viernes, 9 de enero de 2009

Un poco de la comedia de aquí con un poco de la tragedia de allá...

Escuchar los múltiples programas de radio dedicados a comentar las noticias era una experiencia de amarga comedia. Comentaristas unos haciendo malabares para explicar lo inexplicable, otros airados, y hasta el cinismo más mordaz emplearon para atender la lista de recomendaciones del Comité de los millonarios. Los que atendieron llamadas del público escucharon desde PNP arrepentidos, populares arrepentidos e electores independientes todos arrepentidos, no faltó el 'te lo dije' en una infinidad de versiones y variaciones, hubo muchos más, inclusive estadistas, que escandalizados notaban que la filosofía y política propuesta por el Presidente electo Obama estaba abierta y totalmente en desacuerdo con las ideas que piensa implantar Fortuño.





Que contradicción insalvable, qué ironía más hiriente. Habré de tomarme un pequeño rato antes de ver si añado agua al caldo espeso y hirviente que ha producido este ataque masivo de los grandes intereses que de buenas a primeras no encuentran a que más ponerle un arbitrio o un impuesto, que otra cosa congelar que no sean los sueldos ya bajos de los empleados públicos (en una sumamente sospechosa movida ilegal de suspender acuerdos contractuales ya legalizados y firmes). Si no fuera tan triste, peligroso y doloroso, sería excelente material de comedia.

Y en Gaza las cosas de otra manera se tornaban inexplicables, los voceros israelitas enfrentados a los desmanes de las acciones militares empiezan a decir disparates y mentiras patéticas, veamos:

ONU y la Cruz Roja se unen a la protesta contra la guerra en Gaza
Por ETHAN BRONNER Publicado:
8 de enero de 2009 JERUSALÉN - grupos internacionales de ayuda denunciaron enérgicamente a Israel el jueves sobre la guerra en Gaza, al decir que el acceso a los civiles en necesidad es pobre, los ayudantes humanitarios están siendo lastimados y matados, e Israel lamentablemente está descuidando sus obligaciones a los palestinos que están atrapados (en la zona de batalla), algunos entre los cadáveres en descomposición en un escenario de pesadilla. Las Naciones Unidas declararon una suspensión de sus operaciones de ayudas humanitarias después de que uno de sus conductores fuera matado y dos otros fueron heridos a pesar de que los vehículos estaban claramente identificados como de la ONU y que la coordinación de sus movimientos se había establecido con los militares israelíes. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha pedido una investigación de parte de Israel por una segunda vez en una semana después de las más de 40 muertes en una escuela de Naciones Unidas el martes. El Comité Internacional de la Cruz Roja divulgó encontrar lo que llamó escenas impactantes el miércoles, incluyendo cuatro niños muertos al lado de los cadáveres de sus madres. En una declaración agudamente crítica, dijeron que creen que “los militares israelíes no han podido cumplir su requisito bajo el derecho internacional humanitario de cuidar y evacuar los heridos.” Los funcionarios israelíes dijeron que examinaban todas las alegaciones, que no tuvieron como objetivo a civiles y que no estaban seguros que los disparos que habían matado y herido los conductores de Naciones Unidas eran israelí. “Hacemos nuestro máximo para evitar darle a civiles, y muchas veces no disparamos porque vemos a civiles cerca,” dijo la comandante Avital Leibovich, principal portavoz del ejército para los medios extranjeros. “Somos partidarios de reunirnos con los funcionarios del ONU para intentar resolver un mecanismo de modo que su trabajo pueda ir adelante.” Ella dijo que el ejército supo de las alegaciones de la Cruz Roja en los medios, y que el comité basado en Ginebra todavía no había presentado la evidencia de lo que ella llamó “estas alegaciones muy serias” al ejército. En las Naciones Unidas, los miembros del Consejo de Seguridad votaron la noche del jueves para aprobar una resolución que pide “un inmediato, duradero y respetable alto al fuego” que lleve al “retiro completo” de las fuerzas israelíes de Gaza, el paso de la ayuda humanitaria a los palestinos y un final al tráfico de armamentos y munición en el territorio. Catorce naciones aprobaron la medida, con los Estados Unidos absteniéndose. La Secretaria de Estado Condoleezza Rice dijo que los Estados Unidos se abstuvieron de la votación sobre la resolución, porque la dejó confusa sobre cómo el alto al fuego sería hecho cumplir y porque quiso considerar si los esfuerzos de mediación emprendidas por el presidente Hosni Mubarak de Egipto tienen éxito. Los Estados Unidos no vetaron la resolución porque Washington apoya sus metas finales, dijo.



Algunos embajadores árabes expresaron decepción porque la medida no pidió específicamente una cese del bloqueo israelí de Gaza, y algunos embajadores occidentales reconocieron una larga historia de las resoluciones de Naciones Unidas que no llegan a ninguna parte. “Somos todos muy conscientes que la paz se hace en la tierra, mientras que las resoluciones se escriben en los Naciones Unidas,” dijo David Miliband, el Ministro de Asuntos Exteriores británico. Una portavoz de la Cruz Roja, Anne-Sophie Bonefeld, dijo que cuando rescataron a los niños y otros en Gaza el miércoles, los trabajadores tuvieron que dejar un gran número de cadáveres. El jueves, ella dijo, rescataron a 100 civiles de la misma vecindad de la ciudad de Gaza. No estaban heridos, sino que debilitados debido a estar sin alimento o agua por dos días. Pues la guerra incorporó su 14to día, y el ataque aéreo israelí destruyó un edificio de cinco pisos, murieron por lo menos siete personas, funcionarios de seguridad de Hamas dijo Prensa Asociada. Las autoridades de Gaza dijeron que el total de muertos pasó los 750, con mujeres y niños componiendo cerca de 40 por ciento de los muertos. Israel detuvo su fuego por tres horas jueves de tarde, el segundo día corrido, para permitir la entrada de ayudas. Es durante esa pausa que los equipos locales de ambulancias y la Cruz Roja encontraron a docenas de cuerpos bajo la construcción derrumbada. Mataron a tres soldados israelíes en combate; siete soldados han muerto durante la campaña militar (tres a manos de los mismos israelitas por lo que llaman fuego amigo o sea que se equivocó un tanque israelita y le disparó a sus compañeros) y los cohetes han matado a tres civiles israelitas. Más cohetes volaron en Israel y, por primera vez desde que la operación contra Hamas comenzó, tres cohetes Katyusha fueron disparados desede el Líbano al Israel norteño. Hezbollah, que luchó una guerra con Israel en 2006 dijo que no era responsable. Pero la atención se ha centrada cada vez más en la crisis humanitaria cada vez mayor y en el disgusto cada vez mayor desde el exterior. Israel condenó a un alto funcionario del Vaticano por comparar a Gaza “a un campo de concentración.” “Mire las condiciones en Gaza: cada vez más, se asemeja a un campo de concentración grande,” el Cardenal Renato Martín, la cabeza del consejo pontifical para la justicia y la paz, dijo en una entrevista publicada miércoles en IL Sussidiaro. Él defendió sus comentarios en el diario La Repubblica de centro izquierda el jueves. Mientras que observaba que los cohetes de Hamas en Israel eran “almendras ciertamente no azucaradas,” él llamó la situación en Gaza “espantosa.” Israel condenó agudamente el uso del Cardenal de las imágenes de la Segunda Guerra Mundial. “Estamos asombrados que un dignatario espiritual tendría tales palabras,” dijo Yigal Palmor, portavoz para el ministerio extranjero israelí.
Juan Holmes, coordinador de ayuda de Naciones Unidas, dijo en Nueva York que la pausa diaria permitida por Israel de tres horas en la lucha en Gaza era escasa. Él dijo que las autoridades de Gaza contaron 758 fatalidades, entre ellas 257 niños y 56 mujeres. De los 3.100 heridos; 1.080 eran niños y alrededor 465 mujeres. Él agregó que las autoridades de Gaza divulgaron que 20.000 fueron desplazados pero que las condiciones evitaron que los funcionarios los ayudaran correctamente. “La violencia continuada está haciendo la ayuda humanitaria cada vez más difícil y casi imposible,” el Sr. Holmes dijo. Antonio Grand, jefe de las operaciones de la Cruz Roja en Gaza, dijo que los trabajadores de su grupo estuvieron bajo fuego israelí el jueves. Él dijo que un convoy de dos carros, marcados claramente como Cruz Roja y otro del Ministerio de Sanidad, llevaban equipamiento médico a la ciudad meridional de Khan Yunis, seguidos por 13 ambulancias que se dirigían a la frontera egipcia. Él dijo que el movimiento del convoy “fue coordinado completamente con Israel. Lo hice yo mismo.” Y fue durante el período de calma de tres horas, a las 3:30 P.M., él dijo, cuando pararon delante del punto de comprobación que el vehículo de la Cruz Roja les dispararon desde un tanque. “Una bala pasó a 10 centímetros del jefe del conductor,” él dijo. Sr. Grand dijo que el grupo limitaría sus operaciones a la ciudad de Gaza. Los funcionarios israelíes dijeron que investigaban. El Web site del Jerusalén Post citó a un trabajador médico israelí como diciendo que la matanza del conductor de Naciones Unidas que contribuyó a la suspensión de la entrega de la ayuda era el trabajo de un francotirador de Hamas. Juan Ging, que dirige operaciones de Naciones Unidas en Gaza, dijo por el teléfono que desconocía cualquier información que sugiera que los disparos fueron hechos por Hamas. “Si tienen evidencia, déjelas ver,” él dijo, agregando que en ningunos de los acontecimientos de los últimos días - los ataques contra la escuela o los carros - había evidencia de disparos de Hamas. Él visitó la escuela. “Quisiera que una investigación exhaustiva estableciera todos los hechos,” él dijo en una entrevista de teléfono. “En la escuela, dicen que dos eran militantes. Pero 41 eran civiles. Eso está enteramente y totalmente fuera de orden con respecto al deber de cuidado y al uso apropiado de la fuerza. Pero no puedo pasar el juicio sin los hechos.”
La información fue reportada por Neil MacFarquhar de los Naciones Unidas; Raquel Donadio de Roma; Isabel Kershner y Steven Erlanger de Jerusalén; y EL-Khodary de Taghreed de Gaza.
http://www.nytimes.com/2009/01/09/world/middleeast/09mideast.html?_r=1&th=&emc=th&pagewanted=all

Traducción por ROF.

1 comentario:

Olga M. Ruiz dijo...

la gente vive pintando pajaritos de colores en Puerto Rico y eso no cambiara jamas!