lunes, 17 de diciembre de 2007

Paseo caribe pa' su número

en menos de veinticuatro horas los acontecimientos y las contradicciones le empiezan a explotar en la cara a madero y cía.

En mi pueblo dicen: ponte pa’ tu número… significa más o menos ubicarse dentro del contexto y tal vez en idioma más científico: parte de la premisa de la realidad.

Primero. Mi querido secretario de recursos naturales ni siquiera como expresión coloquial (‘figure of speech’) se le puede aceptar que diga: “…vamos a saber cuánto exactamente estén en bien de dominio, si es que lo está", señaló Vélez Arocho.” (clase de huevo 'chachuuu..')

Segundo. Espero que no me malinterpreten pero ese coro (alquilado) de genios del desarrollo que hasta ahorita estaban dando alaridos de lo mal que nos afectaría el proceso de paseo caribe y al que se ha unido el altruista y desinteresado de romero barceló (hay unos japoneses que lo están buscando para hacerlo sushi por venderle un pedregal en isabela..) que solo por casualidad está guisando con madero y cía. ayy, ay ay, se demuestra que es solo propaganda y pa’ muestra un botón y qué botón... ahh, no quiero ser de ninguna manera fanático de donald trump (los asimilao’ tienen que estar pensando que escogió el peor momento el trump pa’ anunciar sus planes de construir en río grande y sin querer queriendo desacreditarle la campaña de miedo) pero obviamente sus planes no son de alguien desalentado ni asustado…

ehhh, la mejor cuña para los riquitillos locales billonarios wannabe es que el donald se la haya zumbao’ sin pena ni gloria (me imagino el corre-corre en bird construction…)..

Lo de paseo caribe es otra cosa, tiene que ver con patria y con pueblo, tiene que ver con procesos ilegales, con venta ilícita de terrenos de dominio público, con construir en la zona marítimo terrestre…

y muy de veras, ¿quién con un pizca de razonabilidad puede creer ese argumento que para atraer inversionistas hay que dejar que se roben los clavos a la cruz…???

Y a todo esto de qué clase de inversionistas están refiriéndose… de esos que terminan como los de ENRON, Arthur Andersen y ahhh… los exiliados hermanitos de Doral… ju-juyyy…

Lo cierto es que esos aliados de las asociaciones de cacheteros (con to’ y el embeleco ese patronal de pagarle a los trabajadores para simular una protesta y la campañita esa que le falta el respeto a la inteligencia de la gente) de madero están polarizando un proceso (a todas luces de justicia ambiental y patrimonial) de una manera tal que lo que están afirmando es que son los ricos alegando que los tienen que dejar hacer trizas del estado de derecho para que puedan ‘desarrollar’ a la isla… ¿pa’ queeeé…?

Será si acaso para desenrollar la isla con sus urbanizaciones de lujo que nadie compra y sus condominios de lujo que nadie compra y mientras tanto no logran construir para el verdadero pueblo puertorriqueño a la medida de lo que la realidad pide… hola, dije realidad… ves volvimos a lo mismo, póngase pa’ sus números…

Umm.. me imagino que sinceramente deben haber algunos banqueros que no son del combo que tienen que estar algo molestos y no porque necesariamente sean santos sino porque madero y su trulla le están calentando el agua a todos por igual…

Mientras el movimiento de pueblo sigue creciendo, los argumentos legales son sólidos y el proceso administrativo aunque lento empieza a moverse ajá ese mismo proceso que implica por ley que hay que investigarlo todo… ajá todo, los ciento y pico de permisos y to'...

Siempre he pensado que un coro de ‘yes men’ no son buenos asesores, y lo confirmo con este giro de los eventos, pensar que se pudo haber negociado una salida eliminando más que parte..., ¿quién sabe si queda un ‘chance’…??

Pero que no pretendan legalizar lo ilegalizable y muy de veras no creo que el PNP se quiera tirar ese tostón por lo menos yo conozco unos cuantos buenos PNP y unos cuantos buenos populares que to' esto le huele a…

ahh y fortuñito igualmente ponte pa’ tu número que hoy por hoy todo Puerto Rico sabe que eres muchacho de mandao’ de los fonalleda…

2 comentarios:

valero de bernabé dijo...

por s acaso alguien desconoce a qué refiero al mencionar a donald trump.
Negocios / 56

Lunes 17 de Diciembre de 2007 / El Nuevo Día

Atraído por Puerto Rico
Al magnate le interesa desarrollar exclusivas residencias turísticas
POR YARITZA SANTIAGO CARABALLO
________________________________________
e n d .ysa n t i ago 1 @ e l n u evo d i a .co m






EL MULTIMILLONARIO m a g n a t e, Donald Trump, pronto podría plantar bandera en Puerto Rico.

Y es que según fuentes de El Nuevo Día, el dueño de la organización Miss Universe, tiene interés de invertir en la Isla, principalmente en el desarrollo de un proyecto de exclusivas residencias turísticas que podría construirse en la finca Coco Beach en Río Grande.

Las fuentes señalaron que Trump ya inició negociaciones con el empresario Jorge Díaz, propietario de Coco Beach Golf & Country Club, para desarrollar el proyecto dentro del predio de las 1,000 cuerdas de terreno que tiene la finca.

De hecho, se indicó que Trump también está interesado en adquirir el campo de golf de Coco Beach, que ubica aledaño al hotel Gran Meliá Puerto Rico. En este campo de golf es donde se realizará el Puerto Rico Open, el primer torneo a nivel PGA que se realiza en la Isla, en marzo de 2008.

Este diario se comunicó con Jorge Díaz, hijo del empresario de Arturo Díaz, presidente de Empresas Díaz, y éste admitió que está negociando con Trump, pero declinó ofrecer más detalles dado a que hay un acuerdo de confidencialidad firmado entre las partes. "No puedo hacer más comentarios.

Solo que estamos negociando, y estamos con la mejor buena fe y esperanza en que (la transacción) se pueda dar", indicó Díaz.

Trump, protagonista del reality show "The Apprentice", ya está plantando bandera por primera vez en el Caribe con el proyecto residencialturístico "Trump at Cap Cana" en la República Dominicana. Este proyecto es uno de los componentes del megacomplejo turístico, residencial y comercial, Cap Cana, que se construye en Quisqueya a un costo de más de $2,000 millones.

"Trump at Cap Cana" incluye el proyecto Trump Farallón Estates at Cap Cana (Solares del Farallón Trump en Cap Cana), compuesto por 68 solares de al menos 6,000 metros cuadrados cada uno, cuyo costo fluctúan desde $1.6 millones hasta $12 millones. Los solares de Farallón están ubicados en el farallón más alto de Cap Cana, a una altura de 60 pies sobre el nivel del mar.

El afamado magnate había manifestado en publicaciones locales que veía en Puerto Rico otro destino caribeño donde establecer negocios. Su interés por establecer negocios en el Caribe, incluyendo a la Isla, responde a su visión de crecer fuera de los Estados Unidos y expandirse en el mercado internacional, especialmente en el negocio t u r í st i c o.

El millonario también tiene, entre otros proyectos, la construcción de su primer complejo de lujo en Latinoamérica, en Panamá, que tendrá un costo de más de $220 millones.

El complejo, situado en el distrito de Punta Pacífica, se espera que esté terminado en 2009 y contará con 500 apartamentos, 300 habitaciones hoteleras, un club náutico con muelle y un c a s i n o.


NEGOCIACIONES CON MARRIOTT
Por otra parte, las fuentes destacaron que en la finca Coco Beach en Río Grande también se perfila desarrollar un hotel de lujo que podría ser operado por la marca JW Marriott.

De hecho, el hotel que estaba planificado construirse en dichos terrenos desde principios del 2000 era el Fairmont Coco Beach Resort, que sería operado por la compañía de hoteles de lujo más grande en Norteamérica, Fairmont Hotels & Resorts.

La fuente indicó que dado a asuntos financieros, Empresas Díaz cambió de bandera hotelera y al parecer las negociaciones con la empresa Marriott International, para traer la bandera a la Isla, están a punto de caramelo.
http://foro.univision.com/univision/board/message?board.id=puertorico&message.id=43057

valero de bernabé dijo...

18-Diciembre-2007
ANTONIO FERNÓS
CATEDRÁTICO DE DERECHO
El fraude no vale
Vox Populi Vox Dei (La voz del pueblo es la voz de Dios).

El desarrollista de Paseo Caribe y sus socios en los seguros e inversiones pretenden confundir y desviar el enfoque correcto del derecho sobre su “Caribe Project”.

Preguntan cínicamente: “¿De qué vale cumplir con la ley?” (martes, 4 de diciembre de 2007). Se parte de premisa no establecida: ¿cumplieron con la ley? ¿No torcieron ninguna? ¿No torcieron ningún reglamento? ¿No forzaron ninguna conclusión? Son preguntas. Merecen respuesta y prueba.

De ser así, entonces no deben temer la acción de un gobierno responsable, ahora advertido de todo lo que se pasó por debajo de la mesa de 1998 hasta 2004.

Sí, porque bajo un Estado de Derecho (que es mucho más que de “ley y orden”), la suprema ley es la Constitución y su máximo intérprete es el Poder Judicial. Ley y orden era Nixon y sus plomeros, y un secretario de Justicia corrupto como John Mitchell. Ley y orden es consigna fascistoide, represiva y de corrupción.

¿El desarrollador no quiere que sus “280 permisos” se examinen por el Poder Judicial del país?

Esta vez no conseguirán que el Tribunal Supremo dividido y una Oficina de Administración de Tribunales desautorizada frustren la legitimada acción de los residentes del Condominio San Luis radicada hace años.

Las concesiones y permisos otorgados por agencias del Gobierno no son decretos imperiales, ni edictos pretorianos, ni bulas papales de indulgencia plenaria. Bajo la Constitución de Puerto Rico y nuestro ordenamiento jurídico, todo ello es revisable conforme a derecho.

Tampoco son impositivas en Puerto Rico las Opiniones del Secretario de Justicia. Ésos son memorandos orientadores dentro del Poder Ejecutivo; no figuran en el orden de prelación de fuentes del derecho. ¡Un poco de rigor y de honestidad intelectual, por favor!

Las opiniones del 1970 y 2002 están revocadas, pues siempre fueron contra derecho y, ahora, las agencias deben reexaminar sus determinaciones anteriores. Es lo que procede.

Quien adquiere de quien no es legítimo dueño no lo es tampoco. Rige la antigua máxima registral: “El registro ni da ni quita derechos”, pero protege al adquirente de buena fe; al diligente.

El Estudio de Título Certificado que examinó el Tribunal del Pueblo es un documento oficial del Estado, igual las actas y resoluciones de las agencias.

Las propias escrituras de los notarios utilizados contienen las expresiones precisas de que son “terrenos de dominio público”. ¿Torpeza, soberbia o vanidad prepotente de suponer impunidad?

Acepte todo quién su responsabilidad, ya por negligencia o por descuido. Por debilidad o ignorancia o por incompetente.

En 1926 sentenció el fraude sobre esos terrenos don Emilio del Toro Cuevas en United States v. Baker. Ahora, el fraude es la venta del Hilton y los otros terrenos.

Asegúrese el señor Madero de tener “las manos limpias”, como dicen en el Norte. Porque la prueba la dio usted mismo en declaraciones en el semanario Caribbean Business en 2001. Pídale cuentas también al Banco Gubernamental de Fomento, a Marcos Rodríguez Pujadas y su bufete, a Carlos I. Pesquera, a Manuel Díaz Saldaña, a Luis Fortuño y al Gobernador que autorizó todo: a Pedro Rosselló. Presente la prueba que le solicitamos el 8 de agosto.

La Opinión del Secretario de Justicia es una joya jurídica. Ahora procede la acción de Estado, de gobierno. No debe ser de otra manera.

Saber verdadero es el de quien sabe hacer y no se hace todo lo que se puede cada día.

Las cuestiones de Estado no son farándula ni espectáculo: requieren ponderación y prudencia.


http://www.elnuevodia.com/diario/noticia/comunidad/noticias/vamos_a_demostrar_que_valemos_la_pena/333201