martes, 26 de junio de 2012

Hacia un bosquejo para analizar opciones de voto: primer borrador.


Tesis para el iniciar el debate:

Las personas están perdiendo la fe en el proceso electoral, hemos visto que junto a esto los trabajadores han perdido la fe en los sindicatos.

Estos hechos sin embargo lo que nos deben es llamar la atención a que debemos revisar con cuidado las propuestas de activismo a todos los niveles.

Este es probablemente el peor gobierno de toda mi vida política, yo nací en 1953, épocas anteriores no vividas por mi, que conozco por mis lecturas históricas, sé que incluyen peores escenarios pero estos últimos cuatro años han sido torpes y brutales a un grado que supera lo peor de al menos las últimas cuatro décadas de vida política en la isla.

Una cosa que está mal es que nuestros políticos tienen un diagnóstico completamente erróneo de lo que está sucediendo.

Veamos un ejemplo, en estas elecciones hay un asunto que se decide que es de vital importancia: el puesto del Juez Presidente en el Tribunal Supremo probablemente será ocupado por alguien elegido por el próximo gobernador. Quien sea es clave para anivelar en algo la composición ideológica de dicho foro que es crucial dado a los nombramientos recientes. Este tema es de fundamental importancia.

En general, voy a ser totalmente honesto, tenemos que estar a la izquierda de las posibilidades ya que nuestro sistema político es de extrema derecha. Si nuestro objetivo es minimizar el sufrimiento humano y aumentar las posibilidades sociales de que mayores segmentos de la población tengan oportunidades de lograr niveles de vida de dignidad humana, entonces no existe ninguna otra opción que decidir cuidadosamente nuestras opciones.

La izquierda tiene mucho de terreno común pero como siempre se requiere superar el sectarismo que padece la izquierda a niveles patológicos.

Un fenómeno importante en el debate ideológico es que pocas personas de izquierda en nuestro país se centran en cuestiones económicas: se enfocan y construyen su narrativa casi exclusivamente interesados en cuestiones sociales y planteamientos de estatus político. Personas de izquierda tienden más a menudo a estudiar derecho, historia, sociología, educación y otros temas, es característico de la izquierda estos temas. Básicamente, la izquierda no participa en el debate de política económica de manera significativa. La izquierda desocupa el debate. Demasiado a menudo la izquierda se enfoca en cuestiones sociales e ignora las políticas económicas lo cual es un contrasentido ya que lo social se encuentra estrechamente ligado a lo económico mediante la estructura de clases.

Pregúntese: ¿estamos ganando el debate sobre cuestiones económicas en contra de los radicales de libre mercado que quieren privatizar todo y que todavía insisten en la flexibilidad del mercado laboral (que sólo significa bajar los salarios para los empleados y perder derechos)?

En estas elecciones, y propongo como asunto ordinario, tenemos que insistir en presentar alternativas económicas a todos los niveles.


Para la izquierda el proceso político no se termina el día de las elecciones, estemos claros que es mucho más importante organizar y movilizar a la gente que qué partido gana.

No es recomendable para la izquierda dividirnos sobre las elecciones, que se propongan diferentes rutas e ideas no es problemático pero estemos claros: no es como si las elecciones hacen mucha diferencia en el curso de la política fundamental.

La cuestión de qué partido capitalista gana es muy parecida a la pregunta de a qué tiendas frecuentas o marcas compras.

Votar en las elecciones, sugiero, es en gran medida una cuestión táctica. Hoy, eso si, tienes que pensar al decidir cómo votar ya que las elecciones, el votar, son más complicadas porque tienes votos en diferentes papeletas y tienes distintos candidatos con marcos diferentes de influencias.

En la elección municipal la elección era simple. Siguiente pregunta. Excepto que no es así ya. En San Juan hemos visto lo que puede hacer (o deshacer) un alcalde en lo que respecta a las comunidades pobres y el desplazamiento social, por ejemplo.

Y luego está la legislatura. Una de las principales demandas de la izquierda es el acceso. Cuenta que hemos visto la importancia de una legislatura democrática en lugar de un cuerpo opresivo y unilateral.

Bosquejo inicial: Razones para votar (orden no sugiere rango de importancia):

Crisis económica: alternativas de desarrollo de manufactura y agricultura.

Crisis de la vivienda.

Los derechos de la mujer: igualdad de remuneración por trabajo igual.

Racismo e identidad cultural.

Derechos de los trabajadores.

Derechos políticos: atender los problemas de soberanía e igualdad de derechos ciudadanos.

Política ambiental y compromiso con combustibles verdes y fuentes alternativas.

Oportunidades de educación y problemas de financiamiento de los estudiantes.

Una propuesta para atender el Derecho de seguridad basado en la organización de las comunidades y eliminar la represión como función sistémica.