sábado, 25 de enero de 2020

Vandalismo linguístico: un caso de manipulación mediática.


Es al menos interesante sino curioso la frecuencia del empleo de la palabra “vandalismo” en relación con los hechos recientes en el Viejo San Juan, impresa en periódicos y cacareada ad nauseum por “comentaristas”, políticos y otros miembros de la fauna mediática. Sin entrar a ciertas evidencias contradictorias sobre la identidad de algunos personajes, por el momento al menos, me inquieta el esfuerzo continuo de enmarcar los sucesos como “actos vandálicos”.
Ejercicio:
Observa las pinturas que acompañan esta publicación, recrean el saqueo de Roma por los “vándalos”. La Roma imperial fue saqueada en tres ocasiones, se refiere la representación a la segunda que muchos historiadores caracterizan como la mayor y despoja la ciudad de gran parte de sus riquezas legendarias. Para efecto de considerar la relevancia, como pausa creativa, te pregunto si las escenas de alguna manera te sugiere grafiti. Me atrevo a sugerir que por supuesto que no, a menos que goces de una imaginación delirantemente esquizode.

Primero, me obligo a explicar que “vandalismo” no es un término estrictamente definido por el Derecho penal sino un concepto de orígenes históricos en uso actual en el idioma coloquial. Aunque lo hemos escuchado con sobrada (sino demasiada) frecuencia, es totalmente cuestionable dicha insistencia.
Cito: vandalismo. 1. m. Devastación propia de los antiguos vándalos. 2. m. Espíritu de destrucción que no respeta cosa alguna, sagrada ni profana.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados
Podemos estipular que vandalismo se entiende como una actividad ilícita, ilegal o hasta criminal de categoría amplia que describe una variedad de conducta de cometer daños. En general, incluye cualquier comportamiento deliberado y destinado a destruir, alterar o desfigurar la propiedad que pertenece a otro.
Volviendo a la historia, hace 1.565 años, 2 de junio de 455 dC, los vándalos llegan a las puertas de Roma. Lo que siguió fueron dos semanas de saqueos que crearon la palabra vandalismo como una expresión de saqueo.
Los vándalos eran una tribu germánica que emigra primero a lo que ahora es España y luego al norte de África, donde establecen su reino.
El Papa San León I, que se había reunido memorablemente con Atila el Huno y convencido de que no invadiera Roma, nuevamente realiza sus mejores oficios y le pidió específicamente a Genserico el monarca vándalo que no matara a la gente de Roma ni arrasara sus edificios. Los vándalos en gran medida, ante la solicitud del Papa, no destruyeron la mayoría de los edificios de la ciudad, pero si saquearon sistemáticamente a Roma por dos semanas. Aunque se abstuvieron de la matanza en masa, se apoderaron de miles de habitantes de la ciudad y los vendieron en los mercados de esclavos del norte de África.
Los historiadores se complacieron en denunciar los vándalos en el saqueo de Roma, hasta el punto de que hoy en día la palabra "vándalo" se usa coloquialmente para denominar a quien comete destrozos y “vandalismo” al conjunto de actos que es sinónimo de destrucción y saqueo masivo.
Ciertamente no parece ser un problema de grafiti pero veamos:
Nuestro Código Penal no incluye un delito denominado vandalismo pero podemos referirnos a los delitos de daños a la propiedad en sus dos modalidades de delito menor o delito grave. Note que un aspecto definitorio es la cuantía de los daños siendo $500 el umbral que establece la clasificación de grave.
Tenga en consideración que un galón de pintura de exteriores cuyo valor promedio es de menos de $50 y la paila de 5 galones menos de $125 no parecen ser relacionadas con el alcance de las palabras destrucción y saqueo. Ciertamente acumular daños de pintura de $500 estaríamos tal vez exagerando bastante el daño del grafiti lo cual de ninguna manera quisiera implicar no conlleva una obvia carga de daño emocional y grado de fastidio para el propietario implicado.
Dejaré los cuestionamientos jurídicos a las consideraciones de nuestros responsables abogados y abogadas, pero aunque parezca repetitivo, denunciar el intento de crear una percepción exagerada y desproporciónal sobre unos hechos.
Pachi Ortizfeliciano


Nota:
CÓDIGO PENAL DE PUERTO RICO (LEY 146-2012, SEGÚN ENMENDADA)
TÍTULO II- DELITOS CONTRA LA PROPIEDAD
CAPÍTULO I- DELITOS CONTRA LOS BIENES Y DERECHOS PATRIMONIALES
SECCIÓN SEXTA- De los daños a la propiedad

Artículo 198.- Daños.
Toda persona que destruya, inutilice, altere, desaparezca o cause deterioro a un bien mueble o un bien inmueble ajeno, total o parcialmente, incurrirá en delito menos grave.
El tribunal también podrá imponer la pena de restitución.

Artículo 199.- Daño agravado.
Será sancionada con pena de reclusión por un término fijo de tres (3) años, toda persona que cometa el delito de daños en el Artículo 198 de este Código, si concurre cualquiera de las siguientes circunstancias:
(a) cuando el autor emplea sustancias dañinas, ya sean venenosas, corrosivas, inflamables o radioactivas, si el hecho no constituye delito de mayor gravedad;
(b) cuando el daño causado es de quinientos (500) dólares o más;
(c) cuando el daño se causa en bienes de interés histórico, artístico o cultural;
(d) cuando el daño se causa a bienes muebles o inmuebles pertenecientes al Estado Libre Asociado de Puerto Rico o a entidades privadas con fines no pecuniarios; o
(e) cuando el daño se causa a vehículos oficiales de las agencias del orden público.
Si la persona convicta en la modalidad de delito grave es una persona jurídica será sancionada con pena de multa hasta diez mil dólares ($10,000).
El tribunal también podrá imponer la pena de restitución.

sábado, 1 de junio de 2019

Hablando de desigualdad...



Hablando de desigualdad: El coeficiente de Gini (antes y después de los costos de la vivienda) es solo un promedio de desigualdades; no muestra, por ejemplo, que los pobres se hayan estado empobreciendo aún más. También omite el impacto negativo en (las intersecciones de) discapacidad, raza y género. Además, las estadísticas de desigualdad de ingresos están plagadas de problemas que se oponen a cualquier comprensión consistente de cuánto ingreso están obteniendo los que se encuentran en la parte superior de la distribución. Los intentos por ajustar la información en los ingresos más altos aumentan dramáticamente los niveles de desigualdad, aun cuando una gran cantidad de fuentes de ingresos no se tienen en cuenta adecuadamente. Para decirlo sin rodeos, los ricos son aún más ricos de lo que creemos mientras los pobres son más pobres de lo estimado.
El coeficiente de Gini es un índice calculado para calificar el nivel de igualdad (o su falta) en un país determinado. Se representa como un número entre 0 y 1, donde 0 refleja la igualdad total y completa (es decir, la riqueza y el ingreso de cada ciudadano es exactamente igual), y 1, la desigualdad completa y completa (es decir, toda la riqueza y el ingreso se destina a una sola persona).
El Stanford Center on Inequality and Poverty clasifica a los países más desarrollados en términos de mercados laborales, pobreza, red de seguridad, desigualdad de riqueza y movilidad económica. Estados Unidos. ocupa el último lugar entre los 10 países más desarrollados y el 18º entre los 21 principales. Los niveles de desigualdad de Estados Unidos son mucho más altos que los de la mayoría de los países europeos. Según la Base de datos de desigualdad de ingresos mundial, Estados Unidos tiene la tasa Gini más alta (medición de la desigualdad) de todos los países occidentales.
El coeficiente de Gini (la medida básica de la desigualdad) de los ingresos se encuentra en su nivel más alto (históricamente) en los Estados Unidos, un pico de 0,48 que contrasta con el 0,38 de finales de 1960 – un aumento del 30%.
Estados Unidos tiene de los más altos niveles de desigualdad, y Puerto Rico, dentro del sistema económico estadounidense, es el territorio más pobre y de mayor desigualdad, se ha comentado que Puerto Rico en una escala global ocupa el tercer lugar de mayor desigualdad.
El rico 10% y el aún más rico 1% adoran decir que la desigualdad no importa. También les encanta decir que el coeficiente de Gini que mide la desigualdad está mejorando. Pero, como muchos conocedores de tales datos saben, esas afirmaciones no son reveladoras de la verdad. 
La desigualdad está muy subestimada porque su medición se basa en datos de encuestas y los ricos no hacen encuestas ni pagan impuestos. Y los ricos también ocultan sus ingresos y activos de manera más efectiva.
La naturaleza compleja de la desigualdad hace hincapié en la importancia de mirar más allá de sólo el coeficiente de Gini. La compleja relación entre el crecimiento económico y la desigualdad, al estudiarse, revela que a largo plazo, la desigualdad causa malos resultados económicos. De acuerdo con datos de la OCDE, la desigualdad reduce el crecimiento económico: estima que hubo una reducción en el potencial de crecimiento de 4,7 puntos porcentuales entre 1990 y 2010 (en las economías desarrolladas) y de hasta 10 puntos porcentuales en los Estados Unidos debido a la desigualdad. 
Sometemos que en Puerto Rico la desigualdad es la característica fundamental que frustra el crecimiento económico, aunque esta perspectiva no se menciona con frecuencia. 
El segundo concepto clave es el gasto social público como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB). Ya sabes, el PIB, en resumen, es el valor monetario neto de cuánto produce un país. El gasto social público como porcentaje del PIB es una medida destinada a reflejar la parte de esa producción que se gasta en los programas gubernamentales.
La tendencia, como es bien sabido entre los investigadores de política social, es que un mayor gasto social en programas sociales públicos resulta en mayor igualdad y una brecha más pequeña entre ricos y pobres. 
Si nuestros programas sociales públicos mantienen pobres a los pobres (lo cual es un argumento válido), es solo porque uno debe estar en una situación tan desesperada para recibir ayuda con fondos insuficientes y asediados que lo que finalmente recibe es severamente insuficiente. El ejemplo aunque exista un mito al contrario, es el programa de asistencia alimentaria que realmente le da $1.25 por día a un participante. 
Sea cual sea la historia, la tendencia general en los datos se mantiene.
Finalmente debemos destacar el aspecto de género: a partir de tres fenómenos de la desigualdad: explotación, discriminación y exclusión, es un hecho indiscutible la presencia mayoritaria desproporcional de mujeres en varias dimensiones de pobreza e inequidad, en lo general y en específico, las mujeres se enfrentan a una serie de obstáculos impuestos por una violencia estructural y cultura patriarcal opresiva.

Pachi Ortizfeliciano

Referencias mínimas:

miércoles, 15 de mayo de 2019

Jerigonza explicada...


"Estoy hablando en jerigonza..." - RR (ElNuevodía)


La jerigonza explicada: todo el discurso de RR se basa en una gran falacia: la conversión a gas natural. Todos los combustibles fósiles son no renovables. El carbón, el petróleo crudo y el gas natural se consideran combustibles fósiles, y todos suman a la crisis climática. El gas natural emite menos dióxido de carbono que el carbón y el petróleo pero usa y emite metano, el componente principal del gas natural. Y el metano es en realidad un gas de efecto invernadero mucho peor que el dióxido de carbono.
Al mismo tiempo, las reservas de gas natural están en sus niveles más bajos desde 2005. La oferta inadecuada agregada a la creciente demanda del mercado impulsará aún más los precios del gas natural, tal vez no a los precios del petróleo crudo, pero la idea de que el gas natural es barato no es del todo cierto y es sujeto a las condiciones del mercado.
La verdad: Los precios del gas natural son principalmente una función de la oferta y la demanda del mercado. Los precios de ETF (UNG) del Fondo de Gas Natural de los Estados Unidos subieron recientemente más de un 10% debido a que los suministros limitados hicieron que los precios del gas natural subieran. En una tendencia alcista: Los indicadores del mercado sugieren que aunque podría haber una breve pausa, la tendencia a largo plazo podría ser hacia precios más altos. La combinación de bajos inventarios, aumentos estructurales en la demanda de gas por nuevas centrales eléctricas y exportaciones, y los picos estacionales en la demanda, conducen a alzas abruptas y repentinas.
Primero, antes que nada y hasta más que los precios, debemos saber que el gas natural no es de verdad natural, “gas natural” es un nombre publicitario para el metano que se extrae mediante un proceso contaminante llamado “fracking” que es igual contaminante que la extracción de petróleo. El proceso de extracción es combatido en todos sitios por las comunidades directamente impactadas (es notoria su contaminación de aguas subterráneas y de ríos, y todos hemos visto los casos que el agua potable se convierte en una sustancia inflamable e inaceptable para el consumo y uso agrícola) lo cual por un lado tiene su proceso evidente de obstaculizar la producción (que sugiero debemos apoyar) que se refleja tanto en los inventarios como en aumentar los costos de extracción.
El componente más grande del gas natural es el metano, un compuesto con un átomo de carbono y cuatro átomos de hidrógeno (CH4). El gas natural también contiene cantidades más pequeñas de líquidos de gas natural (NGL, que también son líquidos de gas de hidrocarburo) y gases no hidrocarburos, como el dióxido de carbono.
Lo que NO nos dicen: cuando el metano se filtra al aire, por ejemplo, desde una tubería con fugas que es casi una condición constante del proceso, absorbe el calor del sol y calienta la atmósfera. Por esta razón, se considera un gas de efecto invernadero, como el dióxido de carbono.
Veamos: Las operaciones normales de gas natural se filtran, es un hecho conocido que cuando se produce, utiliza y transporta el gas natural libera a la atmósfera metano, un gas de efecto invernadero que contribuye al cambio climático. ¿Qué tan grande es el problema del metano? Durante los últimos cinco años, equipos de investigación de la Universidad Estatal de Colorado han realizado miles de mediciones de emisiones de metano en más de 700 instalaciones separadas en los segmentos de producción, recolección, procesamiento, transmisión y almacenamiento de la cadena de suministro de gas natural, junto con numerosos otros proyectos de investigación. Los datos fueron recientemente editados en un nuevo estudio publicado en la revista Science. La EPA actualmente estima que la tasa de fuga de metano "operacional normal" es de 1.4 por ciento. Es decir, por cada pie cúbico de gas natural, el 1.4 por ciento se pierde en la atmósfera. El estudio sintetizó los resultados de una serie de cinco años de estudios coordinados por el grupo de defensa del medio ambiente Environmental Defense Fund (EDF), en el que participaron más de 140 investigadores de más de 40 instituciones y 50 compañías de gas natural para hacer el cálculo más preciso posible.
Cantidad de metano emitido por todas las operaciones de gas: Integrando datos de una multitud de estudios recientes con mediciones realizadas en tierra y desde el aire, en total, según los resultados del nuevo estudio, la industria del gas está filtrando al menos 13 millones de toneladas métricas de metano cada año, lo que significa que la tasa real de fugas de metano es del 2.3 por ciento. Esta diferencia del 60 por ciento entre la nueva cifra y la actual de la EPA puede tener profundas consecuencias climáticas y es un impacto masivo.
El metano con más de 80 veces que el impacto del dióxido de carbono persiste durante los primeros 20 años después de su lanzamiento mediante fugas “normales”.
Un estudio anterior de EDF mostró que una tasa de fuga de metano del 3 por ciento no genera beneficios climáticos versus o comparado con retirar las centrales eléctricas de carbón a favor de gas natural. Entonces, basado en hechos, a la tasa real de fugas de metano del 2,3 por ciento, los usos de la electricidad generada por el gas natural son perjudiciales para el clima. Además, algunos científicos creen que la tasa de fugas podría ser incluso más alta que esta nueva estimación.
Dado que el "supuesto" gas natural es de 85 a 95 por ciento metano, las fugas de gas natural son predominantemente metano, pero el gas natural contiene otros hidrocarburos que también pueden degradar la calidad del aire y son perjudiciales para la salud humana.
Para resumir, en base a la investigación científica, el metano filtrado tuvo aproximadamente el mismo impacto climático en el corto plazo que las emisiones de las centrales eléctricas de carbón, encontraron los investigadores. Otra forma de decirlo: la tasa de fugas de metano es tan mala o peor para el clima que el dióxido de carbono. Las concentraciones de metano en la atmósfera es uno de los gases de efecto invernadero más potentes, el metano es aproximadamente 30 veces más potente atrapando el calor. Una nueva investigación en la revista Nature indica que a medida que aumenta la temperatura de la Tierra, la cantidad de metano en la atmósfera aumentará varias veces. Según aumentan las temperaturas, el aumento relativo de las emisiones de metano superará al del dióxido de carbono, informan los investigadores. El metano es inicialmente mucho más devastador para el clima debido a la eficacia con la que absorbe el calor. Inmediatamente las primeras dos décadas, el metano es 84 veces más potente que el dióxido de carbono.
Pachi Ortizfeliciano


lunes, 13 de mayo de 2019

Desmadre


Celebramos el Día de las madres mientras estamos matando la Madre Tierra:
La tasa global de extinción de especies es de diez a 100 veces más alta que el promedio de los últimos 10 millones de años y continúa aumentando, según un documento presentado por el Consejo Mundial de Biodiversidad IPBES en París el 6 de mayo de 2019.
El último informe completo de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES, por sus siglas en inglés), asociado a varios organismos de las Naciones Unidas (PNUMA, PNUD, Unesco, FAO), es un claro recordatorio de dónde deben concentrarse las prioridades mundiales.
Sir Robert Watson, presidente de la IPBES, pudo resumir el informe en dos frases:
“La salud de los ecosistemas de los que dependemos nosotros y de todas las demás especies se está deteriorando más rápidamente que nunca".
“Estamos erosionando los cimientos de nuestras economías, medios de vida, seguridad alimentaria, salud y calidad de vida en todo el mundo".
Lo que la IPBES está documentando, es basado en el trabajo de 145 científicos y expertos de 50 países en los últimos tres años, con el aporte de otros 310 especialistas.
¿Conoces estos indicadores?
* El 75% del ambiente terrestre ha sido "severamente alterado" hasta la fecha por acciones humanas (ambientes marinos 66%);
* Más del 85% de los humedales presentes en 1700 se habían perdido para el año 2000; la pérdida de humedales es actualmente tres veces más rápida, en términos porcentuales, que la pérdida de bosques;
* La tasa actual de extinción global de especies es de diez a cientos de veces más alta en comparación con el promedio de los últimos 10 millones de años. Y la velocidad se está acelerando;
* Hasta 1 millón de especies están en peligro de extinción, muchas dentro de décadas;
* Más de 500,000 especies de las aproximadamente 5,9 millones de especies terrestres del mundo tienen un hábitat insuficiente para la supervivencia a largo plazo sin restauración del hábitat;
* Casi el 33% de los corales formadores de arrecifes, tiburones y parientes de tiburones, y más del 33% de los mamíferos marinos están en peligro de extinción;
* Alrededor de 821 millones de personas enfrentan la inseguridad alimentaria en Asia y África;
* Alrededor del 40% de la población mundial carece de acceso a agua potable limpia y segura;
* Más del 80% de las aguas residuales mundiales se vierten sin tratamiento al medio ambiente;
* Entre 300 y 400 millones de toneladas de metales pesados, disolventes, lodos tóxicos y otros desechos de instalaciones industriales se descargan anualmente en las aguas del mundo;
* La contaminación plástica desde 1980 ha aumentado 10 veces;
* 5.6 gigatoneladas de emisiones de CO2 se secuestran anualmente en los ecosistemas marinos y terrestres; eso equivale al 60% de las emisiones globales de combustibles fósiles;
* Alrededor del 11% de la población mundial está desnutrida;
* Ha habido 100 millones de hectáreas de expansión agrícola en los trópicos desde 1980 hasta 2000, principalmente ganadería en América Latina (+42 millones de hectáreas), y plantaciones en el sudeste asiático (-7.5 millones de hectáreas, de las cuales el 80% es palma de aceite) , la mitad de ella a expensas de bosques intactos;
* La biomasa de animales silvestres ha disminuido en un 82%.
* El 33% de las poblaciones de peces marinos en 2015 se estaban capturando en niveles insostenibles; El 60% se pesca a máxima sostenibilidad; solo el 7% está mal alimentado;
* La disminución proyectada de la biomasa de peces para finales de siglo en los escenarios de calentamiento climático bajo y alto, respectivamente, varía de 3% a 25%;
* Solo queda el 68% del área forestal mundial en comparación con el nivel preindustrial estimado;
* El 5% de las especies están en riesgo de extinción por el calentamiento solo a 2 ° C, y eso se eleva al 16% a un calentamiento de 4.3° C;
* Incluso para un calentamiento global de 1.5 a 2 grados, se proyecta que la mayoría de los rangos de especies terrestres se reduzcan profundamente;
* $345 mil millones se asignan a nivel mundial como subsidios para combustibles fósiles, lo que da como resultado US $ 5 billones en costos generales, incluido el deterioro de la naturaleza, mientras que el carbón representa el 52% de los subsidios después de impuestos, el petróleo el 33% y el gas natural alrededor del 10%;
* Aumento de la desigualdad; El PIB per cápita en los países desarrollados es 50 veces mayor que en los países menos desarrollados.
El verdadero culpable de la crisis climática no es ninguna forma particular de consumo, producción o regulación, sino más bien la manera en que producimos globalmente, que es por ganancias en vez de sustentabilidad.
Hay muchas razones por las que generalmente no hablamos del cambio climático de esta manera. Los ricos están aferrándose a su proyecto de crear zonas y espacios exclusivos para las élites donde proponen defenderse aislados en sistemas de privilegio ambiental dedicados a solamente el 10% de la población. Un apartheid ecológico aunque todavía no se ve como un apartheid total.
El problema adicional es la idea elitista de que la inteligencia que los salvará involucra adjudicarle los fracasos de la sociedad capitalista a la gente pobre quienes, según esta lógica, deben ser remplazados con la inteligencia artificial (IA).
Para cualquiera que de verdad haya pensado sobre la crisis climática, es el capitalismo —y no su transcendencia— lo que necesita un cambio radical.
La producción capitalista no desarrolla la técnica y la combinación del proceso social de producción sino socavando, al mismo tiempo, los dos manantiales de toda riqueza: la tierra y el trabajador. (Marx)
El capitalismo asegura de todas maneras “el control de la naturaleza”. Y perpetúa , por medio de medios tecnológicos incesantemente renovados, el agotamiento de la tierra y los trabajadores.
Las configuraciones que pueden tener contenido emancipatorio requieren de “la cooperación de trabajadores libres y su propiedad colectiva sobre la tierra y sobre los medios de producción producidos por el trabajo mismo ”.(Marx).
Las condiciones tecnológicas en sentido general (investigación, formación, medios técnicos) para restablecer el metabolismo entre los seres humanos liberados del capitalismo y “la naturaleza” existen, dependen del cambio radical mientras las supuestas reformas del capitalismo son un elaborado engaño a gran escala para privilegiar a la élite.
El Banco Mundial ha estipulado:
“Los más pobres son los que sufren las peores consecuencias del cambio climático, ya que viven en zonas vulnerables y tienen menos recursos para adaptarse o recuperarse rápidamente de las crisis. A medida que los efectos del cambio climático se agravan, escapar de la pobreza se hace más difícil.”
La revista National Geographic ha publicado en su edición más reciente:
“Según sostiene una nueva investigación publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences, los autores sostienen que la diferencia entre los más ricos y más pobres del mundo es un 25 por ciento mayor de lo que sería en un mundo sin calentamiento global.”
La prestigiosa organización Oxfam publicó:
“Una crisis más cruda y persistente evidencia el fracaso de la economía global para buena parte de los 7.000 millones de personas que viven en el planeta, y señala la necesidad de buscar una nueva forma de hablar de economía si nuestro objetivo es afrontar con éxito los retos del siglo XXI. La autentica crisis no reside en la subida o bajada de los valores y las acciones de los mercados financieros sino en los estómagos vacíos de mil millones de personas.”
La contaminación sucede globalmente como consecuencia implícita de la industrialización capitalista. Ésta no está limitada al lugar de su surgimiento; sino que pone en peligro a la Tierra en todas sus formas de manifestación. Estos riesgos causan daños sistemáticos y a menudo irreversibles. Actualmente, vivimos en un mundo dividido. La gente está separada por enormes brechas de riqueza y oportunidades inclusive de enfrentar las catástrofes ambientales y sus repercusiones. Momentáneamente, los ricos pueden comprarse la seguridad y la libertad respecto de los riesgos y peligros ambientales, esta supuesta seguridad los anima a seguir aumentando sus ganancias confiados que es la desigualdad económica su refugio.
El calentamiento global y la crisis climática ha agravado la desigualdad económica a nivel mundial desde los años sesenta, según un estudio de la Universidad de Stanford.
Y en Puerto Rico, uno de tres países de mayor desigualdad social del mundo, donde el más salvaje de los sistemas capitalistas financieros nos ha esclavizado, no tenemos otra opción que romper con el sistema actual y romper radicalmente.
Nadie dude, los ricos, los bancos y las grandes corporaciones con sus políticos corruptos, y su junta de control fascista con su programa de austeridad NO van a hacer lo necesario, sino perpetuar la explotación y sacrificarnos al becerro de oro de Wall Street mientras crean esos espacios exclusivos para los privilegiados pocos.
Greta Thunberg:
“A mí me preocupa la justicia climática y tener un planeta habitable. Nuestra civilización está siendo sacrificada para que un número muy reducido de personas pueda continuar ganando enormes cantidades de dinero. Nuestra biosfera está siendo sacrificada para que las personas ricas puedan tener una vida de lujos. Es el sufrimiento de muchas personas el que paga por los lujos de unas pocas... Es el sistema lo que hay que cambiar, más que el clima.”
Pachi Ortizfeliciano
Posdata. El noventa y siete por ciento de los científicos del clima están de acuerdo en que las tendencias del calentamiento del clima en el último siglo son extremadamente probables debido a las actividades humanas, y la mayoría de las principales organizaciones científicas del mundo han emitido declaraciones públicas que respaldan esta posición.
https://climate.nasa.gov/evidence/


lunes, 22 de abril de 2019

Socialismo y ecología


I. En el primer Día de la Tierra, el 22 de abril de 1970, 20 millones de personas marcharon. Hoy vivimos lo que el escritor y científico Jared Diamond denomina "normalidad progresiva ... la forma en que un cambio importante se acepta como la situación normal", incluso cuando el mundo proclama el reciente huracán María en Puerto Rico como evidencia incuestionable del comienzo del fin del clima normal.
En la actualidad, el principio de “riesgo aceptable” lo practican las empresas y el gobierno, lo que significa que una cierta cantidad de pérdidas de vidas humanas y de propiedad es aceptable. Así, más de 3000 muertos en la isla han sido "oficialmente" olvidados, ya que estamos alarmados por otras tragedias recientes que palidecen en su alcance de manera que la destrucción parcial de una catedral capturó la atención del mundo, aunque nadie murió. Miles de millones se destinan a reconstruir un edificio, mientras millones mueren de hambre, todo en nombre de Dios. ¿Quién duda que el racismo institucional mata?
Y como siempre, las comunidades pobres y las mujeres serán las más afectadas. El racismo y el sexismo ambientales solo pueden existir bajo el capitalismo, donde esencialmente el valor de su propiedad (si tiene) determina el nivel de contaminación al que está expuesto y donde la verdad es que las mujeres pobres son la mayoría de la Humanidad y los últimos estudios confirman que la discriminación salarial sigue creciendo aunque los medios corporativos intentan decir una mentira masiva.
La verdad del día del planeta Tierra: Las emisiones globales de combustibles fósiles aumentaron en 2018, hasta un estimado de 37 gigatones. En marzo, alcanzamos 407 ppm de dióxido de carbono en la atmósfera, el nivel más alto registrado hasta la fecha. El CO2 permanece en la atmósfera entre 100 y 150 años.
Otro signo del calentamiento del planeta son los cráteres que han estado apareciendo en toda Siberia, que se han determinado resultado de burbujas de metano de las superficies de hielo derretido. Estas burbujas liberan 200 veces la tasa normal de metano, un gas que atrapa 100 veces más calor en la atmósfera que el CO2.
Mientras tanto, en Puerto Rico, el gobierno propone el uso del gas natural, que es el peor contaminante de metano.
Simplemente estúpido, se llama un circuito de retroalimentación positiva, que significa que realmente acelera el cambio climático, causando mucho más daño a una tasa mayor que incluso la quema de carbón, y que a su vez acelera el cambio climático aún más. Puedes ver hacia dónde se dirige esta espiral.
La necesidad inherente del capitalismo de buscar constantemente nuevos mercados y expandir las ganancias se encuentra en completa contradicción con un mundo sostenible. La principal preocupación de las corporaciones es aumentar sus rendimientos trimestrales y complacer a los ricos. Entonces, simple conclusión, la Junta de control fiscal es el mejor aliado que tiene la contaminación masiva en Puerto Rico, es más rentable que producir lo que la sociedad necesita y los cambios que necesitamos son los enemigos de la dictadura financiera en la que nos encontramos. Un informe de 2016 titulado Shorting the Climate: Fossil Fuel Finance Report Card 2016, reveló que 25 bancos de EE. UU., Europeos y canadienses tienen grandes inversiones en compañías involucradas en combustibles fósiles extremos, incluido el gas natural.
Las inversiones en tecnologías renovables cada vez más asequibles son más prácticas y permiten no solo tener independencia económica fuera de los caprichos del mercado global de combustibles fósiles, sino también electrificar más fácilmente las regiones a través de sistemas solares de mini-red.
En la colonia capitalista de Puerto Rico, el "negocio como siempre" es la mentalidad dominante a pesar de la urgencia de la inminente crisis climática. Pensar que el 1% tendrá un cambio de corazón y entregar sus miles de millones para salvar a los pobres es ridículo. El capitalismo por naturaleza se basa en la búsqueda de mayores ganancias, y significa que estamos condenados si no hacemos un cambio radical. Aumentar las ganancias es lo primero y lo único que importa, eso es incompatible con la sostenibilidad real.
¿Y quién soportará el peso de la crisis? Serán las comunidades pobres debido a la ubicación, la inestabilidad económica y la falta de acceso a la tecnología. Cuando más tormentas violentas devasten el país, los pobres sufrirán más, los ricos no morirán, los pobres lo harán, miles de personas pobres nuevamente y nuevamente habrá miles viejos y mujeres pobres con sus familias esperando ser contados mientras los ricos hacen relaciones públicas en aire acondicionado.



II. Por qué los ambientalistas radicales son socialistas, es porque los socialistas creen que la expansión del sistema capitalista es la causa de la exclusión social, la pobreza, la guerra y la degradación ambiental a través de la globalización y el imperialismo, los estados represivos, el colonialismo en todas sus versiones y las estructuras transnacionales.
Muchos lo llaman ecosocialismo porque reúne dos formas complementarias de pensar sobre los seres humanos, el medio ambiente y la necesidad de un cambio de sistema, no un cambio climático. Es una tendencia que proviene de la ciencia de la ecología y su énfasis en las interacciones complejas y dinámicas entre los componentes vivos y no vivos dentro de un ecosistema. En particular, cómo las funciones de soporte vital dentro de un ecosistema pueden verse interrumpidas por el comportamiento de un organismo, por ejemplo, los humanos. Pero la ecología carece de un análisis social; no tiene forma de entender cómo las fuerzas económicas y políticas impulsan el comportamiento humano y el cambio social puede tener lugar.
El marxismo muestra que la crisis ecológica está arraigada en un sistema económico y político destructivo, el capitalismo, y proporciona formas de entender cómo funciona el capitalismo y de imaginar un sistema más allá del capitalismo, en el que la producción es impulsada por la necesidad humana.
Entonces, la premisa es que la degradación ambiental y la injusticia social provienen de la misma fuente: un mundo donde la ganancia es el objetivo más alto. En el corazón de una visión ecosocialista debe estar un profundo feminismo radical. La participación de las mujeres es clave en la lucha contra la desigualdad y la destrucción del medio ambiente.
Según la FAO, las mujeres producen el 70% de los alimentos en la tierra, pero están marginadas y oprimidas por el neoliberalismo y el patriarcado.
El capitalismo se dirige a los cuerpos de las mujeres que tienen menos acceso a la salud reproductiva. El problema es la desigualdad. La solución no es restringir la vida reproductiva de las mujeres, sino formar parte del movimiento por la justicia reproductiva. Las mujeres necesitan seguridad para ejercer la autodeterminación que necesitan los seres humanos. Esta seguridad incluye vivienda digna, oportunidades educativas, trabajo bueno y significativo, libertad frente a la violencia doméstica o leyes que restringen sus decisiones reproductivas a lo largo de sus vidas, atención médica asequible y cuidado infantil.
El racismo es un invento opresivo creado para dividir a las personas entre sí, de modo que un grupo pueda tener control y poder sobre otro grupo. Las comunidades urbanas y rurales pobres han luchado durante décadas contra la contaminación industrial, la destrucción de prácticas sostenibles y los efectos del calentamiento global. El racismo ha estado asociado por mucho tiempo con el capital y la explotación del planeta en detrimento de toda la vida en el planeta. Para liberar al planeta de la opresión del capital, no solo se debe desmantelar el racismo, sino también la ilusión de la raza y la superioridad de clase.
La pregunta ya no es si el cambio climático inducido por el hombre tendrá lugar; ya lo es. La pregunta es qué tan mal se pondrán las cosas antes de que el sistema económico y político actual se convierta en uno que ponga a las personas y al planeta antes que a las ganancias. La opresión basada en la raza incluye el racismo ambiental, por el cual las comunidades pobres son las más afectadas por la destrucción ecológica. La clase trabajadora y los pobres pagan por la destrucción causada por los ricos. La lucha contra el racismo ambiental tiene que ser parte de la lucha ecológica.
La Cuba socialista logró evitar parcialmente la tendencia mundial de las presiones ambientales. Cuba fue testigo de una reversión de la deforestación anterior, una mejor preservación de sus arrecifes de coral y menos amenazas a la biodiversidad que muchas partes del mundo.
Con respecto a otras partes del mundo, la teorización de marxistas como James O'’Connor y John Bellamy Foster, la ecología política de David Harvey, Mike Davis y Michael Watts, y el análisis de sistemas mundiales también proporcionan ideas convincentes que merecen un compromiso serio. La ilusión de que el crecimiento económico puede y debe continuar sin una revisión crítica intoxica el pensamiento económico. 
Pachi Ortizfeliciano


martes, 12 de marzo de 2019

Qué hacer


Propuesta urgente. 
Para explicar por qué el socialismo está en la agenda, las palabras de Karl Marx son lo que hay que citar, las condiciones del socialismo "resultan de las premisas que existen".
Pero seamos claros, el socialismo siempre ha estado presente, incluso Einstein propuso el socialismo como futuro cuando la sociedad llegó a la conclusión de que hacer lo mismo es un tipo de locura que no resuelve los problemas más apremiantes de la humanidad.
Como observó Rousseau, el surgimiento de la propiedad privada desplazó a la comunidad y aumentó las desigualdades sociales. Esto llevó al enriquecimiento extremo de algunos a expensas de la indigencia de otros.
John Rawls critica desde el prisma de las libertades al capitalismo y defiende formas alternativas de organización social, como la democracia real y el socialismo.
Donde el poder es disperso, espontáneo y anónimo, es difícil luchar. Es por esto que los que se preocupan por la libertad están buscando un sistema alternativo no solo de relaciones políticas y económicas, sino también de ideales de igualdad, justicia y libertad.
Un nuevo y renovado tipo de doctrina de izquierda está emergiendo. ¿Por qué está aumentando el "socialismo"? Porque más que nunca los que se preocupan por la libertad no solo buscan un sistema alternativo de relaciones políticas y económicas, sino de ideales morales.
Hechos: el año pasado, quince miembros de los socialistas demócratas (DSA) obtuvieron escaños en elecciones en trece estados diferentes, además de los 20 miembros que ya ocupan cargos electos en todo Estados Unidos.
Hoy es indiscutiblemente la personalidad política más energizante y vibrante una joven congresista socialista puertorriqueña que proclama que el capitalismo es irredimible y propone con el favor de un 80% de la población estadounidense la necesidad de un Nuevo Trato Ecológico.
Hoy el feminismo ha reconocido que la verdadera igualdad y equidad requiere el final del sistema patriarcal de la hegemonía capitalista neoliberal.
Primero, debemos hacer un balance del contexto que hace posible que las personas consideren alternativas al régimen neoliberal arraigado.
La realidad es más que retórica y se impone de una manera que ni siquiera la manipulación corporativa de los medios puede disimular, mientras la gente sufre de desempleo, recortes sociales, los trabajadores se han convertido en trabajadores pobres, los pobres en indigentes y el creciente problema de las personas sin hogar da lugar a una creciente desconfianza en el establecimiento político y el deseo de un enfoque alternativo genuino para hacer frente a los problemas que enfrentan las masas, mientras más y más desalojos multiplican el absurdo problema de miles de familias precarias en la calle, mientras miles de casas y espacios residenciales están vacíos. La pobreza está en su nivel más alto, a la vez que los bancos, las grandes corporaciones y una elite de multimillonarios ilustran la creciente desigualdad que es el capitalismo neoliberal.
Puerto Rico es un ejemplo claro cuando una sociedad sufre mientras instituciones financieras y ricos cobran deudas que el pueblo no entiende.
Hoy en día, urge un nuevo movimiento con un objetivo no arrepentido de luchar por objetivos socialistas, de empleos garantizados con salarios dignos, acceso libre de deudas a la atención médica, la educación y la vivienda, un plan para la acción rápida sobre el clima, la reforma de la justicia penal y el fin de la dictadura corporativa. Además, en lugar de simplemente discutir políticas, se abrió un debate sobre la naturaleza sistémica del capitalismo y su papel en la ampliación de la desigualdad en la sociedad. 
En un mundo de la creciente pobreza, un planeta en riesgo de catástrofes ambientales y la injusticia sistémica, nos encontramos en una encrucijada.
Después de la larga noche del poder corporativo incuestionable, el control patrimonial de los ricos y un establecimiento político atrincherado, la posibilidad y la necesidad de una alternativa al capitalismo están de vuelta en el horizonte.
A los que rehuyen del compromiso con el cambio radical que vaya a lo medular más que proponer reformas les sugiero qué hay una revolución socialista creciendo como movimiento de futuro. No teman.

Pachi Ortizfeliciano

lunes, 11 de marzo de 2019

Referente a grupos y partidos electorales

Referente al MVC y otros grupos electorales de izquierda, humildemente someto: 

Personalmente creo en la necesidad de afirmar claramente la perspectiva socialista radical. Pero siempre he sido solidario. Estoy especialmente a favor de que se apoye candidatos socialistas, pero también a candidatos anti-corporativos que pueden tanto derrotar a la derecha tradicional como al establecimiento neoliberal. 
Como compromiso personal daré y doy prioridad al movimiento social, a los esfuerzos pro-trabajadores, luchas ambientales y a las alternativas culturales. 
También reconozco que desde el poder legislativo se puede afectar positivamente las posibilidades de cambio social. 
Así que permítanme resumir: primero, las campañas electorales pueden promover las demandas populares por lo cual las puedo apoyar sin pertenecer a grupos electorales. Segundo, el trabajo electoral puede ayudar a organizar comunidades y eso puede ser de gran ayuda. En tercer lugar, el trabajo electoral puede ayudar en las tareas importantes de presionar a los políticos tradicionales sobre temas como la justicia social y los derechos de los trabajadores. Finalmente, colocar a personas afines a mi ideario socialista en puestos electivos facilita una plataforma pública para avanzar las demandas sociales y confrontar las políticas gubernamentales. 
Es decir, puede contar conmigo todo grupo que adelante el proceso de toma de conciencia de clase o que en alguna coyuntura sea un aliado. 
Eso siempre ha sido así igual que la solidaridad con el quehacer cultural. 
Lo que repito es que soy socialista sin reparos ni chiquitas, creo urgente adelantar la agenda de cambio radical y esa es la estrategia y visión de mundo que propongo y defiendo.


Pachi Ortizfeliciano