martes, 13 de diciembre de 2011

Sobre el gasoducto: no hay nada natural acerca del gas natural- parte dos- actualización y nueva data/ estudios



Uno de los definitivamente cuestionables pero certeros golpes publicitarios en el mundo de los contaminantes ha sido bautizar los gases subterráneos como "gas natural". Dicho "nombre publicitario" es de entrada un engaño. La composición del supuesto "gas natural" que se conocen como gases subterráneos varía según la zona geográfica, la formación o la reserva de la que es extraído. Es una mezcla incierta de componentes. En función de su contenido en componentes pesados, es considerado como rico (cinco o seis galones o más de hidrocarburos extraíbles por pie cúbico) o pobre (menos de un galón de hidrocarburo extraíble por pie cúbico). Normalmente, el "gas natural" tal cual se presenta después de su extracción no se puede transportar, ni tiene una utilización comercial, pues necesita antes una primera transformación. El gas natural comercial se compone casi exclusivamente de metano y de etano. El combinado que se encuentra de manera subterránea mezcla además vapor de agua, sólidos y otros contaminantes. "Gas natural" correctamente interpretado significaría que dicha sustancia se encuentra como tal en la naturaleza conforme a la propiedad de las zonas geográficas. Esto es falso como vemos requiere de procesos previos a su uso como combustible. Es igualmente altamente notable en términos desastrosos el método ("fracking") que se utiliza para extraer el llamado "gas natural" bruto. Otro criterio contaminante es que por su realidad inolora e incolora el supuesto "gas natural" ha resultado muy difícil de precisar en filtraciones de sistemas de gasoducto a menos que resulten en averías mayores, en otras palabras miles de menores filtraciones contaminan a menudo tanto la superficie aledaña a dicho sistemas como contaminan cuerpos de aguas subterráneas y ríos.

Un punto muy importante es destacar que aunque menor que el impacto de quema de petroleo, la quema de "gas natural" emite descargas adversas al aire. Las emisiones de dióxido de carbono de quema de combustible fósil se elevaron a la cantidad más grande registrada el año pasado. Las emisiones se elevaron 5.9 por ciento en 2010, según un análisis lanzado este mes por el Proyecto global del carbón, una colaboración internacional de científicos. Los científicos dijeron que el aumento, toneladas adicionales bombeadas al aire, eran casi ciertamente el salto absoluto más grande de cualquier año desde la Revolución industrial, y el aumento más grande del porcentaje desde 2003.

Representantes de los intereses multinacionales (que incluyen a miles de "científicos" y supuestas organizaciones seudo-ambientalistas financiadas por la industria petrolera) que mercadean de una manera agresiva el "gas natural" (que resultan ser las mismas empresas petroleras que mercadean de forma masiva lo que a todas luces es otro producto de combustibles fósiles) plantean que produce el 50 por ciento menos de efecto invernadero y es un paso significativo hacia un futuro más verde de la energía. Pero esos planteamientos "publicitarios" se basan en emisiones de automóviles (quema de gasolina) o de chimeneas y no explican ni incluyen los efectos del metano y otra contaminación emitida cuando el gas se extrae y se distribuye mediante gasoductos a las centrales eléctricas y otros clientes industriales.

Nuevos análisis (de hecho de EPA) redobla sus estimados anteriores para la cantidad de gas de metano de escapes de las instalaciones de tuberías, cambiando drásticamente el cuadro de las emisiones. Los cálculos para algunas emisiones de gas saltaron por varios cientos porcentuales. Cuando se cuentan todas las emisiones, el "gas natural" puede ser un 25 por ciento que lo publicitado, o quizás incluso menos. Mil millones de pies cúbicos de gases, el equivalente de las emisiones anuales de 35 millones de automóviles de gasolina se filtran de válvulas flojas a la atmósfera cada año, según el EPA. Las emisiones de gas solamente explican por lo menos un quinta parte del metano en la atmósfera del mundo de acuerdo al Banco mundial.


La medición de la cantidad de gas natural que se esté escapando es un desafío. Cómo el "gas natural" -metano- afecta al ambiente, y qué efecto tendrá en el calentamiento del planeta, es otro. Los gases de efecto invernadero incluyen el dióxido de carbono, así como el metano, el propano y gases menos conocidos que también afectan al cambio de clima. Para los propósitos de la estandardización, se describen todos estos gases con la unidad Co2e, o el dióxido de carbono “equivalente.” Pero porque cada gas tiene una potencia diferente, el efecto sobre la atmósfera, es un factor que se aplica para convertirlo a un equivalente del dióxido de carbono. El metano, el componente primario del "gas natural" y entre los gases de efecto invernadero más potentes, tiene mayor efecto detrimental que el dióxido de carbono. Pero la determinación del factor que se debe aplicar para medir su efecto relativo es todavía debatible.

Robert Howarth, profesor de biología ambiental en la universidad de Cornell, publicó una investigación usando cifras de los Naciones Unidas para calcular que si la potencia del metano es considerada durante 20 años sería 72 veces más detrimental que el dióxido de carbono.

Agua gasificada. Un estudio presentado a la Academia de Ciencias por un equipo de la universidad de Duke descubrió concentración de metano alta tan lejano como a 3.200 pies (1 kilómetro) de un lugar de contaminación activo, encontraron agua que contenía tanto metano que podía ser encendida en algunos casos directamente en fuego. Los resultados del estudio indican un tema de inquietud dentro de un radio mucho más grande que lo imaginado previamente. Las regulaciones del estado de Pennsylvania, por ejemplo, presumen que si el agua contaminada se encuentra a 1.000 pies (305 metros) se puede concluir que es producto de contaminación de un sistema de "gas natural". Pero la nueva investigación destapó que el metano tiene la capacidad de contaminar cuerpos de agua a tres veces mayores distancias que lo establecido en dichas regulaciones.

Tres informes científicos recientes -- incluyendo el de la universidad de Duke y el de la universidad de Cornell -- apuntan a que el impacto ambiental detrimental del metano presente en lo que se conoce como contaminación del "gas natural" es de mayor envergadura en lo que respecta a daños ambientales que el dioxido de carbono.

De hecho, el estudio geoquímico de la universidad de Duke concluye que el "gas natural" es fuente de contaminación del agua. Encontraron que los niveles de metano inflamable aumenta a niveles peligrosos cuando los abastecimientos de agua estan cercanos a sistemas de "gas natural". También encontraron que el tipo de gas detectado en los niveles del agua era el mismo tipo de gas que las compañías extraían de millares de pies subterráneos, implicando fuertemente que el gas puede filtrarse subterráneamente mediante averías y grietas. Muestras de agua demostraron rastros de metano termogénico, que viene de las mismas capas del hidrocarburo. Además del metano, otros tipos de gases también fueron detectados, etano, otro componente del "gas natural", y otros hidrocarburos fueron detectados. El propano y el butano también fueron detectados.

Un grupo de doctores, enfermeras y ambientalistas está isolicitando al gobierno estudiar los riesgos para la salud del "gas natural", fue firmada por más de 250 profesionales de salud y grupos ambientales, solicitando el estudio del impacto a la salud.

"Hay considerables dudas sobre los efectos sobre la salud, " ha dicho John Deutch, ex-director anterior de la CIA y profesor de química en MIT, que dirige un panel de que examina los efectos ambientales del "gas natural". " Francamente, no estoy seguro… qué trabajo serio de salud pública se ha hecho." Las preguntas relacionadas a la salud pública se están intensificando en un momento en que comunidades están pesando las ventajas y los costos del "gas natural".

Fotografía de río contaminado por filtraciones de "gas natural".


4 comentarios:

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Aspectos que no se atienden en el borrador (necesidad urgente de data y análisis): Nuestro acercamiento a este tema en específico en la entrada publicada requiere mayores atenciones, a ver: en un diseño óptimo (suponemos el criterio mínimo) de gasoducto, consideraciones de distancias de la estación del compresor (y otros criterios funcionales tales como las válvulas y los niples) deben considerar la temperatura en relación con el gas dentro de la tubería como factor determinante de la presión implicada por el diseño del gasoducto. Es factible asumir que la temperatura del gas se conduce sin cambios en el cálculo hidráulico cuando el cambio de temperatura del gas a lo largo de la tubería es relativamente pequeño, tomando por cierta esta presunción advertimos que dicha presunción significa a su vez la certeza de su planteamiento lógico es decir, es factible asumir que la temperatura del gas observa cambios significativos en el cálculo hidráulico cuando el cambio de temperatura del gas a lo largo de la tubería es notablemente grande. Es necesario considerar el cálculo termal cuando el cambio de temperatura a lo largo de la tubería es bastante grande. Estipulamos que el factor de cambio de temperaturas de acuerdo a las implicaciones del tracto propuesto incluye varios diferentes escenarios geológicos de los cuales hay diferentes criterios de temperatura. Combinando con la ecuación de estado y la fórmula hidrodinámica del cálculo, la fórmula básica del cálculo de variabilidad de temperatura a lo largo de la tubería es deducible. Cálculo de la temperatura en cuanto a longitud y distribución de la temperatura a lo largo de la tubería, como se muestre por el cálculo termal es muy importante para el diseño del gasoducto por sus implicaciones directas en el funcionamiento vis a vis, por ejemplo, posibilidades de filtraciones entre otros efectos de variaciones de la presión en los diferentes componentes. Este tema que significa prever a base de criterios científicos las posibilidades de errores y escapes se encuentra ausente por completo del borrador. ROF

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Aspectos que no se atienden en el borrador (necesidad urgente de data y análisis): Un gasoducto necesita otras instalaciones de procesamiento del gas tales como estaciones compresoras para mover el gas. Las estaciones compresoras se utilizan para mantener el gas en un estado de presión alta de modo que pueda viajar a través del gasoducto. El compresor coloca el gas a través de la tubería comprimiendo el gas en intervalos a lo largo del sistema. El funcionamiento de estos motores es de 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año. La gente que vive cerca de instalaciones de procesamiento de gas ha tenido problemas de salud serios directamente asociables a los contaminantes en su aire y/o agua. Benceno, tolueno y arsénico han dado positivo en muestras de orina y/o sangre. Animales domésticos y ganado han muerto por envenenamiento con glicol etílico. Según testimonios: "Se enciende como un estacionamiento de Walmart de noche." Un visitante reciente divulgó malos olores y fuerte ruido de una estación de compresor y se preguntaba en voz alta, " ¿Cómo puede la gente vivir al lado de esto? ¿Qué está respirando?"
Sabemos que las estaciones compresoras tienen impactos negativos en la salud del ambiente y de la gente, que puede ser tan severa como las que se encuentran en el pozo de perforación de gas. Emiten compuestos carcinógenos y de neurotoxinas, compuestos orgánicos volátiles y óxidos de nitrógeno que crean el ozono (niebla con humo) y muchas más toxinas. La gente que vive en áreas con estaciones compresoras ha divulgado síntomas serios de salud tales como dolores de cabeza, vértigos, desmayos, contracciones musculares y tímpanos rotos por el rugido de baja frecuencia constante de los compresores. En partes de Texas rural en donde se localizan estaciones compresoras, las tasas de incidencia de asma en niños han subido de un 7% normal a un 25% muy anormal. Las comunidades cercanas a las instalaciones sentirán los contaminantes del aire más.
Otro problema común para muchas estaciones compresoras de gas natural es la acumulación de aguas residuales. En una facilidad (en Tenesí), donde cae aproximadamente 50 pulgadas de lluvia al año, la precipitación y filtraciones a sistemas de agua subterránea se acumula en y por la estación compresora. Agua extraña (e.g., condensado de los compresores de aire), y agua indeseada amontonada se registra a un índice promedio de 2.000 galones por semana. El agua contaminada no se puede bombear y descarga sobre la tierra creando implicaciones ambientales negativas.

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

"Las estaciones compresoras no son accesorios para proveer de gas las instalaciones - son instalaciones industriales en grande. En algunas partes, los motores del compresor contribuyen un promedio de casi 60 por ciento de todas las emisiones del óxido de nitrógeno de las operaciones..." Nadia Steinzor, organizadora regional de Earthworks.

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Paul Rubin, hidrogeólogo, pintó un cuadro severo de la contaminación del agua por fuentes de gas natural:. El agua tenía arsénico, manganeso, aluminio, hierro, y plomo en varias veces por encima del nivel máximo de contaminantes para el agua potable segura.