domingo, 22 de agosto de 2010

En familia en La Boca...


Reciente me he enterado de ciertos resultados de un estudio de la Universidad de Wisconsin sobre la satisfacción que produce el gasto de dinero para la familia promedio. Lo que me interesa resaltar en este momento es que la conclusión más importante de dicho estudio es que las familias prefieren que el dinero gastado sea en actividades recreativas grupales y familiares, esto muy por encima de dinero gastado en compra de cosas y objetos (incluyendo compras cuantiosas como carros). Abunda el estudio cuando explica que este tipo de actividad preferida por la familia no solamente se refiere a vacaciones sino a simples actividades como comer en familia, hacer por ejemplo un barbecue al cual asista la familia extendida, dar paseos de fin de semana y celebrar fiestas informales en la casa con familiares y amigos en lugar de acudir a centros nocturnos. No precisa el estudio cuánto de este patrón de conducta y valor social es producto del cambio en actitudes que produce la crisis socioeconómica actual pero si establece claramente que, por ejemplo, reunirse casualmente a hablar sobre temas de actualidad o intereses como el cine es una actividad ampliamente preferida por las familias. Me ha encantado haberme enterado de estos resultados que quisiese que alguna entidad universitaria o profesional repitiese en nuestra isla ante la abundancia de preocupaciones sobre nuestra calidad de vida y las realidades de insatisfacciones masivas en nuestras comunidades y familias.


Quisiera, por eso he iniciado reseñando dicho estudio, sugerir que como muestra de una actividad que puede cuadrar perfectamente con dichos resultados de preferencias familiares, es recomendable organizar una ida a la playa de la comunidad La Boca de Barceloneta. No solo es una hermosa e impactante playa muy accesible sino que se presta, en el marco de los hechos que se asocian a la lucha de la comunidad, para conversaciones muy importantes e interesantes sobre los temas que se desprenden de dicha lucha. La importancia de las comunidades tradicionales, los roles del gobierno al interactuar con el pueblo, el valor de los espacios totalmente abiertos en relación con la posibilidad de que dichos espacios sean condicionados mediante la presencia de proyectos residenciales privados, y tantas otras interrogantes muy importantes que brotan de una visita que igual es divertida y saludable. Sugiero que es una forma de solidaridad honesta y creativa. Igual sugiero que hay muchas de esas interrogantes cuyas respuestas debemos acoger precisamente estando en el calor de las inmediaciones, sintiendo la realidad tal cual es.


Observa que aunque indudablemente apoyo a los hermanos y hermanas de la comunidad La Boca en sus reclamos, al igual que apoyo a todas las comunidades tradicionales en sus luchas por derechos tanto de posesión como de aspirar a evolucionar sanamente en su entornos culturales y ambientales, no he insistido en que este episodio que propongo debe ser abiertamente para impulsar visiones dadas o propuestas concretas, esos temas, en la medida que fluyan de la natural experiencia de vivir en cercanía de las circunstancias reales, pienso deben ser mucho más aleccionadoras y enaltecedoras como aprendizaje humano. Ir, disfrutar, respirar y convivir, como lo fue en Vieques, Piñones y Culebra, como lo es actualmente al ir al tracto de playa entre Luquillo y Fajardo, como propongo es ir a La Boca es vivir la historia en su misma fuente, la conciencia y la sensibilidad que aflora es tanto más genuina, verdadera y autóctona que escuchar miles de discursos y leer miles de reportajes.


Cuando rodeado de mis hijos entablamos conversaciones familiares, hablamos de todo, nos gozamos el placer insustituible de amar nuestras proximidades y respetar tanto nuestras dudas como nuestros temores y dolores, escuchar nuestras impresiones y opiniones, e intercambiar expresiones sobre cosas de la vida, salpicamos estos intercambios con risas, algunos refrescos, juegos y ratos de silencios compartidos, en esos momentos reconozco lo cierto de los resultados del estudio que he citado. Somos familia y siendo familia crecemos al vivir juntos momentos sencillos de gran valor. No puedo encontrar nada mejor que recomendar a todo el mundo y a sus vecinos.


Las fotos que acompañan son de la playa de la comunidad La Boca de Barceloneta. Y si quieres cantar una plena sobre la Boca que puede ser que sientas como una plena muy de tu familia,
favor ver: La plena de la Boca...
http://ortizfeliciano.blogspot.com/2010/08/la-plena-de-la-boca.html

9 comentarios:

Ricardo J. Quintero Herencia dijo...

Mi próximo destino... Ya lo hice en Vieques, en familia, y fue una experiencia espectacular. La bahía bio-lumuniscente (preferiblemente sin luna) es otra cosa y una verdadera aventura. Las fotos en este articulo son muy tentadoras y La Boca está en agenda. ¡Gracias!

Ernesto Rosario-Hernández dijo...

Gracias, Roberto!! Definitivamente en agenda!! Cuando viajamos Lillian y Yo, muchos se sorprenden que vamos a las playas pero no ponemos cara de sorpresa. En una ocasion unos guias turisticos se nos acercaron(creo que fue en las Bahamas) y ...nos preguntaron " Äre you from an Island"? Con solo decir PUERTO RICO se rieron y entendieron. Unos turistas colombianos nos preguntaron como lo habian sabido y mi esposa riendo dijo "Querida, nuestro calor, sabor al hablar, caminar, entre otros nos delata. Además las Playas de Puerto Rico son las mas bellas"! Roberto, por lo menos asi yo lo siento...

Joe Felix (Nueva York) dijo...

Spectacular!!!

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Deja ver hay dos tonadas que se imponen:

Coje tu sombrero y póntelo
vamos a la playa calienta el sol
Coje tu sombrero y póntelo
vamos a la playa calienta el sol
Chibiribiri pom pom pom pom
Chibiribiri pom pom pom pom
Chibiribiri pom pom pom pom
Chibiribiri pom pom pom pom...

Y la otra pal' otro estado emocional:

Cuando calienta el sol aqui en la playa
Siento tu cuerpo vibrar cerca de mi
Es tu palpitar, es tu cara, es tu pelo
Son tus besos, me estremezco, oh, oh ,oh

Cuando calienta el sol aqui en la playa
Siento tu cuerpo vibrar cerca de mi
Es tu palpitar, tu recuerdo
Mi locura, mi delirio, me estremezco, oh, oh, oh...

Zuleika Vidal Rodríguez dijo...

Muy hermoso pensamiento!...de acuerdo,es importante la creatividad para mover un vigoroso turismo para esta Tierra!!!

Edris Idris dijo...

Sabes que cuando era niña eso era lo que hacían mis padres nos pasábamos todos los fines de semana dando la vuelta por toda la isla. Papa tenia un mapa he iba marcando la ruta hasta que lo cubrimos todo. Primero íbamos a la plaza conocer la alcaldía, personas que en su reconocimiento hacían un monumento o escuela. Siempre con un BBQ, un saco por si habían mango, jobos en el camino, toalla, traje de baño listo para la charca o playa. Hasta en el Morro con una colcha nos sentábamos a coger fresco o volar chiringa.
Me molesta cuando la gente se me acerca para decirme que las cosas están malas y siempre les contesto solo son causa y efecto y hay que reinventarse. Todo con calma se va resolviendo pero es asunto de todos. Esta isla y su gente es bien especial y te das cuenta cuando viajas y regresas. Amo cada rincon de Puerto Rico con sus virtudes y sus desgracias. Gracias Pachi un abrazo...

Yeroline Ruiz (La Boca/Barceloneta) dijo...

¡Quiero darte las gracias por tan hermoso articulo! De corazon te agradezco que siempres estas presto a apoyar las causas justas de las comunidades. ¡Un gran abrazo!
Yeroline

Wanda Rodriguez dijo...

Completamente de acuerdo!!

Ana Medina dijo...

Turismo, apoyar causas y fortalecimiento de la familia. ¡Todo en uno! Hace mucha falta para retomar valores que están llenos de polvo o enmohecidos.