lunes, 11 de octubre de 2010

Sobre el gasoducto: primera parte.


"Genericos los estudios del gasoducto. Subestima el riesgo geológico de la obra... el estudio de geología incluido en la Declaración de Impacto Ambiental Preliminar (DIA-P) del gasoducto es un trabajo “muy general” que apenas considera los riesgos de la ruta del proyecto... el estudio básicamente toma las descripciones de los mapas del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) y menciona las características de los formaciones geológicas y tipos de suelo... “Lo que se hizo fue una lectura de los mapas geológicos...." ..La experta (la geóloga Lorna Jaramillo, quien también enseña en el recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, vocal de la Sociedad Geológica de Puerto Rico) detectó varios errores en la DIA-P del proyecto, que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) radicó el 8 de septiembre. Más errores. El primero fue identificar erróneamente el Apéndice 3.4 como “Mapas de Clasificación Geológica de Suelos”, cuando lo que se ilustran son formaciones geológicas.
“No existe tal cosa como clasificación geológica de suelos. El USGS es quien hace los mapas, pero no hay una clasificación. Este error te dice que la persona que tradujo la información del estudio de geología (preparado por la firma Geo Cim, Inc.) no tiene la más mínima idea de lo que estaba identificando”..." (ElNuevodia)

Opositores dicen que la nueva tubería pondría a áreas ambientalmente delicadas bajo riesgo, bajarían los valores inmobiliarios de todas las zonas cercanas del gasoducto y plantea un peligro de seguridad inaceptable para las comunidades.

Las explosiones de la tubería del gas natural son raras pero ocurren. En meses pasados vimos lo que significó en San Bruno, California (que mató a ocho personas en sept. 9, quemó severamente a otras 66 adicionales y destruyó 37 hogares con llamas producidas que alcanzaron los 2.000 grados de Fahrenheit). Hubo 47 incidentes serios y 14 fatalidades durante 2009. (Explosiones de tuberías de gas matan cerca de 15 personas al año y hieren un promedio de 50 demuestran los expedientes federales) Pero algunos residentes de New Jersey y de la isla de Staten (Nueva York), que se openen tenazmente a un nuevo tubo en sus comunidades, temen una repetición de la ruptura en 1994 de un gasoducto en Edison, el New Jersey, que destruyó varias construcciones de viviendas y causó $25 millones en daños.

El 23 de marzo de 1994, una tubería de la transmisión de gas natural de Texas Eastern Transmission Corporation (TETCO) de 36 pulgadas, funcionando a 975 PSI, estalló en el municipio de Edison, New Jersey, iniciando un fuego de una magnitud enorme, el incidente de fuego más grande en el condado de Middlesex. La ruptura de 80 pies de largo ocurrió en la propiedad ocupada por la planta del asfalto de Quality Materials, Inc. y causó un cráter aproximadamente 100 pies de largo, 50 pies de ancho, y 40 pies de profundo. Esto envió una lluvia de la rocas del tamaño de las bolas de bowling, hasta 800 pies en todas las direcciones. Una sección de 40 pies de la tubería rota fue lanzada 350 pies por la ráfaga. En el complejo de apartamentos de Durham, rompió ventanas y azoteas, rompiendo tablas, golpeando gabinetes de cocina y paredes, y, en un caso, golpeanndo a un hombre acostado en la cama. Entre 60 y 90 segundos después de la ruptura, el gas de alta presión de escape se encendió, enviando una bola de fuego gigante 500 pies en el aire. Algunos residentes miraban desde afuera de sus puertas del patio y vieron sus muebles de patio derretirse. En apenas un breve periodo de tiempo en los apartamentos de Durham, los exteriores de los edificios más cercanos al fuego comenzaron a quemarse. Para el momento en que la primera unidad de bomberos llega al complejo, apenas minutos después de la explosión, ya un edificio estaba totalmente destruido.

El jefe de los bomberos Albert Lamkie estaba en su hogar cuando ocurrió. Él salió por su puerta y miraba la bola de fuego: le parecía no más lejos de dos bloques, en realidad estaba a cuatro millas de su casa. La llamarada gigante era inmensa. Residentes de Manhattan en Nueva York, a unas 35 millas pensaron que el fuego era en su vecindad. A unas 65 millas en las montañas de Pocono de Pennsylvania, ocho grupos de bomberos respondieron a un fulgor en el cielo que pensaron era un fuego de granero.

De lo que se trata es de una explosión y fuego voraz que supera la capacidad destructora del famoso y tristemente recordado estallido de gas en la tienda Humberto Vidal en Río Piedras que dejó 33 personas muertas y otras 69 heridas cuando el edificio de cinco pisos se derrumba debido a la fuerza del estallido el 21 de noviembre de 1996.



Nota adicionada:
Al ocurrir el estallido en el gasoducto de San Bruno, California que tantos estragos y muertes ocasiona, como parte de las investigaciones sobre los temas relevantes puede leer lo que fuentes financieras (inversionistas) planteaban, sin ambages, rodeos de palabras ni subterfugios, al referirse al potencial de daños catastróficos y desastres asociados a un evento de estallido y fuego ocasionado por un gasoducto: el radio de terrenos susceptible a efectos detrimentales serios y daños catastróficos es de 1,500 pies desde el punto inicial de la explosión del gasoducto.
http://www.istockanalyst.com/article/viewiStockNews/articleid/4547177
La propuesta del gasoducto de la AEE lo que reserva como zona de seguridad en torno a los tubos es solamente 150 pies (un diez porciento de lo que se puede estimar, de acuerdo a las informaciones de los inversionistas/ financieros que reflejan los criterios funcionales de las aseguradoras). ROF

2 comentarios:

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Al ocurrir el estallido en el gasoducto de San Bruno, California que tantos estragos y muertes ocasiona, como parte de las investigaciones sobre los temas relevantes puede leer lo que fuentes financieras (inversionistas) planteaban, sin ambages, rodeos de palabras ni subterfugios, al referirse al potencial de daños catastróficos y desastres asociados a un evento de estallido y fuego ocasionado por un gasoducto: el radio de terrenos susceptible a efectos detrimentales serios y daños catastróficos es de 1,500 pies desde el punto inicial de la explosión del gasoducto.
http://www.istockanalyst.com/article/viewiStockNews/articleid/4547177

Casa Pueblo dijo...

...el gasoducto destruirá 1,500 cuerdas de alto valor ecológico, 34 hábitats críticos de especies amenazadas, unas 370 cuerdas en el Karso, humedales, 730 cuerdas de terrenos agrícolas a través de 146 km e impactará quebradas, manantiales y ríos importantes del país. [...] el gasoducto pasa por una ruta de suelos inestables, propensos a deslizamientos, a través de dos fallas sísmicas, por unas 50 comunidades incluyendo la Zona de Peligrosidad V de FEMA frente a Levittown donde viven 32,000 habitantes...