sábado, 4 de diciembre de 2010

el acertado divertimento desagradable de las expresiones desatinadas: despareciendo el elefante azul...

¿Cómo fue posible que el gran mago Houdini hiciera desaparecer un elefante en medio de un teatro repleto de personas?


Una de las ilusiones más famosas de Houdini fue su desaparición del elefante. Houdini introdujo el efecto en el hipódromo de Nueva York en 1918. Él lo restableció más adelante con un elefante más pequeño para promover su película, 'El hombre del más allá' (The Man From Beyond).

Poco se sabe sobre exactamente cómo el elefante de Houdini desaparece. Hay un libro entero dedicado al efecto, 'Ocultando el elefante' (Hiding the Elephant) de Jim Steinmeyer, pero solo existe una foto conocida (la de la derecha) de Houdini con su elefante (Jennie), tomada para la publicidad. Pero esta foto no revela el efecto.

Las notas existentes del experto Patrick Culliton dicen que seis fotos de la ilusión fueron publicadas en 1918.

Desafortunadamente, no hay una copia de la desaparición del elefante. De hecho, las fotos mismas han desaparecido de los archivos de microfilm. Es posible que Houdini (Jimmy Collins) las hizo igualmente desaparecer para perpetuar el eterno misterio.

Algo que todos los que se han interesado en este enigma coinciden es que sea de la manera que fuese Houdino logra distraer a la gente presente (de hecho a todos los lados) mientras realiza el acto y lo logra hacer justamente cuando todos le prestan la mayor de las atenciones.

Distracción es la estrategia de cambiar el enfoque de la atención de un estímulo que produce ansiedad, dolor o emociones negativas y vertir esas preocupaciones y tensiones hacia otro tipo de estímulo. A nivel individual las distracciones pueden ser internas, por ejemplo, contar hasta cien, cantando mentalmente, rezando, o repitiendo declaraciones tales como "puedo hacerle frente," o externas, por ejemplo, escuchar música que ayuda a la relajación.

Cuantos no hemos dicho o escuchado que nos digan: Chacho piensa en otra cosa...

Ver televisión, hablar con la familia o amigos, o escuchar alguien recitar, todas son formas digamos positivas del empleo del recurso de la distracción. Distraer es apartar la atención de alguien del objeto o el tema al que se le aplicaba (la atención) o a la que debía (o debiese) aplicarla. El entretenimiento, una manera usual de distracción, se define entre otra cosas precisamente por ser una manera de impedir que alguien haga algo, ya sea de forma amena e interesante, ya sea brusco y atropellado.

Muchos creadores resienten que en algunas de sus producciones se les defina como entretenimiento porque precisamente entre sus objetivos lo que buscan es lo contrario que es impactar o crear un choque frontal con un aspecto de la realidad o un tema que le otorgan urgencia.

Aunque puedo congeniar e identificarme plenamente con la importancia que tiene o puede tener para un artista que se entienda o perciba su obra (por lo menos de alguna manera similar a como la idea originalmente) no puedo dejar de hacer claro que cuando este asunto deja de ser magia circense, pieza creativa y se torna en instrumento de comunicaciones el debate puede, propongo, convertirse hasta en un problema de mayores alcances y repercusiones.

A nivel del periodismo se plantea un debate similar entre lo que se llama el periodismo serio y lo que se conoce como prensa amarillista. Hay quienes plantean el debate como uno entre el periodismo investigativo y otras manera de informar que no tienen necesariamente el rigor intelectual y esfuerzo racional de presentar temas de alcance y profundidad.

El vocablo amarillista hace referencia a "la prensa amarilla", según el DRAE. El término amarillismo, según el mismo diccionario, significa "sensacionalismo, como lo practica la prensa amarilla". En cuanto al sensacionalismo, "tendencia a producir sensación, emoción o impresión, con noticias, sucesos, etc." Por el contrario, el diccionario Clave va un poco más allá y ya nos dice que el amarillismo es "sensacionalismo o tendencia a presentar los aspectos más llamativos de una noticia o de un suceso para producir gran sensación o emoción".

Es durante el siglo XIX que nace el amarillismo en la prensa. Surge en la prensa norteamericana, durante la particular guerra entre The New York World, de Joseph Pulitzer (1847-1911), y el The New York Journal, de William Randolph Hearst (1863-1951). La feroz competencia entre los mencionados diarios produce una popular tira cómica, "El pilluelo amarillo" que a menudo proporcionaba informaciones falsas para atraer al público lector.

El sensacionalismo es parte de una estética insubordinada a lo serio y fundamental, se apodera de espacios semióticos de la industria cultural. Es claro que el amarillismo o sensacionalismo está presente, en mayor o menor medida, en todos los medios y su presencia como estrategia aumenta día a día, de forma preocupante para algunos, como tarea de diseño y ejecución para otros.

El crítico renombrado y lingüista Noam Chomsky, de las voces clásicas de la disensión intelectual en la década pasada, ha compilado una lista de las diez más comunes estrategias para manipular la población mediante planteamientos o procesos en los medios.

Encabeza la lista la distracción, veamos lo que nos dice Chomsky al respecto:

"La estrategia de la distracción. El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. ”Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”."

El famoso Magic Johnson, otrora estrella indiscutible del equipo de baloncesto Lakers del NBA se ganó el apodo de Magic (su verdadero nombre es Earvin) porque entre tantas otras habilidades y jugadas espectaculares dominaba a la perfección una que se puede apreciar incontables veces cuando presentan videoclips de sus jugadas más fantásticas. Los que no sean adeptos al baloncesto, favor de excusarme el despliegue de esta referencia pero hasta muchos de los que no son fanáticos recuerdan haber visto una secuencia de Magic con la bola en su control en una jugada que mirando para un lado pasa la bola exactamente al lado contario lo cual invariablemente ocasionó que hasta los mejores jugadores defensivos se equivocaran, de hecho cuantas veces los mismos camarógrafos de dichos juegos no se equivocaron hasta llegar el punto que los directores insistieron en que en dichas jugadas hubiese una cámara por lo menos enfocando hacia cada uno de los dos diferentes lados de la cancha para no volver a equivocarse.

Podemos destacar este juego de planos interpretativos en una variedad impresionante de escenarios y procesos: artes militares, juegos teatrales, composiciones musicales, perspectivas arquitectónicas, en fin un universo de significados que retan sus interpretaciones lineales. Hay todo un acercamiento de la filosofía, de hecho varias, que sugieren las contradicciones como funcionan en contraposiciones. Un defecto principal que se advierte en las normativas de construcciones aritméticas como muchas disciplinas tal como el Derecho positivista es su aparente torpeza en manejar las variables y por ende incidir en llegar a conclusiones carentes de validez ulterior.

Replanteamos la pregunta inicial con un leve ajuste:

¿Cómo es posible que el gran mago Secretario de la Gobernación haga desaparecer el elefante de la crisis evidente de la propuesta cuota en la Universidad de Puerto Rico ante una isla repleta de personas?

Bien mientras piensan en sus respuestas o teoremas permita que les complique un poco el asunto:


La Junta de Planificación ha aprobado la propuesta del gasoducto de acuerdo a los documentos sometidos por la Autoridad de Energía Eléctrica a pesar de todas las oposiciones y críticas levantadas iniciando dentro del procedimiento normativo lo que podemos llamar la fase final de la aprobación de dicho proyecto tan controvertido y que ha demostrado un vehemente rechazo o preocupaciones muy serias de una vasta mayoría del Pueblo.

Ante el cuadro de los hechos citado:

¿Es la crisis universitaria (y su aparentemente atropellado manejo) el verdadero elefante o es dicha controversia la distracción?

¿Me entienden...?

Noam Chomsky elaboró la lista de las “10 Estrategias de Manipulación” a través de los medios, disponible en:



4 comentarios:

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Bueno se ha formado, deja ver: varios síndicos incluyendo un exPresidente de la Universidad de Puerto Rico, el Arzobispo, el Comisionado Residente, Don Rafael Cancel Miranda, líderes estudiantiles, profesores universitarios y la cosa sigue, todos critican las expresiones del Secretario de Gobernación. Noto un leve alivianamiento del apoyo del Gobernador al igual que una excusa muy mal construída de parte del mismo Rodríguez-Ema... Si sus intenciones eran llamar la atención, ha logrado su cometido... lo que es debatible es cómo se debe analizaar esta secuencia dentro del panorama de la crisis universitaria agudizada por la imposición unilateral de la cuota, y cómo se inserta en el análisis de las controversias nacionales tales como el gasoducto que sin llamar mucho la atención fue aprobado por la Junta de Planificación justamente cuando todos aparentemente estaban ocupados con los comentarios de las patadas... No creo en las casualidades...

Ana Medina dijo...

Las diez distracciones a que te refieres, no solo las leí sino que las copié, pero eso no evita que caiga en su juego. Verdaderamente en este momento las dos situaciones son muy relevantes, pero el gasoducto representa alto peligro para nuestro pueblo (soy de Arecibo). Creo que sí, que nos manipulan con distracciones que por no ser nada sutiles cumplen su cometido. Y quedamos como en una inacción, que supongo que es el propósito. Gracias a Dios que contamos con personas, como tú, que nos dan un jamaqueo para que abramos los ojos.

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Hemos denunciado y denunciamos las actividades reciente de eliminación de medidas de seguridad ciudadana en el recinto de la UPR y otras dependencias como una grave omisión de sus responsabilidades cautelares. La doctrina es clara y contundente, la UPR ha arguido en casos y ha perdido cuando ha intentado rehuir de su responsabilidad de proteger a los estudiantes, profesores y empleados dentro de los recintos... Lo que ocurre a todas luces es que pretenden provocar confontaciones con el estudiantado que se ha manifestado masivamente en contra de la cuota. Suponemos que es parte de una estrategia de desespero ante la inevitabilidad de tener que dialogar sobre otras alternativas, las cuales por cierto abundan y constan en record.
Igualmente las nuevas estipulaciones reglamentarias que nacen en la Escuela de Derecho para acordonar inaceptablemente el derecho de expresión de los estudiantes y empleados es anulable porque viola fundamentalmente los criterios constitucionales establecido en Thornhill v. Alabama, 310 U. S. 88 (1940) sobre el derecho a expresarse de manifestantes en protesta, citamos: "The very existence of a penal statute such as that here, which does not aim specifically at evils within the allowable area of state control, but sweeps within its ambit other activities that, in ordinary circumstances, constitute an exercise of freedom of speech or of the press, results in a continuous and pervasive restraint of all freedom of discussion that might reasonably be regarded as within its purview... The statute is invalid on its face... While the State may take adequate steps to preserve the peace and to protect the privacy, the lives, and the property of its people, yet no clear and present danger of destruction of life or property, or invasion of the right of privacy, can be thought to be inherent in the activities of every person who approaches the premises of an employer and publicizes the facts of a labor dispute... That it applies only when the proscribed activities are engaged in at the scene of a labor dispute cannot justify the statute."
-301 U.S. 98-106

(sigue)

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Igualmente incurren dichas nuevas estipulaciones reglamentarias en violaciones doctrinarias pues incurren en vaguedad ya que prescriben amonestaciones para conductas que a prima facie no implican claramente conducta delincuentes. Es totalmente inaceptable que la Universidad de Puerto Rico formule reglamentaciones que se se fundamenten en que manifestaciones garantizadas constitucionalmente sean o son actividades ilegales tal como es caso del derecho a libre asamblea y el derecho a expresarse libremente dicha asamblea.

Finalmente toda esta nueva normativa que propone la Universidad de Puerto Rico desconoce de manera totalmente inaceptable la sabiduría vertida por el Tribunal Supremo de Puerto Rico en Sánchez Carambot v. Dir. Col. Univ. Humacao, 113 D.P.R. 153 (1982) que establece los precedentes claros de los derechos dentro del contexto universitario.

Requerimiento para instituir normas disciplinarias de acuerdo al Tribunal Supremo:
"Deben coincidir los siguientes requisitos para que experiencias previas de violencia se consideren índice correcto de surgimientos posteriores y, por tanto, fundamento válido para coartar derechos de expresión: (1) la violencia debe ser lo suficientemente seria como para causar, bien lesiones personales de envergadura o daño sustancial a la propiedad; (2) la violencia debió ocurrir en la misma área en que se pretende llevar a cabo la demostración, porque un cambio de ubicación frecuentemente rompe el patrón de violencia alterándose variables importantes, tales como son los objetivos simbólicos, las víctimas potenciales, los incitadores posibles y los escondites usuales; (3) la violencia debe ser continua como para constituir un patrón o trasfondo verdadero y no meramente un acto desafortunado del pasado, y (4) la violencia debió ser reciente." (113 D.P.R. 153)

Al tratarse de la Universidad de Puerto Rico y mediante su Escuela de Derecho, podemos sin necesidad de mayores argumentos establecer prima facie que las intenciones de la Universidad de Puerto Rico y su Escuela de Derecho incurren viciosamente en temeridad al proponer a sabiendas normativas reglamentarias excesivamente imprudentes arrastrando peligros graves a los derechos ciudadanos de tanto empleados como estudiantes con conocimiento e intencionalidad de limitar inadecuadamente estos derechos.