lunes, 19 de enero de 2009

Crímenes y ética en la guerra urbana...segunda parte.

Mensaje de ROF

No hay ninguna creencia religiosa que justifique la crueldad, ninguna. No hay ningun texto religioso que justifique el abuso y el discrimen, y menos cuando se trata de vidas inocentes.

Logros y frustraciones y otras cosas, tanto nacionales, la violencia y el desasosiego social y otras cosas, tanto internacionales, la demencia de las guerras, la pobreza globalizada, la hambruna y en estos últimos días el dolor de las víctimas inocentes de los bombardeos en Gaza...esa extraña conciencia de ver empañada la alegría con la inevitable insatisfacción de ver cuántas cosas se quedan en el tintero, cuántas metas siguen desafiando nuestros anhelos maratónicos por llegar a niveles más ecuánimes de vivir y convivir, cuantos nuevos y terribles retos siguen asomando sus rostros terribles. Y siquiera puedo pensar que la guerra entre los sueños y las pesadillas sigue rugiendo ferozmente.

La expresión ha crecido notablemente y a la vez comienza con fuerza a convertirse en medio de intercomunicación con amistades viejas y nuevas, conocidos y aún sin conocer, cada día más...

Veamos citas surgidas durante la crisis en Gaza (*):

La mañana del dos de enero, tres niños jugando en Gaza habían muerto...

Las “condiciones para los padres y los niños en Gaza son peligrosas y espantosas,”
-Gaylard Maxwell, coordinador humanitario de Naciones Unidas para los territorios palestinos, "Con la violencia, es extremadamente difícil conseguir enviar alimento a la gente que lo necesita, nosotros no podemos determinar donde están las necesidades más urgentes.”



Es evidente la ambigüedad en la sala de los cuidados intensivos en el hospital de Shifa, donde yacía el cuerpo del Dr. Madhoun (un doctor que muere mientras va en una ambulancia a responder a una emergencia de civiles heridos). Había 11 pacientes. Uno era farmacéutico, Rawya Awad, 32, que tenía una herida en la cabeza. Varios eran oficiales de policía. Era imposible saber las identidades de muchos de los otros. Pero había varios niños en otra Unidad de Cuidados Intensivos el martes. Entre ellos estaba Ismael Hamdan, 8, que tenía daño de cerebro severo así como dos piernas quebradas, según un doctor. Anterior a ese día, dos de sus hermanas, lama, 5, y Hayya, 12, fueron matadas. “Les preparé desayuno ese día en el jardín,” dijo a su madre, Ayda, 36. “Comían el té, el pan y el tomillo.” Ismael se ofreció voluntariamente para botar la basura, pero Hayya y lama lo hicieron. El bote de basura está delante de la casa, una caminata de cinco minutos. Oí de pronto las voces de mis vecinos. Un pariente recogió los cuerpos del lama y de Hayya en un carro de burro. “Los vecinos intentaron salvar a Ismael, que era el único que respiraba,” ella dijo. “Dicen que volaron 40 metros antes de golpear la tierra.” Ismael murió la noche de miércoles.

Amr Musa,secretario general de la Liga Árabe: "¿cuál es la cifra mágica de víctimas para que el Consejo de Seguridad actúe?"...












Salah Abu Rafia, 38, acompañaba a parientes heridos (al hospital), incluyendo su hijo de 10 años, Zeid. El Sr. Abu Rafia dijo que un F-16 disparó los misiles alrededor de su casa en la vecindad de Zeitoun, al oeste de la ciudad de Gaza, mientras la familia se sentaba afuera. Él dijo que los combatientes de Hamas habían estado en el área pero había tenido miedo de decirles que se fueran. Desaparecieron tan pronto como oyeran los aviones, él dijo. “Somos los que estamos los que pagamos el precio,” Sr. Abu Rafia dijo.

El Grupo de Relatores Especiales sobre Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) llamó...a respetar el derecho internacional sobre garantías individuales y proteger a los civiles en el conflicto armado en la franja de Gaza.

En un comunicado, la presidenta del grupo de Relatores Especiales, Asma Jahangir, demandó que el derecho internacional de derechos humanos sea respetada por todas las partes involucradas en el conflicto.

"Llamamos a todas las partes a frenar todas las acciones en que resulten afectada la población civil o la pongan en riesgo", indicó Jahangir, quien dirige el grupo de relatores especiales, que en nombre de la ONU investigan y formulan soluciones a problemas de derechos humanos.

"Tanto los ataques aéreos de la fuerzas armadas de Israel, como los ataques con cohetes lanzados desde Gaza están ocasionando una pérdida de vidas imperdonable y están poniendo en riesgo extremo a la población civil de las áreas afectadas", apuntó.

Jahangir destacó que "el uso de una respuesta ofensiva desproporcionada por Israel y la falta de protección de los civiles por ambas partes no puede ser justificada bajo ninguna circunstancia".

Agregó que estas acciones "constituyen una clara violación al derecho internacional de derechos humanos y al derecho humanitario internacional".

"Instamos a todas las partes involucradas en las hostilidades a garantizar el acceso de personal de ayuda humanitaria y a permitir que hagan su trabajo y puedan distribuir comida, cuidar a heridos y asegurar el abasto esencial de energía y condiciones de salubridad", demandaron.

Fuentes del hospital Ash Shifa, de la ciudad de Gaza, informaron que esta noche murieron los dos padres y los cinco niños de la familia Abu Eisha como consecuencia de un ataque naval contra su casa en la zona de Al Mashtal, al norte del campo de refugiados de Ash Shati (al oeste de la ciudad de Gaza).


Los médicos palestinos también confirmaron esta mañana la muerte de seis personas pertenecientes a la familia Samudi, entre ellas tres niños, a causa del impacto de un proyectil sobre su casa en el barrio de Zaytun, en la ciudad de Gaza. Poco antes, los soldados israelíes habían abierto fuego contra una zona residencial del mismo barrio, causando la muerte de una niña de cinco años de la familia Al Hilu y de su abuelo. La madre resultó gravemente herida.

La organización Save the Children advirtió hoy que miles de niños y bebés en Gaza sufren un serio riesgo de hipotermia por la falta de combustible, la necesidad de tener abiertas las ventanas de los edificios para evitar el impacto de los cristales y los efectos de una prolongada malnutrición.

En un comunicado difundido hoy en Londres, esta ONG señaló que "las frías temperaturas y el corte del suministro de electricidad en Gaza están amenazando las vidas de recién nacidos, las víctimas más vulnerables que están en medio del conflicto entre Israel y Hamás".

La mayoría de las casas y hospitales en Gaza, donde las temperaturas por la noche están en torno a los cero grados centígrados, no tienen electricidad ni calefacción, aseguró Save the Children, que añadió que muchos menores corren peligro de morir de frío.

"Las familias se ven forzadas a dejar abiertas las ventanas de su casa para evitar que los cristales estallen con la onda expansiva de los bombardeos, lo que hace imposible mantener calientes los hogares", añadió esta ONG, que trabaja en la zona suministrando artículos de primera necesidad a unos 6.000 niños palestinos.


La ONG recoge el testimonio de Shaul Dollberg, profesor de la Universidad de Tel Aviv y miembro de la organización Médicos por los Derechos Humanos, quien considera que "hay un riesgo potencial para la supervivencia de los niños que están por debajo del peso promedio, especialmente los bebés de menos de seis meses".

El portavoz de Save the Children en Jerusalén, Dominic Nutt, explicó, por su parte, que el personal de esta organización está arriesgando su vida para seguir haciendo llegar la comida a Gaza.

"Las casas de dos miembros de nuestro personal han resultado seriamente dañadas por los bombardeos. Nadie está a salvo, pero sencillamente tenemos que hacer todo lo que está en nuestro poder para proteger a niños y bebés en este conflicto", dijo Nutt.

Las autoridades israelíes mantienen un férreo control de la información desde el inicio de la operación 'Plomo Sólido' y, a pesar de las sentencias contrarias del Tribunal Supremo, impiden la entrada en la Franja de Gaza a los periodistas extranjeros, que deben seguir el conflicto desde kilómetros de distancia.

En ese sentido, la ONG Human Rights Watch (HRW) emplazó hoy a Israel a permitir de forma inmediata el acceso de observadores humanitarios y periodistas a la Franja para "disuadir abusos de las partes enfrentadas y ayudar a salvar vidas".


En un comunicado, HRW insta al Gobierno israelí a cumplir con la sentencia del Tribunal Supremo israelí del 31 de diciembre de 2008 que obliga a las autoridades a permitir la entrada de doce periodistas a la Franja.

"La presencia de periodistas y observadores de Derechos Humanos en las zonas de conflicto proporciona una comprobación esencial con respecto a los abusos contra los Derechos Humanos y las violaciones del derecho de guerra", explicó HRW.

Desde principios de noviembre, cuando comenzó a deteriorarse el cumplimiento del alto el fuego entre Israel y las milicias palestinas, el Gobierno restringe el acceso a Gaza de los periodistas y activistas de Derechos Humanos extranjeros y nadie ha podido entrar en la zona desde que comenzó la campaña de bombardeos, el pasado 27 de diciembre.

"Los periodistas y los observadores de Derechos Humanos deberían poder entrar en Gaza para investigar e informar sobre la conducta de ambas partes", declaró un investigador de crisis de HRW, Fred Abrahams. "Las excesivas restricciones de Israel al acceso a Gaza sólo consiguen evitar este efecto disuasivo y pone a los civiles en mayor peligro", dijo.

El Gobierno israelí respondió a la sentencia del 31 de diciembre diciendo que permitiría la entrada de ocho periodistas en la Franja cada vez que abriera el paso fronterizo de Erez. Sin embargo, el paso sigue cerrado por el Ejército. "El Ejército aún no ha cumplido con la promesa a pesar de la creciente presión", destaca el diario israelí 'Haaretz' en un artículo publicado hoy.


Sderot, la ciudad israelí más cercana a la Franja de Gaza, se ha convertido en un centro clave para los medios de comunicación de todo el mundo. Entre 400 y 500 periodistas extranjeros están en Israel desde que comenzó la operación 'Plomo Sólido', el pasado 27 de diciembre, muchos de ellos figuras destacadas como Christiane Amanpour, de CNN, o Bob Simon, de la CBS.

Además, la lista de periodistas que han solicitado la entrada en Gaza se ha visto condicionada por las autoridades israelíes y por el sistema de periodistas estrella. Por ejemplo, la periodista sueca Catrin Ormestad, corresponsal del británico 'The Economist' y de varios diarios suecos, lamentó que no tuvo ninguna posibilidad de entrar en la lista de ocho periodistas que podrían entrar en Gaza porque no pertenece a cadenas como la Fox o la CNN.

Las autoridades israelíes rechazan la presencia de periodistas extranjeros alegando que podría ocurrirles algo que obstaculice las operaciones militares israelíes. "¿Qué pasaría si alguno de esos periodistas resultase herido? Incluso si no tuviera que ver con un error israelí sería entendido como fundamental por los palestinos", afirmó un responsable israelí en declaraciones a 'Haaretz' bajo condición de anonimato.

Sin embargo, esta parece ser sólo una de las razones. Mantener a los periodistas en Israel, alejados de Gaza es positivo para la imagen de Israel, reconoció otro responsable, ya que los medios de comunicación viven la guerra desde el lado israelí.

Además, Israel está siendo muy estricto sobre la censura militar. En la noche del sábado, cuando comenzó la invasión por tierra de la Franja, un periodista de una televisión iraní desplazado a Israel violó las normas de censura militar, por lo que se emitió una orden de detención contra él.

Según el director de la Oficina de Prensa del Gobierno israelí, Danny Seaman, se le ha retirado la acreditación al periodista por razones de seguridad.


Seaman explicó que están siendo más estrictos porque "demasiadas veces hemos hablado con demasiadas voces". "Esta vez está claro que el sistema es serio y está unificado. Esa fue una de las conclusiones de la comisión Winograd, pero esta vez no habrá violaciones de la censura", afirmó en referencia a la comisión de investigación gubernamental sobre la actuación del Gobierno y el Ejército durante la guerra de Líbano de 2006.

La sentencia del Tribunal Supremo fue motivada por una demanda planteada por la Asociación de la Prensa Extranjera en Israel, organización que representa a más de 400 miembros de medios de comunicación de todo el mundo. La asociación calificó la prohibición de "restricción sin precedentes de la libertad de prensa".

Además, el pasado 21 de noviembre 22 altos ejecutivos de los principales medios de comunicación, incluidas las principales agencias y televisiones, enviaron una carta al primer ministro israelí, Ehud Olmert, para quejarse por "la negativa prolongada y sin precedentes a las peticiones de acceso a la Franja de Gaza por parte de los medios de comunicación internacionales".

El Derecho Internacional Humanitario, aplicable en un conflicto armado, defiende el derecho a la libertad de expresión de periodistas y observadores de Derechos Humanos. Los Estados pueden restringir la libertad de expresión alegando razones de seguridad nacional, pero sólo respetando la ley y en la medida en la que sea necesario por razones específicas y sinceras de seguridad, según lo recogido en los Principios de Johannesburgo sobre Seguridad Nacional, Libertad de Expresión y Acceso a la Información, un documento firmado en 1995 por un grupo de expertos en Derecho Internacional y considerado una guía autorizada para la interpretación y aplicación del derecho a la libertad de expresión en relación a la seguridad nacional.


"Cualquier restricción de la libre circulación de información no podrá ser de naturaleza tal que frustre los propósitos de la legislación humanitaria y sobre Derechos Humanos. En particular, los Gobierno no deberán prohibir el acceso a las zonas en las que son responsables y en las que haya dudas razonables de que se puedan estar cometiendo o se hayan cometido violaciones de la legislación humanitaria o de Derechos Humanos a periodistas o representantes de organizaciones intergubernamentales o no gubernamentales que velen por el cumplimiento de los criterios humanitarios o de Derechos Humanos", según los Principios de Johannesburgo.

Además, "los Gobiernos no impedirán el acceso de periodistas o representantes de tales organizaciones a zonas en las que haya violencia o un conflicto armado excepto en el caso en que su presencia implique un claro riesgo para la seguridad de otras personas".

"La presencia de periodistas y observadores de Derechos Humanos no tiene que ver sólo con el derecho a la información", indicó Abrahams. "La presencia de observadores independientes durante un conflicto armado puede prevenir malas conductas y salvar vidas", agregó.

Sin agua corriente, alimentos suficientes y provisiones médicas elementales, los habitantes de la faja consideran que el alegato israelí de que en la zona no existe una crisis humanitaria, es poco convincente.

Umm Thaer,refugiada en Khan Younis dijo que "¿por qué debemos salir de nuestras casas? ¿Por qué están mintiéndole a los civiles? Ellos (los israelíes) dicen que el objetivo de sus ataques aéreos son los hombres palestinos armados, pero todo eso es mentira. Su objetivo son niños y viviendas. Son ellos quienes sufren los ataques mientras duermen."


Los médicos informaron que tres rescatistas palestinos fueron asesinados el domingo, aumentando a 7 el número total de personal médico abatido a lo largo de los nueve días de ataques.

Las Naciones Unidas afirmaron que los servicios públicos en Gaza casi no funcionan con normalidad. La planta de energía eléctrica está cerrada y el sistema sanitario no está en condiciones de tratar las aguas residuales.

Naciones Unidas ha afirmado que entre los palestinos muertos en la actual guerra de agresión israelí contra Gaza el porcentaje de civiles era de aproximadamente un "25%"y que "es probable que aumente". Suponiendo la mejor de las intenciones, el afirmar esta cifra tan dolorosamente baja es fruto de una investigación pobre o una incompetencia escandalosa. En el peor de los casos revela un engaño y una información errónea intencionada que sólo puede beneficiar a la ya generalizada y bien engrasada máquina de relaciones públicas israelí.

B'Tselem, la principal organización de derechos humanos de Israel que a menudo publica informes asépticos, "equilibrados" o selectivos que se centran en los comportamientos menos criminales de Israel en los territorios palestinos ocupados, se vio obligada a concluir que el ejército israelí estaba atacando deliberadamente "lo que parecen ser objetivos civiles" que no "están involucrados en acciones militares contra Israel", sin hacer la distinción entre víctimas masculinas y femeninas.

El patrón de crisis crece exponencialmente debido a, entre otras cosas, las facilidades destruidas y los problemas de carencia de electricidad (supuestamente un millón de palestinos carecen de luz eléctrica) y de agua potable (aproximadamente 750,000) mientras la situación crítica y sobrepoblada de las instalaciones hospitalarias y de emergencia aumenta.











Gaza sufre la escasez de alimentos y combustible. Gran parte de la franja continúa sin electricidad y agua potable.

El vituperio por un ataque israelí cerca de una escuela de la ONU, en el que murieron 39 personas, continuó mientras que la oficina de Naciones Unidas responsable del edificio demandó una investigación imparcial sobre el ataque.

Un total de diez camiones del Programa Mundial de Alimentos (PAM) cargados con 300 toneladas métricas de ayuda alimentaria entraron hoy en la Franja de Gaza durante las tres horas de alto el fuego declarado por Israel para permitir el paso de ayuda humanitaria y atender a la población civil afectada por el conflicto.

Así lo confirmó a Europa Press la portavoz del PAM Barbara Conte, quien explicó que los camiones han entrado "sin incidentes" en el enclave palestino a través del paso fronterizo de Kerem Shalom, en el sur, y que las toneladas de alimentos ya han sido distribuidas en la ciudad de Gaza y en Jan Yunés.

Desde que comenzaron los ataques aéreos en la Franja de Gaza, el pasado 27 de diciembre, Conte explicó que el PAM ha conseguido distribuir asistencia humanitaria a más de 50.000 personas en todo el territorio, donde "las necesidades de los habitantes aumentan cada día".

Asimismo, señaló que 15.000 personas han recibido principalmente pan para cubrir sus necesidades básicas, mientras que carne enlatada y galletas altamente energéticas han sido distribuidas en 13 hospitales de Gaza, cantidad suficiente para 6.000 pacientes y el personal durante un mes.

El PAM hizo un llamamiento a las partes en conflicto a permitir "un respiro humanitario" así como un espacio para poder atender las necesidades de la población más vulnerable de la Franja y reanudar así la distribución de alimentos a gran escala. En este sentido, la organización dio la bienvenida a las tres horas diarias de tregua como primer paso.

Según el PAM, para asegurar la capacidad de la ONU para continuar entregando ayuda alimentaria en las próximas semanas es "vital" que todos los pasos fronterizos entre Israel y Gaza sean reabiertos "lo antes posible".


Una coalición de agencias humanitarias, de Derechos Humanos y desarrollo reclamó hoy a la Unión Europea que suspenda "inmediatamente cualquier refuerzo adicional de sus relaciones con Israel" hasta que israelíes y palestinos pacten un alto el fuego global en Oriente Próximo y se garantice el acceso humanitario "sin interrupciones" a la Franja de Gaza.

“Éste no es el momento de otorgar beneficios a una parte del conflicto. Las bajas civiles y la destrucción de hogares, escuelas e infraestructura básica en Gaza es estremecedor y aumenta cada día. La UE no puede proceder a reforzar nuestras relaciones con Israel mientras estas violaciones se estén dando", recalcó el presidente de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), Souhayr Belhassen.

La coalición considera que tanto la ofensiva militar israelí en Gaza como el lanzamiento de cohetes caseros contra Israel han provocado "muertes civiles inaceptables", reza el comunicado conjunto, petición de las organizaciones de más de 10 países europeos, incluidas Oxfam Internacional, World Vision y Muslim Aid.

¿Quién es un civil? Los niños ensangrentados de Gaza son claramente civiles.

¿qué son el Ministerio de Interior, en el que perecieron dos médicos tras un ataque, o una casa de cambio, que fue destruida en un ataque que dejó a un niño herido?


Mientras las cifras de muertos aumentan en la Franja de Gaza, preguntas espinosas se abren paso: ¿quién y qué se puede considerar un blanco militar legítimo en un territorio gobernado por un grupo que es considerado por muchos países como una organización terrorista?

“Incluso si hay un blanco legítimo no se pueden lanzar diez toneladas de bombas sobre él.”-Fred Abrahams, investigador de HRW

Israel ha dicho que está actuando dentro del marco del Derecho Internacional Humanitario, pero organizaciones defensoras de los derechos humanos temen que esté estirando los límites de la legislación internacional.

Paralelamente a que los enfrentamientos se intensifican en la densamente poblada Franja de Gaza, las preguntas se hacen más punzantes.













El Derecho Internacional Humanitario estipula que se debe mantener al mínimo los heridos civiles. Para ello, se basa en la distinción entre "combatientes" y "no combatientes".

El Comité Internacional de la Cruz Roja, guardián de las Convenciones de Ginebra -que son la base del Derecho Internacional Humanitario- define un combatiente como una persona "directamente involucrada en hostilidades".

Pero, el vocero de las fuerzas de defensa israelíes, Benjamin Rutland, le dijo a la BBC: "Nuestra definición es que cualquier persona que esté envuelta en actividades terroristas con Hamas es un blanco válido. Esto incluye tanto instituciones estrictamente militares como instituciones políticas que provean apoyo logístico y recursos humanos al brazo terrorista (de la organización)".

Philippe Sands, profesor de Derecho Internacional de la Universidad College London (UCL), dijo que él no está al tanto de que ninguna democracia occidental asuma una definición tan amplia como esa.

"Una vez se extienda la definición de combatiente de la forma como las fuerzas de defensa israelíes lo están haciendo, se empieza a asociar individuos que están indirecta o periféricamente envueltos. Se convierte en una definición abierta, que socava los verdaderos objetivos y propósitos de las normas que se intentan aplicar", dijo Sands.

La primera ola de bombardeos israelíes, que estaban dirigidos a las estaciones de policía a lo largo de Gaza, es un caso clave en este punto. Especialmente, si se toma en cuenta el ataque en el que murieron al menos 40 reclutas que estaban en un desfile.


La organización israelí defensora de los humanos B'Tselem -que ha puesto en la palestra pública este tema por medio de una carta dirigida al Fiscal General de Israel- dijo que parece que quienes murieron en ese ataque estaban siendo entrenados en cursos de primeros auxilios, derechos humanos y mantenimiento del orden público.

Las fuerzas de defensa israelíes dijeron que de acuerdo con información de inteligencia, miembros de la policía con frecuencia tienen "un segundo trabajo" dentro de las escuadras que lanzan cohetes hacia su territorio. Sin embargo, no se han dado detalles sobre los lugares y las personas que Israel tiene en la mira.

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) argumenta que incluso si los policías tienen una "doble vida" y se desempeñan como militantes de Hamas, sólo pueden ser legalmente atacados cuando estén participando en actividades militares.

Acción militar. Tanto B'Tselem como HRW están preocupados por el ataque a sitios evidentemente civiles como una universidad, mezquitas y edificios gubernamentales.










El Protocolo Uno de las Convenciones de Ginebra -citadas, pero no firmadas por Israel- dice que para que algo sea un objetivo militar legítimo, debe "hacer una contribución efectiva a una acción militar" y su destrucción y neutralización debe también ofrecer "una ventaja militar definitiva".

Israel señala que ha bombardeado mezquitas porque son instalaciones usadas para guardar armas. En un video en el que se filmaron los ataques aéreos, el ejército israelí dijo que se observaron explosiones secundarias, lo cual -según esa instancia-prueba su argumento.

Pero, no hay evidencia que sustente las denuncias israelíes de que los laboratorios de la Universidad Islámica, que fue intensamente bombardeada, eran usados para llevar a cabo investigaciones sobre armas, o que, al menos, tres casas de cambio estuvieran envueltas en la "transferencia de fondos para actividades terroristas".


"Asegurar que todas esas oficinas son blancos legítimos, sólo porque están afiliadas a Hamas, es legalmente erróneo y extremadamente problemático", dijo la directora de B'Tselem, Jessica Montell.

Proporcionalidad
Otros incidentes han despertado preocupaciones sobre el concepto de "proporcionalidad".
Esta definición plantea que la ganancia militar de una operación debe ser proporcional a las pérdidas civiles en las que se incurrió al ejecutarla.

Fred Abrahams, uno de los investigadores de mayor jerarquía de HRW, señaló: "Incluso si hay un blanco legítimo no se pueden lanzar diez toneladas de bombas sobre él".

Cinco hermanas de la familia Balousha murieron cuando dormían debido a que una mezquita supuestamente relacionada con Hamas fue bombardeada en el campo de refugiados de Jabaliya, durante el segundo día de la operación.

HRW ha hecho un llamado para que se investigue el incidente. "¿Era la mezquita un blanco legítimo? Tenemos nuestras dudas ¿Usaron armamento que limitaría el daño a civiles? Tenemos nuestras serias dudas", dijo Abrahams.

Otro caso es el bombardeo de un camión, que según Israel estaba lleno de misiles.
B'Tselem y el propietario del camión, quien dijo que su hijo y otras siete personas murieron, señalaron que el vehículo tenía bombonas de oxígeno para soldar.
Israel sostiene que el depósito de donde las bombonas se sacaron era conocido en el pasado por guardar armas.

¿Cuán buena es la inteligencia de Israel? ¿Cuán probable era que, por ejemplo, en el momento de tomar la decisión, la información resultara errónea? ¿El potencial beneficio fue mayor que las pérdidas posibles?


“Lo que es proporcional a los ojos de una persona podría ser desproporcionado a los ojos de otra”.-Philippe Sands, profesor de Derecho Internacional de UCL.

Los expertos dicen que temas como las intenciones de las partes, las razones para ir a la guerra, las acciones tomadas para proteger o exponer a civiles y las condiciones en el terreno, forman parte de una ecuación legal mucho más complicada.

“¿Pueden escucharlo? El ejército israelí se está acercando a mi barrio y se sienten ruidos intensos afuera. Estoy en el norte del campo de refugiados de Beit Lahiya, si uno mira por la ventana se ven los tanques y mucho humo. Lo único que podemos hacer es escuchar la radio local." La mayoría de las estaciones son de Hamas y no siempre dan la información exacta.

En medio de la transmisión irrumpen los mensajes en árabe de la radio israelí diciendo: "por su propia seguridad les urgimos que abandonen sus casas y vayan al centro de la ciudad". No dicen de qué ciudad. Yo considero Beit Lahiya como una ciudad. Sería más útil si nos dijeran por ejemplo que fuéramos a la escuela local de Beit Lahiya.

La espiral de violencia y muerte de civiles inocentes, y por otro lado, la presión internacional y los esfuerzos tanto diplomáticos como investigativos de grupos de derechos humanos e interés público van montando una ofensiva tal vez definitiva.


Un equipo de médicos noruegos que trabaja en la Franja de Gaza ha asegurado que el Ejército israelí está utilizando el llamado Explosivo de Metal Denso Inerte (DIME, por sus siglas en inglés), un tipo de bomba elaborada mediante una aleación de tungsteno, que está prohibida por las Convenciones de Ginebra y que mutila el cuerpo de sus víctimas.

En declaraciones a Global Research --órgano de difusión del Centro de Investigación para la Globalización, una institución privada con sede en Canadá--, el médico noruego Mads Gilbert aseguró a principios de esta semana que en el hospital de Al Shifa había atendido a un niño de diez años "que tenía todo el pecho lleno de fragmentos de la bomba y en su regazo la pierna mutilada de otra persona".

Según Gilbert, la potencia explosiva de estas armas se disipa muy rápidamente y su efecto no llega muy lejos, apenas unos diez metros a la redonda, pero las personas que son alcanzadas por sus ondas de presión "son despedazadas". "Por supuesto, estamos atendiendo lesiones por fragmentación y por quemaduras, pero los mutilados son una elevada proporción", declaró.

Otro médico noruego del hospital de Al Shifa, Erik Fosse, aseguró en un correo electrónico al diario mexicano 'Excélsior' que el DIME "contiene un explosivo muy potente que genera una onda de presión con partículas del tamaño del polvo y las personas que están cerca del estallido sufren enormes daños en las piernas y la parte inferior del cuerpo como si hubieran sido despedazadas, así como numerosas y diminutas perforaciones causadas por las partículas". "Hemos visto a muchos pacientes así, con grandes pedazos de tejido muscular desgarrados de la carne viva", explicó.


LAS CONVENCIONES DE GINEBRA. Por su parte, la jurista y presidenta de la prestigiosa Asociación Nacional de Abogados de Estados Unidos, Marjorie Cohn, ha advertido de que "los ataques contra civiles violan la Cuarta Convención de Ginebra", de la misma forma que los lanzamientos de cohetes contra Israel por parte de los grupos armados palestinos desde la Franja de Gaza "son ilegales" porque "no distinguen entre objetivos civiles".

"Los ataques aéreos y terrestres de Israel en Gaza violan las Convenciones de Ginebra de cuatro formas", explicó. Por una parte, Israel está llevando a cabo "el castigo colectivo contra una población entera por los actos de unos pocos milicianos". Asimismo, los ataques están alcanzando a la población civil, "como demuestra el gran numero de víctimas civiles", prosiguió, y suponen "una respuesta desproporcionada a los disparos de cohetes contra Israel".

Por otra parte, explicó, el Estado hebreo, "en su calidad de potencia ocupante, tiene la obligación de suministrar ayuda alimentaria y médica a la población ocupada". "El bloqueo ha generado una crisis humanitaria en Gaza", añadió.

Según informó la ONU, un proyectil disparado por un tanque israelí cobró la vida hoy de dos palestinos conductores de ambulancias en un convoy de la UNRWA. Además, las escuelas gestionadas por la agencia de la ONU también han sido atacadas en los últimos días por Israel, dejando más de 45 palestinos muertos.

El portavoz de la ONU, Richard Miron, dijo que el Ejército israelí había sido notificado de antemano sobre la presencia del convoy de la UNRWA, que resultó alcanzado mientras se dirigía al paso fronterizo de Erez con Israel. Tras el incidente, todos los convoyes hacia Erez y el paso comercial de Kerem Shalom fueron suspendidos. Este último ha sido el principal punto de paso para la ayuda humanitaria que entra en Gaza.

"Esto pone de manifiesto la inseguridad fundamental dentro de Gaza en un momento en el que estamos intentando abordar las serias necesidades humanitarias de la población aquí", añadió Miron.

La organización no gubernamental Acción contra el Hambre (ACH) reclamó hoy un "alto el fuego inmediato" en la Franja de Gaza para poder atender a las necesidades de la población, ya que "las tres horas diarias de 'tregua humanitaria' ofrecida por el Gobierno israelí son positivas pero continúan siendo insuficientes para proveer la asistencia necesaria".

"Lo realmente urgente es un alto el fuego, un corredor seguro para que la ayuda humanitaria pueda entrar en Gaza a través de todos los puntos de ingreso, gasolina para los generadores y acceso a la zona para los equipos de ayuda humanitaria", advirtió la organización en un comunicado.

Por ello, "Acción Contra el Hambre reclama que ambas partes suspendan las hostilidades para crear un ámbito propicio a la asistencia y la protección de los civiles en Gaza, tal y como indica el Derecho Humanitario Internacional", añadió.

Según ACH, "Gaza tiene una población de 1,5 millón de habitantes, de las cuales un millón son mujeres y niños sometidos a bombardeos por tierra, mar y aire a lo largo de los últimos doce días, sin ninguna posibilidad de escape".

"Actualmente, 1,3 millones de personas dependen de los alimentos que entran en Gaza en cantidades insuficientes", prosiguió. "Los alimentos que logran pasar son casi imposibles de distribuir debido a los enfrentamientos armados y al serio riesgo que esto conlleva para el equipo de Acción contra el Hambre así como para las personas que van a recogerlos", denunció.

"La situación ha obligado a miles de familias a huir de sus hogares, a dirigirse a refugios que Naciones Unidas ha emplazado en escuelas o a irse con amigos o familiares", indicó la ONG. "Desgraciadamente y a pesar de estar bien identificadas como refugios de Naciones Unidas, las escuelas no ofrecen suficiente seguridad", prosiguió ACH, que recordó que "en los últimos dos días más de 40 personas han perdido la vida en estos refugios".

Aparte, "800.000 personas no tienen acceso al agua potable debido a daños estructurales y a la falta de electricidad para hacer funcionar los pozos y las bombas de agua", por lo que el equipo de Acción contra el Hambre y sus contrapartes se disponen a realizar reparaciones de emergencia en las infraestructuras hidráulicas y a comenzar a distribuir agua entre los desplazados, junto con otros materiales, lo antes posible.

La actual ofensiva israelí sobre Gaza no es sólo posiblemente criminal, no solo puede ser interpretada en terminos politicos o militares, tiene que ser vista desde la perspectiva del Derecho internacional.

Concretamente, nos referimos a lo establecido en el Estatuto de Roma, que dio lugar a la creación de la Corte Penal Internacional, firmado por España el 18 de julio de 1998 y ratificado el 24 de octubre de 2000, entendiéndose por crímenes de guerra, en su artículo 8.2, “lanzar un ataque intencionalmente, a sabiendas de que causará pérdidas de vidas, lesiones a civiles o daños a objetos de carácter civil o daños extensos, duraderos y graves al medio natural que sean claramente excesivos en relación con la ventaja militar general concreta y directa que se prevea”.

Esperar a que la comunidad internacional se ponga de acuerdo para llevar ante la Corte Penal Internacional a los responsables de estas masacres es una ingenuidad y algo con lo que cuentan aquellos que están tomando las decisiones que permiten tales crímenes.

Con independencia de los intereses políticos, siempre manipulables por Israel o sus aliados (que en Derecho Penal se llaman cómplices o encubridores), la respuesta de la comunidad internacional, de la sociedad civil y de los ciudadanos de bien habrá de venir por la vía de la restauración del Derecho, la exigencia de responsabilidades y el castigo a los culpables. Cuando los políticos fallan, como en el caso de Israel, llega la hora de los jueces que, independientes de componendas políticas, habrán de aplicar la ley sin miramientos ni dilaciones, siendo este el momento histórico de actuar y no otro, porque es en tiempos como este en el que se descubre quiénes respetan las normas internacionales y penales y quiénes se dedican a infringirlas.

El relator especial de la ONU para los Derechos Humanos en los Territorios Palestinos Ocupados desde 1967, Richard Falk, acusó (hoy) a Israel de cometer crímenes contra la humanidad en Gaza y subrayó que Naciones Unidas no está cumpliendo su "propia carta" en este caso.

"Israel comete un crimen contra la humanidad y debe ser castigada por eso", declaró Falk en una rueda de prensa en el Núcleo de Estudios sobre la Violencia de la Universidad de Sao Paulo.

El relator, especialista en derecho internacional, afirmó que el bloqueo israelí de Gaza de los últimos 18 meses es "una infracción al derecho humanitario", porque "la potencia ocupante debe garantizar el acceso de la población civil a alimentos y medicamentos".

Esta violación del derecho internacional humanitario "constituye crímenes contra la humanidad y los responsables de imponer esa situación deben ser responsabilizados".

En ese sentido, sin embargo, apuntó que si el Gobierno israelí es declarado culpable en una investigación, los responsables deberán someterse a un juicio en un tribunal creado especialmente, como sucedió con Ruanda, pues Israel no forma parte de la Corte Internacional de Justicia.

"En Irak, África, hay personas intentado escapar de los conflictos armados y muchas lo consiguen, pero en este caso Israel prohíbe a los civiles refugiarse. Eso es lamentable y casi que único. La ausencia de refugiados muestra que Israel impuso tal fuerza para que nadie pueda salir de Gaza", manifestó.

Israel viola el derecho humanitario internacional en Gaza y eso constituye “un crimen de lesa humanidad”, por lo que los responsables merecen ser juzgados, declaró Richard Falk, relator especial de la Organización de Naciones Unidas para la situación de los Derechos Humanos en los Territorios Palestinos ocupados desde 1967.

Falk destacó que “un elemento de la crisis humanitaria que se ha desatendido es la ausencia de refugiados” como en cualquier guerra, porque “Israel impuso un bloqueo sin precedentes y nadie puede salir de Gaza”.

“La pregunta es por qué la ONU ha hecho tan poco en esta situación. El organismo actúa sólo cuando sus principales miembros desean que eso ocurra, y la oposición de Estados Unidos a proteger a los palestinos derivó en que Naciones Unidas incumpla su propia carta”, denunció.

La ONU desmintió la supuesta presencia de combatientes palestinos en una escuela administrada por una de sus agencias en Gaza, donde un ataque israelí el martes causó más de 40 muertos y un centenar de 100 heridos.

La Federación Internacional de Derechos Humanos, Oxfam Internacional y el Comité Católico contra el Hambre y por el Desarrollo exigieron que suspendan los acuerdos con Tel Aviv y pidieron al Consejo de Seguridad de la ONU adoptar una resolución de cese el fuego.

Grupos internacionales de ayuda denunciaron enérgicamente a Israel el jueves sobre la guerra en Gaza, al decir que el acceso a los civiles en necesidad es pobre, los ayudantes humanitarios están siendo lastimados y matados, e Israel lamentablemente está descuidando sus obligaciones a los palestinos que están atrapados (en la zona de batalla), algunos entre los cadáveres en descomposición en un escenario de pesadilla. Las Naciones Unidas declararon una suspensión de sus operaciones de ayudas humanitarias después de que uno de sus conductores fuera matado y dos otros fueron heridos a pesar de que los vehículos estaban claramente identificados como de la ONU y que la coordinación de sus movimientos se había establecido con los militares israelíes. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha pedido una investigación de parte de Israel por una segunda vez en una semana después de las más de 40 muertes en una escuela de Naciones Unidas el martes. El Comité Internacional de la Cruz Roja divulgó encontrar lo que llamó escenas impactantes el miércoles, incluyendo cuatro niños muertos al lado de los cadáveres de sus madres. En una declaración agudamente crítica, dijeron que creen que “los militares israelíes no han podido cumplir su requisito bajo el derecho internacional humanitario de cuidar y evacuar los heridos.”

En las Naciones Unidas, los miembros del Consejo de Seguridad votaron la noche del jueves para aprobar una resolución que pide “un inmediato, duradero y respetable alto al fuego” que lleve al “retiro completo” de las fuerzas israelíes de Gaza, el paso de la ayuda humanitaria a los palestinos y un final al tráfico de armamentos y munición en el territorio. Catorce naciones aprobaron la medida, con los Estados Unidos absteniéndose. La Secretaria de Estado Condoleezza Rice dijo que los Estados Unidos se abstuvieron de la votación sobre la resolución, porque la dejó confusa sobre cómo el alto al fuego sería hecho cumplir y porque quiso considerar si los esfuerzos de mediación emprendidas por el presidente Hosni Mubarak de Egipto tienen éxito. Los Estados Unidos no vetaron la resolución porque Washington apoya sus metas finales, dijo.

“Somos todos muy conscientes que la paz se hace en la tierra, mientras que las resoluciones se escriben en los Naciones Unidas,” dijo David Miliband, el Ministro de Asuntos Exteriores británico. Una portavoz de la Cruz Roja, Anne-Sophie Bonefeld, dijo que cuando rescataron a los niños y otros en Gaza el miércoles, los trabajadores tuvieron que dejar un gran número de cadáveres. El jueves, ella dijo, rescataron a 100 civiles de la misma vecindad de la ciudad de Gaza. No estaban heridos, sino que debilitados debido a estar sin alimento o agua por dos días.

Mataron a tres soldados israelíes en combate; siete soldados han muerto durante la campaña militar (tres a manos de los mismos israelitas por lo que llaman fuego amigo o sea que se equivocó un tanque israelita y le disparó a sus compañeros) y los cohetes han matado a tres civiles israelitas. Más cohetes volaron en Israel y, por primera vez desde que la operación contra Hamas comenzó, tres cohetes Katyusha fueron disparados desede el Líbano al Israel norteño. Hezbollah, que luchó una guerra con Israel en 2006 dijo que no era responsable. Pero la atención se ha centrada cada vez más en la crisis humanitaria cada vez mayor y en el disgusto cada vez mayor desde el exterior. Israel condenó a un alto funcionario del Vaticano por comparar a Gaza “a un campo de concentración.” “Mire las condiciones en Gaza: cada vez más, se asemeja a un campo de concentración grande,” el Cardenal Renato Martín, la cabeza del consejo pontifical para la justicia y la paz, dijo en una entrevista publicada miércoles en IL Sussidiaro. Él defendió sus comentarios en el diario La Repubblica de centro izquierda el jueves. Mientras que observaba que los cohetes de Hamas en Israel eran “almendras ciertamente no azucaradas,” él llamó la situación en Gaza “espantosa.”

Juan Holmes, coordinador de ayuda de Naciones Unidas, dijo en Nueva York que la pausa diaria permitida por Israel de tres horas en la lucha en Gaza era escasa. Él dijo que las autoridades de Gaza contaron 758 fatalidades, entre ellas 257 niños y 56 mujeres. De los 3.100 heridos; 1.080 eran niños y alrededor 465 mujeres. Él agregó que las autoridades de Gaza divulgaron que 20.000 fueron desplazados pero que las condiciones evitaron que los funcionarios los ayudaran correctamente. “La violencia continuada está haciendo la ayuda humanitaria cada vez más difícil y casi imposible,” el Sr. Holmes dijo. Antonio Grand, jefe de las operaciones de la Cruz Roja en Gaza, dijo que los trabajadores de su grupo estuvieron bajo fuego israelí el jueves. Él dijo que un convoy de dos carros, marcados claramente como Cruz Roja y otro del Ministerio de Sanidad, llevaban equipamiento médico a la ciudad meridional de Khan Yunis, seguidos por 13 ambulancias que se dirigían a la frontera egipcia. Él dijo que el movimiento del convoy “fue coordinado completamente con Israel. Lo hice yo mismo.” Y fue durante el período de calma de tres horas, a las 3:30 P.M., él dijo, cuando pararon delante del punto de comprobación que el vehículo de la Cruz Roja les dispararon desde un tanque.

El Web site del Jerusalén Post citó a un trabajador médico israelí como diciendo que la matanza del conductor de Naciones Unidas que contribuyó a la suspensión de la entrega de la ayuda era el trabajo de un francotirador de Hamas. Juan Ging, que dirige operaciones de Naciones Unidas en Gaza, dijo por el teléfono que desconocía cualquier información que sugiera que los disparos fueron hechos por Hamas. “Si tienen evidencia, déjelas ver,” él dijo, agregando que en ningunos de los acontecimientos de los últimos días - los ataques contra la escuela o los carros - había evidencia de disparos de Hamas. Él visitó la escuela. “Quisiera que una investigación exhaustiva estableciera todos los hechos,” él dijo en una entrevista de teléfono. “En la escuela, dicen que dos eran militantes. Pero 41 eran civiles. Eso está enteramente y totalmente fuera de orden con respecto al deber de cuidado y al uso apropiado de la fuerza. Pero no puedo pasar el juicio sin los hechos.”

Un millón de personas vive en Gaza sin electricidad, 750.000 no tienen agua corriente y los hospitales funcionan gracias a generadores de emergencia que dejarán de funcionar si no se les alimenta de carburante, según la ONU. Aparte de la ONU, el Comité Internacional de la Cruz Roja también redujo temporalmente sus actividades en Gaza después de que uno de sus vehículos fuera alcanzado por los ataques israelíes.

La alta comisaria de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, denunció "violaciones muy graves de los derechos humanos" en Gaza.

"Recuerdo que las violaciones de los derechos humanos pueden constituir crímenes de guerra que pueden conllevar responsabilidades criminales personales", advirtió.

Una mujer identificada como Abu Au'da, murió por las heridas de metralla tras un ataque de las fuerzas israelíes contra su casa, en Beit Hanoun, en el norte de la Franja de Gaza. Además, tres miembros de una misma familia, la mujer y sus dos hijos, fallecieron en otro bombardeo aéreo lanzado en Al Qarem, también en el norte de Gaza.

La ONG Human Rights Watch (HRW) acusó al Ejército israelí de estar utilizando munición con fósforo blanco en sus ataques sobre la Franja de Gaza. El grupo alertó del peligro de utilizar este tipo de armamento en zonas en las que hay civiles y pidió a Israel que deje de emplearlo.

HRW explicó en un comunicado que sus investigadores en Israel observaron múltiples estallidos los días 9 y 10 de enero de proyectiles de artillería con fósforo blanco sobre la Ciudad de Gaza y el campamento de refugiados de Jabalya.

El grupo indicó que Israel parece estar utilizando el fósforo blanco para ocultar sus operaciones militares, "un uso en principio legal según el Derecho Internacional Humanitario". Las Convenciones de Ginebra prohíben su uso como arma, pero no como cortina de humo.

"Sin embargo, el fósforo blanco tiene un significativo efecto incendiario que puede causar serias quemaduras a personas y estructuras, campos y otros objetos civiles cercanos. La capacidad de herir a civiles se ve incrementada por la alta densidad poblacional de Gaza, una de las más altas del mundo", recordó HRW.

Según el último boletín de la organización, sus voluntarios sobre el terreno están recibiendo numerosas llamadas de residentes en Gaza incapaces de hablar con sus familiares y amigos, atrapados en lugares inaccesibles de la Franja.

Dado que las redes de fibra óptica empleadas para la comunicación terrestre están destruidas, que las redes de telefonía móvil se encuentran sobrecargadas, y que no existe electricidad para cargar los teléfonos móviles.

"Lo estamos haciendo lo mejor que podemos, sin escatimar esfuerzos para rescatar a la gente, pero estamos frustrados porque no podemos hacer más", afirmó un enfermero de la Media Luna Roja palestina. "Las operaciones de rescate suelen cancelarse porque no podemos acceder a las víctimas, y cada vez son más peligrosas, y cada vez estamos más asustados".

Para Cruz Roja, esta clase de comentarios deberían servir de detonante para la rápida intervención internacional, porque "escuchar estas palabras de los enfermeros de la Media Luna Roja, que se cuentan entre la gente más valiente que hay en Gaza, y que han estado trabajando bajo el fuego y en condiciones extremadamente difíciles, hace que nuestras peticiones para asegurar el acceso a la zona sean aún más enérgicas", declaró el director de las oficinas del CICR en Gaza, Antoine Grand.

Además, el endurecimiento del bloqueo y el pánico ante la ofensiva han provocado el desabastecimiento en los comercios gazacíes, además de un preocupante encarecimiento de los productos más básicos. Antes del inicio de la ofensiva israelí más de la mitad de los 1,5 millones de habitantes de la Franja dependían directamente de la ayuda humanitaria externa, una cifra que no hace más que aumentar, según la ONG.

La discusión sobre la actual campaña militar contra Hamás aparece envuelta en datos erróneos y argumentos tramposos.

Debe recordarse que tan crimen es utilizar escudos humanos para tratar de evitar un ataque enemigo, como atacar al enemigo cuando se ha rodeado de civiles ajenos al conflicto. Las leyes internacionales de la guerra condenan ambas prácticas.

Israel tiene el derecho, incluso la obligación, de defenderse de los ataques que recibe. Pero no puede hacerlo utilizando procedimientos que son tan inaceptables como los que pretende combatir.

La situación en Gaza antes del ataque ya era una vergüenza desde el punto de vista humanitario. ¿Qué decir ahora, tras la matanza de civiles emprendida por el Ejército Israelí?

Si abandonamos el terreno de los principios y nos centramos en las consecuencias del ataque, el panorama no mejora mucho. La idea misma de acabar a sangre y fuego con una organización tan compleja como Hamás, con tantos apoyos sociales, tiene mala defensa.

La experiencia comparada pone de manifiesto que este tipo de represión indiscriminada rara vez consigue sus propósitos.

Las sociedades civilizadas no infringen castigos colectivos, no bombardean edificios llenos de niños.

¿Está permitido todo lo que sirva a una causa, por muy justa que se considere? Y la respuesta, directa y sin ambigüedades: cualquiera que sean las razones que se argumenten, no.

Editado, traducido, redactado y reescrito por ROF basado en varias fuentes (New York Times y otras tales como BBC y Europress), la mayoria de las citas han aparecido previamente y son informaciones que han aparecido progresivamente en el blog (*) (para citas ver blog).

Revisado por ROF 22-1-09.

4 comentarios:

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Nota sobre debates que se han suscitado-

Mediante la publicacion de notas en Facebook de segmentos considerables de mis entradas del blog se han desarrollado ciertos debates, algunos prolongados, algunos mas agrios que otros, agradezco el interes de amig@s de expresar sus ideas y opiniones, incluyendo informes de cosas que no he publicado, nuevamente gracias.

Creo que he incluido una vision bastante amplia de los hechos y las controversias en Gaza y he incluido comentarios de diferentes inclinaciones, admito haber excluido las diatribas mas insensibles de los sectores radicales de izquierda y derecha, y definitivamente no he citado ningun comentario xenofobico como argumento valido, tambien le huyo a los exabruptos seudoreligiosos que a base de falsas doctrinas intentan justificar el odio, el abuso, el discrimen y la injusticia como actos divinos.

Lo cierto es que como le escribi en privado a una amiga que basa mucho de sus argumentos en citas de la Biblia, lo cual si es valido:
debo sin embargo plantear los 400 menores muertos en entornos civiles (casas y escuelas) y mas de mil heridos severamente, 500 mujeres y ancianos muertos en sus casas, mas de tres mil heridos, en contraste con menos de 10 soldados israelies (de los cuales tres lo mataron los mismos tanques de Israel) y menos de diez israelies civiles muertos por los cohetes de Hamas, lo cual definitivamente es criticable, pero amiga la desproporcion es abismal, sin considerar que por el cerco de Gaza mas de un millon de los habitantes debo decir sobreviven con escasez de alimentos, energia electrica, agua potable, aguas residuales en las calles, cientos sino miles de residencias y edificios arruinados incluyendo todos los edificios publicos, todas las dependencias de la policia y escuelas incluyendo instalaciones de la ONU y otras organizaciones de ONG de ayuda humanitaria, una economia casi inexistente y desempleo de casi 50%, hasta la universidad de Gaza destruida...

Damaris Massanet dijo...

debo sin embargo plantear los 400 menores muertos en entornos civiles (casas y escuelas) y mas de mil heridos severamente, 500 mujeres y ancianos muertos en sus casas, mas de tres heridos, en contraste con menos de 10 soldados israelies (de los cuales tres lo mataron los mismos tanques de Israel) y menos de diez israelies civiles... Leer más muertos por los cohetes de Hamas, lo cual definitivamente es criticable pero amiga la desproporcion es abismal, sin considerar que por el cerco de Gaza mas de un millon de los habitantes debo decir sobreviven con escasez de alimentos, energia electrica, agua potable, aguas residuales en las calles, cientoos sino miles de residencias y edificios arruinados incluyendo todos los edificios publicos, todas las dependencias de la policia y escuelas incluyendo instalaciones de la ONU y otras organizaciones de ONG de ayuda humanitaria, una economia casi inexistente y desempleo de casi 50%, hasta la universidad de Gaza destruida...

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

amig@s, nuevamente insisto en que las entrdas en mi blog, de las que sustraigo las notas que pongo en Facebook, sobre Gaza unas 18, he incorporado, creo yo, diferentes puntos de vista y medios, solo he excluido lo francamente xenofobico, anti etnico (sea la etnia que sea) y ciertos doctrinas religiosas ultrasectaristas (sean cristianas, judias o islamicas)..tiendo a creer que la busqueda de la verdad y la justicia tiene que ser amplia pero esto NO incluye el odio y el discrimen, disimulado o abierto, de ninguna manera creo que las citas biblicas no son una fuente valida de sabiduria (ni el Coran ni el Torah)..

Diana Arzola dijo...

A nombre de la justicia, no se puede restringir el movimiento de persona alguna. Para que haya paz, ningun atropello contra otro, puede quedar impune.