sábado, 7 de julio de 2007

embrollao' pero felices...

¿Porqué ahorrar…? ¿porqué romperme la cabeza pensando y repensando en cosas que hacer o dejar de hacer en términos de presupuestos familiares y demás engendros del abrurrimiento cotidiano?
No es mejor, o por lo menos más excitante, vivir la vida como si fuese una ruleta rusa y tu cuenta de banco es la pistola cargada. La posibilidad de recibir llamadas anónimas desde algún centro de telemensajes misterioso o el riesgo de ser rechazado tarjeta en mano en el cajero de tu tienda preferida mientras una fila de chismosas damas cívicas o encopetados señorones miran y refunfuñean por encima de tu hombro es una nota que de por sí solo es como lanzarte de un paracaídas financiero. Y es que saber tu balance al chavo y saber como gastarlo sin sobregirarte es no vivir la vida loca. Y ¿no le añade pique a una relación de pareja tener de qué discutir...?
Es mucho mejor pasar horas dilucidando qué hacer con el bono de navidad del año que viene o qué harías si te ganas la loto, inclusive mientras ves el juego escuchar tu querida esposa recordarte cuán caro te salió el televisor nuevo. Cuán excitante escuchar la frase: “Sabes que habíamos hablado sobre eso y quedamos que no lo harías..” Tener la vida digitalmente diseñada, coordinada y archivada es aburrido y al no haber la fricción y emoción de adrenalina suficiente hasta tu vida sexual parece ser parte de un plan (hoy no nos toca por eso hoy no me tocas).
Ya que tu trabajo no tiene futuro, tu esposa no se parece a Angelina Jolie (en caso de las mujeres, tu esposo no es Brad Pitt), y tus hijos no parecen que vayan a ser ni el próximo Carlos Beltrán ni Carlos Arroyo, tienes que reservar el escenario económico como uno de los últimos retos apasionantes de tu vida.
Lo único bueno de tener un presupuesto familiar es hacerlo de una manera totalmente elástico, flexible, informal e incoherente. La experiencia de siglos de parejas es que un presupuesto “malo” te permite echarle la culpa al presupuesto en vez de tener que aceptar la culpa o peor aún intentar echarle la culpa a tu pareja por tus excesos y esmandes. La belleza de un presupuesto mediocre es que nadie tiene la culpa, y si verdaderamente es una porquería, ni siquiera te limita en casi nada.
Además no crees que es totalmente absurdo que en cuestión de las dos o tres horas que le dedicas al tema económico del hogar (después de la eterna cuadradera de cheques, cuentas y tarjetas) puedas decidir qué hacer con lo que te tomó por lo menos cuarenta horas a la semana hacer (el salario). Realmente suena tonto.
Okey, tal vez no tienes tantos problemas en pagar las cuentas, y te sobran algunos pesos para “refugiarte” con tus panas o pa’ ir al “happy hour” con la gente de la oficina... Eso no te hace el mago de las finanzas, y todo el mundo sabe que Bill Gates sin un bachillerato se hizo el hombre más rico del mundo antes de cumplir treinta años, así que puedes mejorar. Ahora bien, piensa en esto antes de buscar consejos. Tiger Woods es el mejor jugador de golf del mundo, igualmente es uno de los atletas mejores pagados teniendo contratos multimillonarios justo cuando empezó a jugar al graduarse de Kindergarten y sabes a quién le pregunta sobre qué palo usar y cómo darle a la bola, a un “caddie”, si al que anda cargándole la bolsa de los palos y que pone la banderita en el hoyo. Pensamiento profundo éste, el mejor del mundo y se beneficia de los consejos que le da el “caddie”... Juumm...
Ves por eso es que tus panas del barrio a lo mejor son tus mejores asesores financieros, ellos casi siempre saben qué debes hacer con los chavos ¿no?... Y eso hay que explicárselo a tu pareja, que ir al viejo liquor es como ir a una sesión de planificación financiera...
En el caso de las mujeres funciona de manera similar lo que pasa es que ellas se encuentran con sus amigas asesoras financieras mientras aprovechan sus excelentes recomendaciones comprando ropa...
Y si hasta ahora no te has dado cuenta de lo maravilloso que puede ser la vida puede ser que es porque eres una persona de la Nueva Era, tienes poderes psíquicos, te canalizas mediante cuarzos, imanes, incienso y estas segura que Walter Mercado escribe pensando en ti... Y si es así no te tienes que preocupar por cosas terrenales ni ocuparte en decisiones estériles cuando tu destino está aspectado por los planetas y la luna... Aunque no sepas qué va a pasar, sientes que lo que va a pasar es parte de tu legado cósmico... Olvídate de la lavadora, de la repuesta del carro....
Ahhh y si necesitas una idea para ahorrar puedes bañar el bebé, el perro y fregar en la bañera todo a la misma vez, luego usas el agua para regar las matas…