domingo, 28 de marzo de 2010

El poeta y la maestra...


Leo las notas que nos informan de la delicada salud de Isabelita Rosado y rescato unas cosas que le he enviado a mi amigo Alvin Couto de Jesús en referencia al poeta José María Lima.

José María Lima era de Ceiba, del barrio El Saco, en su juventud estudia con una particularmente interesante e influyente maestra Isabelita Rosado que ciertamente marca en Lima y en todos sus estudiantes tanto el deseo de estudiar y perseverar como el amor por la Patria, de hecho el proceso que vive Isabelita en los cincuenta es igual una gran e indeleble experiencia para la juventud de Ceiba.


Conozco todo eso porque Lima era primo de mi madre que era de Ceiba, cuando la gente se refiere a la importancia de Isabel Rosado hacen mayormente referencia a su encarcelamiento y su inquebrantable compromso nacionalista lo cual es cierto e indiscutible pero la gente de Ceiba habla igual de esa gran maestra y mujer que fue una influencia en que cientos de ceibeños decidieran estudiar y que por otro lado, teniendo la influencia omnipresente de la base naval Roosevelt Roads tan cerca pudieran ver otro lado de la historia sembrando semillas de conciencia en sus almas.


Lima y yo conversamos mucho, en su etapa final nos vimos casi todos los dias y con un café el recordaba ademas de lo que muchos conocen de su vida de poeta y profesor, del joven de un campo de Ceiba que llega a la ciudad y la universidad, de su encontronazo tras ir a Cuba y el haber sido tenaz al grado que lo llamaban loco (algo que coincide con acusaciones de locura a Don Pedro y de la manera que encajonaron a Matos Paoli hasta que su creatividad se desborda en una etapa de demencia), igual tuve la hermosa y prolongada experiencia de ser amigo muy cercano de Angela Maria desde los 70's...


Siempre he pensado que la vida de Lima es muy importante y sus poesias surrealistas marcaron mucho en mis propias expresiones pero pienso que saber esto que te he narrado le da una profundidad excepcional a su vida... ves amigo no son trivialidades sino un bello capitulo de la vida de Lima y un poco un trozo de alabanza a la grandeza de Isabel Rosado...


Tal vez de los tantos episodios de Isabelita guardo con toda frescura su vivencia en la lucha por Vieques en la cual nuevamente es arrestada ahora en su fase de edad muy avanzada. Isabelita nunca ha sido una mujer de grandes dimensiones físicas pero su menudez disimula sus proporciones gigantescas de valor, valentía y compromiso. Narra la maestra inolvidable de mi madre que al ser arrestada una mujer americana grande y robusta literalmente se le sienta encima durante el operativo totalmente innecesariamente ya que no hubo intento de resistencia al arresto, fue meramente abusivo. Lo que le da ese giro tan universalmente educativo al relato es cuando Isabel nos cuenta que luego del arresto y los subsiguientes procedimientos un día se persona en su querida casita de Ceiba la misma señorona americana pero en actitud de penitente. Busca a Isabelita para pedirle perdón, la gracia y virtud de la ejemplar luchadora nuevamente nos ilumina cuando con un tono comprensivo y amable acoge la súplica de la avergonzada mujer.


Aunque sus nombres no ocupen grandes titulares en los medios comerciales y aunque nuevas generaciones puedan desconocer la valía de Isabelita y su estudiante el poeta del Saco de Ceiba, ellos son diamantes eternos de nuestra personalidad como pueblo: brillan con luz propia y su entereza es indestructible.

roberto 'pachi' ortiz feliciano
28.03.10

"El poeta José María Lima, puede ser considerado como uno de los secretos mejores guardados de la poesía en castellano. Legendario, para una inmensa minoría, su poesía destila lecciones cruciales de las vanguardias, aunque se mantuvo al margen de movimientos literarios o círculos académicos. Su poesía, como indica el poeta Noel Luna, “es un mapa de algunas de las grandes pasiones contemporáneas: belleza, deseo, rabia, compasión solidaria, violencia, esperanza”.


Su libro, Poemas de la muerte (Terranova Editores, ISBN: 9780979996115), el primer libro que ordenó a su modo, es un testamento literario en el que demuestra absoluto dominio de sus facultades poéticas. La muerte, como tema principal del poemario, tiene rostro, es astuta y siempre está detrás de cada uno de nosotros.

Lima comenzó a publicar sus poemas en el 1954 en el periódico Universidad de la Universidad de Puerto Rico e inmediatamente capturó la atención de Juan Ramón Jiménez, quien le escribió “es usted un verdadero poeta, y me alegro de haberlo sabido por mí mismo”. Sin embargo, pese a su reconocimiento como poeta, sus posturas políticas, provocaron críticas por parte de los medios de comunicación y de organismos gubernamentales a tal punto que fue expulsado de la Universidad de Puerto Rico, aunque reinstalado como profesor a finales de la década de los setenta luego de un largo pleito legal.

En Poemas de la muerte, Lima recoge textos de obras anteriores -Rendijas (2001) , La sílaba en la piel (1982) y Homenaje al ombligo (1966), junto con otros inéditos para dialogar, como en un juego, sobre la relación íntima que tenemos con nuestra condición de mortales."

Tomado de
Encuentro con la poesía de José María Lima
http://www.free-press-release.com/news-encuentro-con-la-poes-a-de-jos-mar-a-lima-en-la-librer-a-la-tertulia-1267012547.html

"Doña Isabel, como afectuosamente la llaman, era maestra rural cuando por radio oyó de la masacre un domingo de Ramos en Ponce en marzo, 1937 cuando una manifestación de la juventud nacionalista se disponía a marchar hacia la iglesia donde hablarían sobre la abolición de la esclavitud y exigirían la excarcelación de don Pedro Albizu Campos y los demás presos políticos. El General Blanton Winship, gobernador militar colonial de Puerto Rico ordenó que se impidiera el paso con la fuerza de sus armas. Hubo más de veintiún muertos y cerca de 200 personas heridas.


Fue tal la conmoción de la maestra que desde entonces fue una fervorosa seguidora de Albizu Campos...[a]unque Isabel no tomó parte en la revolución de octubre de 1950, el gobierno colonialista la involucró y desde sus oficinas, donde esta vez trabajaba en trabajo social escolar, la condujeron a la cárcel. Allí cumplió una condena de quince meses. Fue destituida como empleada pública y sus derechos fueron cancelados.

Logró seguir como maestra en un colegio privado. Fue de poca duración. En Marzo, 1954, cuatro nacionalistas atacaron el Congreso de Estados Unidos, exigiendo la libertad de las encarcelados y la independencia de Puerto Rico...Y en la madrugada del 6 de marzo de 1954 volvieron a cargar con doña Isabel para la cárcel. Esta vez le impusieron una sentencia de diecisiete años. Con un recurso de Habeas Corpus que por derecho propio ella misma radicó, logró quedar libre a los once años.

Al quedar libre de cargos en 1965, doña Isabel empezó a coser y a tejer para su manutención y para seguir laborando por la libertad..."

Tomado de
Isabel Rosado Morales
http://www.peacehost.net/WhiteStar/Voces/rosado.html


posdata.- Actualmente Isabel Rosado tiene más de cien años y se encuentra hospitalizada en Fajardo. A José María Lima lo conoce mi madre desde su infancia ya que siendo familia en el pueblo pequeño de Ceiba son de los mismos tiempos aunque creo que Mami era mayor lo cual puedo decir ahora porque cuando estaba viva era imposible, yo lo conozco primeramente por las historias familiares que relataban lo brillante que era, de su tiempo de ser acusado de ser comunista (el viaje a Cuba en los 60) y los problemas en la Universidad incluyendo la defensa que Jaime Benitez hace a su favor, luego cuando llego a Rio Piedras en los 70 conozco al Lima profesor redimido y poeta surrealista que se une a mi amiga Angela María Dávila la poeta tierna y fiera.

En un momento recuerdo haberle dicho a Lima que yo era el hijo de Carmen Luz y desde entonces tuvimos conversaciones diferentes en las que me hablaba de sus peripecias en el campo con gente que eran los padres de mis amigos... Isabelita es otra cosa porque siendo una persona tan especial nunca ha perdido su humildad y sencillez, era y es perfectamente accesible y locuaz, con la vida que ha vivido es un ejemplo de mesura y amabilidad... Todos en Ceiba desde los opositores políticos más furibundos aman y respetan a Isabelita Rosado... ROF


Todos los paisajes son de Ceiba, Puerto Rico.

12 comentarios:

Alberto Barreto Cardona dijo...

Roberto, gracias por esta apreciación de nuestra gran Isabel, la sensibilidad que encarna tu narrativa hacen a mis ojos llover.

Ligia M. Rivera dijo...

Doña Isabelita....que gran ejemplo para muchos de nosotros. Gracias por compartir este escrito.

MINH Mayaguez dijo...

Gracias Roberto por el escrito. Bien me acuerdo las muchas veces que do/na Isabelita nos acompaño en la Jornada a Betances de Cabo Rojo.

Aurea Maria Sotomayor Miletti dijo...

Gracias, Roberto, por escrbir de esta relación.

Cita M. Mendez Medina dijo...

Yo me recuerdo piqueteando en Naturales a favor de Lima.A quien mas quise fue a Angelamaría,porque a Lima como al Boquio le gustaban hacer bromas de madre.Una vez Lima nos dió pon a unas compañeras en un Mercedes Benz del tiempo de las guacáras y cuando ya estabámos acomodadas nos dijo""Se me olvidaba,pero tengo mi culebra suelta en el carro""Ya se pueden imaginar como corrimos. Roberto,como siempre tus palabras son como rayos de luz.Gracias.

Jaime Oscar dijo...

los hombres grandes no mueren, solo van a un sitio especial, provisto por el mismo universo y el caso de isabelita es asi, luchadora de eternidad.

Carlos Varona dijo...

Los grandes hombres no mueren se transforman para vivir en los nuevos luchadores del futuro

eva vencedora dijo...

Isabel,una gran mujer sin infatuaciones

Lima,un gran intelectual

Cristina Corrada Emmanuel dijo...

Hermoso Roberto!! un honor leer tus cosas y otro gran honor el tener la dicha de leer tu historia con Doña Isabelita!!

©Torneo de Caballeros (Moderador) dijo...

Te invitamos a que propongas dos blogs que te gustaría que participen en un duelo poético y nosotros llevaremos la invitación para que ellos decidan si le hacen frente a distinguido reto.

Duelos de Poesía


Saludos,
Equipo
Los Caballeros de la Dama de Cristal

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

respuesta al comentario anterior:
gracias por haberte comunicado conmigo, creo un honor siquiera ser considerado para participar de un divertimento tan peculiar... soy extremadamente inseguro en eso de recomendar blogs ajenos, excusa que desista y en lo que respecta a mis trabajos creativos he tomado tal vez la lamentable decisión de nuevamente quedarme en las gradas para observar dichos encuentros...

Mayra Lala Gonzalez-Rodriguez dijo...

Roberto, asi como estos dos celebres anonimos puertorriquenos, hay muchos mas. Persoa como tu, los sacan a la luz... Bravo companero!