sábado, 13 de septiembre de 2008

una de cal y dos de arena


El día inició con un mensaje de un amigo Manuel Carmona Galarza: se están metiendo en el Campamento del Pueblo, hay policías, maquinaria y trabajadores, parece que quieren tumbarlo… así parafraseo la comunicación preocupada del amigo.

El día transcurrió yo escondido en una loma tratando de terminar un trabajo con fecha de entrega inmisericorde (igual estoy hoy a unas mil palabras de entregar antes de las doce de la noche) mientras llamadas y mensajes iban conformando un cuadro de hechos, cierto era que la tensión reinó en el litoral del San Jerónimo donde sus defensores enfrentaban aún otra intento de adelantar el proyecto de la injusticia patrimonial, otro día los valientes y sacrificados compañeros se paraban frente a la ola de los grandes intereses y sus aliados con la coraza de sus principios y armados de un orgullo patriótico humilde y ejemplar.

Se obliga el recuerdo de los criollos puertorriqueños en ese mismo litoral desafiando a los miles de invasores ingleses mejor armados pero sin el coraje que te da defender la patria.

Obliga recordarlo cuando Miguel Angel y nuestros hermanos de lucha desinteresada hacen doblegar rodillas a los cientos de opositores pagados, mercenarios modernos que buscan culminar el robo más desfachatado.

Lo no pudo el corsario más famoso de todos los tiempos, Sir Fancis Drake, ni el Conde de Cumberland, lo que no logró una de las invasiones más grandes en la historia de las fuerzas inglesas, el ataque del General Sir Ralph Abercromby y el Almirante Henry Harvey al mando de más de seis mil soldados, hoy lo intentan hacer sembrando lujosos edificios artificiales en donde se cosecharon muestras perdurables de la valentía de los puertorriqueños.

Otra vez humildes jibaros puertorriqueños se alzan en la defensa de la patria.

Y luego las noticias de hoy donde se presagia el que tal vez podemos abrir la caja de Pandora de los manejos turbios de los Arturo Madero y secuaces.




Justicia allana el ICP
Por Obed Betancourt
EL VOCERO
13 de septiembre de 2008 05:00 am
El Departamento de Justicia (DJ) allanó el jueves en la tarde la dirección ejecutiva del Instituto de Cultura Puertorriqueña y se incautó de documentación relacionada con el proyecto inmobiliario Paseo Caribe. Para el ICP, sin embargo, se trató de una “visita de funcionarios del Departamento de Justicia a (las) Oficinas” de la agencia.
También se allanó las oficinas del Consejo de Arqueología Terrestre, un organismo autónomo con oficinas en las instalaciones del ICP, que entre sus funciones tiene a su cargo endosar, o no, en términos arqueológicos, proyectos como Paseo Caribe.
Esta es la primera vez en la historia que se allana el ICP y los empleados, según una fuente, se asustaron, incluso pensaron que habría arrestos, dado el operativo que montaron fiscales y agentes del Negociado de Investigaciones Especiales (NIE) el jueves.
Los empleados fueron obligados a abandonar las oficinas y esperar lejos en lo que se requisaba estas durante varias horas. Pero no hubo arrestos ya que sólo se buscaba documentos que puedan mostrar algún tipo de irregularidad en la otorgación de permisos del ICP al proyecto de construcción, ya sea falsificación de endosos o algún tipo de fraude o irregularidad.
El Departamento de Justicia investiga si hubo algún tipo de fraude en la otorgación de permisos del controvertible proyecto. Este cobró notoriedad cuando el Gobierno impugnó su localización en terrenos (a la entrada de la isleta de San Juan) alegadamente de dominio público, sin embargo, el Tribunal Supremo concluyó que dichos terrenos no lo son, por tanto estaban sujetos a cualquier tipo de enajenación, inclusive la venta a manos privadas, como efectivamente se hizo.
El DJ investiga también si hubo irregularidades en la otorgación de permisos. Ayer, supo EL VOCERO, los agentes se incautaron de actas y borradores, grabaciones, expedientes y otros documentos relacionados con Paseo Caribe.
La controversia sobre Paseo Caribe tomó grandes dimensiones a raíz de una investigación senatorial y vistas públicas encabezada por el senador Orlando Parga, un ex novoprogresista y ahora candidato independiente a la reelección, quien concluyó que hubo una serie de irregularidades en el proyecto multimillonario.
Desde entonces, diversas organizaciones ambientalistas han militado contra el desarrollo. Los dueños del proyecto han reiterado por su parte que siempre siguieron el ordenamiento legal y niegan cualquier irregularidad consciente o deliverada de su parte.
El ICP, en una reacción oficial, reiteró que “tanto la investigación del Senado como la iniciada por el Departamento de Justicia han sido propiciadas por el ICP a los fines de esclarecer tres puntos preocupantes: la legalidad de los permisos, la titularidad de los terrenos y el acceso al Fortín San Jerónimo del Boquerón.
El ICP, dirigido por el poeta y profesor José Luis Vega, ex Decano de Humanidades de la UPR-Río Piedras, indicó que el ICP siempre ha cooperado con las investigaciones. “Tanto en la tarde de ayer (del jueves) como en ocasiones anteriores funcionarios del Departamento de Justicia han entrevistado a diversos empleados sobre el particular”, dijo.
EL VOCERO solicitó más información al DJ pero la agencia no respondió la petición de información.



Revive pugna en Paseo Caribe
Por Maricarmen Rivera Sánchez
EL VOCERO
13 de septiembre de 2008 05:00 am
Paseo Caribe no tiene aún el permiso del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) para conectar el servicio sanitario del edificio, una obra que intentaron comenzar ayer.

La construcción de esta conexión sanitaria fue detenida en horas de la mañana de ayer por los manifestantes que mantienen un campamento a las afueras del edificio. Más tarde, el DTOP dejó saber que Paseo Caribe no ha obtenido el permiso para esta faceta.

“Esa conexión está ubicada en cierta parte de la isleta frente al desarrollo, que es la que han ocupado los manifestantes. Había una solicitud para permiso y entiendo que no se ha concedido. Está en un proceso de evaluación para concederla, como ocurre con todos los desarrollos”, dijo Ivette Cancel, asesora legal interina del DTOP.

Explicó que los desarrolladores tenían un permiso, pero que venció en mayo, por lo cual debieron pedir una extensión que no se ha concedido.
“Nosotros tendremos que evaluar si estas personas han iniciado acciones conducentes a construir una obra sin el permiso del Departamento. Tendremos que hacer los esfuerzos para que eso se detenga, pero tengo que pasar juicio con los funcionaros, el director regional para tomar las decisiones correspondientes”, explicó Cancel. “No se puede comenzar esto sin tener el permiso correspondiente”.

En la mañana de ayer, la compañía Rullán Ruiz comenzó las gestiones para romper la isleta frente a Paseo Caribe y hacer la conexión sanitaria. Carlos Rullán, empleado de esta compañía, dijo que estaba en espera de una decisión del tribunal. Sin embargo, al cierre de esta edición, no había información de que ninguna entidad hubiera acudido al tribunal para resolver la disputa. Incluso el abogado de Paseo Caribe, Luis Sánchez Betances, dijo que la Policía no necesitaba una orden del tribunal para remover los manifestantes.

San Gerónimo Caribe Project, empresa de Arturo Madero, envió unas expresiones a través de la agencia de relaciones públicas Comstat Rowland.
“El contratista para hacer las obras está llevando a cabo unos trabajos de construcción en el sistema de alcantarillado sanitario que está muy cerca de donde aún se mantiene el Campamento del Pueblo. Estos trabajos incluyen la instalación de un sumidero ‘manhole’ en dicha área”, reza el comunicado.
“Estos trabajos son imprescindibles para conectar y mejorar la infraestructura sanitaria y son parte de los compromisos/requisitos que el proyecto tiene que realizar”. Uno de los acuerdos para continuar con la construcción de esta área, era mejorar la tubería sanitaria que conecta con el Tribunal Supremo, aledaño a la construcción.

Insistió en que “los trabajos cuentan con todos los permisos de las agencias pertinentes”. Miguel Angel Reyes, portavoz del Campamento del Pueblo, dijo que desde hace varias semanas la Policía está limitando el acceso de las personas a esta área. Según dijo, dan boletos de tránsito a los que se estacionan para brindarles agua y otras ayudas.

Denunció además que los desarrolladores pusieron unas telas anaranjadas para cercar la isleta, así como equipo pesado de construcción. Dijo además que pretendían permanecer en el área y que incluso tenían casetas nuevas.

“Se ha seguido construyendo porque el Gobierno no se acaba de definir. Tienen información y no hacen nada. Justicia tiene información, la Junta de Planificación tiene información y no actúa, ARPE no hace nada”, sentenció. “Queremos que sea un país de justicia y nosotros no entendemos que sea una cosa juzgada”.

Ayer, permanecían en el área unos enormes cilindros de cemento que formarían parte de la conexión sanitaria. Desde horas de la mañana, el área estaba además rodeada de policías que permanecían a la espera de instrucciones. El sargento Javier Matos indicó que no intervendría con los manifestantes hasta recibir instrucciones de un tribunal. No precisó quién acudiría al tribunal para resolver el asunto.

“Todo va a ser conforme a lo que diga el tribunal. Ya las partes están en diálogo para hacer los planteamientos. La Policía hará lo que el tribunal ordene”, dijo sin precisar quién iría al tribunal. Cancel, la abogada del DTOP, dijo que a su entender los manifestantes están en terrenos públicos y dejó entrever que no acudirán a los tribunales para removerlos.

“Tengo entendido que están ocupando un terreno público, pero no hemos tomado una decisión para llevar una acción de removerlos”, sentenció. “Esa decisión no se ha tomado”.

Sánchez Betances insistió en que el Gobierno puede limitar la expresión pública de estos manifestantes sin la intervención de un tribunal.
“Yo creo que no hay que esperar por una determinación de un tribunal.
No hay que inmiscuir a los tribunales; es un problema de orden público”, indicó. “El derecho a la libre expresión el Estado puede regularlo en tiempo, lugar y manera. Lo que necesitamos para esta conexión es un pequeño espacio”. Al cierre de esta edición, el superintendente Pedro Toledo no devolvió llamadas.
http://www.vocero.com/noticia-1657-_revive_pugna_en_paseo_caribe.html

En Puerto Rico se ha desatado la epidemia ideológica del pensamiento neoliberal que le otorga riendas libres a los grandes intereses para que hagan y deshagan con el patrimonio nacional, con las comunidades y con el sistema de gobierno. La perla, Puerta de tierra, Santurce, Hato Rey, Los frailes, Paseo caribe, las tierras de Roosevelt roads y de Sabana seca, la lista se hace interminable, los atropellos se multiplican, la Universidad de Puerto Rico a expensas de la privatización y neofascistas mientras por otro lado los maestros luchan por su dignidad y nuestro futuro como pueblo.

El malestar se propaga, y los que estemos molestos juntos, de diferentes maneras, detengamos el asedio de los millonarios y sus alcahuetes ladrones que quieren robarnos nuestra isla.

la consigna, no pasarán, se volverá a escuchar.

NO PASARAN...