sábado, 4 de diciembre de 2010

oigo soñar, oigo soñar...


he abierto las ventanas y puertas para dejar pasar una suave brisa
el sol me esperaba alegre para saludarme con una carcajada
deseoso de bailar se ha colado un café requeteseguro de su herencia
la orquesta toca un glissando salpicado de campanitas y golpes fugaces de timpani
el vecindario sigue pensando que es ayer por la noche
tengo agenda llena desde antes de que se volviera a llenar
me asomo a ver las amapolas abrazadas tras una larga jornada de pasiones
hasta los lagartijos piensan llegar tarde a trabajar
y algunos coquíes parranderos siguen cantando su trulla de anoche
los olores de aires nuevos esperan por panes
buenos dias... y hasta pronto...
hay un mundo encerrado en una gota de amanecer
otra vez..