lunes, 3 de noviembre de 2008

La perplejidad política puertorriqueña y los penepazos...




Son las cinco y veinticinco de la tarde cuando intento darle cierta forma final a esta pieza...

Mañana, el día de las elecciones, he escrito sobre mis opiniones en algunos de los aspectos debatiéndose previo al día de mañana, revisando lo escrito suscribo lo expresado sobre mi intención de votar por el PIP y no quiero volver a tratar el tema, creo que sería llover sobre mojado. Quisiera sin embargo anotar que creo que la campaña que ha generado el grupo Papel Machete con su candidato Ninguno, ha sido muy creativa lo cual es muy bueno ya que ha creado un interés notable y promueve conversaciones relevantes. Al proponer una participación abstencionista que gira en torno a un concepto que implica votar ha dado al traste con uno de los defectos mayores de los intentos abstencionistas previos, en mejores palabras no se han invisibilizado y de hecho pueden ser hasta contabilizados. Esto planteado, el alcance de su empeño (aunque tal vez superó las expectativas originales) se queda corto en el escenario nacional. Igualmente creo honestamente que el asunto táctico de participar en las elecciones mediante el voto por el PIP cumple con más objetivos pero esa es solo mi opinión.


Hay otras cosas que quisiera plantear. Cuando para la mayoría de la gente (por lo menos dentro de las corrientes políticas tradicionales y más allá de los círculos universitarios) se había borrado del diccionario político la palabra socialismo de repente regresa en el contexto tal vez inesperado de un candidato presidencial. Una revolución socialista importada desde el Partido Demócrata es una imagen que dudo esperaban los representantes de dicha instrumentalidad en Puerto Rico. Pedro Pierluisi no aparenta ser el prototipo del director local de una campaña que pudiese siquiera argüirse que tenga dichas connotaciones. A nadie se le ocurrió preguntárselo en el infame y aburrido debate de los candidatos a comisionado residente. Siquiera hubiese avivado la monotonía de escuchar los candidatos (cual potenciales mensajeros suplicando clemencia y caridad) dar sus versiones de ir a Washington a pedir tal o más cuál cosa.



Otro aspecto que quisiera apuntar. Más allá de ganar y los alegatos de gobernar sin corrupción ¿alguien sabe qué piensan hacer los candidatos del PNP y el PPD para ayudar a invertir la crisis económica que azota la isla? Porque partiendo de los discursos de Fortuño y Acevedo Vilá la crisis económica para uno se debe a pillerías ejecutivas y para el otro a intransigencias estúpidas legislativas. Así de simple, así de sencillo. No hay, para estos líderes de millones de puertorriqueños, ninguna razón que la relacione a la crisis mundial ni a la crisis financiera de los Estados Unidos. Como es conocido, el impacto de la situación de la economía en los resultados electorales no es una relación directa pero si un efecto relacionado por aspectos socioeconómicos, políticos e ideológicos, pero no creen que el debate en Puerto Rico es terriblemente trivial, banal y demasiado atado a personalismos. Y para solucionar nuestra crisis de verdad pretenden que creamos que lo van a solucionar ipso facto con pedir más fondos federales (como si eso no hayan hecho siempre por siempre).


Seguimos. Algo me dice que la profesión de estadístico debe estar en su peor momento de credibilidad. Por favor decir que a menos de veinticuatro horas hay 200,000 puertorriqueños indecisos. Que hay 200,000 boricuas esperando que alguien los convenza con algún despliegue maravilloso de oratoria hipnótica, que escuchen una voz divina en algún momento de soledad que los ilumine, que descubran algún secreto recóndito que solucione su dilema, que sueñen con una visión profética del futuro que les indique el camino a seguir. No creo, llámenme incrédulo pero simplemente no lo creo, personalmente solo conozco a una persona que me ha dicho que todavía está indeciso, una sola. Ojo que no quiero decir que todos los otros están 100% seguros y convencidos, se que hay dudas y sospechas, pero de eso a decir que hay 200,000 puertorriqueños que esta noche se van a acostar sin saber por quién o qué votar mañana, no qué va, no lo creo.

Llegó Rosselló, y a menos que esta noche ocurra un milagro, no respaldó ni va a respaldar a Fortuño. Y ¿dónde están los analistas que me convenzan que no va a haber votos PNP que voten por Rosselló? ¿Llegaron los Penepazos a nuestra mitología política? Y los funcionarios populares y pipiolos, ¿les espera la lucha de los penepazos...???

Quiero publicar esta entrada que pudiese crecer con más comentarios luego pero no quisiera que mis amistades que leen mi blog (gracias gente los adoro) no tengan razones, tal vez no para reírse, pero por lo menos entretenerse.


Ahh… son las seis, creo,...hasta pronto.

la ñapa

Milagro en la calle C de la segunda extensión de Jardines de Valle escondido. (cuento)

La segunda extensión de Jardines de Valle escondido es una urbanización de clase media ejemplar. Es de esas urbanizaciones que, obra y gracias del espíritu santo y la pura leche de la buena suerte, está compuesta por un grupo de gente que se siente más que vecinos, familia. De esas comunidades donde todo el mundo se saluda y aprecia literalmente todo el mundo. De esas comunidades que el cartero adora porque siempre le tienen el cafesito con galletas por soda y mantequilla brookefield, que los basureros saben a ciencia cierta que el aguinaldo en navidades es cosa segura (y acompañado con botellas de coquito bien sazonao’), que por la mañana unos a otros se dan pon pal’ trabajo o a llevar los nenes a la escuela…

La junta de residentes ha sido liderada tradicionalmente por el inigualable buena gentón que además dirige el equipo de pequeñas ligas y su mujer da clases de piano. Tipo ecuánime cuyas ideas políticas son de consenso (fue miembro del Partido del Pueblo y luego del Partido Renovación y siempre dice que en el fondo de su corazón es nacionalista como su tío abuelo que era amigo de Albizu Campos pero que igual respeta a los populares porque su suegro ayudó a fundar el PPD), sus ideas religiosas también son de unidad y en Acción de Gracias tiene no solo pavo sino pollo al barbecue.

Este año, como tantos otros, este buena gentón, Bienve (de Bienvenido) está indeciso pero como siempre adelanta que hará un verdadero rompecabezas en cuanto a votar por candidaturas, su problema este año es por cuál partido votar. Como su personalidad es tan influyente, el coro de vecinos de Jardines casi todos dicen que están indecisos o que van a votar candidaturas.

Nadie esperaba que esa madrugada un milagro le indicara cómo votar.

Luego de escuchar todos los mensajes, darse mil tragos y discutir amigablemente todos los temas pertinentes decidieron acostarse y al otro día, antes de salir para la Escuela República de Nicaragua donde votarían, volver a hablar sobre el asunto con el desayuno.



Como a eso de las seis, Bienve siempre era de los primeros en despertarse, producto de la sesión de la noche anterior Bienve tardaba en levantarse cuando de lejos escuchó un sonido que se repetía… Se esforzó en escucharlo mientras se estrujaba los ojos soñolientos.. pi—pi—pi.. ¿Qué…? A esa hora, el sonido aumentaba..PIP..PIP..PIP..PIP… No lo podía creer, se quedó escuchando un rato.. PIP..PIP..PIP.. De momento el sonido empezó a bajar de intensidad y Bienve sobresaltado despertó bruscamente a su esposa Linda, Linda ¿lo oyes..? ¿lo oyes..??

Linda que no era muy madrgadora, más dormida que despierta, le dijo: ¿Qué queeé..??

No oyes dice PIP, PIP, PIP…

Ahh.. si ajá..

Al rato Bienve se encontraba en pijamas corriendo de casa a casa de sus vecinos contándoles sobre su revelación… Que votemos por el PIP, la voz decía PIP… Los estadistas incrédulos pensaban como congeniar votar por el PIP y por Ramón Luis… pero nadie dudaba de Bienve y si era un milagro pues a votar PIP…

Solo Fredo el popular no estaba en su casa, había salido temprano a entregar un camión que le había cogido prestado a su socio.

Los vecinos de Jardines fueron en grupo a votar a la República de Nicaragua y allí se encontraron con Fredo que había llegado de llevar el camión. En cuanto lo vieron los vecinos rápidamente le dijeron sobre la revelación de Bienve y la voz que les pedía votar por el PIP. El funcionario pipiolo tradicional no creyó que ese día su colegio tuvo mayoría pipiola.

Por la tarde mientras esperaban los resultados electorales, los asopao' en las ollas, las costillas en los BBQ, los dóminos en las mesas, todo armonía, solo Fredo recordaba que había salido de madrugada en el camión nuevo del socio dando reversa y el sonido que hacía el camión beep..beep..beep.. pero como buen vecino de Jardines, al ver la comunidad alegre y unida en casa de Bienve, el líder y presidente de los residentes, y ahora también el iluminado, decidió quedarse callado…

Esa noche tarde un comentarista con los ojos coloraos del cansancio pero, aún cansado, emocionado daba la noticia del colegio único que había ganado el PIP... Al otro día, una telereportera llegó a la segunda extensión de Jardines de Valle escondido y supo de boca de varios vecinos del milagro pipiolo (varios juraron haber escuchado la voz del mismisimo Arcangel San Gabriel) y entrevistó al presidente de los residentes, dirigente de pequeñas ligas y ahora también líder religioso de la comunidad.

2 comentarios:

Marianela dijo...

Aunque no tuve el mismo sueño, vote por el PIP. Tambien escuchaba un pip, pip, pip. Sigue escribiendo, continuare leyendo.

Miguel dijo...

Saludo Pachi...... Tremendo escrito aunque no estoy en Puerto Rico vamos a ver que sucede con estos nuevos lideres. Sabes vote por Obama porque al fin se le da una oportunidad a un afroamericano a llevar las riendas de esta nacion que esta al borde de caer, como los demas imperios que han caido.