sábado, 3 de julio de 2010

Buen entendedor, pocas palabras basta.

Dedicado al excelso maestro universitario Marcelino Canino, PhD, en eterno agredecimiento por haber encendido luces en pasajes oscuros, abierto ventanas a espacios vivos y retado imaginaciones a construir nuevos escenarios y paisajes.


Entender algo es comprenderlo, saber lo que significa. Aunque parezca muy evidente (a alguien que comprende bien las cosas, le hacen falta pocas explicaciones), lleva un sentido un tanto oculto que hace que esta frase se utilice tanto en sentido positivo (para alabar (elogiar) la inteligencia de alguien), como en sentido negativo (para hacer ver que si alguien no se entera de lo que intentamos explicarle, es porque no quiere o hace como que no quiere entender lo que se le intenta decir). Proviene de la sentencia de Plauto: "Al sabio, una sola palabra le basta", viene a señalar que quien posee un buen entendimiento no necesita largas explicaciones para comprender algo.

Son habituales las ocasiones en las que el contexto determina (o modifica) el significado de una palabra o de un concepto. Ese valor polisémico de las palabras se puede trasladar también a una perspectiva visual, en la que la interpretación de los gestos y las expresiones ("demeanor') modifica el valor de lo que se implica, y pueden interpretarse a base de un marco de circunstancias reales, en la que los hechos circundantes le otorga valores subyacientes e interpretado adecuadamente expande (o añade) el valor primero o inicial de lo que se implica (o explica).

Como ejercicio intelectual es prioritario, cuando se trata de declaraciones, textos informativos o creativos, por ejemplo, llevar a cabo las aproximaciones a los significantes y los significados de las expresiones para salirnos del atolladero de las palabras parcas y expresiones limitadas. Urgando en las capas aparentemente invisibles del universo idiomático (y los cosmos linguísticos que operan como subsistemas expresivos) podemos descubrir o reconocer claves, mensajes y codificaciones ocultas al igual que revelar los tres aspectos importantes del mensaje: Ethos, Pathos, y Logos. Dicho de otro modo podemos acercarnos a los valores éticos, emocionales y los signos intrínsecos (inescapables) que se entretejen en las representaciones gráficas tales como las palabras.


Las expresiones del Gobernador en torno a los hechos acontecidos en el Capitolio son una excelente muestra de la necesidad de emplear estas herramientas del análisis del idioma. Veamos:

"(¿Quién va a tener a cargo la investigación que solicitó de los incidentes?)

El primer paso es una especie de inspector general dentro de la Policía que se supone que sea un ente independiente, para que prepare ese informe inicial administrativo. Por primera vez desde que soy Gobernador estoy solicitando que quiero ver ese informe. Porque entiendo que esto no puede volver a suceder en Puerto Rico.

...Estamos bregando con un grupo que me consta que llevaron mochilas llenas de piedras.

(¿Cómo le consta?)

Porque personal de La Fortaleza estaba allí trabajando, estaban en las oficinas donde caían las piedras y veían a los miembros de las Juventudes Socialistas tirar las piedras de las mochilas.

(¿Y cómo usted sabe que eran miembros de las Juventudes Socialistas?)

Bueno, alegadamente. Estas personas alegan ser miembros del Frente de Juventudes Socialistas. Y sé que hay vídeos de estas personas con las mochilas colgando, que llevaron “pepper spray”. De hecho, yo vi en televisión jóvenes echando “pepper spray” a los policías y vi cuando les tiraban las vallas. Pero habiendo dicho eso, también vi eventos de violencia de parte de la Policía que para mí es fácil decirlo, pero bajo circunstancias normales, si hubiese sido distinta la planificación de aquello, eso no debió haber ocurrido.

(Es decir, que hubo actuación impropia de algunos policías.)

De algunos..."

Tomado de:
“Mano dura” contra los opositores, sábado, 3 de julio de 2010
Por Yanira Hernández Cabiya / yhernandez@elnuevodia.com
http://www.elnuevodia.com/manoduracontralosopositores-735043.html
Nota.- Paréntesis suministrados por ROF.


““No se justifica...la violencia excesiva que pudo haber de parte de la Policía”, dijo….“Cualquier miembro de la Policía que se haya excedido, tampoco estoy de acuerdo con que haya sucedido”, dijo textualmente…Siendo balanceados, no se justifica...la violencia que pueda haber habido excesiva de parte de la Policía...Yo solicité algo que nunca había hecho antes. Yo quiero que una vez termine esa investigación de la Policía, me la traigan y me den un 'briefing'…”

Tomado de:
Fortuño admite excesos de la Policía. sábado, 3 de julio de 2010 
Por Maritza Díaz Alcaide / Primera Hora
http://www.primerahora.com/fortunoadmiteexcesosdelapolicia-398033.html

Primero deshagamos o atendamos el asunto del anglicismo:

briefing. 1. a meeting at which detailed information or instructions are given, as for military operations, etc; 2. the facts presented during such a meeting
Collins English Dictionary – Complete and Unabridged © HarperCollins Publishers 1991, 1994, 1998, 2000, 2003

Sometemos que la palabra 'briefing' se traduce a informe.

informe. Descripción, oral o escrita, de las características y circunstancias de un suceso o asunto.

Marco contextual: los hechos objetivos y las circunstancias pertinentes:

Una actividad de estudiantes universitarios que anunciaron su intención de "Retomar el Capitolio" significaba que dicho grupo proponía realizar un acto de protesta dentro de dicho recinto y buscaban poder leer una Proclama (documento de propuestas y planteamientos sobre el rol de la legislatura y la realidad puertorriqueña). Como parte de dicha actividad una serie de representantes y periodistas de medios alternativos de informaciones se proponían "cubrir" la actividad. Hubo un grupo de ciudadanos y miembros de agrupaciones de intereses públicos que se unieron de una u otra manera a dicha actividad propuesta. Acudieron ciudadanos igualmente como observadores y de hecho hubo observadores oficiales del Colegio de abogados presentes.

La actividad y sus diversos participantes fueron enfrentados por miembros de la Fuerza de choque tanto dentro del Capitolio (donde realizaban un acto de desobediencia pacífica ("sit-in")) como fuera en las escalinatas del Capitolio. A los representantes y periodistas de los medios alternativos no les reconocieron su derecho como periodista e igualmente fueron expulsados del Capitolio obrando fuerza extrema.


En las afueras del Capitolio la Fuerza de choque ataca a los ciudadanos presentes, tanto los participantes como los que observaban las actividades anunciadas.

Posteriormente tras establecer un llamado perímetro (zona de contención) que separaba a los participantes y a los ciudadanos que observaban los hechos narrados de la entrada del Capitolio, en cierto otro momento posterior a la secuencia inicial de hechos, la Fuerza de choque se moviliza para despejar las áreas en las que estaban tanto las personas que inicialmente intentaron efectuar el acto citado como los ciudadanos que observaban los hechos. Esta maniobra de la Fuerza de choque se convierte en un episodio extendido de eventos violentos y agresiones ocasionadas por los policías. Debemos indicar, como se ha corroborado oficialmente, que el Superintendente de la Policía se encuentra en los predios del Capitolio durante los acontecimientos. En declaraciones a los noticiarios dicho funcionario ha confesado haber dirigido personalmente las operaciones de la Fuerza de choque.

Los hechos han sido grabados y fotografiados extensamente y con un grado de detalles que ilustra claramente una cantidad abundante de agresiones y el carácter excesivo del uso de la fuerza de parte de la Fuerza de choque, estas evidencias han circulado ampliamente mediante los medios de informaciones y mediante el Internet.

El Capitolio como es de conocimiento general posee un sistema de vigilancia mediante cámaras que graban constantemente y cubren tanto el edificio por dentro como todas las inmediaciones del Capitolio. Los videos producto de este sistema al momento siguen en manos de las autoridades gubernamentales.

El Superintendente en sus declaraciones iniciales había, como parte de su teoría de los hechos, planteado que dichos videos mostraban actos que justificaban las acciones de la Fuerza de choque.


Lo que este redactor tiene conocimiento al momento es que el Superintendente le ha mostrado, por lo menos, al periodista Normando Valentín algo del material grabado. El periodista manifiesta (lo he escuchado en su programa de radio por WKAQ AM ayer) que lo observado por el periodista no contiene actos que se puedan interpretar como actos que ocasionaron las acciones de la Fuerza de choque: no hay evidencia en el video (que le presenta el Superintendente) de participantes iniciando agresiones solo hay tomas de daños tales como cristales rotos de vehiculos pero no hay tomas que muestran las acciones que ocasionaron dichos daños. Debemos indicar que los alegados actos violentos a los cuales se puede asociar dichos daños ocurren luego del segundo embate de la Fuerza de choque.

Tras los hechos tanto el Superintendente como posteriormente el Gobernador esgrimieron teorías que adjudicaban culpabilidad de los actos violentos a los participantes de los actos de desobediencia pacífica y justificaban el desempeño y las acometidas impetuosas de la Fuerza de choque.

Aspectos irrelevantes:

Caracterizaciones de los participantes y visiones ideológicas que formaron parte de las teorías oficiales tanto del Gobernador y del Superintendente no nos han de preocupar en este ejercicio ya que estimamos que son planteamientos irrelevantes y opiniones personales inpertinentes de ambos funcionarios. No nos debe ocupar nuestra atención lo que evidentemente son afirmaciones prejuiciadas, y propongo estereotipadas, que de alguna manera tratan de enjuiciar a priori a individuos y grupos sin haber establecido nexos o causas criminales a base de criterios evidenciarios solamente proyectando caricaturas de tipos (prototipicas de la mentalidad de la ya superada Guerra fría). Lo que si nos debe interesar y debemos aquiilatar es que se utilice este tipo de constructo subjetivo (de casi nulo valor evidenciario) con alguna importancia estratégica (como parte de una propuesta).


Algunas herramientas linguísticas y conceptos semánticos utilizados para analizar los textos sometidos:

contexto.  Entorno lingüístico del cual depende el sentido y el valor de una palabra, frase o fragmento considerados.Entorno físico o de situación, ya sea político, histórico, cultural o de cualquier otra índole, en el cual se considera un hecho.

entrelíneas. Lo escrito entre dos líneas. Se entiende como el texto oculto entre las palabras visibles.

subtexto. Significado implícito. Se entiende como las implicaciones y deducciones lógicas que se desprende de un constructo idiomático. 

significado/significante. Dicho de una cosa: Ser, por naturaleza, imitación o convenio, representación, indicio o signo de otra cosa distinta. Dicho de una palabra o de una frase: Ser expresión o signo de una idea, de un pensamiento o de algo material. Hacer saber, declarar o manifestar algo. Representar, valer, tener importancia. Fonema o secuencia de fonemas que, asociados con un significado, constituyen un signo lingüístico.

subyacente. Que subyace. Subyacer. Estar una cosa por debajo de otra u oculta tras ella. Yacer o estar debajo de algo. Dicho de una cosa: estar oculta tras otra.

implícito, ta. Incluido en otra cosa sin que esta lo exprese.

trasfondo. Aquello que está o parece estar más allá del fondo visible de una cosa o detrás de la apariencia o intención de una acción.

signo. Objeto, fenómeno o acción material que, por naturaleza o convención, representa o sustituye a otro.


Nota de limitaciones.

Observe que hemos excluído los ejercicios de simbolismos por ser materia de un estudio valorativo basado en consideraciones culturales que no interesamos exponer en este planteamiento. Igualmente no hemos de entrar a considerar en sus méritos los argumentos de Derecho constitucional en cuanto a los Derechos de acceso al Capitolio, los derechos de expresión y libertad de prensa. Estos aspectos de la controversia son de importancia fundamental pero entendemos que el objetivo de este esfuerzo se debe limitar a lo delineado: las expresiones recientes del Gobernador a la luz de los elementos evidenciarios sugeridos.

Propuesta de interpretación.

Al releer las declaraciones de Gobernador surge inicialmente la interrogante clave de todo documento que se refiere a su génesis: las razones que sustentan o promueven dicho documento en este caso las declaraciones que obran como citas. El famoso porqué y porqué ahora. Previamente el Gobernador había ofrecido una teoría de la narrativa de los hechos, ¿qué puede motivar unas "nuevas" declaraciones en las cuales hace un esfuerzo para matizar sus expresiones con las anteriormente vertidas pero que sin dudas ofrecen nuevas informaciones?

El crisol del análisis linguístico nos sugiere varios asuntos:

Entrelíneas hay un replanteamiento de alternativas de posibles culpabilidades, ya no son culpables exclusivamente los participantes de la protesta por ende pueden haber otros culpables que por exclusión lógica puede interpretarse como las autoridades policiales (el Superintendente y la Fuerza de choque como cuerpo) como entidad y los miembros de la Fuerza de choque en sus capacidades individuales.


Subtexto. Las implicaciones y deducciones lógicas que se desprenden del replanteamiento sugerido es la capacidad de crear una distancia con el Gobernador que lo "saque" de los sospechosos de esta nueva posibilidad de culpables. 

En lo que se refiere a significado/significante podemos interpolar el valor aproximado de los videos del Capitolio: lo que puede justificar que los hechos hayan cambiado su significado es que la apreciación de los hechos ha cambiado incisivamente (significante). Esto se interpreta de dos maneras interconectadas: por un lado no hay evidencia de las culpabilidades alegadas inicialmente mientras por otro lado debe haber evidencia de culpabilidades no alegadas inicialmente. Es simple lógica de sujeto y predicado.

El elemento subyacente se introduce mediante la supuesta figura del Inspector y la anunciada investigación administrativa: oculto tras las revelaciones eventuales de dicho informe (que debe por rigor someter los testimonios al ejercicio de la prueba documental de los videos) hay la posibilidad racional de tomar nuevas decisiones. El Gobernador sabe de antemano que por la severidad de las agresiones el proceso adjudicativo tiene su día en corte anunciado, insiste en el proceso administrativo para tener un naipe que pueda sustraer y que justifique una reformulación de su teoría original de los hechos.


Implícito en este posible nuevo escenario: detener el curso investigativo en el sitio en el que se detengan las evidencias documentales lo cual de facto excluye el que los supuestos planes y directrices vayan más allá del Superintendente (que repetimos ya ha dicho que es el responsable de las acciones de la Fuerza de choque) a pesar de que es de conocimiento que el Secretario de la gobernación estaba igualmente presente en el Capitolio durante el desarrollo de los acontecimientos controversiales. "The buck stops here" es la frase americana que se usa para señalar el fin de una cadena de mando. Recordemos a Pérez Casillas en el Cerro Maravilla.

El trasfondo que parece estar más allá del contenido de las declaraciones, la apariencia e intención del Gobernador es empezar a construir una teoría de defensa que de alguna manera aminore las repercusiones negativas que tienen aparentemente las evidencias de forma contundente y robusta. Es este el rol de las caracterizaciones de los participantes, justificar las agresiones planteando los temores y peligros sugeridos aunque en el fondo no haya evidencia objetiva que sustente dichas caracterizaciones de forma directa.

Advertir los signos de las declaraciones se impone porque nos van a dar las claves ulteriores de interpretación, repasemos las declaraciones en lo que respecta a planteamientos de evidencia que hace el Gobernador:


"Y sé que hay vídeos de estas personas con las mochilas colgando, que llevaron "pepper spray". De hecho, yo vi en televisión jóvenes echando "pepper spray" a los policías y vi cuando les tiraban las vallas."

La afirmación no incluye el que sepa de videos de que las "personas con las mochilas" sacaran objetos de las mismas ni incluye el que sepa de videos de que "personas con las mochilas" en los videos se vean lanzando objetos. Portar una mochila no es un delito y si es característico de la juventud actual sin mayores implicaciones ni necesarias repercusiones. El Gobernador busca sustraer un conejo de un sombrero como acto fantástico pero el conejo no aparece.

Notamos que no hace ninguna referencia de haber visto o saber que existen videos que contengan acciones ilegales de los participantes mientras se encuentran dentro del Capitolio y que justifique el uso de la fuerza excesiva utilizada para sacarlos de la manera en que los sacaron.

Notamos que no hace ninguna referencia de haber visto o saber que existen videos que contengan acciones ilegales de las personas que se hallaban en las escalinatas sentadas.


Notamos que no hace ninguna referencia de haber visto o saber que existen videos que contengan acciones de agresión de los participantes y de las personas que estaban en las inmediaciones cuando la Fuerza de choque sin anunciar sus acciones procede de una manera beligerante a desalojarlos de la plazoleta.

Alegaciones como cuando menciona "personal de La Fortaleza estaba allí trabajando, estaban en las oficinas donde caían las piedras y veían a los miembros de las Juventudes Socialistas tirar las piedras de las mochilas" son absolutamente impugnables si no existen evidencias documentales que sostengan y corroboren sus testimonios los que deben quedar totalmente en entredicho (y sugiero ridiculizados) cuando se establezca el campo visual que cubre el sistema de vigilancia del Capitolio.

Finalmente propongo que cuando el Gobernador dice "...yo vi en televisión jóvenes echando “pepper spray” a los policías y vi cuando les tiraban las vallas" no menciona los videos del Capitolio, los videos que alega haber visto si de verdad existen muy bien pueden ser cronológicamente ubicados luego de la embestida de la Fuerza de choque lo cual significa que de ser ciertas dichas alegaciones se pueden interpretar como acciones defensivas de las personas que han sigo agredidas inicialmente por la Fuerza de choque. Esto es clave ya que es indiscutible que todo ser humano tiene pleno derecho a defender su vida y su integridad personal sea de quien sea. El "pepper spray" no es ilegal a prima facie, las vallas son elementos que las circunstancias de los eventos proveyeron (gracias precisamente a la Fuerza de choque) igual que lo puede ser un pedazo de un arbol.

Proyecciones breves adicionales de las interpretaciones propuestas.

Más allá de las implicaciones penales existe todo un campo de responsabilidades que yace en el plano civil. Un ejemplo puede servir para ilustrar el punto: Finalizanda esta tarea me ha llamado una amiga abogada que fungía de observadora del Colegio de abogados durantes los eventos mencionados. La amiga fue afectada severamente por los gases y tuvo que acudir a servicios de emergencia ya que su salud se ha perjudicado con graves complicaciones respiratorias que requieren cuidados especiales y muy limitantes. Propongo que la amiga al igual que todos los perjudicados por estos hechos tienen la posibilidad de presentar sendas acciones de daños y perjuicios, dichas posibilidades se refuerzan exponencialmente si se logra establecer la culpabilidad de la Fuerza de choque como parecen sugerir las evidencias. Hacemos un llamado a los perjudicados a que documenten sus planteamientos y busquen asesoramiento legal para ir preparando sus demandas. ROF

Nota.- Todas las definiciones provienen del DRAE, del Diccionario de la lengua española Espasa Calpe y del Gran Diccionario Vox de la Lengua Española.

Nota adicional.- Favor ver importantes comentarios e informaciones en la sección de comentarios. ROF

13 comentarios:

Roberto Ramos Perea dijo...

Eso es asi, ya lo había dicho y ahora tu lo explicas muy bien.

El lenguaje secreto de las calles dijo...

Cuando el jefe de la Policía, José Figueroa Sancha, salió del bunker desde el que dirigió las operaciones durante la caótica manifestación del miércoles en el Capitolio, una de sus primeras quejas fue que el grupo a cargo de la protesta no tenía líderes con los cuales dialogar.

Su planteamiento, aunque cierto, revela el que tal vez sea el principal problema que tiene el Gobierno al lidiar con la ola de protestas y descontentos que arropa al País en estos momentos: el total desconocimiento de parte de las autoridades de la naturaleza más profunda y el carácter del inédito fenómeno social que está floreciendo en nuestras calles.

La protesta del miércoles no tenía líderes porque sigue el modelo que fue exitoso en la huelga de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y que se está regando por todo el país, gracias precisamente a que la administración no supo entenderlo, con lo cual propició su crecimiento.

La huelga de la UPR fue dirigida por un liderato colegiado compuesto por varios jóvenes a los que no se les conoce ninguna motivación ulterior, los cuales hablaban con una sola voz y mantuvieron un mensaje uniforme e inalterado a través de todos los sobresaltos que hubo en el proceso.

El esfuerzo, pues, tuvo éxito porque no se podía atacar, ni debilitar, a una o dos personas, porque a su lado había muchos otros igual de articulados y con exactamente el mismo mensaje. En otras palabras, fue como se supone que sean estas cosas, una lucha de una causa y no de una persona.

Pues a consecuencia de los errores tácticos que cometió la administración en la UPR la fiebre de esa protesta está plenamente extendida a otros ámbitos y, otra vez, el Gobierno está demostrando que no entiende o no quiere entender el mensaje. Y en el proceso, de nuevo, está cometiendo graves errores dialécticos y de proyección pública.

El primero ha sido intentar justificar la repudiada lluvia de palos repartidos en las afueras del Capitolio, con el pretexto de que allí había gente con bolsas de piedras, bolas de golf y quién sabe cuántas otras peligrosas armas.

De que los hubo, parece que los hubo, pero si hubieran sido tantos o fueran los que dominaban la protesta, lo que revela la alegación del Gobierno es una monumental incompetencia de la Policía y del oficial que dirigió el operativo, Figueroa Sancha en persona, pues con cientos de agentes custodiando el edificio, no habría otra manera de explicar que, con tanto supuesto delincuente allí, se hayan hecho sólo dos detenciones y que ambas se hayan caído en la etapa de causa para arresto.

De paso, tal vez conviene puntualizar que el único saldo concreto del melé del miércoles fue la pesquisa que se lleva a cabo contra un oficial con un abultado expediente de abusos y que cometió la increíble imprudencia de desenfundar su arma en medio del caos.

(sigue...)

El lenguaje secreto de las calles dijo...

(desde anterior)

El gobernador Luis Fortuño ha dicho también que la reacción de la Policía es justificada porque se trataba de grupos radicales que querían y que tomar por la fuerza el Capitolio. Tal parece que no le han explicado que la protesta fue convocada por dos estudiantes de Mayagüez que, en un comunicado difundido el lunes, hablaron de “retomar la Legislatura a los intereses del pueblo puertorriqueño” y que querían entrar al hemiciclo con 20 personas a leer una proclama. En resumen, sólo querían algo que a casi nadie se le niega: que los escucharan.

Ah, y había adelantado que si no le permitían la entrada a un sitio público iban a incurrir en actos de desobediencia civil, que fue lo que hicieron al sentarse dentro y en las escalinatas del Capitolio.

Así, la administración luce empecinada en no reconocer que todo esto se habría evitado si le hubieran permitido la entrada al Capitolio a 20 personas para que leyeran felices su proclama y después se fueran afuera a piquetear como se ha hecho en la plazoleta desde tiempos inmemoriales.

Este empecinamiento de la administración la está llevando a errores todavía más graves, como ha sido el resucitar el vetusto discurso de guerra fría de que todo este afán de protestar se trata de una conjura socialista, un reclamo que, en honor a la verdad, nadie se cree, salvo los menos que deberían: los elementos más ignorantes y recalcitrantes de la sociedad y que precisamente por eso son también los más manipulables y peligrosos.

En fin, que la administración no acaba de entender que, al igual que no pudo en la UPR, esta disputa tampoco la va a resolver a fuerza de mollero, sino descifrando el mensaje oculto que encierra toda esta crispación social y escuchando, que escuchar, hasta donde se sabe, casi nunca cuesta nada y usualmente vale mucho. A fin de cuentas, cuando se decida a escuchar verá que lo que le quieren decir suena bastante sencillo: este país es de todos, no sólo de unos pocos.
Por Benjamín Torres Gotay / btorres@elnuevodia.com

http://www.elnuevodia.com/ellenguajesecretodelascalles-735347.html

University of Puerto Rico Student Strike Victory Unleashes Brutal Civil Rights Backlash dijo...

As so many Americans gear up for Fourth of July fireworks this weekend, the U.S. Territory of Puerto Rico roils from a brutal civil rights showdown unleashed by a far-right wing government, now seemingly hell bent on destroying the recent unprecedented victory of a two-month long student strike against privatization of higher education at the University of Puerto Rico.

The broader implications are crucial on numerous fronts, including the struggle to maintain broad access to public higher education and efforts to rein in runaway neoliberal policies that have wreaked havoc on the global economy, resulting in draconian austerity measures worldwide. For the violence and repression seen in Greece and at the G20 in Toronto appears to now be visiting this Caribbean island nation of about four million U.S. citizens, the homeland of more than an additional four million Puerto Ricans in the United States, the second largest U.S. Latino group.

While the economic crisis in Puerto Rico--the worst since the 1940s, if not the 1930s-has been deepening for years, and the current right wing government has aggressively implemented a hard-line, unpopular neoliberal agenda since its broad electoral victory last November, it appears as if the recent UPR student strike victory has touched off a firestorm, with a police attack on peaceful demonstrators at Puerto Rico's Capitol building on Wednesday injuring dozens, some seriously.

The UPR strike concluded June 21 after a tense, two-month shut down of 10 campuses in a system serving nearly 65,000 students at the end of the academic year, with an accord that by all accounts was an unprecedented strike victory, in historic, hemispheric terms. A widely-supported student movement remarkable for its coalition building across traditionally distinct and even contentious social and political sectors coalesced against threatened erosion of broad public access to the widely-regarded state university, as well as its increasing privatization.

With tensions high after police and riot squads had attacked and injured students, their parents and journalists on at least three occasions, an agreement finally reached through judicial mediation met with the students' basic demands, reinstating cancelled tuition waivers, temporarily forestalling a tuition hike or imposition of student fees, and protecting strike leaders from summary suspension reprisals. The accord, signed by a majority of the Board of Trustees, though those refusing included the university and board presidents, was hailed as an achievement in civil conflict resolution, especially in light of the history of previous UPR strikes that had ended in deadly violent repressions.

Immediately after however, the Puerto Rico state legislature, dominated by the extreme right of the local Pro-Statehood party, rapidly expanded the university Board of Trustees, with the governor approving four new appointees, and a new but divided board quickly imposed a $800 student fee starting in January, and made it permanent, reminiscent of the imposition of fees at University of California by then Gov. Ronald Reagan. The legislature also quickly dismantled a long-standing UPR tradition of student assemblies, replacing them with private electronic computer voting devoid of open debate. Other cuts were also implemented affecting professors and adjunct instructors, who now make up about 40 percent of the UPR faculty, following trends in the United States, where 60 percent of all professors occupy such increasingly precarious positions.

(sigue...)

University of Puerto Rico Student Strike Victory Unleashes Brutal Civil Rights Backlash dijo...

(desde anterior)

In a far worse economic straits than the states of California or Michigan, Puerto Rico is confronting its worst fiscal crisis in decades, and UPR the biggest fiscal crisis of its 100-year existence. As throughout much of the world facing related circumstances, virulent and organized opposition to drastic cuts principally directed at the working and deteriorating middle classes has mushroomed, especially since the current global crisis, in Alan Greenspan's own befuddled words, was caused by greed-induced corruption among the highest echelons of the world economy.

While the neoliberal agenda of Puerto Rico's current political leaders look back to the very doctrines now being challenged in the United States and throughout Latin America, the UPR student movement embodies the vanguard of the contemporary 21st Century, as reflected by their symbols and tactics, including the democratizing internet, egalitarian rainbow flags, sustainable organic farming, an effervescence of alternative arts, and new coalition building among center, right and left, in tandem with occupation practices inspired by international student movements as far as California, Spain, France and Greece.

Though a shocking collective trauma, the violent crackdown at the Capitol Wednesday was not entirely surprising given the current administration's assault on all fronts since coming into power, targeting progressive, cultural and social welfare institutions and agencies with crippling budget cuts, attempting to dissolve Puerto Rico's bar association, lifting environmental protections to whole swaths of protected lands, and passing a now notorious law, called Ley 7, that not only dismisses 20,000 public employees, but declares null and void all public sector union contracts for three years, with the only recourse to challenging the law being to petition the local Supreme Court, now stacked with new appointments in the administration's favor. The governor has also activated the National Guard, amidst criticism from groups such the Puerto Rico chapters of the ACLU and Amnesty International.

Common in Puerto Rico, however, though unusual at most U.S. state universities, is the way political parties assume control of UPR leadership by appointing a new president, also recently achieved. This is in part because the UPR is widely regarded as national patrimony, and is one of the few places left in the country where dissent may be cultivated.

As opposition to these policies expands, as seen in a massive national strike in October which drew a quarter of a million workers into the streets, so has the government's seeming intolerance to any opposition, as Gov. Luis Fortuño, Senate President Thomas Rivera Schatz and UPR president José Ramón de la Torre commonly resort to Cold War era red-baiting with media campaigns labeling protestors as Socialists, Communists, and professional rabble rousers out to destabilize the country. The clamp down has so far gone as far as banning journalists from Senate chambers for four days last week during the country's budget sessions, prompting media organizations to petition in court to regain access.

(sigue...)

University of Puerto Rico Student Strike Victory Unleashes Brutal Civil Rights Backlash dijo...

(desde anterior)

"I don't think there is any doubt that the intention of this government is to set back civil rights," said Judith Berkan, a long-time civil rights attorney and a law professor at University of Puerto Rico and InterAmerican University in San Juan, adding that the administration has enacted a staggering number of measures to neutralize and debilitate all those perceived as a threat to a local oligarchy acting in concert with U.S. interests.

Attempts were made to reach Resident Commissioner Pedro Pierluisi, Puerto Rico's non-voting representative in the U.S. Congress, and UPR President José Ramón de la Torre for comment, but they were not available at press time.

The irony that the Pro-U.S. Statehood party of Gov. Fortuño is now curtailing the most basic press and civil liberties is not lost on UPR student strike leaders who witnessed and were injured at Wednesday's melee, including those who belong to the pro-Statehood party themselves, and voted for the sitting governor.

"It pains me as a statehooder that this government has not learned the lessons of U.S. civil rights struggles of decades ago," said Aníbal Núñez, a student at the UPR law school and a member of the student negotiating committee.

Núñez acknowledged the participation of students affiliated with Socialist groups among strike leaders and the student negotiating committee, and said they overcame their differences via universal concerns for education as a social necessity, as they gained each others' respect while coalition building together, adding that if he could not overcome ideological differences enough to collaborate, he would still believe in their right to pluralistically exist.

(sugue...)

University of Puerto Rico Student Strike Victory Unleashes Brutal Civil Rights Backlash dijo...

(desde anterior)

The notion that accessible, quality higher education contributes to economic recovery runs counter to the widening U.S. trend of students graduating with crippling debt, as public education has for years now faced diminishing state support. A common argument used by the administration during the UPR strike was its affordable tuition, at less than $2,000 per year for undergraduates before the recently imposed fees. But while tuition is cheaper than probably any other state university in the United States, average income in Puerto Rico is also far lower than any other U.S. state, with about 48 percent of the population living in poverty as defined by U.S. federal standards, and the cost of living in San Juan at least, far higher than at oft compared institutions in Baton Rouge, Louisiana, or Oxford, Mississippi. This tradition of maintaining broad public access to a quality state institution of higher learning is a hard earned point of pride at UPR, compared to institutions that have recently reneged their public mission with sudden and steep fee/tuition increases, such as at University of California, where students also opposed, occupied and met with police repression, but could not stave off a 32% fee hike imposed in November.

As UPR administrators continue to grapple with what was a nearly $200 million budget shortfall for next year going into the strike, in search of additional or alternative money saving and raising sources, an emboldened student movement will also regroup and weigh all its options. Future conflicts may be averted by altering the very style of governance at UPR, a top-down and paternalistic holdover from the past, as this could go a long way toward making students, as well as professors and staff who also have large stakes at play, part of a give-and-take process.

For come what may in the global fiscal crisis in the coming decade, these students are the future of new Americas of increasingly porous borders and dramatic, rapid demographic, political, cultural, informational and economic shifts, as the old order, the vestiges of the Cold War in Puerto Rico and in South Florida for example, fade into the proverbial sunset.

"We may not hold the power but we have the will power," stated law student Núñez, "and given the choice, I prefer the latter."

UPR administrators and Statehood party leaders would do well to recognize and reach out to the productive potential of this new power, shift gears and learn to act on the principles they purportedly hold dear.
Maritza Stanchich, Ph.D.

http://www.huffingtonpost.com/maritza-stanchich-phd/#blogger_bio

Maritza Stanchich dijo...

cierto y compartido. gracias Roberto!

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Acuerdo entre la Policía local y la de Nueva York
La alianza busca “profesionalizar” las respuestas de las autoridades locales en el manejo de protesta y manifestaciones

Por Camile Roldán

El gobernador Luis Fortuño, anunció hoy la ampliación de un acuerdo entre el Departamento de Policía de Nueva York y la Policía de Puerto Rico para “profesionalizar” las respuestas de las autoridades locales en el manejo de protesta y manifestaciones.

Acompañado por el secretario de Justicia y el superintendente de la Policía, Fortuño volvió a reconocer que lo que sucedió es inaceptable refiriéndose a los hechos ocurridos el miércoles en el Capitolio.

La alianza entre ambos departamentos abarcará áreas de reclutamiento, adiestramientos y manejo de la uniformada.
http://www.elnuevodia.com/acuerdoentrelapolicialocalyladenuevayork-735793.html

Notas de ROF.- Si hay que arreglar algo es porque esta roto o no funciona, este paso es parte de un anticipo de tener que aceptar las responsabilidades de actos ilegales de la Fuerza de choque que parecen haber "quedado retratados" en los videos del Capitolio...

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Lo de traer la coordinacion con el Comisionado de la Policia de Nueva York en este momento es otra pieza de un esfuerzo de gerencia de crisis interna del gobierno, llevan en poder de los videos del Capitoilio casi una semana, tiene que haberle dao' pa' lante y pa' tras miles de veces buscando algo que pudiesen usar para sustentar sus teorias de conspiraciones comunistas (uff esos discursos parecen refritos del Romerismo, de hecho totalmente desacreditados en Maravilla)... el efecto de verse ante un cuadro imposible de justificar es que empiezan a resbalar... veremos como tratan de alargar el proceso de descubrir la evidencia y descontando que se tiren una maroma de desaparecer segmentos de video (lo cual en estos dias es jugarse el ir preso los encargados del mismo) buscaran de todoas maneras que el proceso se quede en su convenientes tribunales locales con sus jueces predecibles mientras siguen sus esfuerzos de rehabilitar sus mensajes y posturas... Nueva York jumm tiene razon Wilda Rodriguez en su atinado comentario, de hecho le sobra la razon tansolo el mes pasado vimos que desestimaron el caso sobre el asesinato del estudiante dominicano de Queens, Manuel Mayí, asesinado a batazos por un grupo de racistas...

La megalomanía y la ambición del poder dijo...

En un importante trabajo publicado en 2001, la psicoanalista francesa Denise Lachaud se propuso estudiar un tema muy común en la psicopatología de nuestra vida cotidiana pero que curiosamente ha sido bastante descuidado por los investigadores en el campo amplio de la salud mental. Se trata de una investigación sobre la megalomanía, comúnmente entendida como delirio de grandeza y que en clave psicoanalítica, la autora denomina el goce del poder. Allí la también historiadora muestra cómo en la vida interior de un líder, se actualizan las tensiones que habitan el alma de todo ser humano: amor y odio, bellas creaciones y actos monstruosos, placer y dolor, lo sublime y lo mortífero. Dando cuenta de cómo la búsqueda infatigable de satisfacción total en la que podemos quedar atrapados los seres humanos puede dejarse arrastrar por la nostalgia de nuestro narcisismo primario y el afán infantil de lograr el dominio absoluto de los objetos de satisfacción, la autora precisa los riesgos sociales y políticos implícitos en que el espacio público quede secuestrado por el proyecto íntimo de un líder que, desbordado por lo que Manfred Kets de Vries ha denominado su teatro interno, termine dando rienda suelta a la expansión delirante de su yo.

Si bien buena parte de la literatura académica y profesional sobre liderazgo pone el acento en aquellas manifestaciones racionales del comportamiento de un líder que son fruto del control y la disciplina, numerosos estudiosos en tiempos recientes, han insistido en que posiblemente aquello que escapa a la racionalidad, aquello que responde a otra lógica, incide de manera más contundente sobre el proceder y la toma de decisiones de un dirigente en momentos difíciles. De ahí que se señale una y otra vez la importancia de la inteligencia emocional de nuestros líderes, es decir, la centralidad que adquiere la madurez, la capacidad para la introspección y el auto-análisis, el reconocimiento de las limitaciones y carencias, y la receptividad a la palabra crítica que llega de aquellos cuyo proyecto no se limita a la adulación. ¿Qué podría pasar, sin embargo, cuando un líder carece de buenos niveles de inteligencia emocional y prefiere, consciente o inconscientemente, jugar al papel del avestruz? ¿Qué podría pasar, por ejemplo, cuando ese líder se ve enfrentado a golpes de cierto peso a su amor propio como podría ser una derrota o un rechazo por parte de aquellos que le otorgan legitimidad a su lugar de líder? ¿Qué consecuencias tendría el que ante tal eventualidad el líder en vez de aprovechar el fracaso como una oportunidad de crecimiento y aprendizaje humilde opte por obturar la realidad por la vía, por ejemplo, de un operativo megalómano o de la transgresión de la ética política más básica?

La historia nos muestra que tal escenario podría ser altamente delicado y crear las condiciones para la puesta en escena de un delirio, no necesariamente psicótico. Como un intento de “solución” al desbordamiento de su teatro interno, el líder podría convertir el síntoma megalómano, el goce del poder o la ambición desmedida de éste, en su tabla de salvación para mantener el vínculo con los otros y asegurar, aunque sea frágilmente, algún lazo social, mientras insiste en su proyecto de no querer saber nada de su dolor, de las debilidades de su liderato o de su fracaso. Luego de ello, siempre queda por verse por cuánto tiempo las organizaciones, los partidos, las ciudades o los países son capaces de dejarse seducir por tal operativo imaginario, que como bien señala Denise Lachaud, abreva en mecanismos psíquicos primitivos y de peligrosas consecuencias.
Por Alfredo Carrasquillo Ramírez
Viernes 25 de Junio de 2010 06:21

El autor es psicoanalista con práctica privada en Caguas y San Juan.
alfredocarrasquillo@gmail.com
787-646-8647.

Colegio de Abogados establece comisión para investigar sucesos del Capitolio dijo...

El Colegio de Abogados informó que ha establecido una comisión para investigar los sucesos ocurridos la semana pasada en el Capitolio, encabezada por el licenciado Samuel Quiñones García, que en diez días se abocará a reunir antecedentes sobre el caso.

La Comisión, que tendrá dos semanas para dar a conocer los resultados, llamó a quienes presenciaron los incidentes, o fueron víctimas de la violencia policial, para contribuir con datos, información o pruebas.

Mientras la académica de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, Erika Fontanéz, recomendó también la entrega de expedientes médicos, querellas, fotos y vídeos.

http://www.primerahora.com/colegiodeabogadosestablececomisionparainvestigarsucesosdelcapitolio-398344.html

Marcelino J. Canino-Salgado dijo...

Quiero agradecer profundamente tus palabras sobre mi persona. Un exalumno me refirió el párrafo dedicatoria a este servidor. Entré a tu blog y leí atento... Sigue adelante y siempre sé sereno y lleno de paz para poder reclamarla. Un abrazo, cordialmente, MCS