lunes, 23 de febrero de 2009

Hora de rendir cuentas por violaciones a los derechos humanitarios internacionales en Gaza.

El Boletin de noticias de Amnistía Internacional del mes en curso, Febrero 2009 incluye:
(http://www.amnesty.org/es/appeals-for-action/hora-rendir-cuentas-abusos-gaza-y-sur-Israel)


Hora de rendir cuentas por abusos contra los derechos humanos en Gaza y el sur de Israel
Durante el reciente conflicto de tres semanas de duración en la Franja de Gaza y el sur de Israel, resultaron muertos unos 1.300 palestinos, en su mayoría civiles, entre ellos más de 300 niños y niñas, y 13 israelíes, tres de ellos civiles. Las operaciones militares israelíes devastaron también las infraestructuras de Gaza y generaron una catástrofe humanitaria.

La delegación de investigación de Amnistía Internacional que visitó Gaza y el sur de Israel durante los combates e inmediatamente después encontró indicios claros de la comisión de crímenes de guerra y de otras violaciones graves del derecho internacional humanitario, como los ataques directos realizados por fuerzas israelíes contra civiles palestinos y objetos civiles en Gaza, ataques que infringen la prohibición de ataques desproporcionados y de uso de armas, como el fósforo blanco, de efecto indiscriminado en áreas civiles densamente pobladas. En el mismo periodo, Hamás y otros grupos armados palestinos dispararon de forma indiscriminada centenares de cohetes contra centros de población civil en el sur de Israel.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, anunció el 12 de febrero de 2009 que una Comisión de Investigación de la ONU había comenzado sus labores de revisión e investigación de varios incidentes concretos que habían tenido lugar en la Franja de Gaza entre el 27 de diciembre de 2008 y el 19 de enero de 2009, y en los que se habían producido muertes o lesiones, y/o daños, en dependencias de Naciones Unidas o en el curso de operaciones de Naciones Unidas.













Amnistía Internacional ha calificado la iniciativa de "bienvenida, pero insuficiente", dado que la mayoría de los ataques ilegítimos de los que se dispone de indicios quedarán al margen del mandato de esa Comisión de Investigación de la ONU y, por consiguiente, pide a Naciones Unidas, y en particular a su Consejo de Seguridad, que aborden exhaustivamente todos los casos de violación del derecho internacional durante el conflicto.

Irene Khan, secretaria general de Amnistía Internacional, declaró el 10 de febrero de 2009: “La investigación de la ONU no debe limitarse a examinar únicamente los recientes ataques de fuerzassraelíes contra escuelas, personal y bienes de la ONU en Gaza. Las víctimas de los ataques contra la ONU no son las únicas que tienen derecho a saber por qué se han violado sus derechos y quién es el responsable de ello, y a obtener justicia y reparación. Lo que se necesita es una investigación internacional exhaustiva que examine todas las presuntas violaciones del derecho internacional cometidas por Israel, por Hamás y por otros grupos armados palestinos implicados en el conflicto.”







Nota de ROF:

Dentro de la comunicación hay un enlace para activar un llamado a la acción, veamos el texto sugerido de la carta modelo del llamado a la acción de AI:

Me preocupa la devastación infligida a la población civil de Gaza y el sur de Israel en el reciente conflicto.

Una delegación de investigación de Amnistía Internacional ha hallado en Gaza indicios sobre la comisión de crímenes de guerra y otras violaciones graves del derecho internacional cometidas por todas las partes en conflicto, así como abusos contra los derechos humanos.










Son dignos de elogio los llamamientos del Consejo de Seguridad de la ONU para que se aseguren el suministro y la distribución sin trabas de la asistencia humanitaria y para la reapertura de los pasos fronterizos de Gaza, tal y como se pide en la Resolución 1860.

También es positiva la investigación de los ataques contra dependencias de la ONU anunciada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, el 10 de febrero de 2009. Sin embargo, esta investigación no abordará la mayoría de los ataques.

No son sólo las víctimas de esos ataques las únicas que tienen derecho a saber la verdad y a obtener justicia por los crímenes cometidas contra ellas. Me preocupa que el Consejo de Seguridad no haya abordado la cuestión de la rendición de cuentas por todos los abusos contra los derechos humanos e infracciones del derecho internacional humanitario, factor sin el que no puede haber ni paz ni seguridad sostenibles.

Le insto por consiguiente a que garantice que el Consejo de Seguridad abordará la cuestión de la rendición de cuentas por todos los crímenes internacionales mediante el establecimiento de una investigación internacional independiente sobre todas las denuncias de violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos por parte de Israel, Hamás y otros grupos armados palestinos que participaron en el conflicto.








Hay que enviar a la región un equipo internacional de investigación integrado por personas cualificadas y expertas para que realicen indagaciones exhaustivas y, cuando haya indicios suficientes, a las personas sospechosas de perpetrar crímenes contra el derecho internacional, se las debe someter a juicio conforme a procedimientos que cumplan las normas internacionales de justicia procesal.

Nota de ROF-

En relación a este informe han surgido los siguientes partes de prensa, algunos que aparentan tener mensajes contradictorios (producto del intento de manipular la verdad) veamos:

Acusan a Israel y a Hamas de cometer crímenes de guerra
La organización Amnistía Internacional realizó la denuncia y pidió a la ONU que imponga un embargo de armas a ambas partes
LONDRES (DPA).- A dos meses de la fecha en que se inició el conflicto en la Franja de Gaza, la organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) acusó en un informe a Israel y al grupo terrorista Hamas de cometer crímenes de guerra durante el reciente enfrentamiento, al mismo tiempo que aseguró que hay evidencias del uso por parte de ambos bandos de armas procedentes del extranjero en ataques contra civiles.
Además, en el informe elaborado, la ONG con sede en Londres insta a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y al Consejo de Seguridad de ese organismo a imponer un embargo de armas a las dos partes.
Israel está acusada del uso ilegal de fósforo blanco y otro tipo de armamento suministrado por Estados Unidos en Gaza, mientras que a Hamas se le imputa el lanzamiento de cohetes no guiados contra Israel. "Los ataques israelíes causaron la muerte de cientos de niños y otros civiles, así como la destrucción masiva de viviendas e infraestructuras", señaló Donatella Rovera, quien encabezó una misión de investigación de AI en Gaza.
"Las fuerzas israelíes emplearon fósforo blanco y otras armas suministradas por Estados Unidos, con las que llevaron a cabo importantes violaciones del derecho humanitario internacional, incluidos crímenes de guerra", afirmó Rovera.
"Al mismo tiempo, Hamas y otros grupos armados palestinos dispararon contra áreas civiles en Israel cientos de cohetes introducidos de contrabando o fabricados a partir de componentes procedentes del exterior", continúa el informe.
"Pese a ser considerablemente menos letales que el armamento utilizado por Israel, ese lanzamiento de cohetes también constituye un crimen de guerra y causó la muerte de varios civiles", subraya el documento de AI.
Tanto Israel como Hamas negaron esas alegaciones. el vocero del premier israelí, Mark Regev, declaró que " el ejército de Israel sólo emplean armas admitidas por el derecho internacional. No utilizamos municiones como armas antipersona; estamos llevando a cabo una investigación interna".
Según Rovera, la organización humanitaria halló, entre otros, fragmentos y componentes de artillería, granadas de tanque y misiles disparados desde aviones.
Mientras tanto, en el sur de Israel se recuperaron restos de cohetes lanzados indiscriminadamente contra áreas civiles por Hamas y otros grupos armados palestinos, señala la investigación de AI.

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1102538

AI denuncia que Israel utiliza armas extranjeras en ataques contra civiles
Manu Gimenez
Amnistía Internacional ha pedido al Estado español que deje de exportar armas al país hebreo y que solicite a EE.UU. que haga lo mismo. Así, la organización ha pedido que se imponga un embargo de armas en el conflicto.
Amnistía Internacional (AI) ha denunciado hoy en un informe el uso indebido de armamento procedente del extranjero tanto por parte del Ejército israelí como por parte de las milicias palestinas del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) durante la ofensiva israelí en la Franja de Gaza. Así, AI ha pedido a la ONU que imponga un embargo de armas y ha emplazado al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, a pedir mañana martes a la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, que Estados Unidos suspenda la ayuda militar a Israel.
"Las fuerzas israelíes emplearon fósforo blanco y otras armas suministradas por Estados Unidos para cometer crímenes de guerra y otras violaciones graves del Derecho Internacional Humanitario. Cientos de niños y niñas, entre otros civiles, perdieron la vida como consecuencia de los ataques, que también causaron la destrucción masiva de viviendas e infraestructuras?, ha afirmado la presidenta de la delegación de investigación de AI.
"Por otra parte, Hamás y otros grupos armados palestinos dispararon cientos de cohetes introducidos de contrabando o fabricados en zonas civiles de Israel con piezas procedentes del extranjero. Aunque su capacidad letal es muy inferior a la del armamento empleado por Israel, el uso de estos cohetes ha causado la muerte de varios civiles y también constituye un crimen de guerra", prosigue el informe.
"Como principal proveedor de armas a Israel, Estados Unidos tiene la obligación especial de poner fin a todo suministro que contribuya a la comisión de violaciones graves de Derechos Humanos y de las leyes de la guerra. El Gobierno de Obama debe suspender de inmediato la ayuda militar estadounidense a Israel" ha afirmado Malcolm Smart, director del Programa Regional de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.
Estados Unidos es el principal proveedor de armas convencionales a Israel desde hace muchos años, según AI. En aplicación de un acuerdo de diez años que expira en 2017, Estados Unidos suministrará ayuda militar a Israel por valor de 30.000 millones de dólares estadounidenses, lo que representa un incremento del 25% con respecto al periodo anterior al Gobierno de George W. Bush, recuerda la ONG.
España, la octava exportadora de armamento
El informe de Amnistía Internacional enumera todos los países que en mayor o menor cantidad han exportado armas a Israel en los últimos años, incluido el Estado español. Entre 2004 y 2007 las ventas españolas de material de defensa superaron los 2,2 millones de euros, situándose en el octavo exportador mundial de armas a este país, según AI.

http://www.eitb.com/noticias/internacional/detalle/93311/ai-denuncia-israel-utiliza-armas-extranjeras-ataques-civiles/










Israel dice informe de Amnistía Internacional se parcializa con Hamás
Lunes, 23 de Febrero de 2009/ Agencia EFE
Jerusalén.- El Ministerio de Exteriores de Israel respondió el domingo a un informe difundido por Amnistía Internacional (AI) sobre la reciente ofensiva militar israelí en Gaza, que tacha de ser una "versión sesgada de los acontecimientos".
Investigadores de AI visitaron Gaza y el sur de Israel durante el reciente conflicto entre el 27 de diciembre y el 18 de enero, e inmediatamente después hallaron pruebas de crímenes de guerra y otras graves violaciones del derecho internacional humanitario, según rezaba el informe presentado poco después por la organización.
Al respecto, el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí manifiesta que "una investigación inicial sobre el informe indica que presenta una versión sesgada de los acontecimientos, y no se adhiere a los criterios profesionales y la objetividad".
Y antes de dar a conocer una respuesta más detallada sobre ese estudio preliminar, el Ministerio destaca que AI en su informe "ignora el hecho básico de que Hamás es una organización terrorista, reconocida como tal por la UE, EEUU y otros países. Esta organización constantemente ha rechazado reconocer a Israel, rechaza cualquier oportunidad de paz y abiertamente aspira a destruirlo".
Asimismo, Israel apunta que la organización no gubernamental con sede en Londres "no menciona el empleo deliberado por parte de Hamás de civiles como escudos humanos".
El Ministerio adelanta que AI no recoge que "de forma intencionada que Hamás ataca civiles israelíes e ignora la cifra: aproximadamente diez mil cohetes y proyectiles de mortero fueron disparados contra israelíes en los últimos ocho años".
Ante las acusaciones de que el Ejército israelí habría empleado munición prohibida, Exteriores afirma que "el armamento empleado por las Fuerzas Armadas de Israel se avienen tanto a la legislación internacional así como al uso que dan otros Ejércitos occidentales".

Israel aclara que su Ejército no ataca civiles de forma intencionada y que los testigos que dieron su testimonio a AI "son partes interesadas bajo presión del movimiento islamista Hamás, como han documentado numerosos medios independientes internacionales".
El estudio menciona que el informe de Amnistía se dedica exclusivamente a censurar a Israel mientras que "la comunidad internacional ha aceptado el hecho de que Hamás es el único responsable del enfrentamiento militar".
El comunicado se hace eco del término "proporcionalidad", cuyo significado -abunda- está descrito por la legislación internacional y acusa a AI de hacer un "uso erróneo y engañoso del mismo".
La organización internacional cita, entre otros, los ataques directos del Ejército israelí contra civiles palestinos y propiedades en Gaza, que violan la prohibición de lanzar acciones desproporcionadas.
También acusó a Israel de violar la legislación al emplear emplear fósforo blanco, lo cual tiene efectos indiscriminados cuando se utiliza en áreas civiles densamente pobladas.
Por esos mismos días, Hamás y otros grupos armados palestinos lanzaron indiscriminadamente cientos de cohetes contra lugares con población civil en el sur de Israel, denunció también en otro contexto Amnistía Internacional.

http://www.primerahora.com/noticia/mundo/noticias/israel_dice_informe_de_amnistia_internacional_se_parcializa_con_hamas/275783








Hamas rechaza acusación de Amnistía Internacional de usar armas ilegales
Informe especial: Conflictos de Palestina-
Israel GAZA, 23 de febrero (Xinhua) -- Hamas el lunes rechazó un informe de Amnistía Internacional que acusó al movimiento islámico palestino, así como a Israel, de usar armas ilegal durante la ofensiva israelí reciente en la Franja de Gaza.
"Las acusaciones de Amnistía Internacional son desequilibradas e injustas; ponen al igual el criminal verdadero y la víctima, " dijo el portavoz de Hamas en Gaza Fawzi Barhoum . En un informe publicado el lunesAmnistía Internacional , acusó a Hamas que gobierna el territorio palestino, por el lanzamiento indistintamente de cohetes hacia comunidades israelíes cerca de Gaza.
El informe también exigió un embargo a imponerse a Israel del uso las armas producidas en EU que usan fósforo blanco usadas en áreas pobladas durante la guerra en la Franja de Gaza que terminó en enero.
Barhoum negó que Hamas recibió armas de cualquier país.
"Nadie exporta armas a Hamas mientras que países importantes y grandes exportan armas al enemigo sionista enemy"
Las fuerzas armadas de Israel mataron a más de 1.300 palestinos durante la operación que comenzó el último pasado mes de diciembre. 13 israelíes murieron, incluyendo 10 soldados, también durante la ofensiva de 22 días.
Israel impuso un bloqueo ante la Franja de Gaza en 2007 después de que Hamas asumiera el control del territorio.
Hamas teme que el informe de Amnistía Internacional sería "usado como pretexto por la ocupación sionista para mantener el aislamiento de la gente palestina" Barhoum dijo.

(Trad. por ROF)
http://news.xinhuanet.com/english/2009-02/23/content_10877963.htm


La escandalosa abyección de Amnistía Internacional
Khalid Amayreh www.xpis.ps

En un aparente intento de parecer “ecuánime” e “imparcial” el grupo de derechos humanos con base en Londres Amnistía Internacional (IA) ha urgido a la comunidad internacional a dejar de vender armas al régimen de apartheid israelí y al movimiento palestino islámico de liberación Hamás.

Un informe publicado por el grupo el domingo 22 de febrero señalaba que las armas suministradas a “ambos bandos” se utilizaron en ataques contra “civiles y objetivos civiles”, lo que constituyen crímenes de guerra.

Sin embargo, un examen detallado del informe demuestra una clara tendencia por parte de AI a crear una falsa simetría entre Hamás, un pequeño movimiento de liberación que resiste a una ocupación militar extranjera similar a los nazis y de décadas de duración, e Israel, un Estado manifiestamente criminal armado hasta los dientes que ha estado cometiendo todos y cada uno de los crímenes que se puedan concebir bajo el sol con el propósito de mantener su ocupación colonial y su brutal dominación sobre el pueblo palestino.


Nadie está afirmando que Hamás esté completamente libre de culpa. Atacar civiles es inaceptable. Pero equiparar la resistencia de un pueblo perseguido durante décadas y que se consume bajo una ocupación militar (aunque cometa errores) con el inmensamente superior terrorismo de Estado perpetrado de manera injustificable por un poder ocupante es, cuando menos, moralmente inconsciente. Es más, sería ser similar a equiparar la resistencia europea a los ejércitos nazis agresores durante la Segunda Guerra Mundial con la propia agresión nazi.

Pues bien, con todos los respetos a AI y a sus esfuerzos por salvaguardar y defender los derechos humanos, no existe identificación moral o legal entre el derecho de una víctima de una violación a defenderse de su atacante y el acto criminal iniciado por el violador. Utilizo esta analogía porque la duradera opresión israelí impuesta al pueblo palestino es un duradero acto de violación.

Sí, lanzar proyectiles caseros y de otros tipos igualmente primitivos contra civiles israelíes es un acto lamentable. Con todo, el lanzamiento de estos proyectiles, que en diez años de hostilidades han matado a unos pocos israelíes (casi uno al año), no se puede comparar con la casi completa aniquilación de la infraestructura civil de Gaza y el asesinato sistemático de miles de hombres, mujeres y niños inocentes.


El excesivo, desproporcionado y a menudo inmoral uso de violencia mortal contra una población civil esencialmente encarcelada e indefensa es más que simplemente un mero error de cálculo o razonamiento incorrecto. Es más bien un crimen de guerra cuyos perpetradores son viles criminales de guerra que deberían ser perseguidos y castigados por sus crímenes.

Más concretamente, si se está verdaderamente interesado en hacer un análisis honesto y objetivo de la recientes atrocidades cometidas en Gaza es fundamental indicar el contexto en el que se ha producido. Por lo tanto, hay que ser lo suficientemente honesto como para recordar que Israel ha estado obligando al millón y medio de gazatíes a elegir entre morir sin hacer ruido al sucumbir al asedio hermético y genocida que ha llevado a la mayoría de los habitantes de la zona al borde de un holocausto silencioso o luchar para defenderse utilizando cualquier medio primitivo y extremadamente limitado del que disponga.

Creo firmemente que es absurdo y ridículo, si no totalmente malintencionado, comparar Hamás con Israel en lo que se refiere al uso de la violencia.

Hamás es un movimiento pequeño de palestinos perseguidos que han sido el blanco de la persecución y opresión israelí. Hamás no supone una amenaza real o estratégica para Israel, una superpotencia que también controla en gran parte a los politicos y la política estadounidense.


En su último ataque genocida contra Gaza, Israel utilizó las más letales armas de muerte, incluyendo aviones F-16 , helicópteros Apache, tanques Merkava, artillería pesado, uranio empobrecido, agentes químicos que corroen la carne humana y pueden causar la muerte, fósforo blanco, bombas de racimo y todo tipo de otras armas letales.

Por otro lado, Hamás utilizó armas claramente primitivas, fundamentalmente para impedir que Israel cometiera un genocidio aún mayor.

Durante este bombardeo aéreo, Israel atacó a sabiendas y deliberadamente barrios civiles, edificios de viviendas, casas particulares, mezquitas, internados, edificios de la universidad, escuelas de la ONU, tiendas de alimentación y otros negocios. Fue una orgía sin límite alguno de muerte y terror contra una población encerrada y a la que a conciencia se había hecho pasar hambre.

A consecuencia de todo ello, al menos 7.000 palestinos fueron asesinados, mutilados o heridos, la mayoría de ellos con minusvalías para toda la vida. Además, cientos de miles de gazatíes sufren traumas psicológicos de por vida.

En el lado israelí estamos hablando de aproximadamente una docena de víctimas israelíes, algunos de ellos muertos o heridos por “fuego amigo”.

Así, estamos tratando con una situación extremadamente asimétrica en la que la proporción de muertos es casi de 1 a 100. No hay ni que decirlo, uno no tiene que ser un gran experto militar para darse cuenta de que esto no es realmente una guerra sino una masacre descomunal.

Por ello invitamos a AI a llamar las cosas por su nombre y a abstenerse de esconderse tras una jerga técnica que no sólo no transmite los hechos sobre lo que pasó realmente en Gaza sino que da además la falsa impresión de una simetría entre Israel y Hamás en relación a la culpa.

Más concretamente, es importante recordar que Israel no impuso el draconiano bloqueo a Gaza como represalia por el muy inofensivo lanzamiento de proyectiles contra Israel. El bloqueo criminal se impuso sobre todo como cruel castigo a los palestinos por haber elegido a un partido que a Israel no le gusta. Por ello, la imposición del asedio, que continúa inamovible, es per se un crimen de guerra o un crimen contra la humanidad.

El mundo los traicionó, el mundo árabe permaneció en silencio y algunos regímenes árabes incluso entraron en connivencia con Israel para perfeccionar el asedio con la esperanza de que los gazatíes se volvieran en contra [de Hamás] y lo derrocaran.



Y el hipócrita occidente tuvo la audacia de echar la culpa a las víctimas mientras, como siempre, farfullaba acerca del derecho de Israel a defenderse.

Esto ocurría mientras todo un pueblo estaba siendo encarcelado, se le mataba de hambre, se le atormentaba y exterminaba en silencio, fundamentalmente por razones políticas que tienen que ver con a la expansión territorial israelí.

En resumen, lo que hizo inevitable la resistencia palestina fue el bestial y nazi ataque israelí contra ellos. Los palestinos, atormentados desde hace décadas por esta cruel ocupación tienen todo el derecho moral a resistir utilizando todos los medios de los que dispongan.

En vez de echar la culpa a las víctimas por resistir a su opresor, el mundo, incluyendo AI, debería decir a Israel que no puede encerrar a un millón y medio de civiles dentro de una cárcel a cielo abierto, rodeada de alambre de espino, torres vigía, tanques, minas de tierra y otras novedosas maquinas de matar y esperar que las víctimas muestren amor y comprensión hacia sus torturadores y opresores.

Israel ha transformado la franja de Gaza en un verdadero campo de concentración al denegar a la población prisionera el acceso al combustible, a la comida, a los cuidados médicos y a productos básicos.

Mientras tanto, la maquinaria de muerte israelí nunca deja de matar casi a diario a palestinos inocentes.

Es fundamental que AI y otros grupos de derechos humanos tengan en cuenta estos hechos al tratar la situación en Gaza. No hacerlo y doblegarse ante las presiones israelíes deterioraría más la imagen de AI como la principal organización de derechos humanos del mundo.

Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos
Enlace con el original: http://xpis.ps/xpisps/Uploadarticles/777articles%20Amnesty%e2%80%99s%20scandalous
%20obliquity.doc

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=81379

Nota de ROF:

Como vemos se impone la necesidad de que el proceso sea uno independiente y transparente ya que todas las partes buscan adjudicar los resultados del proceso apriori lo cual obviamente es inaceptable.
Habiendo planteado esto, el monto de las violaciones provocadas por Israel hasta aceptando la ilegalidad de los lanzamientos de los cohetes de Hamas incide monstruosamente en una desproporcionalidad que raya en consideraciones genocidas.


Rev.- 24/02/09