viernes, 3 de julio de 2009

diario de un náufrago urbano: inconcluso...



Rebuscando entre los papeles que habitan en mis ayeres recientes encuentro un tumulto de dolores… hoy nado en corrientes de aguas claras, hay una nube de haber sido yo siendo otro, de haber otro siendo yo…

Leer tus pasados es recorrer viejos caminos desconocidos, es recordar amores de flores muertas que huelen dulcemente a ilusionados recuerdos…

Me estremezco, es mi historia que enterrada tengo… fue de esta manera sin orden, sin razón…

…rebuscas el horizonte de edificios, calles y predios donde miles de soledades se amontonan, entre las caras y los gestos tu mirada escala el desierto de cemento
y asfalto con sus dunas de gestos sin expresiones, en este paraje sobrepobladamente desolado gritas aunque tu voz se pierde entre las ruidosas nubes de apatías convulsivas…



Ese era el paisaje, esa era mi vida, el tiempo tocando un tono grave en baja tuca-tuca-tuca-tuca-tuca… y refulgores disparándose entre el espacio…

…imágenes de otros momentos en que uno simple y agradablemente deambulaba perdido en sus pensamientos mientras en una esquina cercana humeaban ilusiones en una fogata que trata de avisarle al que sea que estas entre la bruma...



Saben quien soy, saben que me tienen que buscar, saben que los quiero encontrar, saben… no saben nada, no saben nada, no quieren saber, el fracaso es que no quieras saber, no quieras ver, no quieras oir, oler ni doler…

…es un milagro destinado a la tragedia que toda la moderna tecnología y el avance de las ciencias no hayan logrado quitarle la magía a las artes, y el empedernido aventurero en busca de la elusiva ruta secreta hacia mundos nuevos en lugar de obeceder las rutinas de los mapas con sus semáforos y rótulos de precauciones convenientemente coloreados, se deja llevar por su antigua brújula y los sueños…



Hubo un mapa, era un sendero entre planetas, océanos y estrellas, hubo un mapa, una carta naútica, de, de, viajes sin destino, de caminos sin arribos, de puertos escondidos…hubo una via entre los amigos… pero, quedó todo oculto y la mala yerba crece sin consideracion…

...la tristeza de ver encallada la nave, reconocer que el conocimiento de las corrientes no significa la sabiduria necesaria de navegar durante las tormentas que azotan frecuentemente y sin aviso...



Y las voces que te cantaban sones de rimas alegres, las trompetas y las guitarras hoy mudas, dónde esta el tambor para que marque el tumbao, camina, camina..dónde sea, camina…

…y varados en las aceras y las calles viendo miles de vidas navegando por piloto automático sin vernos, sin mirar, sin vernos...



Es aquel, es el otro, es el amigo, es el amor, es la luz, es la sombra, son colores que cambian, y yo..soy el mismo o he cambiado y por eso no me conocen…

…vivo ausente, en este mundo la sombra emana del sol y el tiempo se derrite al ritmo de un lamento, la mayoría del resto de los tripulantes de la odisea se lanzaron a las olas de gente caminando como autómatas yendo en círculos concéntricos al ayer, sin avanzar y tropezando con sus recuerdos olvidados sin reconocerlos…

Eramos pocos que nos hicimos muchos que nos hicimos pocos que luego somos… ya no somos… y de momento de ser somos, solo soy, y soy, qué soy…

...aprendí escuchando mi reflejo que nadie tiene el monopolio de la sabiduría, que quien se lleva solo por las reglas viola las excepciones, deja de ser humano jugando a ser tuercas y manivelas, que la moralidad es el pleno derecho de mirar el horizonte sin dejar de ver su nariz, que ser fuerte es luchar por el débil y que la democracia no es asunto de leyes sino de sentimiento…










…uff, me atacan mis obsesiones con las ilusiones de niño, ser bueno, ser leal, ser sincero, no fallar a los hermanos amigos y los amigos hermanados, no jugar sucio… decir lo que sientes, qué sientes, quién siente… siente quién… qué…

…timonel hacia la calle, intento un epílogo a la era de las mutaciones del lenguaje, el derecho, los mitos y a los ritos, trazar un cuadro del ocaso de la metamorfosis de la humanidad que puede aún evitar el intentar atravesar el mar industrial si eligen apuntar la proa hacia el centro exacto y elusivo de su alma…



La vida es una poesía que no acabar de rimar…

algún día, con suficiente vigor y rigor nos encontramos enfrentando un abanico de límites al viaje,,, un escenario que se repite, cierto umbral de velocidad,se convierte, a su manera, en obligatorio y al echar el ancla donde podremos analizar la relación del hombre con su herramienta que produce su propia destrucción: esto ya es insoportable: hemos entrado a un espacio donde poco importa la degradación de la naturaleza, la destrucción de los lazos sociales y la desintegración del hombre: renunciar en masa significa retornar a las cadenas del pasado, o adoptar la utopía del buen salvaje…

Cuán feliz rebozar desnudez sencillamente pasional y personal, cuán alegre ser sencillamente seres desprovistos de andamios y escenografias personales y tener la sola idea de ser aceptado en nuestra frágil realidad…



…el náufrago lleva todo el día entero y casi toda la noche buscando su sombra, cansado de tanto caminar, meterse en huecos y explorar recovecos en su afán, se detiene y al sentarse a descansar, lentamente se duerme cuando de repente dos voces lo despiertan, son las voces de un niño y la de un anciano, que debaten sobre su padre, extrañado que ambos digan que tienen el mismo padre teniendo una disparidad tan abismal en edades, se acerca el náufrago que se horroriza cuando reconoce la cara de su padre en el anciano y la de su hijo en el niño, la reacción abrupta propicia que se resbale y caiga de cara en un charco de agua, incorporándose con la ayuda del anciano y del menor nota en el reflejo del agua que los tres tienen la misma cara, de repente empieza a llover y el náufrago siente el frio de las gotas como lo arrancan de su visión y desaparecen el ancieno y el niño, pero subsiste en su mente la idea de que hijo sois, padre sereís…

Enraizados en mi piel arrastro mi gente, y de repente se escucha una voz, nuestras voces, mi voz…



…sentado en el medio de un bullicio desliza su mirada hasta una ventana aledaña llena de luces que le sedujo ya que lentamente el cuadro iluminado fue acercándose a el hasta que de momento la tenía de frente, dentro de la ventana ve trozos de un espejo roto que brillan dentro de cada trozo hay una cara diferente que conoce de su pasado, cada cara se mueve sonriendo como si lo vieran, como si lo reconocieran, todos son personas que lo acompañaron en viajes previos, todos habían arribado a sus puertos mientras el náufrago seguía sentado en medio de un bullicio a la deriva y las oleadas de conciencia azotaban el peñasco que se niega a ceder...

Y de repente el coro de una guaracha sigue sonando… de donde seran, de donde seran…

…recordaba como empezó, tras vidas recorriendo mares había embarcado en una larga travesía, un viaje de aventuras en las que aprenderían nuevas formas de vida, tripulaban la nave jóvenes a los que les enseñaba los secretos de navegar y confortaba durante las tormentas, el bote desnudo, sus alas abiertas se aproximaba a la entrada del puerto desabrigados los deseos de fondear antes que los nubarrones espesos que lo seguían lo alcazaran con sus aires borrascosos, no vió la ola gigante hasta que sus brazos habian arropado el velero desgarrando las amarras que lo sujetaban del timón, volaba por encima de la ciudad y luego solo recuerda ver visto su nave hundirse mientras saltaban los tripulantes, al abrir de nuevo los ojos otro viaje habia empezado, otros idiomas escuchaba y desconocía su paradero…



El viento habla, las piedras bailan, los arboles hacen coro… mi mundo se ha vuelto una fiesta…

…se sacude, en el meollo de vagar sin dar con el norte ni el sur, de repente le ha surgido la pregunta: acaso estoy loco, acaso he perdido mis sentidos y he confundido mis deseos con halucinaciones… o será la razón que confabula con mi sensibilidad para hacer trucos de magia y me juega tretas…dando pasos hacia atrás vacilantes tropezando con nada, piensa será que de verdad no quiero encontrar el camino de regreso, estaré muy seguro que prefiero la inseguridad que reconocer que la realidad sigue siendo igual que el día que zarpé… busca en sus bolsillos sus recuerdos, los saca y mira de cerca en busca de un secreto, una clave… sin saberlo, se acerca a una tienda cuya fachada es espejos, deslumbrado con sus caras presiente en el aire un cambio de los vientos…



…el sol llovía a cántaros en un día sin nubes, caminaba lento arrastrando mis calores hasta que tropecé con un raíz que me agrarró abrazándome con la frescura de las sombras de un tronco centenario, rodando entre la yerba vi el resplandor de plata bailar entre las ramas que me cantaban un coro de brisas, hechizado por la generosidad frondosa rápidamente hice amistad con el arbol que escuchó mis desvaríos, soy un viejo, me dijo meneando sus brazos, mis hijos todos viven alejados y solo sueño con su felicidad, tu puedes ser mi hijo y ser el que me visites, siempre estaré aquí para escuchar tus silencios…

Y sucede que una idea concide con una botella, un papel y deseos de vivir…



No se que decir que sea diferente, se que sigo vivo, lo se porque todavia pienso en la muerte,
La ternura de mis problemas comparte mi vida para no dejarme solo, me he hecho amigo de las luces y los ruidos, hablo con las aves y los lagartijos y admiro su alegría,
Bailo con la lluvia y juego a esconder con el sol..
La generosidad de los árboles cuya abundancia de fresco y paciente cantar mantiene viva la chispa del amor olvidado.
Veo todas las cosas y siento como pocos me ven al pasar y me rio,
Sus mejores sentimientos solo son sombras de un corazón cegado por la rutina y le doy gracias a mi pasado que me permite perdonar mis amistades y saborear mi futuro cuando sueño,
Si tienes la suerte de encontrar este mensaje y puedes leer su idioma, sabes que te he enviado un pedazo de un tiempo perdido..
Soy una parte de tu vida que debes rescatar,
Estuve asombrado por la distancia tan cercana que me hace parte de tanta vida pero ahora quiero, confieso, quiero ser alguien nuevo de nuevo, estoy cansado de ser nadie tan a menudo. hastiado de no haber seguido siendo quien fui y como era, enciendo hogueras en la noche para dar señas de que necesito sentir sonrisas y besar miradas compartidas,
Nunca he perdido la esperanza en ti…
Cada mañana tus calores se entretejen con las visiones de mi mente, nunca me han abandonado..
Mi corazón todavia recuerda tu danza entre suspiros,
Mis labios aun tiemblan de fragilidad ante tus ojos,
No se acaba nunca el recuerdo de tu tocando mi alma
Escojo guardar la serenidad de ese mundo como punto de retorno a la vida, es el puerto donde volveré a anclar…
Cuando leas estas palabras sentirás mi cercanía, búscame…
Cada gota de mi sangre se rie porque se que vienes..
El universo con sus estrellas, la ciudad con sus calles todos esperan para unirse para celebrar juntos…



Lanza un verso, desgarrado pedazo de algo que cree haber perdido y de momento frente al espejo se encuentra consigo mismo, ha regresado, perdido pero ha regresado…



(pronto el diálogo con los espejos...)

3 comentarios:

Myrisa dijo...

La vida es una poesía que no acabar de rimar… Gracias.

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

sugiero que con los ojos abiertos por la pasión de vivir pero vendados por la trama de callejones sin salida das vueltas y te mareas, vomitas tus mariposas y te conviertes en oruga...

vas bailando a los acordes de un son que tiene vida propia y que desafiante ensaya nuevos ritmos sobre viejas melodías, no te extrañes si de repente identificas un timbre familar y descubres que la voz que hace coro en contrapunto es tu propia voz...

Ana Medina dijo...

Espero que nunca pierda esas obsesiones de ilusiones de niño que lo impulsan a defender todo aquello en lo que cree. Nadie debe perderlas...