lunes, 7 de junio de 2010

In re: buena voluntad y buena fe en la controversia de la Universidad de Puerto Rico


Que conste:

Sin dudas tanto los anuncios que ha producido la administración y que ha invertido miles largos en pautar, las decisiones de la Rectora (retirar la Guardia universitaria), ciertos comentarios de la Presidenta de la Junta (como por ejemplo plantear que el dialogar no es negociar y reiteradamente insistir en mantener las opciones de ejecutar sanciones administrativas en contra de los huelguistas) y las manifesaciones de De la Torre sobre el desalojo incluyendo las gestiones legales referentes a los emplazamientos y mociones de desalojo, todas estas acciones constituyen evidencia clara y contudente de ausencia de buena fe (lo que se conoce como mala fe o manejos deshonestos) y me refiero a consideraciones legales de la buena voluntad como se define en el Estado de Derecho.

La buena fe o buena voluntad significa honestidad y sin engaño. El deber de actuar de una manera justa y equitativa y garantizar la libertad de la otra parte (los estudiantes en huelga) de la coerción, de la intimidación, o de amenazas de coerción o el uso de medios de provocar intimidación.

Cito:

(Good faith) Honesty; a sincere intention to deal fairly with others. Good faith is an abstract and comprehensive term that encompasses a sincere belief or motive without any malice or the desire to defraud others. It derives from the translation of the Latin term bona fide.

Bristow, David I., and Reva Seth. 2000. "Good Faith in Negotiations." Dispute Resolution Journal 55 (November): 17.

Bona fide signifca honesto; genuino; real; auténtico; actuación sin la intención de defraudar.

La respetable fuente de doctrina legal 31 American Jurisprudence Rev ed Lab § 268 establece claramente:

La buena fe es imparcialidad y equidad. La antítesis del fraude y del engaño. Es el intento y propósito honesto y sincero de explorar todas las posibilidades del establecimiento de un acuerdo de las materias en conflicto, hasta el agotamiento de todos los esfuerzos razonables y la llegada a un punto donde se alcanza una decisión definida, presuponiendo la libertad de cualquier propósito de emplear la maquinaria de la negociación como excusa para otros diseños, o desatender los objetos o los métodos de negociación.

La buena fe y buena voluntad se define en textos del Derecho comercial (Art. 2 del U.C.C. (Uniform Commercial Code) dice «good faith...means honesty in fact and the observance of...fair dealing..."), del Derecho laboral (National Labor Relations Act of 1935 (29 U.S.C.A. § 151 et seq.)) y en el Derecho de corporaciones (deberes fiduciarios son basados principalmente en la confianza entre las partes).


Todas las acciones que he mencionado y las que caracterizan una secuela de actitudes de los administradores de la Universidad no conforman el requerimiento de la buena voluntad como asunto de derecho lo cual al ser patrones consistentes de conducta a su vez denotan una total ausencia ulterior de buena voluntad que implica un claro menosprecio del intento de trato justo y pueden implicar deseos de defraudar y engañar a los estudiantes universitarios que si han demostrado su buena voluntad al asentir continuar las sesiones de negociaciones a pesar de dichas acciones y manifestaciones fraudulentas que llegan al grado de utilizar las sesiones para poder emplazarlos (lo cual presume intenciones de entrampamiento de parte de los administradores lo cual es a su vez evidencia clara y contundente de ausencia de buena fe y buena voluntad).

Un juez o magistrado justo debe tomar en consideración estas intenciones evidenciadas y consecuentes de mala fe en sus apreciaciones de las controversias como asunto de derecho.

Un mero referente fundamental al campo de la ética que tiene primacía en estos aspectos nos revela y cito:

"La buena voluntad no es buena por lo que se efectúe o realice, no es buena por su adecuación para alcanzar algún fin que nos hayamos propuesto, es buena solo por el querer, es decir, es buena en sí misma"
Fundamentación de la metafísica de las costumbres, Kant

No es compatible la buena voluntad y la buena fe con desarrollar acciones paralelas que atentan contra el proceso o una de las partes, es totalmente inconcebible. Inciden en mala voluntad y mala fe cuando hacen publicidad adversa, acciones legales interdictales o imponen ultimatums unilaterales. Es simple, es claro y es totalmente reflejo del Estado de Derecho al grado que es una característica fundamental y definitoria del Derecho constitucional cuando reiteradamente se plantea como ley suprema el trato y procedimiento justo, la igual proteccion de las leyes, y la prohibición del discrimen.


No hay buena fe ni buena voluntad en las gestiones del Gobernador, del Obispo, ni de los administradores de la Universidad de Puerto Rico como asunto de derecho aplicable. Las acciones demuestran claramente mala fe e intentos de privar a los estudiantes universitarios de un trato verdaderamente justo y equitativo. Las intenciones del Gobernador, del Obispo y los administradores son frustrar, desvanecer la confianza y la esperanza en la justicia procesal de los estudiantes. Las alegadas intenciones de mediar y otras acciones del Gobernador, del Obispo y los administradores lo que buscan de facto es eludir las negociaciones justas y burlar a las partes concernidas incluyendo al pueblo que tiene un genuino interés en que la controversia se desarrolle de una manera prudente y razonable ya que tiene el pueblo un legítimo rol e ingerencia en la Universidad de Puerto Rico de acuerdo a la ley que la define como empresa pública.

En lo que cocino un texto un poco más elaborado sobre el tema de la buena fe en el proceso huelgario de la Universidad de Puerto Rico, cosa que me propongo hacer casi de inmediato quiero consignar este planteamiento que estimo justo, prudente y necesario.

16 comentarios:

"Sanciones académicas o administrativas a estos jóvenes ninguna. Eso debe estar totalmente fuera del panorama" dijo...

El comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, dijo el lunes que el gobierno ha lucido muy mal en la forma en que ha manejado la crisis en la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Exhortó además a las autoridades universitarias a no emprender sanciones administrativas contra los estudiantes, al mismo tiempo que pidió ponderación en caso de que fuese inevitable un alza en los costos de estudios.

"Todo Puerto Rico está luciendo muy mal, está luciendo mal la Universidad de Puerto Rico y su reputación. Está sufriendo el estudiantado y sus padres. Se ve mal el gobierno de Puerto Rico en general. Ese era un asunto para verse resuelto en una o dos semanas", señaló Pierluisi.

"Sanciones académicas o administrativas a estos jóvenes ninguna. Eso debe estar totalmente fuera del panorama", añadió el funcionario, al mismo tiempo, que sostuvo que si alguien cometió delito eso debe quedar en las manos de las autoridades de ley y orden "sea el Departamento de Justicia o sea Fiscalía".

Pierluisi aseguró que los estudiantes no se verán obligados a devolver dinero de las becas Pell, dado que ya ha transcurrido el 60 porciento del semestre.

Las declaraciones del Comisionado Residente se producen en momentos en que vence el plazo que tanto las autoridades universitarias como el Gobernador dieron a los huelguistas para llegar a un acuerdo que ponga fin a más de 40 días de paralización de las actividades en el Recinto de Río Piedras y otras nueve dependencias del Sistema Universitario.

Tomado de
Pierluisi tira la raya en huelga UPR
http://www.vocero.com/locales/6639-pierluisi-se-ve-mal-gobierno-ante-huelga-upr.html

Jorge David Capiello-Ortiz dijo...

También la doctrina de "Culpa in contrahendo", que tiene su base en el artículo 1802 del Código Civil, "considera hecho ilícito el rompimiento injustificado de las negociaciones, porque constituye un quebrantamiento de la buena fe [que] impone a las partes un deber de lealtad recíproca en las negociaciones".

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Claro que aplica a cuando podemos plantear como hecho el cese de las negociaciones como proceso sin embargo ya a nivel de debate es puede argumentar que el espiritu del Art. 1802 se puede invocar cuando logras demostrar que el proceso de negociaciones padece de males insalvables de contenido tales como el probar la mala fe y mala voluntad...

Jorge David Capiello-Ortiz dijo...

Gracias Roberto... es muy poco lo que conozco de leyes. Habría que estar muy pendientes a quien se levanta primero de la mesa. Al menos por parte de la Administración se me hace totalmente inconsecuente querer meter la Universidad dentro de medidas que responden a una crisis fiscal mientras por otra parte pueden pagar anuncios de televisión. En términos de conclusión de un acuerdo es meritorio observar el comienzo de las negociaciones, el desarrollo de las mismas y la conducta de las partes entre otras cosas. En ese sentido creo que lo del anuncio es un total descaro y que incluso da fe de la frivolidad de sus reclamos.
un abrazo, hermano

Miguel Gonzalez dijo...

¡Qué cosa! Estos maleantes de la Fortaleza/Adm. UPR tienen que saber que los estudiantes no cederán hasta que no haya negociación. Estos trogloditas tienen que tener un plan y me imagino lo peor. Están ensañados con cerrar la UPR. ¿Cuál será el próximo paso a dar por los que apoyamos a los estudiantes y sus reclamaciones?

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Muy honestamente creo amigo que si los argumentos legales se discuten a tenor con el derecho aplicable los resultados deben reflejar los tratos injustos y la ausencia de la buena fe y buena voluntad. Por otro lado hay alternativas que se debe discutir y confio se han de discutir sobre como lograr salirse del proceso de negociaciones fraudulentas, a eso vamos como tema venidero... En lo que respecta a actitud creo muy humildemente que a los estudiantes les asiste la verdad, el derecho y las buenas intenciones y en eso hay que confiar...

Miguel Gonzalez dijo...

Roberto gracias por tu interés, información y liderato. Siempre estoy pendiente a tu opinión...

Carli dijo...

Esto continuará mientras la ciudadania de Puerto Rico se quede comodamente como expectador y corderito sentado a ver a donde los llevan. Con los intereses de este gobierno no existirá la buena voluntad ni la buena fé - simplemente no hay posibilidad. El juego de palabra que tienen los que estan en el poder me asquea. Me siento tan agraciado de ser simplemente un músico y de poder alimentar a mi familia de tal forma! Que asquerosos son los políticos en este país!!! y que jauría de "dog eats dog" hay en la sociedad!!! En donde único puede haber una esperanza es en el estudiantado, pero a eso me refiero - el estudiantado activo colo lo han estado haciendo.
Ahora quieren empujar leye (indebidas) como la 2627 para que los estudiantes sin espina, los que no se atreven a tener voz ni a asomar sus caritas, puedan votar comodamente desde su zona de confort.

Mildred Perez dijo...

Pedía por lo menos uno. Contigo ya tengo un reguerete de mentes jovenes, claras, que saben lo que buscan, lo que quieren, que respetan el derecho ajeno y se ocupan de informar con claridad. Ahora tengo un reguerete de jóvenes brillantes y "mucho muy" valientes. Bendiciones y adelante mis apreciados respetables.

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Gracias por lo de mente joven, es refrescante a los 56...

Neli Córdova Neli dijo...

Mil gracias a Roberto Ortiz Feliciano por hacerme partícipe de su tan valioso enlace. Abrazos desde Ecuador Neli Neli

Ordenan emplazar a dirigentes del movimiento estudiantil dijo...

El juez superior José R. Negrón Fernández le ordenó esta tarde a la Universidad de Puerto Rico (UPR) a que emplace a los dirigentes del movimiento estudiantil antes de este jueves al mediodía.

El magistrado ordenó a la administración universitaria a que ejecute todos los emplazamientos personalmente con copia de la demanda enmendada y de la orden judicial. Señaló una vista de status del caso para este viernes a las 10:00 de la mañana.

Por el momento, declaró no ha lugar emplazamientos por edicto de los estudiantes Waldemiro Vélez Soto, Rosally Motta, Ian Camilo Cintrón, Roberto Thomas, Adriana Mulero y Víctor Rodríguez. El juez dispuso que la UPR tiene que volver a radicar la solicitud acreditando haber hecho gestiones adicionales para localizar personalmente a estos co demandados.
De hecho, ya Adriana Mulero se había sometido hace dos semanas a la jurisdicción del tribunal sin haber sido emplazada. También hizo lo mismo, el representante estudiantil ante la Junta Universitaria, René Vargas.

Negrón Fernández acogió una moción que radicó hoy la UPR en la que le informó al tribunal que procederá con los emplazamientos de una veintena de estudiantes demandados porque el diálogo no ha rendido frutos.

“A pesar de las múltiples reuniones con los representantes estudiantiles, el conflicto continúa y no se ha permitido a la administración universitaria retomar el control de los accesos a los recintos”, dijo el bufete McConnell Valdés, en una moción al vencer al mediodía el plazo que le había otorgado a la UPR el juez Negrón Fernández.

El bufete señala en la moción que en la madrugada del jueves tres de junio se le arrebató a la Universidad el control sobre el único portón que controlaba en el Recinto de Río Piedras. Alega además que hubo actos de vandalismo contra propiedad universitaria.

“Inclusive se colocó alambre de púa alrededor de la Oficina de Seguridad. Ante este cuadro y por razones de seguridad, la Rectora interina (Ana Guadalupe) se vio forzada a retirar a la Guardia Universitaria del Recinto”, sostiene la moción radicada por los abogados, Raúl Arias Marxuach y Marlyssa Álvarez, a nombre de la UPR.

La moción indica que no obstante “las concesiones” hechas durante el diálogo sostenido con los representantes estudiantiles éstos no han reabierto los portones para que la Universidad y el resto del estudiantado puedan reanudar su semestre académico”.

Los abogados indican en el documento que la administración universitaria paralizó los trámites del litigio por varias semanas para dar espacio a las negociaciones. Sostienen que hasta el día de hoy se habían celebrado 11 reuniones con el Comité Negociador Estudiantil.

“La administración universitaria permanece abierta al diálogo, pero ésta no puede claudicar sus responsabilidades institucionales. Sabido es que la libertad de expresión no es absoluta y está sujeta a restricciones de tiempo, modo y lugar”, sostiene la UPR en el documento legal.

La UPR demandó originalmente al presidente del Consejo General de Estudiantes (CGE), Gabriel Laborde y después que desistió contra otros estudiantes, enmendó la demanda para incluir al Comité Negociador y a otros dirigentes del movimiento estudiantil.

Rosana Martinez Larracuente dijo...

ESTA SITUACIÓN ES INFINITAMENTE INDIGNANTE...

Forjador Boricua dijo...

Lo unico que demuestran esos anuncios es que la "minoria silente" no llena media cancha de baloncesto ni regalando racimos de platano en una esquina. Cada vez que piden que se hagan mas asambleas y mas votaciones, atrasan mas el proceso, porque los representantes de los estudiantes, tienen por definicion que traer a la mesa cualquier asunto nuevo que esa asamblea presente. Luego diran que estan trayendo asuntos nuevos a la mesa para atrasar el proceso, el truco es viejo y nunca les a funcionado a los administradores de ninguna compañia y menos al gobierno...

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

A mi entender el supuesto grupo de estudiantes que se autodenomina "Mayoria silente" solo ha logrado en una instancia reunir a siete personas (actividad de visita al Presidente de la UPR) luego sus muy pocas actividades han consistido de cuatro personas... Ha habido personas que han comentado sobre el alegado hecho de que los cuatro estudiantes participantes de los esfuerzos publicitarios de la UPR sean miembros de la Juventud del PNP sin embargo en lo que respecta a este aspecto insisto en plantear que tanto el proceso huelgario contiene estudiantes estadistas como hijos de personas afiliadas al PNP como igual insisto que los reclamos que propulsan los representantes del movimiento huelgario son reclamos que atienden necesidades y realidades de personas de todas las formas ideologicas presentes en el escenario de la isla, dicho de otro modo, son reclamos con validez universal que van por encima de inclinaciones ideologicas o partidistas y atienden aspectos medulares de la Universidad y el estudiantado en general...

EDITORIAL EL NUEVO DÍA 09.06.1o dijo...

Imperativo que la Universidad reabra
A 48 días de iniciada la huelga, con algunos de los principales objetivos satisfechos, y otros puntos sin duda suficientemente establecidos, nada debe impedir que la Universidad de Puerto Rico reabra sus puertas cuanto antes y se normalice la actividad académica y administrativa.La Presidencia y la Junta de Síndicos tienen el poder para lograr esa reapertura, si tan sólo renunciaran a la obstinación de mantener en la mesa de negociaciones puntos que estimulan tranque, como el asunto de las sanciones a huelguistas y la entorpecedora propuesta lanzada a última hora de una cuota de $1,000 al estudiantado.

Ya ha sido demasiado, no sólo para estudiantes, profesores, empleados no docentes y miembros de la Administración. El País se ha sentido de algún modo acorralado por una situación que se prolonga, y que añade incertidumbre y zozobra a nuestras vidas.

En la primera fase de las negociaciones se lograron acuerdos en torno a la llamada Certificación 98, que llegó a ser un punto neurálgico en el conflicto, por pretender prohibir la combinación de las exenciones de matrícula con la concesión de otro tipo de ayuda económica, como las becas Pell. El lenguaje de esa Certificación fue finalmente enmendado, eliminando la incompatibilidad entre unos y otros beneficios. El otro punto que se descartó en ese momento fue la privatización de algunos recintos, o la posibilidad de privatizar las estructuras del sistema administrativo en sí.

El peso del impasse actual se concentra en dos puntos, a los que debería buscarse una salida inmediata. Por un lado, las sanciones a los estudiantes en huelga. ¿Cuál es el empeño de la Administración en sancionar a los estudiantes, cuando los delitos que pudieran atribuírseles, si fueran tales, pueden ser perfectamente diligenciados a través de las instancias judiciales?

No ayuda en nada a un clima de entendimiento y negociación el hecho de que se siga insistiendo en el castigo colectivo por la vía administrativa, lo que, como se sabe, afecta su expediente académico.

La cuota o cargo especial de alrededor de $1,000 que se les impondría a todos los estudiantes, comenzando en el semestre de enero de 2011, es otro punto inaceptable sobre el que habría que volver con mente abierta y soluciones prácticas. Al fin y al cabo, y de acuerdo con la Certificación 60, ha quedado establecido que la aplicación de un alza en la matrícula, de ser necesaria, no tendría lugar hasta el año 2012. Hay que aclarar si esta cuota o cargo especial repercutiría en las becas y cuál sería el efecto real sobre el bolsillo del estudiante y sus oportunidades de estudio.

La reticencia y el ánimo de contender no pueden seguir primando sobre la necesidad de abrir de inmediato los portones universitarios. Hay que poner nuestro más alto centro educativo por encima de cualquier otra consideración.

Una negociación digna todavía es posible. Pero ambas partes tienen que dejar a un lado cualquier actitud mezquina o revanchista, y comprometerse con acuerdos justos y duraderos, que permitan que la normalidad se restablezca en los once recintos.

Esa es la mayor aspiración de este pueblo, incluidos todos los sectores universitarios. No puede haber nadie que desee que la Universidad continúe cerrada. Zanjar el asunto en este mismo instante es de vida o muerte, no sólo para el porvenir académico y laboral de una generación, sino para la estabilidad de todo el País.

Por eso, nuestra propuesta es que se acuerde reanudar labores, que el resto de cualquier negociación se atienda con las aulas abiertas y que el semestre académico se lleve a feliz término.

http://www.elnuevodia.com/columna-imperativoquelauniversidadreabra-719754.html