sábado, 12 de mayo de 2012

Proclama del Día de las Madres: historia de un movimiento feminista radical.



Nosotros y nosotras que por ratos hemos cuestionando la validez de los días de fiesta como el Día de las Madres, motivados, inquietos o hasta molestos por un sistema que explota nuestras emociones y manipula nuestros sentimientos, hemos atribuido la celebración de la fecha a un ardid de la mercadotécnica.

Permita sugerir que aunque algo de eso sin dudas existe (como verán más allá de las sospechas), nos equivocamos sobre las raíces históricas de la celebración del Día de las Madres. Sucede que como tantas otras cosas en la vida la comercialización ha alterado su significado y enterrado su verdadera historia.

El Día de las Madres, permita que someta, es único en su totalmente radical e historia feminista, olvidada historia, marginada historia de, como verán, lo que fue un movimiento de mujeres, primero por lograr que se celebrara, y segundo, por lograr que dicha celebración tuviese contenido socio-político de denuncia y movilización. En un momento largo en el que las mujeres no tenían pleno Derecho de expresión ni gozaban de ciudadanía con Derecho al voto o a ocupar puestos políticos fue una manifestación y un reclamo de sus derechos como mujeres cristalizado en la figura de la madre.

Se alimenta de antiguas tradiciones (en todas las civilizaciones antiguas se perciben rituales de honrar la maternidad ya fuese mediante deidades y mitos, ya fuese como festejos al rol social de la madre) pero la fecha que cada segundo domingo de mayo se celebra en Puerto Rico y los Estados Unidos se relaciona directamente con una Proclama que me atrevo a decir es una audaz proclama radical del puño y letra de una mujer que con su documento inicia una etapa del movimiento feminista como un grito, estrategia y acto de protesta social.



En 1870, escribe Julia Ward Howe el poema titulado 'Proclama del Día de las Madres:

¡Levántense, mujeres de hoy!
¡Levántense todas las que tienen corazones, sin importar que su bautismo haya sido de agua o lágrimas! Digan con firmeza: 'No permitiremos que los asuntos sean decididos por agencias irrelevantes. Nuestros maridos no regresarán a nosotras en busca de caricias y aplausos, apestando a matanzas. No se llevarán a nuestros hijos para que desaprendan todo lo que hemos podido enseñarles acerca de la caridad, la compasión y la paciencia.
Nosotras, mujeres de un país, tendremos demasiada compasión hacia aquellas de otro país, como para permitir que nuestros hijos sean entrenados para herir a los suyos. Desde el seno de una tierra devastada, una voz se alza con la nuestra y dice '¡Desarma! ¡Desarma!'
La espada del asesinato no es la balanza de la justicia. La sangre no limpia el deshonor, ni la violencia es señal de posesión.
En nombre de la maternidad y la humanidad, les pido solemnemente que sea designado un Congreso general de mujeres, sin importar nacionalidad, y que se lleve a cabo en algún lugar que resulte conveniente, a la brevedad posible, para promover la alianza de diferentes nacionalidades y el arreglo amistoso de cuestiones internacionales.

Julia Ward fue abolicionista y activista, defensora de los derechos de las mujeres en el contexto sociopolítico propio de la sociedad norteamericana de mediados del siglo XIX. Es de las precursoras inmediatas del movimiento del voto de las mujeres (sufragistas).

Al revisar sus cartas conocemos una historia impactante de una mujer de sus tiempos que les adelanto no deja de sentar unos parámetros que a mi parecer siguen vigentes (por lo cual tal vez esta historia es marginada): Fue una mujer casada, sin vida fuera del hogar, que no podía participar en las cuestiones públicas ni administrar sus bienes. Describe los primeros años de vida matrimonial expresando la tristeza y luchas de una mujer que busca la independencia.

Julia fue madre de cinco hijos y, aunque consideró el divorcio varias veces llegando incluso a separarse en 1852, regresó y siguió casada en parte porque él la amenazó con alejarla de sus hijos si se divorciaba tal y como establecía la ley de divorcio y la práctica estándar y común en ese momento.

Julia, sola, decidida a hacer algo motivada por sus desaciertos emocionales en un mundo que le negaba las libertades esenciales, estudia Filosofía, aprende varios idiomas y se dedica a su propia formación y educación sin abandonar el cuido de sus hijos.

Publicó de forma anónima "Flores de Pasión", una colección de sus poemas. Su identidad se supo y su esposo considera un desafío a su autoridad y una desobediencia traidora la obra de su esposa. El matrimonio llegó a un acuerdo y Julia se las arregla para liberarse de su marido y asegurar sus propios intereses.

Comenzó a involucrarse más en la escritura y en la vida pública. En 1893, Julia Ward Howe participó en la Exposición de Chicago (Feria Mundial), en la que presidió una sesión y presentó un informe sobre "Moral y reforma Social". Publicó "¿Qué es la religión?" en donde afirma que cualquier religión que sacrifica a las mujeres a la brutalidad de los hombres no es una religión.

Su proclama, como vemos, exhorta a la acción: Escrito en respuesta a la Guerra Civil americana y a la guerra Franco-Prusiana, invita a las mujeres a utilizar su posición como madres para enfrentar la sociedad y poner fin a todas las guerras. Ella pide oponerse a la violencia como madre, protestando la futilidad de que sus hijos mataran a los hijos de otras madres.

Julia Ward falleció en 1910. Cuatro mil personas asistieron a su funeral testtimonio de lo amplio y profundo que caló su lucha feminista y sus escritos de mujer rebelde e indómita.


A pesar del fracaso inicial de su Proclama, Julia Ward Howe sin embargo había sembrado la semilla que florecería en lo que conocemos como el Día de las Madres. Un grupo de mujeres de Virginia Occidental lideradas por Ana Reeves Jarvis comenzó a celebrar una adaptación de la propuesta de Howe.

Después de que Ana Reeves Jarvis murió, su hija Ana M. Jarvis hizo campaña para la creación de un día oficial en conmemoración de su madre y las madres en general; y en honor de la paz. El 10 de mayo de 1908, se celebra oficialmente en Grafton, Virginia Occidental y una iglesia en Philadelphia, Pennsylvania el Día de las Madres. El acontecimiento reunió a unas 407 personas y Ana Jarvis dispuso como símbolo de la actividad el clavel blanco - la flor preferida de su madre.

Ya en 1909 cuarenta y seis estados celebran el Día de las Madres y se reflejan actividades similares en partes de Canadá y de México.

Fotografía histórica de una manifestación originaria del "Día de las Madres" como un acto de protesta.

Al prosperar captura la atención de la industria de la flor. El diario de negocios, The Florists Review, propone explotar el día de fiesta. Jarvis se opone tenazmente a la comercialización del día de fiesta, es arrestada por protestar la venta de flores.

En 1914, el Congreso de Estados Unidos aprobó una resolución conjunta, y el presidente Woodrow Wilson firma como ley establecer que el segundo domingo de mayo de cada año se celebraría el Día de las Madres, haciendo hincapié en el papel de la mujer en la familia. Ana Jarvis se opuso a lo que acabó siendo la comercialización del día.

En 1923 ella demanda para detener la comercialización del Día de las Madres, y en el 1930 la vuelven a arrestar. En 1938, la revista Time le dedica un artículo sobre su lucha, pero para entonces era ya demasiado tarde para cambiar la tendencia comercial.

Jarvis escribió, 
“¿Qué harás para encaminar a los charlatanes, los bandidos, los piratas, los chantajistas, los secuestradores y otras termitas que minan con su avaricia uno de los movimientos y de las celebraciones más finas, más nobles y más verdaderos?"

Ana Jarvis muere en 1948 ciega y pobre, la mujer que luchó su vida entera por el Día de las Madres muere sola y sin hijos. Al momento de su muerte el Día de las Madres se celebraba en 40 países (hoy en 70 países aunque algunos lo celebran otras fechas).

La 'National Retail Foundation' (organización de detallistas) estima que las ventas asociadas al Día de las Madres son una industria anual de $16 mil millones. Podría uno al menos cuestionarse cuánto de ese caudal repercute en reales y significativos aportes a la problemática de las madres en una sociedad atribulada de problemas sociales.

Aunque la versión comercializada de la celebración abunda no todos los países han cedido por completo a dicho fenómeno y por cierto es un día en que en muchos países madres que han perdido hijos en guerras  protestan muy en el espíritu de la Proclama de Julia Ward Howe. 


En Puerto Rico la agrupación 'Madres contra la Guerra' es tal vez un excelente y vibrante ejemplo de una organización de mujeres que ha destacado por hacer manifestaciones de contenido social que incluye la denuncia de la industria de la guerra y sus efectos en las comunidades y familias.


Favor ver:
http://madrescontralaguerra.blogspot.com/

Yo hoy al redactar esta nota celebro mi madre que fue la que primero me dijo, y siempre me repetía, que este día era cosa de otra cosa que lo que la gente celebraba.






8 comentarios:

Elsa Tió dijo...

El día de las madres nace para que mueran las guerras, para que se reconozca la independencia de la mujer como ser humano pensante con sus propias luchas y derechos frente al esposo , fue una rebeldía ante la sumisión insufrible . Y el comercio hoy día lo reduce a un día de comprar olvidando esa historia aleccionadora. Quien trajo el día de las madres a Puerto Rico, fue la hermana de mi abuelo, Amina Tió, que era feminista y en San Germán fue la secretaria de Francisco Mariano Quiñones.

"Mother's Day Proclamation". Julia Ward Howe dijo...

Julia Ward Howe "Mother's Day Proclamation" (1870):

Arise, then, women of this day!
Arise, all women who have hearts,
Whether our baptism be of water or of tears!

"We will not have great questions decided by irrelevant agencies,
Our husbands will not come to us, reeking with carnage, for caresses and applause.
Our sons shall not be taken from us to unlearn
All that we have been able to teach them of charity, mercy and patience.
We, the women of one country, will be too tender of those of another country
To allow our sons to be trained to injure theirs."
From the bosom of the devastated Earth a voice goes up with our own.
It says: "Disarm! Disarm! The sword of murder is not the balance of justice."
Blood does not wipe out dishonor, nor violence indicate possession.
As men have often forsaken the plough and the anvil at the summons of war,
Let women now leave all that may be left of home for a great and earnest day of counsel.
Let them meet first, as women, to bewail and commemorate the dead.
Let them solemnly take counsel with each other as to the means
Whereby the great human family can live in peace,
Each bearing after his own time the sacred impress, not of Caesar,
But of God.
In the name of womanhood and humanity, I earnestly ask
That a general congress of women without limit of nationality
May be appointed and held at someplace deemed most convenient
And at the earliest period consistent with its objects,
To promote the alliance of the different nationalities,
The amicable settlement of international questions,
The great and general interests of peace.

Yanila Navarro dijo...

...Me hago eco de esa informacion y aprovecho para felicitar a todas aquellas conocidas y no conocidas; y de igual forma a todos esos hombres especiales que han asumido el rol completo de padre-madre.

Chanel dijo...

This is awesome!

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Se acerca el Día de la Madre, es difícil no pensar en las miles de madres que pasan el Día de las Madres en condiciones inhumanas, con temor a lo desconocido de sus futuros. Estas madres, están luchando sin descanso por una vida mejor para sus familias, merecen un gobierno justo y protecciones legales básicas. Usted puede celebrar su mamá asombrosa y su vida mientras ayudamos a las madres a superar los pronósticos de pobreza ecxtrema. En honor a los desafíos que enfrentan las madres en Puerto Rico insistimos en la igualdad y la justicia social.o

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Regalo del gobernador a las madres de Puerto Rico, anunciarles que propone reducirles sus ingresos: al menos 43.9% de los empleados públicos son mujeres, que promedian por trabajos iguales salarios menores (.75 centavos por $1 del hombre), y al menos el 27% son madres solteras jefas de familia. Mientras siguen sin revelar los cientos de funcionarios ejecutivos batatas que ganan sueldos en exceso de $75,000. Dime qué piensas sobre este tipo de democracia.

Reclaiming Mother’s Day dijo...

... Todos estamos de acuerdo que la celebración actual del Día de la Madre - adornado de plástico sin fin, difuso y formas florales para expresar su apreciación anual a su madre - son en el mejor sentido de un capitalista una cooptación de un día de fiesta que estaba destinado originalmente para una completamente diferente propósito ... en sus inicios, el día de la Madre se pretende un día para las mujeres en todo el mundo de agruparse en oposición a la guerra y promover la paz. Como Ruth Rosen escribe... "Las mujeres originalmente celebraron el Día de la Madre como una ocasión de utilizar su condición de madres para protestar contra la injusticia y la guerra. Mujeres activistas políticos de esa época lucharon para acabar con el linchamiento y acabar con el trabajo infantil, la trata de mujeres, y el fraude al consumidor. En su opinión, su superioridad moral se fundamenta en el hecho de su maternidad. "Pero, la tarjeta de regalo y las industrias de las flores también presionaron fuertemente. Como una revista de la industria publica, "Es un evento que puede ser aprovechado." "Y así fue .... Día de la Madre y Capitalismo. Primero ¿quiere decir en honor a la labor de las madres pero su trabajo se devalúa sistemáticamente en nuestro clima político y económico? ¿Qué aspecto tendría honrar profundamente "el trabajo de la madre" que se toma de forma sistemática por sentado, invisibilizado y explotadas? Silvia Federici explora las muchas maneras en que el capitalismo se basa en la explotación {salarial desigual) y del trabajo no remunerado de las mujeres a través de "glorificar" los sacrificios de la feminidad / maternidad y las tareas del hogar, el trabajo doméstico y la reproducción como "trabajo de mujeres,"... Tal vez en honor a nuestras madres debería ocurrir ... más allá de tarjetas y flores, logros tales como salarios justos, vivienda asequible, la protección de los derechos reproductivos y la soberanía del cuerpo, la apertura de fronteras, la abolición de la pena excesiva carcelaria (10 millones de niños han experimentado el encarcelamiento de los padres en algún momento de sus vidas ) y mucho más.
Tomado de "Reclaiming Mother’s Day" disponible en
http://www.conspireforchange.org/?p=1781

Reclaiming Mother’s Day dijo...

(Sigue desde anterior) ... Día de la Madre y exclusión. A continuación, ¿qué significa realmente utilizar la condición de "maternidad" para luchar contra la injusticia? ¿Hay maneras en las que la valoración de la maternidad devalúa la experiencia de las mujeres que no son madres? ... ¿Qué pasa con los padres trans y alternativas no conformes con el género? ¿Las mujeres que adoptan y las madres biológicas que han cedido su custodia? Las mujeres que experimentaron el embarazo, pero no dieron a luz, o no dieron a luz a un niño vivo? Personas de todas las expresiones de género que crian, sin dar a luz...? ... Día de la Madre y el racismo. ¿Y si vamos más allá, ...ideas opresivas sobre lo que hace una "buena" madre? ¿Qué imágenes... vemos retratado positivamente en los medios? Desde el racismo y los estereotipos sobre las madres adolescentes, excluidas de las formas "honorables" de la maternidad, y cómo transformamos esto? ...La imposibilidad de la Buena Madre Negra... no es el mito de la Buena Madre... que hace que la maternidad se vuelve invisible y sospechosa ... la maternidad negra hecho a la imagen de la feminidad blanca... líneas son borrosas..
Así que ... la pregunta central es, ... Si nosotros elegimos celebrar el Día de la Madre, ¿cómo podemos hacer que sea sólo una parte de un movimiento más amplio hacia la liberación? ... Inclusividad interseccional, antirracista, ... feminista - ... Las raíces del Día de la madre - explora además la transformación de lo que comenzó como un día de fiesta pacifista para convertirse en una celebración nacionalista de la madre con el fin de conseguir apoyo para las intervenciones de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial y vender la madre en la noción de "maternidad patriótica."
Gente trans, y personas de género alternativo son madres también - ... "reflejar la diversidad de la maternidad y la paternidad" y "cambiar la forma de pensar , sentir y actuar en apoyo de las madres ...que de otro modo son a menudo invisibles, ...o estigmatizadas ". Tomado de "Reclaiming Mother’s Day" disponible en
http://www.conspireforchange.org/?p=1781