miércoles, 17 de febrero de 2010

Julia de Burgos- a la orilla de los versos o algunos aspectos no tan conocidos...


Pienso que desconozco el mar inmenso de expresiones que es Julia de Burgos, pienso que en oleadas he sentido la fuerza de sus escritos que van y vienen en mi vida, en ocasiones calmadas, en momentos huracanadas, siempre en movimiento, siempre vivas, siento que he nadado en sus aguas y zambullido descubriendo algas y tesoros, corrientes raudas y frescor. Comparto algunas de mis experiencias escondidas que me han revelado miles de tonos y matices del alma universal de Julia:

En un Puerto Rico convulsionado, reprimido, abatido por la pobreza y la opresión. Un Puerto Rico en el que tener ideales y compromisos con la puertorriqueñidad era ser delincuente. Julia padeció a lo largo de toda su vida la explotación y la pobreza, y fue vigilada y perseguida por el FBI. Fue amiga de Luis Llorens Torres (a quien cuida cuando agonizaba en Nueva York), Juan Antonio Corretjer (con quien publicaba versos y periódicos radicales) y de Pablo Neruda (quien se ofrece a prologar su libro 'El mar y tú').

Julia, la patriota:

En el Ateneo Puertorriqueño, la noche del 24 de octubre de 1936, Julia Burgos de Rodríguez (Julia de Burgos en ese momento casada con el periodista Ruben Rodriguez Beauchamp), Secretaria General del Frente Unido Femenino Pro Convención Constituyente de la República de Puerto Rico:

La mujer ante el dolor de la patria.

Conciudadanas de la nación puertorriqueña:

Me dirijo a ustedes desde esta tribuna de la Independencia Patria, con el alma puesta en esa hermosa Bandera Puertorriqueña que no tardará mucho en flotar triunfante sobre nuestra República y sobre los traidores de la libertad. Nuestra Bandera se tiende hoy más gloriosa que nunca porque cuando una mujer se abraza a sus pliegues tendrá que pasar por encima de su cuerpo todo aquel que intente profanarla y ultrajarla. Nuestra Bandera se tiende hoy más divina que nunca, porque la nación ha palpado un logro divino, el encuentro natural de la mujer, que es el símbolo de la Patria Libre y pura, con la Bandera monoestrellada, que es el símbolo de la nacionalidad potente y poderosa.

Vuestras almas deben estar en este momento junto a la mía en los pliegues de esa gloriosa enseña, que es la única que exige el concurso de la mujer puertorriqueña, ya que representa la Dignidad y la Virtud de todo un pueblo. Y ante esa Bandera me dirijo a todo mi pueblo.

Nuestra organización surgió, no por puro capricho accidental, sino por necesidad histórica. Y no sólo como necesidad histórica, sino como consecuencia lógica y natural del proceso de la creación de los pueblos libres de la tierra. Surgió porque tenía que surgir y cuando tenía que surgir, para decirle al imperio que nos usurpa el derecho a ejercer nuestra soberanía, que la Nación Puertorriqueña tiene mujeres que saben ser madres que están dispuestas a derramar la última gota de sangre en defensa del territorio patrio, y que no permitirán que se mancillen los valores patrios, ya sean éstos monumentos, símbolos u hombres. Que estamos dispuestas a ir al sacrificio que la libertad impone, para demostrarle al mundo la herencia de nuestra tradición heroica, que en estos momentos ha florecido en las valientes mujeres españolas que marchan, fusil en mano, junto a los hombres, a defender una causa que ellas creen justa y noble.

Y vuelvo a repetir, como he dicho en varias ocasiones, movida tal vez por un presentimiento terrible, que glorioso y bendito el día en que caiga una mujer puertorriqueña defendiendo el santo ideal de nuestra libertad, porque ese día habrá Revolución en cada alma, y en cada hogar puertorriqueño, y la tiranía se estremecerá ante el resurgimiento pleno de nuestra conciencia nacional del derecho de Puerto Rico a constituirse en una nación libre, soberana e independiente. Y estaba próximo a comenzar el proceso de Estados Unidos de América contra el Dr. Pedro Albizu Campos, don Juan Antonio Corretjer y seis líderes nacionalistas más, acusados de conspirar para derrocar por la fuerza el gobierno de Estados Unidos en Puerto Rico.

Ambos hechos estaban directamente relacionados entre la nación interventora y la nación intervenida.

De la Convención Nacional surgieron dos organizaciones femeninas. CRUZADA ROJA PUERTORRIQUEÑA Y EL FRENTE UNIDO FEMENINO PRO CONVENCION CONSTITUYENTE DE LA REPUBLICA DE PUERTO RICO, cuyos postulados principales son: laborar por la Convención Constituyente, el retraimiento electoral y la defensa de los presos políticos.

Mucho se ha hablado en Puerto Rico sobre la Convención Constituyente. Existiendo el derecho a constituirse en nación soberana e independiente, sólo restaba el reconocimiento de ese derecho por el poder interventor. Una vez reconocido ese derecho en los proyectos de ley del senador Tydings y del representante Vito Marcantonio, con el apoyo de la Administración sólo procedía la Convención Constituyente de la República, cuyo reconocimiento se veía obligado a hacer Estados Unidos de América.

Y desde luego, huelga decir que eran indignas y vergonzosas unas elecciones coloniales. Queremos detenernos en este punto, en estos momentos en que parece inminente esa nueva deshonra para nuestra patria. Las elecciones partidistas sólo han servido para dividir la familia puertorriqueña. La mujer ha sido creada por Dios como símbolo de la unidad sagrada de la vida, que fecundiza en la maternidad. Ella es el centro del hogar, que irradia su amor, su abnegación y su ternura a todos lados. Pero no olvidarse de los principios de confraternidad humana; que hacen de la nación el hogar común. Así mismo debe ser ella el centro de la patria, irradiando su amor y su verdad por todas partes.

Por lo tanto, no debe ella contribuir a dividir la patria, porque con ello está dividiendo su propio hogar. Se está faltando el respeto a sí misma y a la gracia divina que creó en ella la pureza de la maternidad. Y sobre todo, está ultrajando esa Bandera Nacional que es el símbolo de la unidad de la Patria. Toda mujer que deposite su voto en estas elecciones coloniales, es indigna de tocar esta Bandera Puertorriqueña, porque sentirse esclavo es una profanación. Y servir de ridículo en estas elecciones coloniales es ofrecerse voluntariamente a cargar las cadenas de la esclavitud.

En nombre de la Maternidad, que es la consumación de lo divino; en nombre de la BANDERA monoestrellada que se acoge a la mujer como última esperanza de la dignidad patria; en nombre de esos mártires de nuestra causa, como son las esposas, madres e hijas de los ocho patriotas que en estos momentos duermen tras las rejas de una cárcel por querer ofrecernos una patria libre, digna de una mujer virtuosa, pedimos a nuestras hermanas puertoriqueñas que se abstengan de depositar sus votos en estas elecciones coloniales que son una herida más en el corazón sangrante de la patria y una vergüenza más para los hijos de esta tierra.

Y a ti, oh mujer de América, de la América nuestra, la hispánica, a vosotras, oh mujeres de nuestra raza, savia espiritual del Nuevo Mundo, también nos dirigimos con el alma henchida de fe y esperanza en que haréis de nuestra causa la vuestra, de nuestro dolor vuestro dolor, de nuestros sacrificios, los vuestros más abnegados y puros. Oíd el clamor de un pueblo que anhela su libertad.

Porque tenemos un gran dolor, no basta vuestra simpatía. Porque Albizu Campos, hombre de América y nuestro Apóstol de la Independencia patria está encarcelado, no basta con vuestros votos de adhesión. Tenéis un deber supremo como mujeres de la raza.

Tenéis que consagraros a esta magna obra. Necesitamos vuestra ayuda espiritual y vuestra ayuda material. Uníos de lleno a nosotras y arrastraremos al continente entero. Acordáis que somos parte de vuestra propia alma.

Y me dirijo de nuevo a las mujeres más puras de mi patria para dar un toque final a sus almas. Acción, acción, acción es lo que necesitamos. Tiene que terminar el mero sentir y el mero pensar. Hay que consagrarse a la idea, hay que hacerla carne, pura carne, pura sangre de nuestra sangre.

Necesitamos recursos, recursos materiales. Hay que darlo todo. Es un deber darlo todo. Es un imperativo. Tus alhajas, mujer, nos son necesarias, tu dinero es imprescindible. No podemos detenernos en la lucha por falta de un recurso material. El mundo entero se avergonzará de nosotras si se entera de que por falta de recursos materiales, la lucha por la libertad de nuestros patriotas y por la libertad de nuestra patria, (causa que van hermanadas una a la otra), se detiene. Que nunca se diga jamás que eso ha sucedido en Puerto Rico. Vida y hacienda es preciso dar. Hay que salvar nuestros hombres y hay que salvar nuestra patria. Da tu concurso entero, mujer. Da tu concurso pleno, hombre. Y que sea toda esa consagración un goce santo, un goce inmenso, el goce hondo, del alma, que significa el haber cumplido con nuestro deber de dignas hijas e hijos de esta sagrada tierra.

Y, finalmente, para cerrar estas sinceras palabras, que las decimos a modo de mensaje puro y preciso para nuestra mujer, quiero lanzar en las ondas del espacio, hacia todo el mundo americano, un saludo fervoroso y la gratitud más sentida de nuestra mujer, a las adhesiones nobles y sinceras que han venido de todo ese continente, y especialmente, de la gran República del Plata, la Argentina generosa, a la causa de nuestra libertad y a la liberación de nuestros patriotas encarcelados. A toda la intelectualidad del mundo que tan desinteresadamente se unió a nuestro dolor y lanzó peticiones en favor de nuestros hombres preclaros en prisión, nuestro agradecimiento eterno. Sabíamos ya cómo se admiraba y cómo se apreciaba en la América entera, el patriotismo y la alta mentalidad de nuestro símbolo: don Pedro Albizu Campos; lo sabíamos y no nos extrañó la reacción la reacción continental a nuestra causa. Pero ante la realidad sublime de su cristalización en mensajes fervorosos, nuestro corazón vive desbordado del sentimiento de la más pura gratitud para todos esos grandes valores de la América y del mundo que tan gallardamente han cumplido con su deber ante la causa de la libertad de América, que será cumplidamente terminada con la emancipación total de Puerto Rico. He dicho.


Tomado del periódico nacionalista "La Acción", editado en San Juan de Puerto Rico por Paulino Castro.




Julia la del verbo comprometido:

En su poema "Campo" el valor de la patria se concreta:

La brasa está en el pecho robusto de raíces,
pecho de tierra adulta madura para el salto,
y para que desemboquen en sus ojos las estrellas
ignoradas,
y para recibir a Dios en sus barrios,
y para secarse las tormentas del cuerpo entumecido,
y para ponerle guardarraya a los amos.

Poema “Campo”, publicado en El Día Estético, San Juan, Puerto Rico, I, Núm. 43 (octubre- noviembre de 1941), p. 24-25.


En su poema "Amaneceres" revela el contenido ideológico de su compromiso con la justicia:

Y que cante;
y que grite;
y que se interne en todos los rincones anónimos
despertando rebeldías;
y que barra la cara de los eternos jorobados del tiempo
enfermos de no pensar;
y que cuelgue todas las canciones de rumbos burgueses,
y rompa sus segundos en un millón de himnos proletarios.

Poema "Amaneceres" publicado originalmente en "Poema en veinte surcos." San Juan, Puerto Rico: Impresora Venezuela, 1938, 97 págs.

Una Cancion a Albizu Campos.

De corazon a labio,
de Norte a Sur y a estrella,
los montes y los niños y el aire te saludan.

Principe del imperio de las constelaciones
donde comienza el alma a iniciarse la idea.
Descubridor del cielo verdadero y presente
por donde el mundo mira la tierra borinquena.

Vencedor de prisiones, libertador de rumbos,
enterrador perpetuo de todas las cadenas.
Todo en ti se adelanta en bandadas de sueños
desde Atlanta hasta el tierno manantial de las sierras.
Porque te fuiste, intimo, sonando claridades,
y, sonando, a tu estrella solitaria regresas.

Todo en ti se adelanta en banderas de nubes
Desde Atlanta hasta el hombre que doquiera peleas.
Porque te fuiste, inmenso peleando libertades.
Y peleando mundiales libertades regresas.

Todo en ti se adelanta en magnitud de símbolo.
Desde Atlanta hasta el hoy eterno de tu ofrenda.
Porque te fuiste, todo, de amor a Puerto Rico
y todo, de amor patrio, a lo eterno regresas.

Corazon del instante, nervio y pulso del mundo
que vivio en tu martirio por ti se libera.
En tu carcel los pueblos aplastados se vieron
y a tu nombre los pueblos, redimiendose, llegan.

A tu nombre, cancion en la boca de un rio,
relampago antillano cabalgando la tierra,
amapola de America dibujada en mil petalos,
universo rendido al alma borinquena.


En Nueva York en 1953:
Solo meses antes de su muerte escribe en inglés el poema “Farewell in WeIfare Island”

It has to come from here,
right this instance,
my cry into the world.

The past is only a shadow emerging from
nowhere.

Life was somewhere forgotten
and sought refuge in depths of tears
and sorrows;
over this vast empire of solitude and darkness.
Where is the voice of freedom,
freedowm to laugh,
to move
without the heavy phantom of despair?
Where is the form of beauty
unshaken in its veil simple and pure?
Where is the warmth of heaven
pouring its dreams of love in broken
spirits?

It has to be from here,
right this instance,
my cry into the world.
My cruy that is no more mine,
but hers and his forever,
the comrades of my silence,
the phantoms of my grave.

It has to be from here,
forgotten but unshaken,
among comrades of silence
deep into Welfare Island
my farewell to the world.

Julia Constancia Burgos García (el nombre completo de Julia de Burgos) nació en el barrio Santa Cruz, de Carolina, Puerto Rico, en 1914, y murió en Harlem, Nueva York, en 1953. Poeta, periodista, maestra de escuela y dramaturga, Julia es, probablemente, la mejor poeta puertorriqueña del siglo XX. Su obra poética consiste de los dos libros publicados antes de su muerte, Poema en veinte surcos (1938) y Canción de la verdad sencilla (53 poemas en total), el libro póstumo, El mar y tú, y otros poemas, 1954, (54 poemas más), y otros poemas que aparecieron en revistas y periódicos.


Dedicado a mi amiga y profesora Consuelo y en recuerdo de mi hermano Juanito que me espera en alguna esquina del cosmos con unos versos de estrellas y nubes galácticas al compás de un violín, nos veremos pronto y descorchamos un tinto bajo la sombra de alguna luna...

roberto 'pachi' ortiz feliciano

Nota especial: Gracias a un amiga que se autodenomina Espartana Roja he tenido acceso a la siguiente pieza, desconozco al momento su procedencia pero admiro su existencia y la someto a sus consideraciones. ROF/ 20.10.10


42 comentarios:

Maria Consuelo Saez Burgos dijo...

GRACIAS POR DECIR ,SENTIR Y VIBRAR EN LA ESQUINA ACA DEL COSMOS, NO SOLO LOS VERSOS,SINO EL COMPAS DE ESE ETERNO VIOLIN.....
ETERNO VIOLIN....

Jose Cheo Cruz dijo...

Gracias Roberto esto es ser patriota fijate que aqui los politiqueros persiguen el pensamiento libre y son tan descarados de mencionar en sus labios susios el nombre de esta insigne patriota Carolinense incluyendo el alcalde del PUeblo Hoy saludos y te felicito me encantan tus articulos sigue para adelante que eso es lo que se queda para nuestras futuras generaciones

Baudilio Torres dijo...

Es una de mis poetas preferidas.

Ligia M. Rivera dijo...

Tremendo. Gracias por compartir esto.

Sandra D. Rodriguez Cotto dijo...

Gracias, gracias, gracias. Siempre debemos vivir y sentir. Eso era y es Julia...

Mayra Lala Gonzalez-Rodriguez dijo...

Acabas de tocar las mas intimas fibras de mi alma. Julia, mi Julia... Si supieras que es mi mujer favorita... GRACIAS!!!!!! Ella no solo era poeta, era sentimiento, era patria, era amor, era mujer que no se dejaba vencer.... Bravo Julia, bravo!

Aurea Maria Sotomayor Miletti dijo...

Versos con fuerza: "relámpago antillano cabalgando la tierra, /amapola de America dibujada en mil petalos".

Mayra Lala Gonzalez-Rodriguez dijo...

Aun espero Julia, el ver nuestra bandera monoestrellada sola, aun espero la soberania y la libertad de nuestra patria. Duelen las mentiras del coloniaje, duelen las mentiras de los burgueses... Seguimos esclavizados, seguimos enangota'os, Seguimos en la inercia... Pero no pierdo las esperanzas de ver a mi monoestrellada libre y soberana.

Hector Gil De Lamadrid dijo...

Por eso es nuestra poeta nacional, voz de Borinquen, alma y llanto de mujer y grito de nuestra patria. Por eso Julia es siempre presente. Notable y digno de aplauso que seres como tu, la mantengan VIVA...

Maria Collazo Rivera dijo...

Gracias ...

Saidi Porta dijo...

Mi amigo Roberto, hoy me diste por mi mayor debilidad, ya que para mi Julia es unica y lo maximo. Voy a tomar prestado tu poema para ponerlo en mi pag. gracias por darme este regalo en el dia de hoy.

Diana Arzola dijo...

FASCINANTE!

Cristina Corrada Emmanuel dijo...

Era una mujer adelantada a su epoca pero agradecemos tener su legado poetico con el afan de crear varias Julias en su honor!

Jaime Oscar dijo...

Gran aportacion Roberto.

Espartana Roja dijo...

Wow!! Gracias por compartirlo!!!!

soraya dijo...

Dios te de mucha salud y muchos a~os para seguir educandonos.Gracias

Monsy Monsy Ramirez dijo...

Un dia como hoy (17 de febrero) nacio nuestra gran poetisa, autora del excelente poema Rio Grande de Loiza, y de los mas bellos poemas al amor y a la vida...recordada con amor y orgullo. Mi favorito...Coloquio Sideral,un canto al amor verdadero..gracias , Roberto, por hacernosla recordar..

María del Carmen dijo...

Celebremos a nuestra dama y señora de la Poesia...

Vicky Hernández dijo...

‎''.....Yo fui la mas callada de todas las que hicieron el viaje....''
Asi partió Julia de Burgos y solo unos pocos la recordamos como una de las poetisas más intensas y famosas de este continente. Hay que enseñar más de nuestra historia en nuestras escuelas; porque si no; ¿de qué vamos a escribir dentro de algunos años?......

Maritza Navarro dijo...

‎... mienten Julia de Burgos.. mienten.. la que se alza en tus verso no es tu voz .. es mi voz .... porque tu eres ropaje .... y la esencia soy yo... tu te pintas y te rizas el pelo.... a mi no... a mi me riza el viento, a mi me pinta el sol...

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Concurro, Vicky, sea por diseño, sea por abandono, sea por lo que sea, el estado de las artes representativas y el quehacer cultural en la isla (por ende nuestra pobre interacción con nuestros hermanos en los Estado Unidos) es desgraciadamente fiel reflejo del problema de la sociedad, no le damos valor a lo valioso y se consume demasiado lo que poco sino nada de valor real tiene...

Vicky Hernández dijo...

''...Y tu niñez fue solo un poema en el río y un río en el poema de mis primeros sueños...''. Conchole, nadie escribe asi, solo esta criatura de Carolina que en cada una de sus páginas poéticas dejaba al desnudo su alma, su cuerpo, su vocabulario y su rima. JULIA DE BURGOS, cada mujer puertorriqueña lleva dentro de si un átomo de ti.

Tere Matthews dijo...

Algo que le escribí a nuestra Julia de Burgos en una ocasión:
"Julia, a cada paso quisiste ser tú, mas no pudiste. Intentaste vivir lo que sentías. A veces me pregunto si alguna vez te encontraste a ti misma. Siempre seguiste adelante, como anhelando un beso, quizás una sonrisa... para encontrar sólo un camino incierto.
Con cada paso adelantaste poco, como anhelando quedarte en tu presente, alcanzando así tu propia liberación. Surgiste de nuestra tierra y hoy, eres parte de su historia.

Ana Medina dijo...

No hay otra igual. Cantora del amor, pero también del dolor y la esperanza de nuestra patria. Es nuestro legado y somos responsables de mantenerlo vivo. Mientras se declamen o lean sus poemas estará viva.

Marta Elisa dijo...

No sabes lo feliz que me siento que una amiga me dirigiera a tu blog. Durante muchos años declamé sus poesías... Como extraño esos tiempos. Hay un poema que no he vuelto a encontrar donde Julia denuncia la figura del dictador Trujillo. No recuerdo el título, pero si lo tienes y lo puedes colgarlo en tu blog estaría eternamente agradecida.

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Perdona que consteste tan tarde Marta Elisa, soy amigo de Consuelo Saez Burgos, sobrina de Julia y encargada de su legado, en algún momento espero recordar, al verla, solicitar dicho poema, la obra de Julia se conoce mucho pero poco, hay obra evidente e inescapable sin embargos hay mucha obra oculta, veremos a ver de qué manera podemos ayudar a Consuelo publicar lo que ha de ser una gran obra, Las obras completas de Julia, dicho lo dicho inmediatmente reconozco lo empinado de la cuesta de dichas publicaciones en una isla que padece de pocas fuentes de respaldo para dichas empresas...

Vivian Marquez dijo...

Gracias Roberto por hacerme recordar mi poeta favorita...gacias mi amigo!!!!!!!"

Yanira Santiago dijo...

Gracias por publicar tan valiosa informacion. Julia es... La vida, la fuerza, LA MUJER. Tal vez no lo sabes pero me encanta declamar los poemas de Julia, entre otras cosas, por su fuerza. Pero Julia es mucho mas... asi que gracias por mostrarnos!

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

No lo sabía como cosa de hecho pero no me extraña para nada, tienes mirada de poeta..

Seventh Grade English dijo...

Gracias por regalarnos el recuerdo de nuestra poeta favorita: Julia de Burgos.

De Julia... dijo...

A esta hora de encrucijada a que ha llegado la humanidad podernos llamar la era de las definiciones. No de las definiciones de carácter lingüístico, sino de las definiciones de carácter humano que tienen su tronco en el hombre, y se esparcen sobre las colectividades en una dinámica social que rige el destino de los pueblos por el bien o por el mal. Estamos en la era de la definición del hombre.

No hay otro camino para el hombre de ahora, que situarse en una de estas dos alternativas. 0 se sitúa al lado de las fuerzas reaccionarias o escoge el camino del progreso que siempre es un camino de libertad, por más que quiera ser desvirtuado por demagogos al servicio de las fuerzas retrógadas de siempre. No hay punto medio para el hombre de hoy. Ya no caben especulaciones.

Minerva Jimenez dijo...

Gracias Roberto por este trabajo. El mensaje de Julia de Burgos es tan actual, que eriza la piel y nos llena de mucha fuerza y esperanza, hoy. No lo habia leido, sino hasta ahora. graciasssss!!.

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Hoy se celebra a Julia de Burgos en observación de su natalicio, coincide, como verso que fluye del ritmo profundo de la la vida, con la lucha por el patrimonio nacional hoy en batalla por nuestro aeropuerto, cual río que reclama sus riberas, felices coincidencias pienso...Nadie dude, siquiera por un segundo que Julia sigue marchando con nosotros en nuestras luchas...

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

A cien soles del nacimiento de una estrella de versos...

Julia de Burgos entre dos islas. dijo...

Julia de Burgos entre dos islas. Pedro de la Hoz.
Una aureola de rebeldía acompaña la existencia de Julia de Burgos, poetisa puertorriqueña a la cual la Casa de las Américas rinde homenaje en el centenario de su nacimiento (Barrio Santa Cruz, Carolina, 7 de febrero de 1914). Con la publicación de su obra poética, en cuidada edición prologada por Juan Nicolás Padrón, los lectores cubanos podrán constatar cómo, más allá de la leyenda, la Burgos, consiguió legar a las letras de su país, y en general a las del ámbito hispanoamericano, una cosecha lírica de acentos sorprendentes y a la vez conmovedores, en más de una zona conectada a nuestra sensibilidad. Sobre Julia gravita la sombra de la fatalidad, debido a la plena imposibilidad de su realización sentimental y a las trágicas circunstancias de su muerte. La persistencia de su reclamo amoroso hacia el dominicano Juan Isidro Jiménez Grullón —lo conoció en 1938 en Puerto Rico, vivieron una intensa relación hasta 1942 en tierra borinqueña, Estados Unidos y Cuba, y tras la ruptura, a pesar de haberse casado con un músico puertorriqueño, continúa obsesionada con el amante—, y el abandono a la enfermedad física y el desvarío en los últimos años de su existencia —fue hallada inconsciente y sin identificar en una calle de Nueva York el 4 de agosto de 1953 y falleció pocas horas después en el hospital público de Harlem— suelen sobrepasar la real dimensión de su legado literario.

Este fue rescatado íntegramente por el Instituto de Cultura Puertorriqueña en 1961 y sirvió de base para la edición cubana. En vida publicó Poema en veinte surcos (San Juan, 1938) y Canción de la verdad sencilla (San Juan, 1939) y póstumamente El mar y tú, y otros poemas (San Juan, 1954). Su poesía transitó desde la asimilación del romanticismo tardío hasta una afirmación lírica propia. Se le ha comparado con Alfonsina Storni, pero está mucho más cerca de la estética de nuestro Emilio Ballagas.

En Cuba, Julia vivió en La Habana, Santiago, Santa Clara y Trinidad.- Cultivó entre sus amistades a Juan Marinello, Raúl Roa y Manuel Navarro Luna. Aquí conoció al escritor y patriota dominicano Juan Bosch. Y el 28 de enero de 1941 publicó en el diario Oriente, de Santiago, un poema dedicado a José Martí: Yo vengo de la tierra mitad de tu destino; / del sendero amputado al rumbo de tu estrella; / del último destello del resplandor andino / que se extravió en la sombra, perdido por tu huella.//. Yo vengo de una isla que tembló por tu trino, / que hizo tu alma más fuerte, tu llamada más bella / a la que diste sangre, como diste camino / (que al caer por tu Cuba, ya caíste por ella). // Y por ella, la América debe un soplo a tu lumbre, / tu tiniebla hace un nudo de dolor en tu cumbre, / recio dios antillano, pulso eterno, Martí. // ¡Porque tengamos cerca de la muerte un consuelo, / Puerto Rico, mi patria, te reclama en su suelo, / y por su voz herida se conduce hacia ti!
http://www.granma.cubaweb.cu/secciones/23-feria-libro/noticias/17-noticias-01.html?utm_medium=twitter&utm_source=twitterfeed

Julia de Burgos es recordada en sus 100 años dijo...

María Consuelo Saez Burgos, sobrina de la fenecida poetisa, destacó a su tía hoy en entrevista con Efe como una figura que "representa a Puerto Rico en todo el sentido de la palabra" por resaltar los campos, ríos y el amor de su isla en sus poemas.

"(Julia) amaba a Puerto Rico y la lucha por Puerto Rico, y los valores más hermosos que debemos recrear, contemplar y emular", afirmó Saez Burgos durante la actividad "Poemas y Flores para Julia" en la Ribera del Río Grande de Loíza en Carolina, pueblo nativo de De Burgos.

Saez Burgos participó, además, del recital de varios poemas que escribió Julia de Burgos, quien también se destacó como periodista y maestra durante sus 39 años de vida y en cuyo tiempo tuvo la oportunidad de conocer a otros destacados escritores como el chileno Pablo Neruda y el dominicano Juan Bosch.

"Julia no solo dejó un legado en Puerto Rico, sino en América y en el mundo. Es un legado poético que trasciende lo temporal y espacial para convertirse en lo que es la poesía, universal", abundó.
http://www.indicepr.com/noticias/2014/02/17/style/15732/julia-de-burgos-es-recordada-en-sus-100-anos---/

Reclaman obra de Julia de Burgos... dijo...

En entrevista con NotiCel, la licenciada y sobrina de la autora puertorriqueña, María Consuelo Sáez Burgos, destacó que no es suficiente con que se le dediquen actividades esporádicas una vez al año como es el caso del próximo Festival de la Lengua que celebrará el Departamento de Educación.

“Pero el Festival es un día y una semana y esto no puede ser un día y una semana. Tiene que ser en todo momento y todas partes”, sostuvo la licenciada.
...“Estamos pagando el precio de la irresponsabilidad educativa. Entiendo que se ha hecho en momentos, pero entiendo que esto es fundamental para mantenernos como pueblo y como seres humanos y yo espero que estas actividades hagan que estas personas que tienen el deber de hacerlo, de educar, crean conciencia de esto”..“Se le puede atribuir a que no es Julia nada mas, sino que son todos nuestros próceres”.
“Es lamentable que esto esté ocurriendo pero no podemos quedarnos recostados diciendo esto es triste, que pena que esto esté ocurriendo y no hacer nada. Yo creo que con este Centenario estamos demostrando que hay que hacer y hay que seguir haciendo y esperamos que nuestro pueblo responda a esto”, indicó.
Sáez Burgos, quien fue maestra, narró un momento que la marcó en su carrera en la Escuela Juan Ponce de León cuando un día les recitó a sus estudiantes el poema “Para mi muerte”.
“Los niños estaban fascinados. Cuando estamos discutiendo el poema hay una joven que empieza a llorar, a llorar y lo que decía era ‘gracias Julia, gracias maestra’. Yo le decía por qué me da las gracias y estás llorando y me dice: ‘mi madre murió hace ocho años y yo no había podido llorar a mi madre. A través de este poema yo puedo llorar a mi madre y contemplarla por los siglos de los siglos’. Eso es lo que hace la poesía, te llega al alma, te conmueve, habla por ti y eso es lo que queremos que Julia siga hablando por nosotros”, relató.
Sáez Burgos dijo que se siente “enormemente complacida” por las actividades que realiza el gobierno municipal de Carolina con motivo del centenario de Julia.
En la actividad se lanzaron luminarias y estudiantes de diferentes escuelas de Carolina colocaron en una barcaza mensajes para Burgos y una ofrenda floral que navegó por el Río Grande de Loíza.
“Es un avance, los jóvenes ‘Juliando’, los jóvenes diciendo a Julia, es maravilloso”, afirmó.
“Hoy es un día donde uno tiene unos sentimientos maravillosos que no caben en el alma. Ella cumple sus 100 años inmortalizada en la poesía y esa es la importancia de su poesía, esa es la importancia de la cultura que es lo que nos define como seres humanos, es lo que nos diferencia de los animales, es lo que nos hace sobrevivir el tiempo, lo espacial, para convertirnos en una cosa distinta, pensante, que sentimos que tenemos la capacidad de la profundidad y de interpretar lo que nos circunda”, agregó.
“Julia de Burgos nació aquí cerca del barrio Santa Cruz de Carolina y la poesía la universalizó. Julia pulula por España en estos momentos, pulula por Cuba, pulula por Argentina, pulula por Estados Unidos porque la palabra prevalece y la palabra bien dicha esa es la poesía”, puntualizó.
http://www.noticel.com/noticia/155918/reclaman-obra-de-julia-de-burgos-se-ensene-en-todas-las-escuelas.html

Julia de Burgos: breve mirada... dijo...

La vida de Julia de Burgos podría observarse como un todo pero, siendo justos, cada una de sus facetas merecería un espacio considerable y destinado no solo a la discusión, sino a la reflexión que invita su extenso legado. Y es que de Julia -que es considerada como la poetisa más prolífica del País- pueden ser harto reconocidos los poemas que describen de manera desgarradora los episodios de amores sin consumar, no correspondidos, o, más dolorosos aún, los poemas que describen amores heridos de muerte. Pero, ¿dónde queda la Julia que también luchó por la justicia social y la independencia de Puerto Rico? ¿O la Julia que, desafiando los convencionalismos de la época, que ubicaban a la mujer como un ser silente y únicamente en el escenario doméstico, se convirtió en una de nuestras primeras mujeres modernas y feministas? A esas facetas de la poetisa dedicaremos un breve espacio en las siguientes líneas. Julia Constanza Burgos García nació el 17 de febrero de 1914. En 1933, a la corta edad de 19 años, obtuvo su título pedagógico de la Universidad de Puerto Rico y fue en esa misma década de los treinta que se unió a la agrupación “Hijas de la Libertad”, espacio que convocaba a las mujeres independentistas bajo el Partido Nacionalista de Puerto Rico. Un discurso suyo, titulado “La mujer ante el dolor de la patria”, fue ofrecido en la Primera Asamblea General del Frente Unido Pro Convención Constituyente, celebrada en el Ateneo Puertorriqueño. Este texto también fue publicado posteriormente, en 1936, en el periódico La Acción.

Por otro lado, sin abandonar su gestión dentro de la lucha por la independencia de Puerto Rico y convirtiéndose en una de las pioneras en lo que es considerado como literatura feminista del País, Julia publicó “Poema en veinte surcos”, en 1939. Es en esta obra donde se encuentran poemas emblemáticos, como “Río Grande de Loíza”, “Yo misma fui mi ruta” y “A Julia de Burgos”; textos que desafiaban –a veces de manera sugestiva y sensual, otras veces insumisa e irónicamente– el orden existente al cuestionar su posicionamiento, tanto como mujer individual y como mujer en sociedad. Julia fue una mujer divorciada, algo casi impensable e impermisible en esa época, pero indicativo de su fuerza y adelantada visión de mundo. Indudablemente despertó, por medio de sus letras, una conciencia colectiva acerca de la realidad que atravesaban las mujeres puertorriqueñas de ese entonces, aunque esos efectos todavía se mantienen vigentes hoy. Pero, si bien Julia de Burgos se erigió como un estandarte de la liberación femenina por medio de sus poemas, es necesario recordar que también era evidente dentro de su obra cierto coqueteo con la muerte. No una muerte natural o que simplemente llega, sino una muerte que purgaba dolores y acortaba agonías. Una muerte deseada –tal vez su espíritu libre no veía limitaciones ni siquiera al añorar la muerte– y que parecía tener raíces profundas en la decepción y el sentimiento de pérdida.

No era para menos: Aparte de sus varios desengaños amorosos, Julia también tuvo abortos y sufrió enfermedades como cáncer y cirrosis, esta última debido a que sucumbió al alcoholismo durante sus últimos años de vida.

Así, como si gran parte de su literatura hubiese sido un presagio del trágico final que esperaba a su corta vida, Julia fue encontrada inconsciente en una calle de Nueva York el 6 de julio de 1953. Murió por pulmonía pocos días después, a los 39 años, en un hospital del distrito de Harlem.

Debido a que no pudo ser identificada, fue sepultada en una fosa común con el nombre de Jane Doe y no fue hasta varias semanas después que algunos familiares pudieron identificarla mediante fotos de la morgue. Sus restos fueron trasladados a Puerto Rico el 6 de septiembre de 1953 y actualmente descansan en el cementerio de Carolina, pueblo que también la vio nacer.
http://www.dialogodigital.com/index.php/Julia-de-Burgos-breve-mirada-a-la-vida-de-una-mujer-adelantada-a-sus-tiempos.html#.UwJr-PldVAg

Julia de Burgos, vida corta e intensa dijo...

Julia de Burgos, a quien muchos consideran la poeta más grande que ha tenido Puerto Rico, tuvo un final trágico y patético que, curiosamente, pareció ser el resultado natural del tono de su obra poética.
El 6 de julio de 1953, fue hallada desplomada en la acera e inconsciente en la esquina de la Quinta Avenida y la Calle 106 en Manhattan, y murió poco después de pulmonía en un hospital de Harlem.
Sin embargo, dado a que se encontraba sola y no traía documentos que la identificaran, la mujer de 39 años de edad recibió una sepultura de deambulante en el cementerio de Hart Island, donde su tumba aparecía identificada bajo el nombre genérico de Jane Doe.
Posteriormente se supo que había estado viviendo con unos parientes en Brooklyn, y que éstos la habían visto por última vez el 28 de junio.
Semanas después de su muerte, algunos amigos y parientes pudieron finalmente identificar las fotos de su cadáver tomadas en la morgue y localizaron su tumba, por lo que su cadáver pudo ser transportado el 6 de septiembre a Puerto Rico, donde fue velado con todos los honores en el Ateneo Puertorriqueño y luego fue sepultado en el Cementerio de Carolina.
Pocos meses antes, en febrero de ese mismo año, había escrito un desgarrador poema en inglés, titulado “Farewell in Welfare Island” (Adiós en Welfare Island (donde estuvo hospitalizada), que contenía los versos:
“It has to be from here,
(tiene que partir de aquí)
forgotten but unshaken,
(olvidada, pero inquebrantable)
among comrades of silence
(entre los camaradas del silencio)
deep into Welfare Island
(muy adentro en Welfare Island)
my farewell to the world.
(mi despedida al mundo).
Talento sin límites. Fue la despedida de una vida corta, intensa, llena de sentimiento... y sufrimiento.
Su talento intelectual no halló trabas: nacida en el Barrio Santa Cruz de Carolina el 17 de febrero de 1944, consiguió becas para graduarse primero de la escuela superior de la Universidad de Puerto Rico y, más tarde, para completar estudios en pedagogía a los 19 años.
Luego se casó en 1934 con Rubén Rodríguez Beauchamp, de quien se divorciaría tres años después, y en Comerío empezó a trabajar en la P.R.E.R.A. (la Puerto Rico Economical Rehablitation Agency), agencia federal que distribuía alimentos entre los pobres.
Al año siguiente comenzó a trabajar como maestra en una escuela rural de Naranjito, época en la que escribió uno de sus poemas más emblemáticos: Río Grande de Loíza”
...Luego escribió para un programa infantil en la radio y también se expresó elocuentemente a favor de la justicia social y la independencia de Puerto Rico.
(sigue...)

Julia de Burgos, vida corta e intensa dijo...

(Desde anterior) Luego escribió para un programa infantil en la radio y también se expresó elocuentemente a favor de la justicia social y la independencia de Puerto Rico.

Los que la conocieron dan testimonio de una personalidad impactante:

“Me percaté de esta joven mujer que sobresalía por su aire elegante y su belleza característica”, escribiría el poeta y crítico literario, Josemilio González. “Su personalidad se imponía sin que nosotros pudiéramos precisar a qué se debía esto”.

El entonces periodista y futuro funcionario político y legislador, Jorge Font Saldaña, recordó haberla visto cuando ella tenía 23 años y quedar impresionado por su alta estatura, su gran belleza física “y esos ojos que parecían estar tratando de penetrar el alma de las personas”.

Cuando le preguntó: “¿De dónde usted viene?” Ella le respondió: “Igual que usted... de ninguna parte”.

En 1938 conoció a quien sería el amor de su vida: el exiliado dominicano Juan Isidro Jimenes Grullón, un reconocido médico y sociólogo dominicano exiliado, hijo y nieto de pasados presidentes de la República Dominicana, que estaba casado, pero separado de su esposa.

En 1940 se mudaron a Nueva York, donde Julia tenía la intención de trabajar como periodista y, en 1941 se trasladaron a La Habana, en cuya universidad Julia de Burgos comenzó a coger cursos de griego, latín, francés, biología, antropología, sociología, sicología... y algunos más.

Cuando la relación concluyó en 1942 -situación que ella atribuyó a su renuencia a desafiar a su familia de clase alta para que la aceptara a ella-, Julia de Burgos se marchó entonces a Nueva York, donde ocupó los trabajos que encontraba: como inspectora de óptica, empleada de un laboratorio químico, vendedora de lámparas, oficinista y costurera.

Allí conoció a su vez a Armando Marín, un poeta, con quien se casó y pasó a vivir en Washington, D.C.

Pero el sufrimiento del rompimiento con Jimenes Grullón y el hallazgo de que tenía cáncer, gradualmente fueron sumiéndole en una depresión que le llevó a la bebida y, en 1946, a un diagnóstico de cirrosis del hígado.

En Nueva York viviría desde ese 1946 hasta la fecha de su muerte.

Además de aparecer en publicaciones periódicas, sus poemas produjeron dos excelsos poemarios en vida: Poema en veinte surcos (1938) y Canción de la verdad sencilla (1939).

Por desgracia, su primer poemario, Poemas exactos a mí misma (1937), que tenía mecanografeado, se perdió sin ser publicado, mientras que el último, El mar y tú (1954), a quien Pablo Neruda, conocido en Cuba, le había prometido escribir el prólogo, debió ser publicado póstumamente.

Su poesía era apasionada, dotada de fuertes dosis de sensualidad y regodeo con el sufrimiento amoroso y con la muerte.

“Vivió y murió apasionadamente, sin rendir uno solo de sus estandartes”, dijo Josemilio González. “Raras veces se ha dado una intensidad mayor y raras veces la angustia ha sido perforada con mayor eficacia expresiva”.

“Fue nuestra primera mujer moderna”, opinó recientemente la escritora Mayra Santos Febres. “Ya para el 1932 estaba divorciada. Tuvo abortos. Bebía, fumaba, fue campeona de tiro de jabalina en la Universidad”.

“Si México tiene a Frida Khalo y Chile a Gabriela Mistral, nosotros tenemos a Julia de Burgos. Su fin trágico da testimonio a lo difícil que se le hizo a la mujer insertarse en la modernidad”.

Y agregó: “En realidad, Julia de Burgos tuvo una gran vida; una que ameritaría una buena reedición de su obra y, mejor aún, un buen guión de película”.

Lo cierto es que, a través de los años, su nombre ha estado cada vez más presente...http://www.elnuevodia.com/unavidacortaeintensa-1006858.html

Julia de Burgos... dijo...

Desde el momento de su trágico fallecimiento en las calles de Harlem, Julia de Burgos (1914-1953) se convierte en un mito popular no sólo en su Puerto Rico natal sino también entre la población hispana inmigrante en los Estados Unidos. Desde entonces, su leyenda no ha dejado de crecer y enriquecerse, alimentada por los sucesos políticos, existenciales, sentimentales y literarios de una vida apasionante y apasionada que conserva aún muchos momentos en sombra. Como mujer, mulata y pobre, Julia de Burgos vive en sus carnes los prejuicios y la seducción del mundo –básicamente masculino, blanco y burgués– de la literatura, la política y el amor. Y todas esas contradicciones vitales estallan hasta la destrucción en los últimos años de su vida.
(La nota continúa en el enlace siguiente:)
http://www.ladiscreta.com/julia_de_burgos.htm

Se recomienda la lectura completa de la nota sobre el esfuerzo de publicar unas Obras completas en dos tomos de Julia...

Poemas y flores para Julia... dijo...

...un centenar de estudiantes provenientes de siete escuelas del sistema público de Puerto Rico participaron esta mañana de los actos protocolares con motivo de la conmemoración del centenario del natalicio de Julia de Burgos, la voz poética femenina más contundente del País.

Algunos comentaban lo impresionante que les parecía que la poeta haya podido convertir en palabras sus sentimientos; otros se mostraban interesados en el contenido político y social de su obra y hubo para quienes sobre todo se trata de una figura modelo, “una inspiración”, como dijo Ángel Lugo, también de 17 años.

Durante los actos, los jóvenes vestidos de blanco escucharon declamaciones de poemas de Julia de Burgos, así como canciones y todo tipo de enumeración de elogios a lo largo de los diversos mensajes que conformaron el protocolo gestado por el Municipio Autónomo de Carolina, ciudad que vio nacer a la poeta. Estuvo presente además un grupo de familiares de la poeta, encabezados por María Consuelo Sáez Burgos, sobrina y presidenta de la Comisión del Centenario del Natalicio de Julia de Burgos...todo el mes de enero se llevaron a cabo conferencias y talleres enfocados en la obra de Julia de Burgos y como resultado los participantes, la mayoría jóvenes estudiantes, escribió un poema o un mensaje para la poeta en hojas de papel biodegradable que luego convirtieron en barcos de papel.

Esperando en una de las riberas del Río Grande de Loíza, una joven actriz esperaba en un pequeño barco lleno de flores, por la llegada de los estudiantes con los barcos de papel. Y al filo de las once de la mañana comenzó una discreta pero emotiva procesión acuática hasta la desembocadura del río. La joven Julia iba escoltada por tres kayakeros que fueron soltando los barcos de papel a su paso. Y así, poco a poco, sus palabras y las que inspiró en otros, regresaron al río. http://www.elnuevodia.com/poemasyfloresparajuliadeburgos-1713881.html