viernes, 20 de mayo de 2011

Sobre el gasoducto: quinta parte. sobre el Cuerpo de Ingenieros y la responsabilidad fundamental de defender a Puerto Rico


En 1982, los consultores en administración de empresas Tom Peters y Roberto Waterman publicaron "En busca de la excelencia" (In Search of Excellence), un libro colosalmente popular de negocios. El libro era una propuesta de alegadas lecciones de las mejores compañías del mundo, y Peters y Waterman presentaron una lista de 43 empresas. Pero apenas par de años despues de publicarse la revista Business Week publicó que casi un tercera parte de las compañías seleccionadas por Peters y Waterman estaban en apuros financieros.

En un mundo complejo y real, las cosas fallan - mucho. Según el economista Paul Ormerod, al menos 10 por ciento de todas las empresas y proyectos de negocios cada año fracasan. Ormerod - una figura iconoclasta que goza de enfrentar a economistas compañeros en su propio juego, las matemáticas - ha estudiado los patrones estadísticos que emergen de estos fracasos.

La vida te da sorpresas, y la publicidad no garantiza absolutamente nada.

Hoy Puerto Rico vive pendiente de las decisiones de una organización profesional en torno a las posibilidades y verdades de la propuesta del gasoducto de la Autoridad de Energía Eléctrica. Esta situación es una realidad jurisdiccional lo que quiere decir que en esta fase del proceso de permisos dado el Estado de Derecho imperante en la isla es esta organización, el Cuerpo de ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE) el que tiene la autoridad y la obligación de pasar juicio sobre dicho proyecto en su fase de propuesta.

Muchos presumen que dicha entidad goza de un prestigio intachable y se equivocan. Tan cerca como las inundaciones de la semana pasada en los estados de Misisipi y Luisiana, y tan dramáticamente como las muertes y el desastre de la ciudad de Nueva Orleans durante el pasar de Katrina en años recientes se adjudican desastres a errores graves de juicios de ingeniería y diseño del Cuerpo de ingenieros. En el caso de Nueva Orleans al momento se han adjudicado cientos de millones de demandas civiles en un proceso que totaliza billones de dólares en demandas civiles contra dicho cuerpo.

Muchas de las críticas más importantes surgen precisamente de sus equivocaciones desastrosas en proyectos de alto impacto ambiental.

Permite que cite un estudio doctoral que toma de tema el funcionamiento e ineficiencia del Cuerpo de ingenieros, a saber:

"Un conjunto de datos del Cuerpo de ingenieros del Ejército de los E.U. fue sujeto a análisis usando dos medidas de exactitud. El objetivo de esta investigación es desarrollar modelos matemáticos y encontrar las distribuciones acumulativas que pueden describir prácticas de estimados del Cuerpo de ingenieros. Otros objetivos son ofrecer ajustes a gran escala para compensar cualquier error presente y para dar una línea de fondo para futuros estudios y/o intentos de mejorar el cálculo de exactitud. Se ha encuentrado que ha habido errores de cálculo significativos en estimaciones del Cuerpo de ingenieros. La variabilidad de estos errores es mayor que lo esperado." (Traducción libre de ROF)

Texto ad verbatim de cita en inglés:

"A data set from the U.S. Army Corps of Engineers was subjected to analysis using two measures of accuracy. One objective of this research is to develop mathematical models and find cumulative distributions which may describe estimating practices within the Corps of Engineers. Other objectives are to offer large scale adjustments to compensate for any error present and to give a baseline for future studied and/or attempts to improve estimating accuracy. It is found that there were significant estimating errors in the Corps of Engineer estimates. The variability of these errors is more than expected."

http://oai.dtic.mil/oai/oai?verb=getRecord&metadataPrefix=html&identifier=ADA157617

Más claro no canta el gallo.

La realidad: En 1965, después de que el huracán Betsy inundara segmentos grandes de Nueva Orleans, el USACE fue asignado la responsabilidad del diseño y la construcción del sistema de diques. Sin embargo, cuarenta años más adelante, en agosto de 2005, cuando el huracán Katrina pasa cerca de Nueva Orleans (contario a lo que subsiste en el conocimiento vox populis, Katrina no pasa por encima de Nueva Orleans, y de hecho cuando pasa cerca es solo un huracán categoría dos), los diques estaban solamente 60-90% terminados. La protección de inundaciónes del USACE falló grandemente y los diques fallaron en más de 50 diversos lugares. Es importante igualmente señalar que evidencia de una cámara de seguridad que siguió funcionando mientras se llevó a cabo la tragedia ilustra claramente y con registro de tiempo que los fallos del sistema de diques, las inundaciones, fueron previas al azote de los vientos huracanados, y la Sociedad americana de ingenieros (ASCE) indicó que dos tercios de las muertes habrían podido ser evitadas si el proyecto del dique hubíese estado completo y si el sistema hubiese sido suficiente. El 1 de marzo de 2007, la ciudad de Nueva Orleans radicó una demanda de daños por $77 mil millones contra el USACE. Luego veremos más sobre esta tragedia y razones del fracaso monumental del Cuerpo de ingenieros.

¿Qué te parece Cholito?

Una historia larga de errores mortales y fracasos trágicos.

No todo lo que el cuerpo ha hecho en su historia de 209 años se ha resuelto bien. Se le adjudica (al USACE) muchas tragedias a lo largo del Misisipi, por ejemplo, se piensa que sus proyectos de diques contrbuyeron a la inundación catastrófica en 1927 que mató tanto como 500 personas y dejó a otros 500.000 desamparados. Es para nosotros facil imaginar este tipo de desmadre ya que conocemos de las inundaciones que se han provocado en Puerto Rico en proyectos tales como la canalización en Puerto Nuevo en los que ha mediado la bendición del Cuerpo de ingenieros.

En los marismas (zonas de pantanos) de la Florida, muchos ecologistas acusan al Cuerpo de ingenieros de que sus esfuerzos de control de inundación en los últimos años 20 contribuyeron al deterioro y la crisis ecológica de ese sistema.

Fundado en 1802, el Cuerpo de ingenieros es un híbrido curioso, creado por el Congreso y sujeto al Departamento de Defensa. En esa época histórica la única escuela de ingeniería en los Estados Unidos era parte de la Academia militar de West Point, la ingeniería en sus comienzos tenía (y todavía mantiene aunque en una escala menor) una importancia clave en los esfuerzos militares y especialmente en estrategias militares de guerra. Su trabajo incluye construcciones de infraestructuras en los E.U. hasta, por ejemplo, las instalaciones militares resistentes a ondas explosivas en Afganistán e Iraq. La mayor parte de sus 36.000 empleados son civiles lo cual es también un dato que no es parte del conocimiento vox populis que creen que es una organización netamente militar, tampoco la gente sabe que muchas de sus responsabilidades de investigaciones la canalizan mediante subcontratos a empresas privadas.

Muchos de los proyectos de ingeniería civil del USACE se han caracterizado como siendo enigmáticamente patrocinados mediando favoritismo (cuestionables usos de barril de tocino) o una pérdida absoluta de dinero y de recursos. Los proyectos alegados se han justificado basados en análisis deficientes, ineficientes, incompletos o manipulados durante la fase del planeamiento. Algunos proyectos se dicen que han creado efectos ambientales perjudiciales severos.

Un artículo de la revista New Republic (New Republic, agosto 14 y 21) examina seis libros sobre los eventos asociados a Katrina, observando que todos "centran la responsabilidad en el Cuerpo de ingenieros del Ejército.. El Cuerpo gastó más en Luisiana que en cualquier otro estado, pero perdió la mayor parte del dinero en proyectos ecológicamente dañosos y fiscalmente derrochadores que mantuvo a sus empleados ocupados y a los políticos felices, mientras que descuidaba la protección" de Nueva Orleans.

Debo apuntar que han existido en el pasado reciente investigaciones congresionales sobre los manejos cuestionables, negligencia crasa, corrupción y la ineficiencia del Cuerpo de ingenieros tal como las investigaciones que solicitaron conjuntamente los senadores Russ Feingold (demócrata) y John MacCaine (republicano).

Estas informaciones se publican para que nuevamente estemos claros que la defensa de los intereses de Puerto Rico si bien por un momento procesal aparentemente descansan en las deliberaciones del Cuerpo de ingenieros a quienes les compete fundamentalmente es al pueblo de Puerto Rico. Nadie se ha de preocupar más por nuestra isla y por los puertorriqueños que nosotros, igual ojalá, más imposible.

2 comentarios:

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

...no esperemos peras del olmo, más si se cosechan milagros es de seguro debido a la fe, esperanza y persistencia tenaz del agricultor que se niega a dejar morir su tierra..

Falla EcoEléctrica en suplir gas natural a la generatriz Costa Sur de la AEE dijo...

El portavoz de la organización Casa Pueblo de Adjuntas, Arturo Massol Deyá, aseguró que EcoEléctrica no tiene capacidad para suplir combustible al tubo que se proyecta para el gasoducto, por lo que según el experto se confirma así la inviabilidad de Vía Verde.

Massol afirmó que EcoEléctrica fracasó con el suplido de combustible para la generatriz Costa Sur de la AEE, en Guayanilla, y consignó que la cogeneradora EcoEléctrica no ha podido satisfacer la demanda simultánea de gas natural regasificado para su planta y la central Costa Sur, en Guayanilla.

Debido a esta situación, el especialista dijo que la conversión de las unidades 5 y 6 de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) tomará más tiempo.

“La generatriz Costa Sur cuenta con un gasoducto de sólo dos kilómetros de distancia y está construido hace diez años. Lo construyeron y nunca ha operado y tardará mucho tiempo para que puedan enviar un poco de combustible a la generatriz de Costa Sur”, adelantó el portavoz de la Comisión Técnica y Científica de Casa Pueblo de Adjuntas.

Agregó que “a pesar de las promesas del presente gobierno de millones de dólares en ahorros para diciembre del año pasado, esta generatriz no tendrá gas natural disponible para operar en un futuro cercano tal y como lo advirtió la Comisión Técnica y Científica de Casa Pueblo en septiembre de 2010”.

Para el ambientalista, tanto con la infraestructura actual, como con posibles modificaciones futuras, la cogeneradora EcoEléctrica no podrá suplir “ni el 90 por ciento de la conversión de AEE-Costa Sur a gas natural, mucho menos para atender la demanda de combustible de las generatrices de Cambalache, Palo Seco y San Juan”.

Massol Deyá sostuvo que las instalaciones de EcoEléctrica “son la justificación de la AEE para la construcción del gasoducto, según presentado en la Declaración de Impacto Ambiental. La AEE y sus cabilderos de BC Peabody le mintieron a la EPA y al Cuerpo de Ingenieros al indicar en sus documentos oficiales que EcoEléctrica tiene la infraestructura para suplir la demanda de combustible”.

A su vez, reiteró que “la entrada de gas natural por el terminal de EcoEléctrica jamás podrá abastecer la demanda propuesta por la AEE según anunciado. Esta evidencia descarta la viabilidad del gasoducto y coloca a Vía Verde como la peor alternativa posible para atender el tema energético del país”.

“Insistir en construir una tubería que no cuenta con gas para operar ni con los permisos necesarios es un acto de corrupción administrativa por parte de los proponentes. Esto es razón suficiente para que el Cuerpo de Ingenieros deniegue el permiso de inmediato”, puntualizó Massol Deyá.