domingo, 3 de octubre de 2010

sambumbia un domingo de grises moderados y brisa suave..


Les advierto que es una sambumbia mezclada con conocimiento pleno de los desconocimientos e idea clara de que por ser brebaje de frutas y vegetales desmoronados o deshechos en pequeñísimas partes, aunque refrescante ya que se prepara con miel de caña, aguas claras y risas minerales, su valor alimenticio depende del paladar de tus desvaríos ya que son sones hechos fuera de concierto, sobrevivientes de escalas irregulares y que se (conocimiento de causa, efecto y defecto) que se salen del orden común de la naturaleza de formas y maneras desiguales, inconstantes y caprichosas... advertidos...

en torno a dedicar una jornada a la mansa filosofía taoísta de no hacer un carajo y dejar que el vacío llene tus espacios...


venga el mantecado, el 'pop corn' y las galletas, no hay prenda más amigable que una vieja camiseta que con el menor recato posible libera de las represiones a las superficies prohibidas, Dios bendiga las sábanas ligeramente usadas, dóciles y sensuales que gustan de abrazarse prolongadamente en muestras de ternura, Dios bendiga el persistente abanico que no se cansa (con sus excepciones) mientras viva de soplarte caricias tibias... upps, el cuadro se irrumpe... lo que falta es haber olvidado convenientemente el celular en el carro (por lo menos esa es la excusa aceptable que libera de las jurisdicciones de las llamadas baja nota)...

en torno a un mensaje de amor del pasado que ha decidido seguir siendo del pasado...

por lo menos no he sido olvidado por completo, sobre los relatos de las historias inconclusas de mi vida prefiero las versiones en verso que vetustas reconstrucciones que insistan en las asperezas o enfocar en primeros planos asimétricos las imposibilidades... 


por lo menos no hemos olvidado por completo las risas, las entregas intensas y los vuelos a las nubes donde flotamos desafiando el destino y el tiempo como aves deslizando sus alas en ventoleras vibrantes...

lo que resta por leer de un libro inevitable no requiere adelantos... 

aunque dejemos de lado su lectura por meses, años, desconocer el futuro de los personajes, las luces de los paisajes sin descubrir y las melodías que han de llenar el espacio, es misterio seductor que me niego a tratar de definir, esperemos a ver qué sabores nos aguardan, qué sorpresas hay a la vuelta de la esquina...


las razones que las cosas no ocurren son infinitas, de repente la vida es verdaderamente una especie de suerte, prefiero dejar que ruede la existencia en un baile de improvisaciones y ritmos de tambores, al menos en lo que respecta a mis interioridades...

como siempre, hasta pronto, como siempre y eternamente, hasta pronto, aunque no nos veamos nunca, hasta pronto...

en torno a mi reflejo en un espejo...


mi vida es una escalera en espiral en la que doy vueltas mientras subo, en la que doy vueltas mientras bajo, arriba me espera el faro con su canción de luz que arrulla los mares en busca de viajeros perdidos, abajo me uno al bosque de versos que crecen silvestres y anidan aves enamoradas... nadie se detiene en una escalera en espiral, sigue dando vueltas y vueltas, subiendo y bajando como olas incesantes, como amantes enloquecidos en su ritual de abrazos y besos...

en torno a una amiga que saca el domingo para hacer limpiezas...

cosas de la vida, la misma estrategia de la limpieza doméstica es aplicable al amor, veamos:


meditar: la mente que es el motor de la sensualidad emite imágenes eróticas..;

orar: el yo se activa y comienza a persuadir y convencer a moverse al ánimo hacia la liturgia del cuerpo: ruega, pide, hasta suplica caricias;


escribir: expresiones del fuero y fuego interno comienzan a desbordarse, se tiñen de rojo los matices, se respira profundo, sudoras, los tonos son graves...

bailar: el frenesí aparece como acto de encantamientos corporales y sacude la inercia, las caderas cobran conciencia de su importancia existencial y las alegres nalgas comienzan a reirse a carcajadas, violenta exaltación de los ritmos ancestrales se apoderan de las extremidades y el tronco corporal cual nave levanta anclas, despliega velas y suelta el timonel en un delirio de danzar con las olas y desviarse de las rutinas..


poco a poco fortaleciéndome: cierta locura pasional se apodera de los aires y los cansancios, los tedios, y el aburrimiento desaparecen cuando un rayo magnético atraviesa el espacio y los polos enardecidos empiezan a halar con una voz que sale desde los poros a florecer...

y despues a limpiar, coño: sea ca'.. a limpiar el cosmos personal de basuras emocionales, restregar las sedimentaciones que deja lo ordinario para que brillen sea un momento, sea un rato los soles que habitan en la sangre que corre rauda y veloz... limpiar el coño, el carajo y los recovecos revueltos de nuestros callejones, pasillos y arroyos escondidos...

(pausa para un cigarrillo mirando el techo)


aguas tibias ningunas, calienta la tinaja mucho más ancha por el medio que por el fondo y por la boca, y que encajada, recostada o en el suelo, sirve ordinariamente para guardar agua, aceite u otros líquidos que han decidido volver a creerse fuente, río enardecido y cascada en un domingo de grises húmedos...

en torno a las razones que los pendejos usan para ser pendejos...

someto que hay derechos convenidos: derechos en los que hombres han acordado pactar influencias e importancias, muchos influenciados y necesarios por los derechos negociados;

hay derechos heredados: derechos que responden a patrones de costumbres y usos pretéritos y ancestrales que surgen de la cultura originaria;


hay derechos adquiridos, ganados y arrancados:
son derechos que surgen de guerras, de luchas, de voluntades que se han negado a aceptar el estado de las normas: el derecho de expresión es por definición el primario derecho que surge del conflicto y la rebeldía, es en esencia el derecho revolucionario, visiones y versiones maquilladas siempre tienden a negar dicho derecho que siempre sobrepasa las normas constitucionales ya que el pensamiento constitucional nace del derecho de expresión, es su progenitor, siempre, es un derecho a ser peleado, combatido y sea la estructura estatutaria que sea, un derecho a ser ganado, defendido: es un derecho de guerra siendo la guerra la expresión humana primitiva de no permitir los atropellos, las esclavitudes y el robo, y como derecho de guerra sus violaciones siempre han de ser peleadas, someto...

en torno al torno y mi entorno...


caminar es el accionar de una máquina simple que consiste en un cilindro dispuesto para girar alrededor de su eje por la acción de palancas, cigüeñas o ruedas, y que ordinariamente actúa sobre la resistencia por medio de una cuerda que ata nuestros principios, convicciones y nuestras ilusiones;

cantar es un armazón de expresiones giratorias compuesta de varios tableros verticales que concurren en un eje, y de un suelo y un techo circulares, la cual se ajusta al hueco de una pared y sirve para pasar objetos, emociones, dudas, temores y amores de una parte a otra, sin que necesariamente se vean o entiendan las personas que los dan o reciben...


escribir es emplear el arado para labrar en piezas de madera, metal, hueso, papel, sueños, piedra y arena en la playa y donde piensas que alguien, tal vez uno mismo, pueda echar alguna semilla o bulbo...

enredar versos es usar un instrumento formado por una barra con una pieza giratoria en su extremo, usada para limpiar y limar los sufrimientos haciendo lazos con trozos en colores de alas rotas de viejas esperanzas...


expresiones son recodos que forma el cauce de un río y en el cual adquiere por lo común mucha fuerza la corriente de los tiempos aunque no dependa de los resortes de un reloj pero si de la clave de un tambor...

entorno...

a las alturas de nuestras vidas ni modo que cedamos, ni retiro, ni retirada...

posdata.- algunas de estas sambumbias fueron originalmente dedicadas a personas con nombres y apellidos en instancias que no vienen al caso porque definitivamente esas personas vienen al caso... eso a manera de crédito y reconocimiento a la necesidad pasajera del desconocimiento...

roberto ortiz feliciano/ pachi


2 comentarios:

Cordero dijo...

Sigue pa lante.
Aunque no comento mucho si leo y me siento orgulloso y es un privilegio ser tu amigo.

Marimer Figueroa dijo...

wow...