sábado, 20 de septiembre de 2008

Favor enviar email de protesta a buzon@tribunales.gobierno.pr



Pedazos de nuestra historia están desapareciendo y, con ellos, los recuerdos de nuestros comienzos como pueblo, y con ellos, nuestra verdadera personalidad como isla.

El tiempo, la erosión y el decaimiento natural han encontrado un temible aliado en aquellos que en nombre del desarrollo comercial (cuando de verdad lo único que les interesa es su personalísimo bol$$illo) y por negligencia social, prefieren hacer desaparecer lugares, paisajes y espacios de importancia cultural para suplantarlos con edificaciones privadas que poco aportan a nuestro acervo y marginan a la población para reservar lujosos sitios para los adinerados y sus antojos.

Quieren dejar un agujero en la historia de nuestra isla, de nuestra ciudad capital para legarnos solo un canto torcido de nuestro pasado. Nuestro patrimonio histórico es por definición un bien de dominio público y esto no lo pueden obviar con engaños, triquiñuelas legalistas ni campañas de relaciones públicas.


Favor enviar email de protesta a buzon@tribunales.gobierno.pr

Para hacer una protesta rápida y eficaz contra Paseo Caribe y demostrar su solidaridad con el Campamento del Pueblo, ¿porqué no enviar un correo electrónico al Tribunal Supremo y decirle que la mayoría de los puertorriqueños somos anónimos pero tenemos opinión y nuestra opinión es la voz del poder soberano del pueblo?

Los ciudadanos libres demandamos nuestro derecho de estar descontento ante la pérdida de una propiedad que es de todos y que hoy hay quienes quieren convertir en una propiedad privada exclusiva.

Esta iniciativa es de libertad de expresión y democracia. Apropiarse de tu propiedad es un delito, arrebatarle al pueblo de Puerto Rico una propiedad de su dominio público igualmente es un delito y una afrenta a nuestra dignidad como pueblo. Todos los seres humanos merecemos dignidad. Todos los seres humanos merecemos libertad y democracia. Es la manera única de evitar que nos arrebaten nuestro patrimonio.



Nuestro email es un equivalente de nuestra voz y nuestra opinión.

El punto no es sofocarlos con mensajes despectivos, utilicemos la misma cortesía que utilizamos en nuestras discusiones familiares y de comunidad.

Nuestra comunicación demuestra que los puertorriqueños no estamos dispuestos a quedarnos callados ante el atropello de que los ricos se apoderen de nuestras propiedades públicas para sus fines egoístas.

Favor enviar email de protesta a buzon@tribunales.gobierno.pr

No tienes que identificarte en tu email y el mensaje es totalmente válido, puedes usar un seudónimo y tu mensaje es perfectamente válido, puedes crear una cuenta de email que no incluya tu nombre o una seña que te identifique y el mensaje es perfectamente válido, no tienes que incluir una explicación ni una razón detallada pero por favor a menos que utilices el humor, la sátira o la parodia como recurso expresivo, no uses el epíteto ni el insulto que le resta credibilidad a tu protesta.

El Tribunal Supremo se ha ceñido a los argumentos planteados en las acciones jurídicas pero como cuestión de justicia y equidad puede entender en aspectos de la controversia que si se dejan sin atender significarían lo que llaman 'una derrota o un fracaso de la justicia'. Un argumento indiscutiblemente importante es la opinión del pueblo pues las decisiones del Tribunal Supremo en última instancia inclusive más que a las leyes y a la jurisprudencia, tiene que responder al sentido común y esto se forma a base de la opinión del pueblo y la razonabilidad, esto es puramente un planteamiento fundamentalmente constitucional.


Paseo Caribe ha cercado de una manera totalmente irresponsable e ilegal los terrenos que pertenecen al litoral del fortín San Jerónimo. No solo han puesto en riesgo severo la sobrevivencia del fortín sino que han eliminado estructuras históricas, han usurpado todos los terrenos y han alterado por completo el paisaje de un lugar donde se vivieron varios de los capítulos más importantes de nuestra historia incluyendo la batalla más larga y cruenta. Los criollos boricuas lograron vencer y repeler la invasión de una de las fuerzas expedicionarias militares inglesas más grandes de la historia.

Nos preguntamos cómo será y qué efecto tendrá hoy (y mañana, si no se rescata el Parque o Plaza del San Jerónimo) cuando una maestra de historia detenga su grupo de estudiantes de Historia de Puerto Rico (no sabemos dónde porque ya cerca no se pueden ni podrían estacionarse) para ver el fortín San Jerónimo para explicarles dónde y cómo fueron las invasiones de Sir Francis Drake, de Sir George Clifford, Conde de Cumberland, de los holandeses dirigidos por Boudewijn Hendricksz y finalmente el episodio cimero del ataque de los ingleses bajo el mando de Sir Henry Harvey y el general Ralph Abercromby (nada más que unos doscientos y tantos años, Drake (el más famoso corsario inglés) atacó y fue derrotado en Puerto Rico en 1595 mientras que la invasión de Harvey y Abercomby fue en el 1797).

Para una idea de la importancia de estos pasajes favor ver Puerto Rico y la lucha por la hegemonía en el Caribe: Colonialismo y contrabando, siglos XVI-XVIII.Arturo Morales Carrión. Publicado por Editorial UPR, 1995.



Ni hablar de posibles investigadores, historiadores y arqueólogos tanto locales como españoles, ingleses, holandeses y de la nacionalidad que sea cuando lleguen a ver dónde:
“la escuadra del almirante Harvey y los efectivos terrestres de desembarco al mando del general sir Ralph Abercromby, que se presentaron ante San Juan de Puerto Rico el 17 de abril de 1797. La escuadra la componía, "Prince of Wales" de 98 cañones, dos de 74, dos de 64, dos fragatas de 40 cañones, una de 36; dos bergantines de 18 y 16 cañones, cuatro corbetas de 16; 18 goletas corsarias de 12 cañones, una urca grande y un impreciso número de barcos de trasnporte. Que hacían un total de 68 velas. Con un ejército de entre 8.000 o 14.000 hombres, según las fuentes. Los españoles contaban con sólo 4.029 hombres, más dos Maestranzas (una de artillería y otra de fortificación) y 180 presidiarios que, voluntariamente, se prestaron a combatir. De fuerzas navales sólo se disponía de 4 gánguiles, dos pontones y 12 lanchas cañoneras, que sirvieron para obstaculizar cualquier intento de penetración por la boca del Morro. Tras varios días de ataques británicos y desembarcos fueron rechazados con pérdidas y el peligro se alejó de Puerto Rico. Los españoles tuvieron 42 muertos, 154 heridos, 2 contusos, 2 dispersos y 1 prisionero. Los ingleses sufrieron 225 muertos y heridos y fueron tomados 290 prisioneros.” (Tomado de: ‘El fracasado intento de invadir Puerto Rico.’ Antonio Laborda. Disponible en http://www.todoababor.es/articulos/trinidad_.htm)
y se topen con un conglomerado de adefesios de apartamentos bizarros dedicados a la vanidad de la élite burguesa, un casino y demás desmadres que constituyen la afrenta nacional que hoy aborrecemos y llamado (inclusive hasta el nombre es un disparate ya que el Mar Caribe queda en el sur de la isla) Paseo Caribe y lo que representan son la avaricia de desarrolladores antipuertorriqueños y la total incompetencia (y corruptibilidad) de las autoridades estatales (nuevamente haciendo alardes de su insensibilidad y falta absimal de cultura), que han destruido el litoral y enclavado de una manera inaceptable tan honorable sitial.

La pregunta obligada es ¿cómo si el lugar citado, el litoral, la plaza y el fortín San Jerónimo, son piezas claves de un historia que ha conllevado a que:
“El 6 de Diciembre de 1983, los castillos del Viejo San Juan, junto a La Fortaleza, fueron incluidos en la lista de Patrimonios Mundiales. Este galardón internacionalmente, reconocido galardón coloca los monumentos históricos de la ciudad de San Juan al mismo nivel de prestigio que las pirámides de Egipto, la Gran Muralla china, y las ruinas de Machu Picchu en el Perú. Las Naciones Unidas, bajo el Congreso del Patrimonio Mundial, han manifestado que la pérdida de estos monumentos sería irreparable para el país donde se encuentran al igual que para la comunidad internacional, por su contenido cultural y el legado histórico para presentes y futuras generaciones. Esta designación produce un gran orgullo nacional al igual que una gran responsabilidad: el compromiso de preservarlos, protegerlos e interpretarlos. De los más de 365 Parques Nacionales, sólo doce han sido incluidos en la lista selecta de Patrimonios Mundiales.” Tomado de la página del Nacional Park Service en referencia al San Juan National Historic Site (http://www.nps.gov/archive/saju/nps-spa/saw28.html)
podemos los puertorriqueños abandonar, permitir la destrucción y hacernos de la vista larga de la “gran responsabilidad: el compromiso de preservarlos, protegerlos e interpretarlos” si eran nuestro dominio y propiedad pública?

¿Somos tan poco orgullosos de nuestra herencia, historia y patrimonio los puertorriqueños que cedemos todo ante el interés del lucro privado? ¿Verdaderamente necesitamos que los americanos (el gobierno federal) vengan a nuestra isla a decirnos cómo ser patrióticos y defender nuestras cosas?


Para consignar tu desaprobación de semejante herejía siquiera envía un email al Tribunal Supremo de Puerto Rico:
buzon@tribunales.gobierno.pr

Dirígelo al Tribunal Supremo de Puerto Rico o si quieres al Juez Presidente Hon. F. Hernández Denton.

Puedes enviarlo desde tu email o puedes abrir una cuenta nueva (Yahoo, Gmail, Hotmail, etc.) donde la cuenta tenga un nombre sugestivo o si quieres usar un seudónimo por ejemplos:
Tumbapaseocaribe@gmail.com.
Protestaboricua@yahoo.com

El texto del mensaje puede ser (modelo que puedes variar o personalizar):

"Le pedimos que paralice inmediatamente los trabajos de construcción en Paseo Cariibe porque es una violación de nuestros derechos constitucionales de defensa del patrimonio.

Exigimos Justicia en Paseo Caribe y que salven el fortín San Jerónimo y su litoral.

Por favor no permitas que el hurto se legalice."

Lo que hay propuesto en relación con Paseo Caribe es lo que llaman un evento cibernético ('email attack') que consiste en tratar de aglutinar en un período de tiempo dado la mayor cantidad de gente que envíen 'emails' (en este caso de protesta re Paseo Caribe) para producir una toma de conocimiento ('awareness') del sujeto en este caso el Tribunal Supremo, de que hay muchas personas con una posición/preocupación sobre un 'issue'.

Lo cierto es que al Tribunal Supremo poca gente le envian 'emails' de lo que sea, en parte por el nivel de cultura informática de la isla y en parte por el carácter apartado del Supremo. El que de repente le entren más de doscientos 'emails' (aunque no los lean uno por uno) es como un corrientazo/ un 'shockwave'.

En los EU organizaciones como la ACLU utilizan consistentemente el Internet para acentuar sus peticiones y acciones porque convierte el 'issue' en uno masivo, en un asunto de pueblo (no solamente de la organización).

Resumiendo la idea (en este caso) es que los comp@s desde sus puntos/compus envíen los 'emails' (por ejemplo una familia de dos adultos y dos adolescentes pueden enviar 4 'emails' ya que el 'email' a diferencia del voto no está condicionado por la mayoría de edad).

Creo que debemos ir evolucionando en nuestra cultura informática lo cual es una manera de diversificar y agilizar métodos de participación y expresión pública.

El 23 de septiembre se celebra el Grito de Lares, une tu grito de protesta en un email al Supremo.