martes, 11 de diciembre de 2007

aspirar y realidad

aspiramos a una unión de conciencias que verse sobre el consenso y alimente el respeto por las diferencias, aspiramos a poder trabajar mano en mano con personas de diferentes ideologías, diferentes trasfondos socioculturales, una visión ecuménica e igualitaria de la hermandad, de la familia extendida de puertorriqueños y hermanos que hemos integrado a nuestro pueblo aunque provengan de puntos distantes, es cierto que somos los que hemos emergido del prejuicio y el discrimen los que tenemos el rol de declarar con voz amplia que podemos estar, ser y hacer juntos... pero igualmente cierto que sigue siendo una aspiración, un sueño, un reclamo pero caminando es que se camina...
eso dicho debo añadir, por honestidad intelectual,
nuestro tribunal supremo hace galas de su excelencia, aunque podamos diferir de algunas decisiones/opiniones -lo cual es perfecta democracia y saludable filosofía jurídica- lo cierto es que la vasta mayoría de las cuestiones decididas por ese foro han probado ser precedentes válidos y valiosos, una ínfima minoría de sus decisiones han sido retadas por el supremo de los EU, que de hecho le guarda una notable deferencia a nuestro supremo, eso dicho, es lamentable que el juego político impida que candidatos con los méritos puedan ser considerados para las vacantes y por otro lado, urge avanzar el proceso de digitalización/informatización del sistema de tribunales lo cual alivianará el monto de trabajo existente.