajar la crisis económica, los máximos responsables políticos y empresariales han relegado a un segundo plano los problemas relacionados con los derechos humanos y mediante sus embelecos buscan empeorar la situación para poder multiplicar sus ganancias aprovechando el dolor de la mayoría del pueblo.

"Todo lo ocurrido en 2008 –con una crisis económica en primer plano– indica que es preciso un nuevo modelo de liderazgo por parte de los dirigentes del mundo", ha afirmado Irene Khan. “Deben tomar verdaderas medidas, basadas en los derechos humanos, para atajar la creciente pobreza... La recesión económica está agudizando la crisis de derechos humanos. Se han agravado los abusos, se ha desviado la atención de ellos y se han creado nuevos problemas. Los derechos humanos se pisotearon en nombre de la seguridad y ahora se relegan al último puesto en nombre de la recuperación económica”.

En tiempos de crisis económica, se debe ejercer un control más estricto sobre las corporaciones para velar por que respeten los derechos humanos pero el gobierno de Fortuño pretende hacer todo lo contrario (de hecho de una manera totalmente incompatible con la política pública de la administración de Obama) y mediante sus políticas plagadas de mentiras y planteamientos fraudulentos quiere darle rienda suelta a las fieras capitalistas, eliminar las protecciones del Estado y hacerle la vida fácil a los que solo se interesan por engordar sus cuentas bancarias valiéndose de todo tipo de artimaña, violación ambiental y agresión clasista.













Así afirma el representante especial del secretario general para las Empresas y los Derechos Humanos, John Ruggie, al presentar su informe ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU: "Los derechos humanos están mucho más en riesgo en tiempos de crisis, y la crisis económica expone especialmente los derechos económicos y sociales. Ahora más que nunca, la agenda de las empresas y los derechos humanos es importante", afirmó Ruggie, quien agregó: "Cualquier ganancia que los gobiernos crean que van a obtener rebajando los estándares de respeto de los derechos humanos para las empresas es ilusorio, y no ayudará a una recuperación sostenida".

La manipulación de la crisis económica le ha dado espacio a las corporaciones para no cumplir sus obligaciones en relación a los derechos humanos. Esa lección la hemos visto entre otros escenarios, en las mismas investigaciones congresionales de los manejos turbios del sector bancario y de seguros. Y mientras tanto nuestro gobernador nos pretende convencer de que su alegada medicina amarga es para nuestro bien cuando sabe a ciencia cierta que dicha medicina amarga es de verdad terreno fértil para los grandes intereses y es permitirles hacer lo que quieran a cuenta de los derechos del pueblo.

John Ruggie destaca que "la solución para ambos problemas es la misma: los gobiernos deben adoptar políticas que induzcan a una mayor responsabilidad de las corporaciones, y las compañías deben adoptar estrategias que reflejen la obvia necesidad de que sus beneficios deben estar ligados al bienestar de la sociedad en su conjunto". Esto no se logra mediante despidos y desplazamiento de servicios públicos en esquemas de privatización lo que equivale a entregarle las necesidades del pueblo a los lobos.

"Reforzar el régimen de respeto a los derechos humanos de las corporaciones contra los abusos contribuye a la transición hacia una economía mundial más sostenible… En conclusión, las empresas y los derechos humanos no es un asunto efímero a considerar en algún momento del futuro, sino que debe estar en el centro de nuestras preocupaciones de hoy". (Ruggie)

El Índice de Capacidades Básicas (ICB) que ha calculado y publicado Social Watch en 2008, como varias otras fuentes oficiales e independientes, reconocen ahora que no será posible alcanzar los objetivos de mejorar los derechos humanos si se mantiene una actitud complaciente con los empresarios pero la administración PNP pretende que creamos que ellos saben hacer funcionar un programa de gobierno que en el resto del mundo ha fracasado miserablemente y hoy todos rechazan.

Nadie menos que Alan Greenspan, presidente de la Reserva Federal (el Banco Central de Estados Unidos) durante 18 años, hasta 2006, dijo ante la Comisión Supervisora de la Cámara de Representantes en octubre del año pasado que su enfoque antirregulatorio había sido "un error" y que pudo haber contribuido a la crisis. "Quienes confiamos en que el propio interés de las instituciones de préstamo protegería el patrimonio de los accionistas, y me incluyo en forma particular, nos encontramos en un estado de incredulidad estupefacta," le dijo Greenspan a los integrantes de la comisión.












¿Es cierto que la desregulación de la industria bancaria, el desmantelamiento de los estados de bienestar, la privatización de los servicios públicos y la apertura de las fronteras al flujo irrestricto de bienes, servicios y capitales ha tenido un efecto positivo sobre los derechos humanos y la democracia? A todas luces y en boca de todas las organizaciones internacionales y federales la respuesta es no.

¿O fue la subida al poder del "fundamentalismo de mercado" (una frase que han usado el financista George Soros, el ganador del premio Nobel Paul Krugman e incluso el ecomomista defensor del capitalismo de Mercado John Williamson) un obstáculo para la consolidación de la democracia, el fortalecimiento de los derechos humanos y la obtención de dignidad para todos? La vasta mayoría de los países aparentan concluir en la afirmativa mientras buscan salidas de la crisis que aumenta la desigualdad social, la pobreza y el dsesmpleo.

Pero Luis Fortuño pretende hacernos creer que el sabe algo que nadie en el resto del mundo moderno y en Washington sabe que es que acrecetando la crisis (mediante sus estratagemas neoliberales desprestigiadas en el mundo entero) es como se resuelve.

Es evidente – existe un amplio consenso al respecto- que las políticas desreguladoras, auspiciadas por gobiernos y organismos multilaterales durante las últimas dos décadas, están en la base de profundos desequilibrios y asimetrías en algunos mercados (especialmente los financieros y, en algunos países, los inmobiliarios) que han acabado por reventar, generando un tsunami que ha afectado al conjunto del sistema económico. Son ya muchos quienes sostienen, además, que dichas políticas han favorecido prácticas financieras y empresariales desastrosas, generadoras de precariedad laboral e inseguridad humana, mientras paradójicamente alimentaban un modelo de consumo tan alocado como insostenible. Es decir, no hay duda de que la crisis tiene causas, bien identificadas, que tienen que ver con la deserción del Estado y, en general, de las instituciones económicas que abdicaron de su función principal –garantizar el bienestar humano y la estabilidad del sistema-, para dejar en manos del mercado el destino de las personas.

Pero ¿qué podemos esperar de quienes creen que diez mil personas son suficientes para llenar la avenida desde Puerta de Tierra hasta el Capitolio? Y si igual como todos los que vieron la Marcha-Asamblea del Pueblo, saben que no es verdad su disparatada afirmación, entonces porqué su alegada conclusión, ¿por qué insistir en mentir? Ahh, bueno es de mentirosos, mentir. Goebbels el ministro de propaganda nazi debe estar dando brincos en su tumba al ver nuevos discípulos de su desprestigiada estrategia de usar las mentiras contnuas para diz que crear falsas realidades.

Como lo prometido es deuda, sucede que hay una doctina judicial, derecho preferente implicado, que en inglés se llama ‘implied preemption’ que significa que si Fortuño incumple los objetivos de los programas congresionales tales como los paquetes de ayuda económica de Obama (como despedir gente mientras coge fondos federales de esos programas) puede ser procesado no necesariamente en su convenientemente rentado Tribunal Supremo de Puerto Rico sino por el Supremo de los Estados Unidos (el mismo foro al que de seguro ha de ingresar la Honorable Sonia Sotomayor que entre sus credenciales tiene haber sido una mujer puertorriqueña pobre, proviniente de un proyecto de vivienda pública, hija orgullosa de una madre trabajadora y ser miembra activa del Colegio de Abogados de Puerto Rico, decisión que tomó hace décadas por razones de conciencia según sus propias palabras) ahh y si hay precedentes claros que lo obligan. Se identifican claramente las asignaciones de los fondos federales del paquete económico de Obama (mediante ley del Congreso) en, por ejemplo, la construcción de carreteras, labores de mejoras en edificios públicos y la educación, habremos de estar sumamente atentos a lo que hace el Gobernador con sus APP que de hecho ya han anunciado iniciarse en proyectos de carreteras.

Veamos: aplica el ‘implied preemption’ en una de sus modalidades cuando la ley estatal impide el logro de un objetivo federal. Este tipo de derecho preferente ocurre cuando un estado o una ley local interfiere con una meta o el objetivo que el Congreso intentaba lograr con un estatuto federal. Un resultado es que las leyes estatales en temas sobre los cuales el Congreso ha legislado son atacadas cada vez más con frecuencia como siendo incompatibles con los actos del Congreso e inválidas bajo la cláusula de supremacía de la Constitución.

(Favor ver: Gibbons v. Ogden (22 U.S.) 1 (1824); una interpretación moderna de Gibbons v. Ogden es Douglas v. Seacoast Products, 431 U.S. 265 (1977) “Podemos asumir con seguridad que el Congreso esta consciente del planteamiento, así como las críticas, de un caso tan famoso como Gibbons. No tenemos ninguna duda que el Congreso ha ratificado la interpretación estatutaria de Gibbons y su progenie.” Id., 278-279.)

Igualmente favor ver:
http://ortizfeliciano.blogspot.com/2009/05/la-alarmante-ilicitud-excepcional-del.html

Posdata:
Todos los seres humanos son libres e iguales en dignidad.
Toda persona tiene todos los derechos y libertades, sin distinción de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, o cualquier otra condición.
Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad.
Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de religión, de expresión; incluye investigar y recibir informaciones y poder difundirlas, sin limitación por cualquier medio de expresión.
Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión, al trabajo, a igual salario por trabajo igual, a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, alimentación, vivienda, asistencia médica, educación y ser parte activa en la vida cultural de la comunidad y todas las comunidades tienen los mismos derechos.
Tomado de http://ortizfeliciano.blogspot.com/2009/05/propuesta-creativa-participacion-frente.html basado en la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU.

Nota de epílogo.- Adelantamos nuestra intención de volver a abordar los temas suscritos en esta entrada incluyendo aspectos importantes tales como la relación entre la desinformación y el estado de excepción, léase dictadura/ oligarquía.

Rev. 09/06/09

5 comentarios:

Jose Oyola Medina dijo...

Excelente, gracias Roberto, me encantan sus analisis, al punto, concisos, y al parecer si me leyeras los pensamiemtos,
pero ud los explica mejor!

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Lula aboga por dar voz a todos los países en la lucha contra crisis económica

EFE , Ginebra | 15/06/2009

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, apeló hoy a mantener el compromiso con los derechos humanos en tiempos de crisis económica y, sobre todo, abogó por dar espacio a todas las naciones, ricas y pobres, en el debate para solucionarla.

"Ahora más que nunca, en un momento de desasosiego económico, los derechos humanos deben ser un tema indispensable en cualquier estrategia para superar la crisis mundial que comenzó en septiembre del 2008", dijo Lula durante su discurso ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

"A pesar de que Brasil forma parte del G-20, debo decir que la situación de crisis exige la participación de todos los países del mundo. Debemos escuchar a Obama, pero también a los presidentes de los países menos ricos, porque todos de forma directa o indirecta sufren las consecuencias de las irresponsabilidades de un sistema desregularizado que tenía por centro la especulación en lugar de la producción", añadió.

El presidente de Brasil señaló que la ONU debería estar en el centro de dichas discusiones, y apeló al secretario general, Ban Ki-moon, a promoverlo.

Asimismo, acusó a aquellos que "promovieron y defendieron el sistema y ahora no saben ni cómo explicarlo ni cómo salir de la crisis en la que han sumido al mundo".

Lula subrayó que las consecuencias más graves de la crisis económica las están sufriendo "los más pobres y los inmigrantes", dado que, en su opinión, estos últimos, están sintiendo los ataques de los autóctonos de los países ricos que piensan que los extranjeros les quitan su trabajo.

"Los pobres de Asia, África, Latinoamérica que transitan por el mundo en busca de trabajo son las principales víctimas ya que se les ve como los que quitan el empleo a los trabajadores de los países ricos", precisó.

Precisamente, en relación a la intolerancia, el presidente brasileño recordó la celebración, hace dos meses, de la Conferencia de Revisión de Durban sobre Racismo de la ONU, se congratuló por su contenido y abogó "por pasar de las palabras a los hechos y cumplir los compromisos asumidos".

Además, Lula felicitó a la Alta Comisaria de Derechos Humanos, Navi Pillay, por su "contribución fundamental" al éxito de la Conferencia.

"Su vida demuestra su compromiso en la lucha contra el racismo y la defensa de los derechos humanos", manifestó el presidente sobre Pillay, defensora de los derechos de los negros en el sistema racista del aparheit en Sudáfrica.

Lula también recordó su propia trayectoria personal y política y su pasado "de trabajador infantil, de exclusión, y de lucha por la libertad sindical en tiempos de dictadura".

En relación al Consejo de Derechos Humanos, Lula elogió su funcionamiento y en especial el Examen Periódico Universal (EPU) proceso de evaluación de la aplicación de los derechos humanos al que todos los estados miembros deben someterse.

El presidente Lula afirmó que el Consejo y su actividad representa un "avance importante", y que el trabajo desarrollado debe avanzar "con una agenda positiva, que es mucho más eficaz en la prevención de nuevas violaciones de los derechos humanos".

"Debemos promover el diálogo no la imposición", agregó.

Asimismo, hizo un balance de las políticas sociales de su gobierno que, según él, han permitido que 11 millones de familias tengan una renta mínima que les permita subsistir; sacar a 10 millones de brasileños de la pobreza; y lograr que otros 20 millones engrosen las filas de la clase media.

El presidente brasileño también intervendrá hoy en la Cumbre Mundial sobre el Empleo, en el marco de la Conferencia Internacional del Trabajo, y posteriormente, se entrevistará con su homólogo francés, Nicolas Sarkozy.

http://www.adn.es/sociedad/20090615/NWS-0457-Lula-economica-crisis-paises-lucha.html

Miliciano libertario dijo...

Este tema es interesante, la crisis, de lo que yo recuerdo nadie a entrado en crisis por mi culpa. entonces por que tengo yo como trabajador que pagar la crisis cuando los que la provocaron y se gastaron la pasta no la tocan ni con una vara. Yo le agradezco a Lula el que quiera invitar a los pobres a ese baile pero, ese es un baile de ricos. Al fin ellos haran lo de siempre, hacernos pagar a nosotros el gustazo que se dieron.

salud.

Omayra Rios dijo...

Si, pero por no estar pendiente y velando nuestros intereses adivina quien va a pagar los platos rotos, hechaos pa'tras y culpando a los que por nuestra culpa, si por nuestra culpa por que tan culpable es el que mete la mano como el que se hace el loco, ahora se llevaron hasta los clavos y nos queremos hacer los desentendidos. Asi es que les damos la mano libre.....

Carmelo Campos Cruz dijo...

Quisiera equivocarme, pero esto no es sino parte de la campaña del Brasil por ser miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU.