lunes, 25 de julio de 2011

Agosto 2011- ¿crisis presupuestaria del gobierno federal? actualización 30.07.11/ 6.55am


Es probable que Moody's mantenga su calificación crediticia "AAA" de Estados Unidos con un panorama negativo, anticipó ayer la agencia, señalando que una rebaja en la nota no se produciría inmediatamente, sino que posiblemente en el mediano plazo y anticipó ayer que terminará con su análisis cuando se defina la negociación por el techo de la deuda.

Una alternativa que se ha mencionado es que el Presidente Obama amparado en la 4ta sección de la Enmienda XIV proceda a ejecutar una medida crediticia de emergencia sin contar con el aval legislativo si el martes por la noche se repite una escena de tranque legislativo, dicho recurso es sumamente controversial y de seguro terminaría eventualmente siendo enfrentado judicialmente:

"No se cuestionará la validez de la deuda pública de los Estados Unidos autorizada por ley, incluyendo las deudas contraídas para el pago de pensiones y recompensas por servicios prestados para sofocar insurrecciones o rebeliones."

Según la más reciente encuesta del Washington Post-ABC la vasta mayoría de los ciudadanos americanos se encuentran desde sumamente insatisfechos a visiblemente molestos con los republicanos: el 75 por ciento abiertamente desaprueba los trabajos congresionales de los republicanos. Presidente Obama pidió un compromiso mientras el Senado y la Cámara de representantes parecen encaminados a un duelo sobre cortar gastos y levantar el límite de deuda una semana antes de un posible defecto federal. En el mensaje televisado lunes el presidente Obama impulsó “un acercamiento equilibrado”. Invocó a Ronald Reagan en su súplica. Obama dijo que, a menos que el Congreso convenga rápidamente sobre el aumento en el tope de deuda federal, "arriesgaríamos iniciar una crisis económica profunda, causada casi enteramente por Washington." Pidió que los ciudadanos presionaran a sus legisladores, solo media hora luego los portales de internet de los legisladores empezaron a caerse debido al tráfico intenso de comunicaciones. El desastre de la deuda tiene a los mercados financieros contrapesados para hundirse, y las acciones a nivel internacional han comenzado ya a caer. Un desplome en Wall Street puede obligar acciones remediativas.

Nos dirigimos a una semana tridimensional, informes de tendencias de mercancías durables, ajustes en el producto interno bruto (PIB) y disfuncionalidad de la deuda federal. Si el trío no canta en al menos aceptable armonía económica, una cuarta voz es probable que se integre- los tonos graves de un bajo disonante.

Todo el análisis, las ganancias y los datos económicos técnicos del mundo no pueden prever el efecto de un cambio creditico desfavorable del gobierno federal. S&P y el gobierno federal tienen una disputa pública en curso. La agencia acreditadora ha emitido esencialmente un ultimátum, acuerdo o baja.

No creo, igual que cientos sino miles de comentaristas que el 2 de agosto pasará sin algún tipo de acuerdo para calmar los mercados financieros. Todas las partes (con excepción de las estridencias extremistas de por ejemplo los legisladores y comentaristas del Tea Party) parecen entender las trampas potenciales de dejar que el plazo venza.

Sin embargo confieso que hay un pequeño deja-vú de Y2K alrededor de la controversia. La bomba puede ser un acontecimiento irreal. Después de todo, hasta si los políticos no se ponen de acuerdo, los pronósticos de recaudo estiman alrededor de $200 mil millones en rédito recogidos en agosto.

¿Y cuánto es la cuenta de interés pendiente de pago?

Depende, como toda instancia de contabilidad macroeconómica de la fuente consultada, en algunas fuentes citan entre $15-$29 mil millones.

Mientras se pueda pagar el interés no se incumple por completo con la responsabilidad financiera, recordemos que en decisiones judiciales se ha proclamado que en estos aspectos los manejos económicos de obligaciones operan igual que operan para ciudadanos individuales.

Sinking Fund Cases, 99 US 700, 99 US 718-719: "Los Estados Unidos están limitados por sus contratos como lo están los individuos. Si reniegan sus obligaciones, es igual renegación, con todo el mal y reprobación que el término implica, que si el que repudia fuese un estado o un municipio o un ciudadano.

“Cuando los Estados Unidos, con autoridad constitucional, hacen contratos, tienen derechos e incurren en responsabilidades similares a las de los individuos que son partes de tales instrumentos. No hay diferencia…” United States v. Bank of the Metropolis, 40 US 392. "El cumplimiento puntilloso de obligaciones contractuales es esencial para el mantenimiento del crédito de deudores públicos, así como privados…En la administración de todo negocio del gobierno, la economía había llegado a ser urgente debido a réditos disminuidos y las obligaciones pesada…El Congreso estaba libre de reducir ganancias excesivas. Pero el Congreso no tenía el poder de reducir gastos abrogando las obligaciones contractuales de los Estados Unidos. Abrogar contratos en la tentativa de disminuir gastos de gobierno no sería una práctica de la economía, sino un acto de repudio." -294 US 353

(traducción libre de ROF; favor ver los casos citados en http://www.supremecourt.gov/)

¿Es una muestra de un problema grave cuando usted tiene que pedir prestado para hacer el pago mínimo de otra línea de crédito? ¿Es raro...?

Es ciertamente un escenario problemático pero igual de cierto tampoco es totalmente raro, inusual o único.

Interesante como el discurso político puede empañar lo que a todas luces es obvio.



Campaña de firmas mediante internet para que cambios presupuestarios no afecten pobres, médico-indigentes y retirados:

Favor ver:

Agosto 2011- ¿crisis presupuestaria del gobierno federal? un acercamiento.

http://ortizfeliciano.blogspot.com/2011/07/agost-2011-crisis-presupuestaria-del.html


La crisis ideológica del capitalismo occidental.