viernes, 10 de febrero de 2012

En el escritorio: temas pendientes: identidad, privacidad e intimidad en la calle.



Precedente en la investigación de prácticas abusivas bancarias:

El acuerdo transaccional por un monto de $25 mil millones el jueves del gobierno con los bancos sobre prácticas fraudulentas de ejecución de hipotecas inicia en gran escala un proceso de careo con la industria financiera y sus prácticas abusivas e ilegales. El acuerdo representa la transacción (de daños y perjuicios) más grande de la historia desde el acuerdo con las compañías tabacaleras en 1998 y forzará que cinco de los bancos más grandes reacondicionen sus prácticas hipotecarias y reducir gravámenes (ajustar los balances) de muchos prestatarios que deben más de lo que sus casas valen.

El acuerdo fue producto de revelaciones que los bancos procesaban de manera ilegítima (mediando documentos impugnables) ejecuciones hipotecarias, una práctica conocida como firmas robóticas ("robo-signing").

El acuerdo deja la puerta abierta a una amplia gama de pleitos futuros, a pesar de esfuerzos de los bancos para excluirse de tales demandas legales. Permite acciones futuras sobre arbitrariedad y discrimen en la otorgación prestataria como demandas de derechos civiles. No prohíbe que individuos se unan a pleitos colectivos. Ni limita los pleitos de daños, algunos sometidos ya.

Investigaciones sobre tratos abusivos de hipotecas aventuradas que fueron anunciadas por el Presodente Obama durante el reciente Mensaje a la Nación se confirman: el Departamento de Justicia ha anunciado citaciones civiles a 11 instituciones financieras. La nueva unidad investigadora la coordina el Procurador General de Nueva York Eric Schneiderman.

Este acuerdo es muy significativo en cómo se define y trata el fraude bancario contra muchos dueños de casas.



Amenazas al Derecho de privacidad e intimidad:

El Tribunal Supremo produjo una decisión de libertades civiles. De manera unánime declararon que las autoridades policiales excedieron su autoridad plantando un dispositivo GPS en el automóvil de un sospechoso sin una autorización judicial.

Favor ver:
Conozca sus derechos: importante precedente de Cuarta enmienda- registros y allanamientos que incluya equipo de rastreo electrónico (GPS)
http://ortizfeliciano.blogspot.com/2012/01/conozca-sus-derechos-inmportante.html


US v Jones (el caso aludido) no trata la problemática exhaustivamente y muchos comentaristas y recursos periciales advierten que al momento hay en funciones tecnologías que bordean las implicaciones de dicha decisión.

Favor ver:
United States v. Jones - 10-1259 (2012)
http://supreme.justia.com/cases/federal/us/565/10-1259/concur.html


El problema, la mayoría discute, era que la policía hubiera violado la garantía constitucional en contra de registros y allanamientos irrazonables plantando un dispositivo GPS en un carro de un ciudadano. La opinión de mayoría no trató independientemente si la autorización aplica a tecnologías sofisticadas. En sus expresiones separadas de coincidencia Alito y Sotomayor ambos advierten de la multiplicidad de tecnologías que no requieren de intrusión sobre propiedad privada para violar los Derechos de privacidad e intimidad de un ciudadano. Las tecnologías existentes o inminentes pueden suponer que las protecciones de la intimidad sean violentamente anticuadas (pues requieren "poner o actuar/acciones en espacios físicos/ propiedades inmuebles o muebles") ya que operan en el espacio de las ondas aéreas que no se atienden ni definen en las normas ni jurisprudencia.

Implicaciones de tiempo y espacio:

El caso mismo de Jones presenta un problema anticuado porque la policía ya no tiene que llevar a cabo la tarea torpe de colocar furtivamente un dispositivo invasivo: las empresas privadas han instalado sistemas de localización en la mayoría de los nuevos aparatos "inteligentes/digitales". Alito precisó que más de 332 millones teléfonos y dispositivos inalámbricos funcionan con la tecnología que transmite localización. Muchos automóviles contienen el GPS gracias al sistema de navegación OnStar.

Favor ver:
Hellooo... ¿con quién o quiénes hablo...????
http://losretosdigitales.blogspot.com/2011/08/hellooo-con-quien-o-quienes-hablo.html

http://losretosdigitales.blogspot.com/2011/08/hellooo-con-quien-o-quienes-hablo-2da.html

http://losretosdigitales.blogspot.com/2011/10/hellooo-con-quien-o-quienes-hablo-3ra.html

Tendencias controversiales: redadas de llamadas de celulares
http://ortizfeliciano.blogspot.com/2010/06/tendencias-controversiales-redadas-de.html


Como Sotomayor precisa en su opinión de coincidencia, "La supervisión de GPS genera un expediente exacto, comprensivo de los movimientos públicos de una persona que refleje una abundancia de detalles sobre sus asociaciones familiares, políticas, profesionales, religiosas, y sexuales… (Divulgado en los datos [GPS] hay viajes que de naturaleza incuestionablemente privada que toma poca imaginación conjurar: viajes al siquiatra, al cirujano plástico, a la clínica de aborto, al centro de tratamiento de SIDA, al club de tiro, al abogado de defensa, al motel, a la reunión sindical, a la mezquita, a la sinagoga o a la iglesia, la barra gay y ciguen las instancias posibles sin cesar). El gobierno puede archivar tales expedientes de información por años para usos futuros."

La localización es apenas el comienzo. No ha habido una sola semana desde 2005 sin una historia sobre Facebook, o Google, o Verizon, o AT&T, por ejemplo, de manera de recoger información y compartirla con otras compañías o autoridades. El problema es que la ley no trata adecuadamente la información privada que se ha compartido con terceros, como Google, las tarjetas de crédito, Facebook y las telecomunicaciones. Como Sotomayor plantea, "Dudo que la gente aceptaría sin quejas el acceso sin garantía al gobierno de una lista de cada Web site que la persona había visitado..."



"Sonríe Fred, todo el tiempo y en casi todos sitios...".

Las ciudades están pobladas de gente, edificios y cámaras -- en las aceras, en las calles, en negocios, en edificios de gobierno, en restaurantes, en complejos de apartamentos, y en escuelas. Todo este complejo es digital y mucha de esta tecnología se transmite por completo y por sectores de manera inalámabrica y/o mediante internet.

Inspirados por Londres, la ciudad con la red más extensa de cámaras de vigilancia (entre públicas y privadas) del mundo, hay un avance arrollador de ampliar los sistemas, por ejemplo el programa en la ciudad de Nueva York propone tener 3.000 cámaras solamente en Manhattan funcionando como parte de la iniciativa de seguridad. La ciudad de Chicago opera un sistema de vigilancia video interconectado que combina las alimentaciones de las agencias de gobiernio con las del sector privado, vídeo en autobuses de la ciudad, negocios, escuelas públicas, complejos de viviendas, etc. Incluso los ciudadanos pueden integrar sus sistemas domésticos. Se estiman las alimentaciones de video rondan un total de 15.000 cámaras. El sistema es utilizado en caso de una llamada de emergencia: detecta la localización de la llamada y exhibe inmediatamente la alimentación video en tiempo real de las cámaras de seguridad más cercanas al operador sin intervención del usuario. El sistema es demasiado extenso para permitir la supervisión en tiempo real pero almacena los datos de video para uso posterior y proporcionar evidencia posible en causas penales.

Las cámaras, que fluyen a una localización centralizada, se equipan de programación analítica de video que puede alertar policía de actividad "sospechosa" en las calles. NYPD, también hace uso abundante de los lectores de la tablillas (LPR) que pueden seguir el movimiento de un coche. Estas herramientas de vigilancia borran las barreras legales entre lo público y lo privado de las protecciones constitucionales. Es decir una persona en una esquina de calle puede ser observado, y sin cometer delitos sus acciones pudieran abrir una sesión de base de datos que pueden ser seguidas hasta sin mediar necesariamente consideraciones de motivos fundados lo que abre la puerta a los prejuicios, invasiones a la intimidad y el abuso represivo.

Criterios de privacidad e intimidad como controversias de derechos se han complicado con dos adelantos del sistema básico de cámaras integrados a redes computadorizadas:

El análisis del contenido de video (VCA/ "video content analysis") es la capacidad automática de analizar el vídeo para detectar y determinar acontecimientos temporales no basados en una sola imagen. Como tal, puede ser visto como el equivalente automatizado de la corteza visual biológica. Un sistema usando VCA puede reconocer cambios en el ambiente e incluso identificar y comparar objetos en la base de datos usando tamaño, velocidad, y a veces color. Las acciones de la cámara se pueden programar basados en lo que “está viendo”. Por ejemplo; una alarma si un objeto se ha movido en cierta área, o cambios de una pared. VCA se puede también utilizar para detectar patrones inusuales en un ambiente de los vídeos. El sistema se puede fijar para detectar anomalías en una muchedumbre de gente, por ejemplo una persona que se mueve en la dirección opuesta. VCA también tiene la capacidad de seguir a gente en un mapa calculando su posición de las imágenes. Es entonces posible coordinar muchas cámaras y seguir a una persona un área entero. Esto puede permitir que sigan a una persona sin tener que analizar muchas tomas diferentes. Las cámaras tienen actualmente dificultad en identificar individuos de solo video, pero si están conectadas a un sistema, las identidades se pueden establecer y exhibir como etiqueta sobre sus cabezas en el vídeo. Hay también una diferencia significativa en donde se procesa la tecnología de VCA, si los datos está siendo procesado dentro de las cámaras o por un servidor centralizado.

El sistema de reconocimiento facial es una aplicación informática para automáticamente identificar o verificar a una persona de una imagen digital o una fuente de vídeo. Una de las maneras de hacer esto compara características faciales seleccionadas de la imagen a base de datos faciales. La combinación de vídeo y de reconocimiento facial se ha intentado como una forma de vigilancia total, pero ha sido ineficaz debido a la poco discriminatorio de la tecnología y el número muy elevado de los positivos falsos generados. Este tipo de sistema se ha propuesto para comparar caras en espacio públicos pero francamente a nuestro entender se encuentra en desarrollo. Se propone desarrollar los cambios en los programas de análisis de data y filtros ante la alta incidencia de falsos positivos para poder generar un sistema con cierta eficiencia de rastreo que siga tipos particulares de comportamiento, cuerpos y movimientos, o tipos particulares de ropa o otros detalles visibles. El desarrollo de estas tecnologías y su usp masivo en áreas públicas, ligado a las bases de datos de identidad, presenta serios retos a las libertades civiles. La posibilidad que uno no pudiera encontrarse anónimamente en un lugar público o conducir anónimamente alrededor de una ciudad puede interpretarse como serias violaciones a los Derechos civiles y en escenarios de reuniones y actividades ser francamente inaceptables.



Actualización:
"Centenares de analistas de inteligencia examinan ya los mensajes de ultramar en Twitter y Facebook para vigilar acontecimientos como la revolución en el mundo árabe. Empero, en una "petición de información" cursada oficialmente, el FBI describió recientemente su deseo de contar con un programa digital para vigilar el universo entero de medios sociales, mucho más de lo que podría atender un ser humano. El Departamento de Defensa y la Oficina del Director Nacional de Inteligencia han solicitado igualmente al sector privado métodos para automatizar el proceso... "Los medios sociales de comunicación han pasado a ser el primer método de comunicación sobre una crisis, adelantándose a los servicios de emergencia como policía, bomberos, rescatistas y periodistas", escribió el FBI en su petición. "Los medios sociales de comunicación rivalizan con los servicios telefónicos de emergencia (911) en las respuestas a una crisis y su cobertura". La propuesta ha desatado ya temores sobre la privacidad entre los activistas, preocupados porque dicha vigilancia podría disuadir a los usuarios. Ginger McCall, director del proyecto gobierno transparente del Centro para la Privacidad de la Información Electrónica, con sede en Washington, dijo que al FBI no le corresponde vigilar la legítima libertad de expresión sin un objetivo policial específico y concreto. "Cada vez que haya que preocuparse porque el gobierno federal nos siga y vigile lo que decimos, afectará la forma de hablar y la forma de actuar de uno", dijo McCall.
El FBI dijo en una declaración enviada a The Associated Press que su propuesta sólo intenta vigilar información de dominio público y no será centrada en individuos concretos o grupos, sino en palabras relacionadas con actividades delictivas.(Primerahora)
http://www.primerahora.com/gobiernoestadounidensebuscausarredessocialesparapronosticaracontecimientos-613615.html

2 comentarios:

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

El FBI dijo hoy que sus propuestas de planes para controlar los sitios de medios sociales como parte de una estrategia más amplia para mejorar el conocimiento de la situación en tiempo real será totalmente vetado por la unidad de Privacidad y Libertades civiles.

La unidad revisará las consecuencias jurídicas de la aplicación de monitoreo y se asegurará que se cumpla con todas las obligaciones de privacidad y derechos civiles antes de su aplicación, dijo la agencia en un comunicado enviado por correo electrónico a Computerworld "Aunque el FBI siempre se ha adaptado a los cambios en la tecnología, el Estado de Derecho, las libertades civiles y los derechos civiles, seguirán siendo nuestros principios rectores ", dijo la agencia.

El FBI estaba respondiendo a las preguntas sobre sus planes para utilizar la tecnología para recopilar y analizar rápidamente datos publicados en sitios como Facebook, Twitter y en blogs a través de búsquedas de palabras clave y frases simples.

http://www.pcwla.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6651:jaikumar-vijayan&catid=86:seguridad&Itemid=449

Ana Medina dijo...

Solamente digo al FBI "si Pepe"