jueves, 13 de enero de 2011

LA UPR QUE NO QUEREMOS QUE DESTRUYA


Permita que conteste sus planteamientos Sr. Gobernador, sepa de entrada que creo que hay miles de personas, estudiantes, madres y padres de estudiantes, trabajadores y profesores universitarios y egresados de la UPR que igual o mejor que yo pueden contester sus planteamientos. Sin ánimo de ofensas, todos podemos hablarle con mayor conocimiento del tema porque somos la Universidad de Puerto Rico, somos el Pueblo que estudia, trabaja y sueña en y de la Universidad de Puerto Rico, somos los que nos esforzamos por apoyar que nuestros hijos e hijas, hermanos y hermanas tengan esa oportunidad que se han ganado con sus esfuerzos y como tal sabemos de lo que hablamos, lo vivimos, lo padecemos, es parte viva de nuestra sangre y nuestra alma. No niego que pueda alguien acercarse mediante otros caminos a lo que es el caudal de experiencias que es la Universidad de Puerto Rico, acercarse es importante, los universitarios creemos que parte fundamental de la misión es precisamente acercar a toda la isla a su universidad, sin embargo acercarse no es lo mismo ni es igual que ser parte integral y haber vivido lo que tal vez Ud. solo puede imaginarse. Es la realidad y permita que le diga Sr. Gobernador que sin cuestionar su buena voluntad, se nota en sus expresiones y en sus acciones cuánto desconoce de la Universidad de Puerto Rico. Un sabio consejo ante cualquier tema que uno en su sinceridad sabe que honestamente desconoce es escuchar y de esa tarea tan hija de la prudencia que es escuchar hemos visto demasiado poco tanto en sus palabras como en sus acciones. Las presunciones, creer que uno puede arrimarse a un sujeto basado en ideas que no proceden de la vivencia, como Ud. debe saber, precisa que sea la experiencia real la que atempere y de contorno a esas imágenes. De esto se trata, de que no es suficiente, de hecho palidece, solo proponer un ideario basado en presunciones e impresiones secundarias.

No obstante los deplorables actos de violencia perpetrados esta semana (y en semanas y meses anteriores, y hasta el haber afectado de manera nosciva la salud financiera universitaria con sus proyectos presupuestarios) por un pequeño grupo de funcionarios electos, administradores universitarios ebrios de sus beneficios y oficiales policiales (muchos de los cuales han comunicado estar totalmente insatisfechos con las labores represivas que les han pedido), estoy plenamente convencido de que trabajando juntos y de buena fe, todos habremos de salir airosos de la presente situación que aqueja a la Universidad de Puerto Rico. Ves Sr. Gobernador, esa perspectiva de esperanzas no es exclusiva de nadie, lo que si es cierto es que han habido agresiones violentas, arrestos injustificados y una multiplicidad de ataques que han sufrido estudiantes a mano de personas que siguen sus directrices, que se reportan directamente a Ud., es innegable que cuando un estudiante es macaneado frente a la Universidad, cuando madres fueron lesionadas en el Capitolio, cuando un estudiante fue pateado mientras se encontraba sujetado, todos esos actos violentos fueron de alguna manera en su nombre, los agresores en sus acometidas trabajaban para Ud. y creían, aunque tal vez de manera exagerada, seguir sus instrucciones. Si yo como padre de un estudiante y como universitario me atrevo a pensar que a pesar de esos hechos que constan como el récord de los resultados de sus políticas, aún puedo dispensarle la rama de olivo de la esperanza a Ud., realmente no creo que los hechos a los que Ud. aduce en su escrito se comparen para que crea que es quien tiene la cuota mayor de las esperanzas, todo por el contrario. Los estudiantes no han agredido a la fecha cientos de personas como lo han hecho sus empleados siguiendo sus instrucciones. Unos vidrios rotos, unos humos inofensivos, algunas mesas viradas son nada en comparación con el dolor humano que Ud. ha ocasionado y las pérdidas son nada comparadas con el sufrimiento que padecen miles de familias que desean apoyar a sus hijos e hijas por ser buenos puertorriqueños y puertorriqueñas. Se equivoca Sr. Gobernador, en la Universidad de Puerto Rico Ud. persigue y agrede a muchos de los mejores de la juventud de nuestra isla, Gobernador es precisamente nuestra esperanza como pueblo, como familias y comunidades los que ha tomado de enemigos y que trata como delincuentes cuando son exactamente la solución a la criminalidad. Todavía extiendo la rama de olivo al igual que los estudiantes que lo que han pedido incansablemente es que inicie de una vez y por todas un verdadero y honesto proceso de diálogos fundamentados en la sinceridad y transparencia que ha sido suplantada con mentiras impugnadas, con medias verdades que hasta la Middle States ha denunciado como ausencia de documentación adecuada y el espíritu universitario del pensamiento crítico del cual se ha divorciado la Junta de síndicos que Ud. ha puesto en posición de poder.

Se equivoca Ud., pienso que producto de su desconocimiento, cuando plantea que la Universidad de Puerto Rico comparable con las mejores del mundo no existe, existe y la forja de logros lo evidencia, el respeto y el aprecio internacional de nuestra Universidad la han aclamado jueces del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, intelectuales ganadores de Premio Nobel, científicos y artistas de todos los continentes. El problema no es que no podamos crecer como universidad, el problema no es que no podamos, debamos ni aspiremos a mejorar, ese es el compromiso de excelencia que se respira en los recintos de la UPR cuando no se contamina el aire con los gases lacrimógenos que han caracterizado sus gestiones. Ves Sr. Gobernador se equivoca tremendamente porque lo que sucede es que esa universidad que existe como una de las mejores del mundo se encuentra en graves peligros de que sus acciones la envenenen, los atropellos y las violaciones a las libertades que son la sangre de un gran universidad laceran, lastiman y hasta pueden llegar a enfermar crónicamente nuestra universidad. Ojo, que la verdadera universidad no es una ley ni es un conjunto de edificios, no es un grupo de proyectos amparados por los intereses económicos, y definitivamente no es una paz sepulcral, no es un sistema de orden basado en el encierro y el arresto de los derechos.

No me atrevo con mesura hablar de agrupaciones de personas que sugieres Sr. Gobernador sin que menciones criterios precisos sino generalizaciones. No me atrevo de entrada decir que sean lo que deben ser ni que hagan ni dejen de hacer lo que deben hacer. Valga por su sugerencia, pienso que gente pensante reunida es cosa buena pero hasta ahí llego porque la experiencia me dicta tener cautela. Volvemos a eso de la necesidad de escuchar, francamente no creo que sea prudente escoger un grupo de personas como dice el Pueblo ‘a puro dedo’, pienso que no es democrático, pienso que es malversar los recursos intelectuales de un profesorado reconocido y es subestimar innecesariamente los aportes valiosos de un sector impresionante de lo mejor de nuestra juventud.

Honestamente creo que se equivoca igualmente cuando plantea que la Universidad como se encuentra no funciona, Sr. Gobernador lo cierto es que la Universidad funciona a pesar de que la administración que Ud. ha encauzado ha compuesto una verdadera epopeya de fracasos y desaciertos. La Universidad funciona a duras penas pero funciona a pesar de que sus acciones han asestado duros golpes a su salud y bienestar. Permita que le sugiera que la Universidad funciona precisamente donde Ud. no lo percibe, donde Ud. desconoce, funciona en los ideales y el compromiso que tienen miles de estudiantes, trabajadores y profesores por forjar no futuros individuales sino el futuro colectivo de nuestras islas. Ves Sr. Gobernador es un tremendo error no reconocer que el verdadero universitario lucha y se sacrifica por las artes y las ciencias al servicio de la Humanidad, no solamente de ciertas empresas que antojemos lucrativas en cierto instante de la historia. Los verdaderos universitarios y la Universidad que funciona lucha en contra de las gestiones que Ud. no logra entender son anti-universitarias y que atentan precisamente a esa magna empresa cultural. Aunque aparentemente no logras sentir la diferencia, la diferencia es que la Universidad que funciona, que se ha hecho merecedora de un prestigio internacional, que es cuna de quehacer intelectual de renombre y forjadora de generaciones de profesionales es la que lucha contra la cuota y exige que salgan las fuerzas policiales de los recintos. Ejercicios de consulta tanto con los profesores como con los estudiantes le deben dar la clara señal de que lo se impone hoy en la UPR es rechazado como proyecto universitario, aconsejo que escuche Sr. Gobernador que no todos son revoltosos, no todos son radicales, de hecho la mayoría de quienes se oponen a sus planes son personas de partidos tradicionales, es falso alegar lo contrario y las evidencias existen mientras que esa historieta de universidad conspiradora es simplemente un cuento muy mal construido. Hacemos un señalamiento adicional, hablemos de curriculum vitae, hablemos sin pelos en la lengua de historiales de vida, en la Junta de síndicos Ud. tiene un exgerente de empresa que en documentos federales se demuestra que le mintió al FBI en el curso de una investigación que ocasionó que Cidra perdiera una de sus empresas manufactureras más importantes, tiene por lo menos dos ejecutivos principales de empresas que de lucrativas llegaron a la quiebra, una de esas quiebras logró ser parte de la debacle escandalosa de bancos locales que fueron intervenidos y tiene a una persona que fue objeto de una investigación prolongada de fraude y malversación de fondos públicos. Esos Sr. Gobernador son sus nombramientos y definitivamente no son “individuos del mayor calibre académico, solvencia moral y peritaje gerencial”. De hecho ellos intervienen en estas decisiones impugnadas, son copartícipes de las deficiencias severas que ha indicado la Middle States y Ud. pretende que el Pueblo les otorgue la confianza que sus propias industrias le han retirado.

El resto de su artículo se compone de tres temas. Francamente no amerita verlo en detalle ya que son refritos de planteamientos que hemos escuchado repetirse.

La historia del pasado tenebroso puede tener algo (y tal vez hasta mucho) de cierto pero Gobernador lleva Ud. dos años al mando de las empresas del Pueblo y ha perdido validez el usar ese subterfugio para desviar los resultados ineficientes de su actual administración. Eso es lo primero. De hecho nos habla de recortes en el Ejecutivo pero no puede hablarnos de recortes en los gastos administrativos de la Universidad porque lejos de existir recortes significativos lo cierto es que se han disparado, han aumentado los presupuestos de gastos innecesarios y superfluos, siguen creando embelecos para justificar pagarle sueldos excesivos a personas que no rinden frutos y en muchos casos ni siquiera tienen los credenciales universitarios para ser gerenciales universitarios pero ahí están.

El teorema de como Ud. se ha negado a apoyar las finanzas de la Universidad por tal de defender al pueblo de un impuesto a los refrescos es altamente debatible. Yo consumo Coca-Cola lo confieso y se que no es alimenticio por lo cual si le suben el precio tengo que tomar la decisión de si quiero pagar por mis antojos. De verdad no creo que vaya a encontrar resistencia a ese tipo de tributo y mucho menos cuando vemos que han subido impuestos en otros renglones para otras cosas que no tienen la importancia de la Universidad. En eso honestamente y totalmente difiero de sus juicios.

Finalmente tras nuevamente referirse al programa de becas Pell, repite sus planes de ayudas que tanto los estudiantes universitarios como los mismos empleados de los Programas de ayudas y becas han comunicado que son inefectivos, incompletos y en ocasiones (como la famosa beca senatorial) yacen en un limbo operacional: nadie sabe nada de nada y mientras tanto las fechas de los compromisos avanzan, sus ayudas son un purgatorio en forma de laberinto del cual muchos no han de encontrar una salida satisfactoria. La beca Pell Sr. Gobernador se aumentó como una medida de equiparar las ayudas a los gastos de los estudiantes que han sufrido los efectos inflacionarios no para ingresarlos a las operaciones de las universidades. Ud. con la cuota lo que hace es apropiarse de esos fondos de manera que me luce son contradictorios a la pieza congresional de acuerdo al récord legislativo. Ud. con la cuota ha multiplicado el efecto inflacionario en lugar de ayudar a nivelarlo.

Seamos honestos Sr. Gobernador si los estudiantes pagan la cuota no significa de ninguna manera que la apoyan ni significa que es una buena decisión sino una obligada, impuesta sin consultas, rodeada de un mar de críticas de todos los sectores, forzada a fuerza de macanazos y que ni siquiera ha sido implementada con ideas alternativas de las cuales se han inundado las oficinas de los legisladores provenientes hasta de miembros de su Partido al igual que las miles de quejas que igual provienen de todos los sectores y comunidades incluyendo hasta miembros de su Partido. Sr. Gobernador conozca la Universidad antes de destruirla, escuche a los universitarios y al escuchar, escuchará la Universidad que queremos.

Honestamente Sr. Gobernador si Ud. cree saber y querer a la Universidad dígame si sabe que un profesor español que llega a Puerto Rico por estar casado con una boricua y huyendo del franquismo, recibe el Premio Nobel por su obra de poeta siendo profesor de la Universidad de Puerto Rico (el mayor momento de reconocimiento internacional de nuestra universidad) precisamente porque en la Universidad de Puerto Rico no sufre de medidas como la ocupación policial que Ud. defiende. Ese dato nada más, que lo reto a que desmienta que desconoce como parte de nuestra historia universitaria, ese momento en que todo el mundo intelectual internacional se pregunta ¿dónde queda esa universidad?, ese momento si fuese por políticas como las que Ud. propone como parte de la Universidad que Ud. quiere, no hubiese ocurrido.

Honestamente Sr. Gobernador si Ud. cree saber y querer a la Universidad dígame de qué hablaron las juezas Ruth Baden Ginsburg y Sonia Sotomayor en nuestra Aula Magna y si de verdad cree que los valores que Ud. propone en su proyecto son valores que estas juezas del Supremo han defendido en nuestra Universidad sobre nuestra Universidad.

Por favor Gobernador escuche no hay que destruir la Universidad como Ud. dice “desde sus cimientos, la UPR que todos queremos” existe, sobrevive en lucha en estos momentos, es cosa de ayudar no desayudar, de creer y crear, no de saquear

(Columna de Luis Fortuño: http://www.elnuevodia.com/columna-lauprquetodosqueremos-862702.html)


8 comentarios:

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Dedicado a los estudiantes que han sido arrestados y los que enfrentan procesos disciplinarios, todos estos procesos son viciados, arrestos sin causa ni prueba, y procesos disciplinarios inconstitucionales con vistas proforma, la temeridad (acciones sin fundamento real y excesivamente imprudentes arrastrando detenciones innecesarias y suspensiones ad-hoc) raya en la cruda injusticia, el abuso y lo abiertamente represivo...

Re beca senatorial dijo...

En la antesala esta tarde de la aprobación del reglamento para otorgar el Fondo de Becas Legislativas, el estudiante Arturo Ríos denunció que esta ayuda no estará disponible a tiempo para los estudiantes del sistema universitario.

A su salida de una reunión en el Jardín Botánico, en la cual participaron algunos miembros de la Junta Evaluadora que elabora el reglamento y los representantes de los 11 recintos que implementarán el nuevo programa, Ríos indicó a El Nuevo Día que ante la incertidumbre que reina existe un consenso para que el dinero del Fondo de Becas se remita a las arcas de la UPR, como propone el Comité de Representación Estudiantil y otros sectores estudiantiles, hasta que se resuelvan las dudas en torno al manejo del recién creado plan de ayudas.

Otro claro abuso de la policía y dieciseis arrestos temerarios... dijo...

En todo el proceso que hemos atestiguado relacionado a la lucha de los estudiantes por lograr un proceso justo en cuanto a la imposición de la cuota abusiva y uniltaeral de los $800, hemos visto como el gobierno y la administración universitaria ha utilizado a las fuerzas policiales para reprimir e intimidar a los estudiantes en sus reclamos. Hemos visto una multiplicidad aterradora de agresiones y violaciones de Derechos civiles.

No debemos aceptar la impunidad de estos delitos. El uso indiscriminado de la violencia policial es criminal y debe ser combatida de frente.

Esta semana nuevamente se ha presenciado el uso de la represión so color de autoridad tanto en unos 16 arrestos sin causa de estudiantes como un hecho singular que deseo reseñar brevemente. Adelanto que solicito que puedan orientar al ciudadano referido sobre sus posibilidades de radicar una querella correspondiente por favor procedan a la brevedad.

Entre los hechos de estos días vimos a los oficiales intervenir con un ciudadano que tiene marcadas y visibles limitaciones, el ciudadano usa una prótesis y ese día al tener pantalones cortos era indiscutiblemente notable y perceptible dicha condición. Los oficiales al intervenir con el ciudadano llegaron al colmo de literalmente arrancarle dicha prótesis lo cual obra en diferentes vídeos de manera clara e indubitable. Es totalmente impertinente la causa de la intervención policial pero debemos aclarar que el ciudadano hizo muestra de un derecho a protestar ante los abusos de la Fuerza de Choque de manera de desobediencia pacífica.

(sigue)

Otro claro abuso de la policía y dieciseis arrestos temerarios... dijo...

(desde anterior)

Que conste que las referidas acciones constituyen a todas luces abusos y violaciones de los derechos federales de dicho ciudadano.

El ADA fue creado para proteger el lisiado contra el tratamiento como el recibido por el ciudadano. Una de las metas del ADA es prohibir y evitar a funcionarios de gobierno de abusar del lisiado. Esto incluye e implica estrictamente a las fuerzas policiales, de ninguna manera se encuuentran exentas todo por el contrario.

El Acta de americanos con inhabilidades (ADA) es una ley federal de Derechos civiles. Da protecciones federales de Derechos civiles a los individuos con las inhabilidades similares a ésas proporcionadas a los individuos a base de criterios de raza, de color, de sexo, de origen nacional, de edad, y de religión.

ADA cubre una amplia gama de individuos con inhabilidades. Considera que un individuo tener un " disability" si él o ella tiene una debilitación física que limite substancialmente una o más actividades importantes de la vida y tiene un expediente de dicha condición, o se mira como teniendo tal debilitación.

El ADA requiere a las agencias policiales hacer modificaciones razonables en sus políticas, las prácticas, y los procedimientos que son necesarios asegurar un trato justo, considerado y adecuado para los individuos con inhabilidades.

Informaciones disponibles se consiguen:
http://www.ada.gov/enforce.htm

Maria Collazo Rivera dijo...

Te felicito, gracias por ayudar a canalizar tanta frustración...

Miguel Ángel Guzman (México) dijo...

Compañeros tienen todo nuestro apoyo desde México...

Publicidad engañosa (testimonios) dijo...

El Comité de Acción de Universitarios de Arecibo (CAUA) tildó como engañosos los anuncios que se han transmitidos por radio y televisión por parte de la Administración de la Universidad de Puerto Rico sobre las ayudas económicas disponibles para pagar la cuota de $800.

Según CAUA, durante el proceso de matrícula en la UPR de Arecibo (que se llevó a cabo del 11 al 18 de enero de 2011) las ayudas que dicen los anuncios sobre las becas del Fondo Legislativo no están disponibles, ya que cuando los estudiantes fueron a buscar información sobre éstas en las oficinas de Asistencia Económica simplemente le contestaron que al momento no estaban disponibles porque no han “bajado todavía”.

Igualmente, denunciaron que a los estudiantes con Beca Pell, el descuento de la matrícula fue uno automático por lo que estos estudiantes al día de hoy no cuentan con este dinero para, entre otra cosas, cubrir sus gastos relacionados a estudios como lo son libros, hospedajes, materiales para laboratorios, uniformes de prácticas, comida, gasolina, entre otras muchas cosas.

De otro lado, los estudiantes que no tienen la Beca Pell tuvieron que ir masivamente a solicitar prórrogas para pagar sus matriculas y la cuota, que fue la solución que les brindaron. “Las filas de los cientos de estudiantes en la UPRA solicitando las prórrogas fueron impresionantes”,

Ana Medina dijo...

Terminaremos creando seres no pensantes, con conocimiento único del área en el que piensan trabajar Claro son más fáciles de manipular..Son los humanistas los que crean conciencia y llegan al pueblo, escritores, poetas y todos los estudiosos del pensamiento. Eso no es una universidad ...