domingo, 24 de junio de 2012

Primero Paraguay de los paraguayos: introito



Para empezar a entender hay que empezar entendiendo... Paraguay mestizo y étnico, Paraguay oligárquico, de terratenientes, latifundios y campesinos explotados... Para que empecemos a entender el proceso en Paraguay hay que conocer lo fundamental de dicha sociedad y cultura.

Paraguay es un país mestizo, aproximadamente el 90% de su población habla dos idiomas: español y un idioma étnico como el guaraní (ambos son los idiomas oficiales). De acuerdo al censo indígena del 2002 existen 496 comunidades o aldeas habitadas por 19 pueblos indígenas distribuidas por trece departamentos y la capital del país, con un total de 84.061 personas. Los 19 pueblos indígenas reconocidos se agrupan en 5 familias lingüísticas. La población estimada en 2011 era de 6,541,591 de los cuales el 95% son mestizos o indígenas. La edad promedio es 25 y se estima el analfabetismo (ciudadanía general) en menos del 6% pero hay un severo problema en las poblaciones étnicas debido al subdesarrollo de un programa deficiente de educación étnica, solo un menos del 30% realmente al unir todos los sectores sociales superan el analfabetismo funcional. La educación indígena tradicionalmente se ha realizado mediante recursos y formas de enseñanza que se desarrollan al margen de la instrucción formal mediante la escuela de grados. En 1997 la tasa de los niños indígenas que entraron en la escuela primaria con una experiencia previa era de 23%, existe un fenómeno de extraedad muy importante, pues solamente 1504 de los 10059 alumnos estaban en su grado en la edad normal. En cuanto a los docentes de la educación indígena, solamente 39 de los 655 docentes tienen títulos (6%). En 1997, había 170 instituciones de educación escolar básica indígena con 720 docentes y 10059 alumnos. La tasa de analfabetismo entre las etnias es alta (64%).


Paraguay tiene una población campesina del 45 por ciento. Un gran porcentaje de la población, especialmente en las zonas rurales, deriva su vida de la actividad agrícola, a menudo sobre una base de subsistencia. Debido a la importancia del sector informal, medidas económicas precisas son difíciles de obtener. Sobre una base per cápita, ingresos reales se ha estancado a los niveles de 1980. La economía creció rápidamente entre 2003 y 2008 por la creciente demanda mundial de productos básicos combinados con precios altos y condiciones climáticas favorables para apoyar la expansión de las exportaciones de los productos básicos de Paraguay.

Paraguay es el sexto mayor productor de soya del mundo. Un gran sequía la golpeó en 2008, reduciendo las exportaciones agrícolas y produjo una marcada desaceleración de la economía incluso antes del comienzo de la recesión global. La economía decayó 3,8% en 2009. El Gobierno reaccionó introduciendo paquetes de estímulo. Crecimiento reanudó en un nivel de 15% en 2010, la más alta en América del Sur, pero se redujo a 6,4% en 2011al terminarse el estímulo.


Incertidumbre política, la corrupción, progreso limitado en reformas estructurales y deficiente infraestructura son los principales obstáculos al crecimiento.

Existen 255.578 pequeñas fincas en Paraguay, que tienen en su poder 1.468.764 hectáreas. Sin embargo, 3.240 propietarios tienen en su poder 18.361.500 hectáreas, o sea el 77 por ciento está controlado por el uno por ciento. Ellos son las multinacionales como Cargill, Monsanto, Shell y otras más, que se adueñan de la tierra y tienen toda una política de expulsión de los campesinos. Las pequeñas propiedades, que no estan tituladas llegan al 65 por ciento. El 40 por ciento de los ingresos de los pequeños productores no proviene del campo, o sea miembros de la familia están trabajando fuera de la finca, incluyendo fuera de Paraguay, para apoyar al resto de la familia.

La sociedad paraguaya vive una marcada división de clases, entre el campesinado (de economía agrícola) que se expresa en guaraní; otro subgrupo es el de los aborígenes, todavia existen comunidades étnicas totalmente distanciadas del proceso moderno; una tercera población arraigada y con tradición ciudadana, conformada por funcionarios, empleados públicos, comerciantes y pequeños industriales que conforma la pequeña burguesía y burguesía urbanizada; y por último una gran cantidad de desarraigados que migraron desde los asentamientos agrícolas del campo a los márgenes de las grandes ciudades (arrabales).


"Stroessner, el dictador que nunca rindió cuentas... El ex dictador paraguayo Alfredo Stroessner muere a los 93 años en el hospital Santa Luzia, de Brasilia...

Hijo de un emigrante alemán, un bávaro de Hoff, y de una campesina paraguaya, Stroessner había nacido el 3 de diciembre de 1912 en la ciudad de Encarnación, a orillas del río Paraná, fronterizo con Argentina.

Se hizo con el poder con 41 años, en 1954, aunque ya llevaba algún tiempo dominando la escena paraguaya.

En sus primeros años acabó con la oposición, incluidos quienes podían amenazar su liderazgo desde el Partido Colorado, la base civil de su régimen; segó cualquier rebeldía hasta en los sueños de los paraguayos e inculcó al pueblo un temor ancestral, misterioso y reverencial.

Con una habilidad innata, moldeó un país pobre, atrasado y supersticioso; acopló la Constitución y las leyes a sus intereses e hizo que lo reeligieran con religiosa puntualidad cada cinco años, siempre con votaciones abrumadoras, en comicios amañados, y frente a rivales dóciles y colaboracionistas.

Su régimen se basó en el clientelismo, el contrabando, el atraso, la malversación, la complicidad, la obediencia ciega a "El Jefe", la adulación... Al cabo de 30 años de Gobierno, esa unidad de granito tenía profundas grietas y terminó saltando hecha añicos el 3 de febrero de 1989, cuando , el mito y el culto a la personalidad por su consuegro, el general Andrés Rodríguez.

Stroessner sabía de la agitación militar, pero nunca dio crédito a que se alzaría Rodríguez, un militar que él había encumbrado hasta convertirlo en el segundo hombre más poderoso de Paraguay, que amasó una fortuna a su sombra, y con el que había creado lazos de familia, casando a sus hijos, y relaciones de complicidad, lealtad y camaradería.

Preso en una instalación militar, Stroessner abandonó un país que había sido realmente suyo por 35 años el 5 de febrero de 1989, bajo el manto protector de Brasil, en cuya capital terminó instalándose.

Vivió sus 17 largos años de exilio en Brasilia..."

http://www.elmundo.es/elmundo/2006/08/16/obituarios/1155742478.html


El horizonte socioeconómico se ve ensombrecido por la crisis de la que el Paraguay es víctima inexorable. Con pobre industrialización, una producción agropecuaria en retracción constante y grandes desniveles en la distribución de las riquezas, Paraguay, depende en gran medida de suministros externos, una población desinformada, escéptica en materia política por la insistencia en la ruina colectiva de la clase dirigente y los escándalos de corrupción, demagogia, mentiras y fraudes sistematizados que tal vez nuevamente han asomado su rostro deformado.

Insertado en este cuadro las organizaciones campesinas de Paraguay, que han anunciado junto a los sindicatos el desarrollo de un frente amplio para retar los infortunios más recientes, comparten la visión de la "agroecología", pero se cree que hay que darle un marco filosófico y teórico para que pueda ser un proyecto de construcción de una nueva sociedad.

Roa Bastos, el exilio de la voz nacional.


Augusto Roa Bastos (13 de junio de 1917 - 26 de abril de 2005) fue el más importante escritor paraguayo, se le reconoció internacionalmente con el prestigioso Premio Cervantes. Sus obras han sido traducidas a, por lo menos, 25 idiomas.

Fue un escritor en el exilio casi toda su vida. En 1947 tuvo que abandonar Asunción, amenazado por la represión. En 1976 el advenimiento de la dictadura argentina lo obligó a trasladarse a Francia, invitado por la Universidad de Toulouse, y residió en esa ciudad como profesor universitario de literatura y guaraní hasta 1989, en que decidió regresar a su patria tras el derrocamiento del dictador paraguayo Alfredo Stroessner, de quien fue crítico acérrimo. En 1982 había sido privado de la ciudadanía paraguaya; se le concedería la española honoraria en 1983 y la francesa en 1987.

Roa Bastos, se ha dicho, con el libro de relatos “El trueno entre las hojas” recorre un angustioso proceso de reconstrucción de la ruinosa visión de un Paraguay que cual Adán de su jardín que lo expulsa por cometer el pecado sensual del conocimiento e intentar el coito intelectual con las masas oprimidas.

A lo largo de su carrera, Roa Bastos recibió varios premios, destacando el premio del British Council (1948) Concurso Internacional de Novelas Editorial Losada (1959) el Premio de las Letras Memorial de América Latina (Brasil, 1988), el Premio Nacional de Literatura Paraguaya (1995) y distinciones de otros países como la condecoración José Martí del gobierno cubano en el año 2003 y el Premio Konex Mercosur 2004 a las Letras.  En 1989 recibió el Premio Cervantes.

Desde su retorno a Paraguay y hasta sus últimos días escribió una columna de opinión en el diario Noticias de Asunción.


'Yo el Supremo', es la obra cumbre de Roa Bastos. Se publicó en 1974 cuando Roa Bastos vivía en el exilio. Se la considera una de las obras cumbre de la literatura en español. Destaca especialmente por su construcción literaria y el juego morfológico-sintáctico que posee, además de la utilización matizada de elementos históricos y ficticios para el desarrollo de la narración. Esta se desenvuelve a través de una sola voz protagonista. El resto de voces son visiones y puntos de vista históricos del mismo autor. Por ello, cuando Roa habla de «Yo el Supremo», hace referencia a sí mismo en la perspectiva del dictador. Como «El Supremo», era conocido el abogado, revolucionario y dictador perpetuo de la República de Paraguay, José Gaspar Rodríguez de Francia, quien gobernó primero en triunvirato en 1811, en consulado a partir de 1813, y como magistratura unipersonal desde 1816 hasta su fallecimiento, acaecido en 1840.




Nota.- Se incluye la obra 'etnias' de Mirna Bentos Morinigo joven pintora paraguaya.

Referencias de urgencia:

"En Paraguay 80% de las tierras fértiles está en poder de 2% de la población. Los terrenos, en su mayoría, están destinados a la producción agrícola y ganadera que por primera vez en 2010 permitió que Paraguay tuviera un crecimiento económico de 14,5%. Sin embargo, de 6,4 millones de habitantes 39% es pobre y dentro de esa franja 19% es miserable, según dijo a la AP el analista internacional Ricardo Rodríguez."


Congreso paraguayo destituye al presidente.
http://www.elnuevodia.com/congresoparaguayodestituyealpresidente-1285211.html

El golpe “civilizado” de Paraguay
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=151909

Detrás del retorno de la mafia de Stroessner, la inteligencia norteamericana
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=151867

A Fernando Lugo le dieron un golpe de Estado expréss
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=151866

Movimientos sociales de Paraguay se organizan para defender la democracia
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=151862