viernes, 2 de julio de 2010

Dialéctica en una tarde calurosa de verano.

Subtitulado: Andy Warhol y la cachondez de una asamblea desamblada.

"Todo el mundo debería tener derecho a 15 minutos de gloria." -Andy Warhol

asamblea. Reunión numerosa de personas para discutir determinadas cuestiones y adoptar decisiones sobre ellas.

Esta nota es una divagación en la que tras pasar un asunto me separo del mismo para escribir sin concierto ni propósito fijo y determinado. Son impresiones y expresiones libres que responden, reflejan y reproducen el inevitable choque de ideas, mensajes e imágenes que ocurren en torno a las incidencias de la tarde de ayer.

(Coro: Vamos llegando, llegando vamos llegando...)

Acudimos junto a cientos de personas a las inmediaciones de la sede del Colegio de abogados de Puerto Rico en Miramar a eso del anochecer de un jueves de temperaturas altas y humedad enervante. Tal vez en el aire colgaba una nube que debilita o quita las fuerzas a unos y a otros les excita los nervios o pone nervioso. De camino le habia dicho a mi hijo: A estas cosas es bueno llegar un poco tarde e irse un poco temprano…

(Coro: Estamos los somos pero somos más que lo que estamos...)

Estacionado a unas calles del recinto nos dimos a la caminata, de frente me encuentro a un primer amigo abogado probado en las luchas ambientalistas que me dice que la actividad ha sobrepasado las capacidades de cupo del sitio y que se va porque ya lo que atrajo ha culminado. Bueno pero ya estamos en Miramar, vamos a llegar comoquiera aunque confío plenamente en el que se alejaba. Jumm algo en su rostro me daba premoniciones...En la acera me encuentro con otro sudoroso amigo abogado rodeado de algunos tres miembros de la UTIER (sindicato al cual le presta servicios legales) que tras los saludos de rigor no pierde tiempo en decirme que los procedimientos han acabado y las decisones tomadas (tal vez debe ser informadas), que el local no aguanta a tanta gente. Sigue diciendo que hay una actividad de protesta masiva propuesta para el 18 y que se han de radicar querellas en los diferentes foros. Mientras escuchaba y luego trataba de que me diera un poco de detalles adicionales sobre el tema de las querellas llegaron unos amigos universitarios a hablar con mi hijo…


(Coro: Dime, dime lo que crees que 'ta pasando, dime, dime lo que crees que 'ta pasando...)

En menos de lo que hubiese sospechado siento que hay un desfase en las vibraciones entre las personas, no se siente el magnetismo de un junte satisfactorio, ausente el gustito de la consensualidad, hay algo de matrimonio en crisis o de orquesta desafinada.

(Coro: Esta sambumbia de rumba le falta afinación, sino seguimos la clave se forma senda complicación...)

Tras algunas conversaciones, varios saludos adicionales y sin haber entrado siquiera al estacionamiento, que de hecho veo poblado de personas todas ocupadas en conversaciones personales, concluyo que la asamblea se encuentra por completo desamblada. Es, por lo menos en ese momento, un reguerete de gente, un reguero de mensajes.

(Coro: Tira por aquí, tira por allá, cantemos todos a coro...)

Mis instintos me confirman que ha habido algo parecido a una gran premiere tipo Hollywood en la que nos hemos quedado en una inmensa alfombra roja invisible. Algo de eso que hemos visto en la noche de los Oscar: han anunciado los premios que ha otorgado un jurado invisible y con los cuales tenemos que vivir en mayor o menor grado de agrado o disgusto.


(Coro: La que hay, esa es la que hay, ay, ay , ay... la que hay, esa es la que hay, ay, ay , ay, es la que hay...)

Mi hijo se lanza a penetrar la masa y regresa con su saldo de impresiones personales. Parece haber una conexión tal vez genética sobre decisiones inmediatas, compromisos ulteriores y resignaciones inevitables. Hemos cumplido, estamos en la asamblea, hemos venido y hemos sido parte de algo que parece coagular a duras tientas (o vice versa se desune velozmente). Es incuestionable la solidaridad, es indiscutible que los presentes (y los que ya se han ausentado) sienten el deseo vigoroso de encaminar gestiones de denuncias ante el tema de los Derechos civiles burlados por el gobierno. Hasta eso llegamos, pero no hemos sentido ser una pieza de una maquinaria humana sino una audiencia ante una obra teatral atropellada cuyo libreto parece haberse quedado chiquito ante los requerimientos del público. No hubo coro masivo de voces, hubo muchas voces sin mayores armonias. No hubo notable interacción de los actores, tal parece que algunas luminarias se encargaron de dar los discursos de la puesta en escena y el director ha bajado el telón sin acordes finales.

(Coro: Me dice te dijo, que dice quien dijo, y alguien pregunta: Quién dijo, qué dijo...)

Es una verdadera jodienda este tipo de acontecimiento en la que la frase de Andy Warhol parece ser inescapable. Algunos toman el podio para sus momentos de gloria, algunos iluminados recitan sus evangelios y la vasta mayor parte de los asistentes nos quedamos con las ganas de bailar y cantar.


(Coro: Baila, baila, aquí bailamos todos, canta, canta todo el mundo haga coro...)

Siguiendo con el paralelismo teatral notamos lo terrible que es para esos grandes actores enamorados de robar escenas culminantes comportarse dentro de un concepto de reparto grupal (“ensemble” que huele a ensamblar), eso de unir, juntar, ajustar, cohabitar y combinar piezas masivas es tanto mas retador que asumir la partitura de varios solistas que ejecutan sus veinte barras y le otorgan a la orquesta solo repetir su ‘leitmotif’ (pie forzado).

(Coro: Que quieres que haga, que haga lo que quieres, comquiera que sea, que sea como quieres...)



Han habido a los que he tenido la suerte de leer, pienso, varios ensayos muy adecuados, puntillistas, preocupados y certeros sobre los temas inconclusos que se desprenden de las insatisfacciones con el Opus: si luchamos por la democracia tal vez debemos empezar siendo democráticos tal vez puede ser la moraleja. Personalmente muy de veras creo que se debe destacar muy claramente planteamientos y denuncias sobre los medios alternativos porque para mi cristalizan en su lucha los valores de los derechos a la expresión, la libertad de prensa, libertad de pensamiento y la justicia social.

(Coro: Un, dos, tres, empecemos como es, cuatro, cinco, seis, y seguimos como es, siete, ocho, nueve, es como esto se mueve, es como esto se mueve, es como esto se mueve...)

Una periodista lo ha dicho y yo lo repito convencido: "A pesar de no estar de acuerdo con el proceso de anoche en el Colegio de Abogados, mi solidaridad es plena con la manifestacion del 18 de julio. Unidad." (Wilda Rodriguez Ortiz)


Al final es como una comparsa, tocan la diana, nos metemos a la rumba callejera y hacemos coro. Uno no deja de pensar que podemos superar el folclorismo primitivista, uno no deja de menear las nalgas pero piensa que podemos coreografiar de una manera participativa esta danza necesaria y urgente. Bomba eee...

-roberto 'pachi' ortiz feliciano

4 comentarios:

Raúl Quiñones Rosado dijo...

Excelente reflexión sobre lo ocurrido anoche en el Colegio de Abogados.

Solidaridad con medios alternativos y colegas agredidos dijo...

La Asociación de Periodistas de Puerto Rico (Asppro) deploró la violencia desatada ayer frente al Capitolio y censuró las agresiones policiacas contra periodistas de medios alternativos ocurridas dentro de la Casa de las Leyes.

Los colegas de los medios alternativos como Rumbo Alterno, Indymedia y Radio Huelga, ejercen funciones periodísticas legítimas y no pueden ser discriminados por su tamaño o por su audiencia, mucho menos por agentes de seguridad del Senado, reforzados por oficiales de la Fuerza de Choque, quienes macanearon, patearon y rociaron con gas pimienta a estos colegas que no violaron el reglamento del Capitolio ni ley alguna, dijo Rafael Lenín López.

Es absurdo que el gobierno federal, a través de la Federal Communications Commission, aliente y fomente la creación de estas radios comunitarias, mientras el Senado de Puerto Rico le cierra las puertas y agrede a sus reporteros?, añadió López.

La Asppro expresó también su solidaridad con el fotoperiodista André Kang, quien fue golpeado viciosamente por uno de tantos policies descontrolados durante los sucesos de ayer.

El gremio destacó la amplia, balanceada y reveladora cobertura de los eventos de ayer por parte de la mayoría de los y las periodistas y fotoperiodistas que expusieron su salud y seguridad para brindarle al pueblo una perspectiva justa de los acontecimientos.

Les felicitamos por su profesionalismo y compromiso con el periodismo y con nuestro país, concluyó el presidente de la Asppro.

COMUNICADO DE PRENSA

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Eaaaaa..., que muchos eramos, que muchos de diferentes generaciones juntos en un mismo coro... aquellos que piensan en dividir en vez de multiplicar, lo siento la realidad los aplasta con sus verdades, el que quiera hablar mierda, adelante pero mierda mientras mas se menea apesta, es un axioma... ahh y pues el que quiera ver algo que humildemente creo me ha quedado bien (por fin puedes decir) ahi va esto...

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Sobre la Coca Cola y los necesarios debates...
Personalmente creo que ha sido muy aleccionador y positivo el debate (bueno tal vez excluyendo un tanto ciertos tonos de acidez o puntos contenciosos planteados en forma adversativa cuando su ricura es precisamente ser temas legitimos de debate)... es materia de relectura propongo, a la segunda y sin el acento innecesario de cualquier estridencia, creo que todos han aportado valiosos planteamientos en lo que sospecho es un gran tema necesario: imaginarios de futuras construcciones de movimientos sociales.. De mi parte les agradezco sus apasionados exposes, de hecho insisto que son positivos y sugerentes de conversaciones con son y ton... de otra parte, soy abiertamente criticable porque me gusta la Coca Cola y de hecho a esta hora me voy a preparar un Cuba Libre que he de tomar en tributo a sus aportes...