sábado, 9 de enero de 2021

El fracaso de la economía en forma de K


El coronavirus ha paralizado la economía mundial.

El Producto Interno Bruto (PIB) mundial sufrió en 2020 su caída más pronunciada desde el final de la Segunda Guerra Mundial, millones quedaron desempleados o sus puestos suspendidos.

La desigualdad es rampante.

La economía en forma de “K” (nos referimos a esa imagen más adelante) que estamos presenciando actualmente pinta un panorama bastante sombrío de la desigualdad de la riqueza y los ingresos.

Desigualdad y millenials: cuando el futuro es una crisis profunda.

La creciente desigualdad de la riqueza ha sido una característica de la vida en el siglo XXI, y la pandemia de coronavirus ha amplificado la creciente brecha dentro de la generación del milenio. 

La pandemia ha exacerbado en última instancia la alta desigualdad de ingresos que existía entre los millennials pre-Covid, dijo Christine Percheski, demógrafa y profesora asociada de sociología en la Northwestern University.

La crisis de asequibilidad y acceso a niveles de vida digna que los millennials ya estaban enfrentando prepandémica ha dejado a algunos con pocas posibilidades de riqueza / ingresos a los que recurrir mientras experimentan desempleo y otras dificultades durante la recesión del coronavirus.

La crisis financiera ya ha dejado atrás a muchos millennials, lo que le dificulta sobrevivir frente al aumento de los costos de vida.

Hay cuatro costos principales que afectan a los millennials: matrícula universitaria y deudas de préstamos, vivienda, atención médica y cuidado infantil.

Una letra que se impone: la idea de una economía "en forma de K": la forma de “K” sugiere que los ricos se están volviendo más ricos y los que ganan menos se están volviendo más pobres. El resultado es que es menos probable que los trabajos con salarios proporcionen una subsistencia digna, mientras que un poco más del 50% de los trabajos perdidos habían regresado en noviembre.

La creciente brecha entre ricos y pobres se había convertido en una narrativa definitoria del siglo XXI mucho antes de que la pandemia pusiera de relieve las disparidades de los trabajadores y profesionales mal pagados. 

La divergencia durante la crisis de salud exacerbó las disparidades raciales, de riqueza, sociales y de género, según Peter Atwater, profesor de William & Mary, una universidad de Virginia, que popularizó el término "economía en forma de K". Lo describió como "desigualdad acumulada por un lado y privilegios acumulados por el otro". 


Más mujeres han perdido su empleo que hombres y se ha borrado una década de progreso en el mercado laboral.

En Puerto Rico, la “Deforma laboral” es evidencia inquietante y angustiosa de la tendencia a perder derechos laborales y ganancias económicas.

Los trazos divergentes de la letra “K” representan las diferentes fortunas de esos muy pocos (cada vez menos) que tienen riqueza / ingresos y los (cada vez más) que no tienen, después de la recesión más profunda en décadas a medida que aumenta el desempleo y muchos hogares luchan por pagar las cuentas.

Además, una economía en forma de “K” puede revelar la existencia de "destrucción creativa", un término y concepto acuñado y desarrollado por el economista austriaco Josef Schumpeter en 1942. Según Schumpeter, la destrucción creativa ocurre cuando las tecnologías y nuevas industrias toman el lugar de otras. O simplemente, puede mostrar el impacto diferencial en varios sectores económicos.

El impacto ha sido nada menos que drástico y requiere un gran esfuerzo, tiempo y recursos para administrar una estrategia de salida. Las implicaciones que las acompañan tienen mucho que ver con la forma en que se detallan y analizan los datos macroeconómicos agregados.

¿A dónde vamos desde aquí? Obviamente, mucho depende de cómo se desarrolle la curva de infección. 

Para la economía, el mejor descriptor de la situación que he visto hasta ahora es la letra "K". Es una forma visual de describir diferentes partes de la economía a diferentes ritmos, tiempos o magnitudes, en lugar de hacerlo en conjunto. Las líneas divergentes se parecen a la letra “K”, unos subiendo, mientras que otras continúan bajando (sumergiéndose), lo que resulta en una mayor desigualdad de ingresos que hace que las comunidades más vulnerables se retrasen aún más.

Cuando miramos la economía en su conjunto, debemos entender que en realidad hay dos economías diferentes operando. Una economía masiva está bajo una tensión considerable, luchando por sobrevivir. La otra economía de élite se dedica a acumular ingresos y riquezas en exceso.

Ahora, aquí es donde se pone interesante la pregunta que todos se hacen: "¿Por qué está subiendo el mercado de valores a pesar de que las últimas estadísticas económicas muestran que la economía está en ruinas?" Sin embargo, es importante señalar que la economía y el mercado de valores son dos entidades completamente diferentes.

Una economía en forma de "K" comienza con el declive crítico como ya se ha presenciado, pero la economía se divide en dos.

Una sección de la economía funciona con bastante rapidez y eficiencia, e incluso supera la prosperidad pasada. Esta sección comprende a propietarios de activos adinerados y grandes empresas. Es notorio como la crisis ha incrementado la fortuna de multimillonarios mientras es paradójico que la pandemia ha enriquecido a los sectores industriales asociados a la medicina.

La segunda sección de la economía siente el dolor de una desaceleración que se compone de asalariados y pequeñas empresas. Este efecto se amplifica en sectores que se han visto afectados negativamente por la pandemia. A medida que el desempleo alcanza su punto máximo, es difícil para el ciudadano promedio poner comida en la mesa y ahora es cada vez más difícil.

Esta es nuestra realidad económica e incluso la FMI ha aconsejado que las medidas de austeridad solo empeorarán la economía y multiplicarán toda la deuda pública.

Por cierto, no estamos ante un enigma. De hecho, el mundo fue testigo de una situación económica similar tras la crisis financiera mundial de 2008.

En todo caso se impone la máxima de que no debemos intentar pasadas propuestas que por cierto no funcionaron previamente tampoco y en parte nos llevaron a la crisis.

La economía en forma de “K” es lo que estamos presenciando en este momento. Para aquellos muchos de nosotros que pertenecemos al lado en descenso, la forma geométrica no importará si continuamos hundiéndonos en la desesperación. 

Es hora de cambios en las políticas económicas: volver al régimen de austeridad de la Junta de Control Fiscal solo empeorará la situación sin aliviar la deuda. Nunca fue una buena estrategia y solo exacerbó la crisis económica pasada, ahora es una estrategia aún peor y ciertamente hundirá a la isla en el caos económico.

A todos y todas nos compete reclamar cambios, y sin dudas a los millennials como generación, y a los trabajadores asalariados (muchos hoy desempleados o parcialmente empleados), a las mujeres como sector social más discriminado, y los agonizantes pequeños y medianos negocios, ciertamente nos va la vida.

Despierta boricua se impone.

Pachi Ortizfeliciano


Nota/ Definición, Una recuperación en forma de K ocurre cuando, luego de una recesión, diferentes partes de la economía se recuperan a diferentes ritmos, momentos o magnitudes. Una recuperación en forma de K conduce a cambios en la estructura de la economía o la sociedad en general, ya que los resultados económicos y las relaciones cambian fundamentalmente antes y después de la recesión. Se denomina en forma de K porque el camino de diferentes partes de la economía cuando se trazan juntas puede divergir, asemejándose a los dos brazos de la letra romana "K". Una recuperación en forma de K describe la trayectoria de diferentes variables económicas desagregadas, como, por ejemplo, el ingreso en diferentes segmentos de la sociedad o el empleo en diferentes industrias, entre sí. Si bien el desempeño económico siempre varía en las diferentes partes de la economía, los economistas generalmente entienden que los ciclos económicos están ampliamente correlacionados entre todos o la mayoría de los sectores de la economía. Lo que hace que una recuperación en forma de K sea diferente es que algunas partes de la economía pueden estar en auge, mientras otros pueden permanecer lentos o incluso seguir disminuyendo lo que implica y aporta a la desigualdad social.

jueves, 31 de diciembre de 2020

Pandemia: el gran negocio

 

Pandemia: un gran negocio capitalista neoliberal: la inmoralidad ineludible de nuestra realidad: La “verdad” es que los multimillonarios solo pueden ser multimillonarios si inmensas masas sobreviven en la pobreza extrema. La riqueza de los multimillonarios es el resultado directo de que los trabajadores con salarios bajos no reciben la parte justa de la prosperidad generada por su trabajo. Parte de esta realidad es que el multimillonario es resultado de un sistema que perpetúa el desempleo y los trabajos parciales. La esclavitud no fue diferente.

Lo absurdo de una falla sistémica: unos pocos millones de dólares son suficientes para proporcionar una vida con muchos recursos a toda una familia, pero cuando alguien tiene mil millones o más, no se trata de tener recursos sino de contentarse con una riqueza excesiva mientras contempla en lugar de ayudar, el hambre, la falta de vivienda y el sufrimiento de decenas de millones de personas, que causan dolor, sufrimiento y privaciones masivas.

La verdad es que el mundo produce suficiente comida para eliminar el hambre, pero prefiere botar la comida para no perjudicar las ganancias comerciales mientras más de 690 millones de personas pasan hambre, el hambre en el mundo va en aumento y afecta al 8,9 por ciento de la población mundial. https://duedissidence.com/2020/12/28/the-immorality-of-the-billionaire-class-and-the-philanthropy-of-the-working-poor/

Las personas más ricas de la Tierra no solo son inmunes al coronavirus, sino que se benefician del COVID-19. Al 18 de marzo, Forbes contaba 2.095 multimillonarios. Veinticinco de las personas más ricas en la lista de Forbes de los multimillonarios del mundo acumulan la friolera de $255 mil millones.

Para los más ricos, 2020 ha demostrado ser un año de ganancias vertiginosas y acumulación de riqueza a una escala nunca antes vista. Los multimillonarios del mundo aumentaron colectivamente sus ya enormes fortunas en más de una cuarta parte (27,5 por ciento) solo desde abril de 2020 hasta julio de 2020, alcanzando un total récord de $10,2 trillones.

Diez de las personas más ricas (todos hombres) del mundo han aumentado su ya enorme riqueza en más de $400 mil millones desde que comenzó la pandemia de coronavirus, ya que sus negocios se vieron impulsados por cierres y crisis financieras en todo el mundo. La riqueza adicional acumulada por estos 10 hombres  alcanza aproximadamente $450 mil millones.

El dinero no es una ideología: Estados Unidos sigue siendo el país con más multimillonarios, con 614, seguido de China (incluidos Hong Kong y Macao), con 456.

La desigualdad en los Estados Unidos es la más alta de todas las naciones (ricas) del G7, y el 50 por ciento en China gana aproximadamente el 15 por ciento del ingreso nacional total. La tasa de desempleo en Estados Unidos en abril - 14,7% - fue la más alta desde que el gobierno federal comenzó a recopilar los datos en 1948. Eso es al menos 40 millones de trabajadores desempleados (más de 10 millones directamente desempleados a causa de la pandemia) y no refleja a los subempleados o empleados parciales. Y el salario mínimo en China oscila entre RMB1,120 ($ 161.07) por mes, o RMB10.60 ($ 1.52) por hora en Liaoning; a RMB2,420 ($ 348.02) por mes, o RMB21.00 ($ 3.02) por hora en Shanghái.

Según un nuevo informe de Americans for Tax Fairness (ATF) y el Institute for Policy Studies (IPS), la riqueza total de los multimillonarios estadounidenses creció en $1.064 billones de dólares durante los primeros nueve meses de la pandemia de coronavirus, un aumento del 36 por ciento.

Entre los sectores más rentables se encuentra la industria de la salud. Un informe publicado en octubre por UBS y PricewaterhouseCoopers señala que los multimillonarios de la industria de la salud aumentaron su riqueza un 36,3 por ciento entre el 7 de abril y el 31 de julio, de un total de $402,3 mil millones a $548 mil millones. 

La industria del cuidado de la salud ocupa el segundo lugar después de la industria tecnológica en el aumento total de la riqueza multimillonaria.

Justo antes de Navidad, Forbes publicó una nueva encuesta que revela que al menos 50 capitalistas de la salud provenientes de 11 países diferentes ingresaron a las filas de los multimillonarios del mundo en 2020.

La derrota del pensamiento lógico. ¿Quién está generando toda esta riqueza adicional en medio de una pandemia global? En la mayoría de los casos, son los trabajadores asalariados, minoristas, sanitarios y alimentarios quienes, mientras tanto, están mal pagados y no están protegidos del virus.

En un ejercicio de racionalidad inversa que reflexiona sobre lo absurdo de nuestra realidad: una multimillonaria incluso cuando regala una gran parte de su dinero, debido al sistema, en realidad suma a su total de riquezas.

La ex esposa de Jeff Bezos,la persona más rica del mundo, MacKenzie Scott, también se benefició del aumento del precio de las acciones de Amazon en 2020. Bloomberg estima que la riqueza de Scott también aumentó en casi $25 mil millones este año. Scott, quien recibió el 25% de las acciones de Bezos en Amazon en su acuerdo de divorcio de 2019, también ha intensificado sus esfuerzos filantrópicos en 2020, habiendo donado más de $4.2 mil millones en los últimos cuatro meses a cientos de diferentes organizaciones sin fines de lucro. El cuadre refleja que aumenta su fortuna unos $20 mil millones a pesar de ser la persona que más ha donado de su riqueza personal.

¿Entiendes la ironía? La riqueza colectiva de los multimillonarios estadounidenses ahora ha aumentado en un trillón de dólares desde que comenzó la pandemia. Es suficiente, dice un nuevo informe, que si envían un cheque de $3,000 a más de 330 millones de familias comoquiera deja a los multimillonarios más ricos de lo que eran antes de la pandemia.

https://americansfortaxfairness.org/wp-content/uploads/12-9-20-National-Billionaires-Report-Press-Release-1T-4T-FINAL-1.pdf

https://ips-dc.org/billionaire-wealth-vs-community-health/

Entonces si piensa que es iluso pensar en cambios radicales eres alguna manera moderna de esclavo sumiso.

Pachi Ortizfeliciano



Addendum. 

56 nuevos multimillonarios desde que comenzó la pandemia, pero las familias y comunidades de trabajadores se han quedado atrás. El coronavirus ha destruido innumerables vidas, ahorros y pequeñas empresas. Estados Unidos sumó 56 nuevos multimillonarios, según el Instituto de Estudios Políticos, con lo que el total asciende a 659. La riqueza de ese ínfimo grupo de capitalistas ultraricos ha aumentado en más de un trillon de dólares en los meses transcurridos desde que comenzó la pandemia . Según un informe de diciembre publicado conjuntamente por Americans for Tax Fairness y el Institute for Policy Studies utilizando datos compilados por Forbes, los multimillonarios de Estados Unidos poseer aproximadamente 4 trillones de dólares en riqueza, aproximadamente el doble de lo que poseen colectivamente 165 millones de trabajadores y pobres. Los 10 multimillonarios más ricos tienen un patrimonio neto combinado de más de $ 1 trillón. Es una instantánea asombrosa de cómo la pandemia ha distorsionado la economía capitalista y exacerbado la creciente desigualdad económica obstinadamente persistente las empresas con menos de 500 empleados que equivalen a casi dos tercios de todos los puestos de trabajo han tenido dificultades para financiar sus operaciones en curso. La desigualdad amenaza con socavar la economia tanto ahora como en el futuro, ya que más pequeñas y medianas empresas se veran obligadas a cerrar sus puertas y despedir a sus empleados. Wall Street minted 56 new billionaires since the pandemic began — but many families are left behind


A medida que la época neoliberal llega a su fin, destacan dos hechos estadísticos. Ha habido un aumento continuo en la desigualdad de ingresos y riqueza desde 1980, y ha habido una marcada desaceleración en el crecimiento de la productividad en todo el mundo desarrollado desde 2000.

How Inequality Reduces Growth

A pesar de los verdaderos milagros de la ciencia moderna que estamos presenciando, la economía pospandémica necesita más que una simple vacuna. El bloqueo de la primavera pasada causó daños extraordinarios. Ahora, una segunda y más horrible ola del coronavirus está a la mano, no muy diferente al curso del brote de influenza de 1918-20 ... A pesar de los extraordinarios avances en vacunas, terapias y protocolos de tratamiento, la segunda ola es mucho peor que la primero en términos de tasas de infección, hospitalización y mortalidad. Si bien las nuevas restricciones a la actividad económica no son tan estrictas como las de abril pasado, ya están teniendo un impacto adverso en la actividad económica agregada.

Si bien la vacunación masiva apunta al fin de la pandemia en sí (se espera para fines de 2021), no brinda inmunidad contra daños económicos duraderos. Investigaciones recientes sobre el impacto de 19 pandemias importantes que se remontan al siglo XIV, cada una con un número de muertes superior a 100.000, destaca la larga sombra de la carnicería económica.

Lo nuevo es algo mucho más básico: la supuesta muerte de la inflación. Mientras la inflación se mantenga moderada, según el argumento, tanto las autoridades monetarias como las fiscales pueden ignorar los riesgos de mayores costos de endeudamiento y trabajar en conjunto para brindar alivio a una economía real asolada por una pandemia.

Pero nada en economía es para siempre, ni siquiera la muerte de la inflación. Aquí es donde se vuelve especialmente complicado.

The Pandemic’s Long Economic Shadow

https://www.project-syndicate.org/commentary/pandemics-long-economic-shadow-by-stephen-s-roach-2020-12?fbclid=IwAR25koQQ71B3Evrz2p_0jm7eR_LaG-Cvzxb_5JhSOe7GCBh0JQM7QfLGNjI

El capitalismo no está sirviendo a la mayoría. Mientras que las élites educadas viven vidas más largas y prósperas, los menos educados (dos tercios de la población) mueren más jóvenes y luchan física, económica y socialmente.

Living and Dying in America in 2021

https://www.project-syndicate.org/commentary/post-covid-economy-more-deaths-of-despair-by-anne-case-and-angus-deaton-2020-12?fbclid=IwAR2jdqyUO-lk0hgEiH5lwIEm3pFgpFdlkrkQCYTch28vsF3OfYJ_l8vY1r8

Noam Chomsky: "... Uno de los principales efectos del período neoliberal ha sido, como es bien sabido, haber concentrado fuertemente la riqueza, mientras que gran parte de la población se estanca. Eso tiene un efecto inmediato en socavar la toma de decisiones democrática, por razones obvias. Hubo un estudio bastante notable, que debería ser más conocido, sobre la transferencia de riqueza de la clase trabajadora y la clase media a los extremadamente ricos durante los años desde [Ronald] Reagan. La ultra-respetable RAND Corporation salió a la luz con una estimación de lo que ellos llaman la "transferencia de riqueza", deberíamos llamarlo "El robo de la población por parte de los muy ricos". Su estimación es, en los últimos cuarenta años, $ 47 billones. Eso no es un cambio pequeño. Y es una subestimación ... Así que ha habido un robo masivo de la población durante cuarenta años y eso tiene sus efectos en la forma en que funciona el gobierno. por qué terminas con, digamos, el 90 por ciento de la población básicamente sin representación. Y estas luchas continúan constantemente. Van a continuar en el mundo posterior a la pandemia. Es una lucha de clases radical..."

Noam Chomsky: Fight the Class Struggle or Get it in the Neck

https://jacobinmag.com/2020/12/noam-chomsky-class-struggle-constitution-justice-us-imperialism?fbclid=IwAR3Wcjz3M0EHXXg84fvC5ASXAnp4Q0isfdN08FVkxcBDi4kNE0kCKWU2vK8

La inmoralidad ineludible de nuestra realidad: La “verdad” es que los multimillonarios solo pueden ser multimillonarios si inmensas masas sobreviven en la pobreza extrema. La riqueza de los multimillonarios es el resultado directo de que los trabajadores con salarios bajos no reciben la parte justa de la prosperidad generada por su trabajo. Parte de esta realidad es que el multimillonario es resultado de un sistema que perpetúa el desempleo y los trabajos parciales. La esclavitud no fue diferente.

Lo absurdo de una falla sistémica: unos pocos millones de dólares son suficientes para proporcionar una vida con muchos recursos a toda una familia, pero cuando alguien tiene mil millones o más, no se trata de tener recursos sino de contentarse con una riqueza excesiva mientras contempla en lugar de ayudar, el hambre, la falta de vivienda y el sufrimiento de decenas de millones de personas, que causan dolor, sufrimiento y privaciones masivas.

La verdad es que el mundo produce suficiente comida para eliminar el hambre, pero prefiere botar la comida para no perjudicar las ganancias comerciales mientras más de 690 millones de personas pasan hambre, el hambre en el mundo va en aumento y afecta al 8,9 por ciento de la población mundial. 

The Immorality of the Billionaire Class and the Philanthropy of the Working Poor


En 2020, el proceso de destrucción (de la economía capitalista) no se desarrolló de la manera típica. Debido a que la recesión fue el resultado de una crisis de salud...
En 2021, a medida que el estímulo se reduzca y más empresas quiebren. Las empresas saludables aumentarán la inversión, lo que les brindará una ventaja duradera. Sin embargo, se enfrentarán a un nuevo clima en el que tres principios de los negocios capitalistas modernos: la primacía de los accionistas, la globalización y el gobierno limitado, están cambiando.

Covid-19 is up-ending capitalism


Posdata. 

"Creo que nuestro sistema actual de capitalismo es esclavitud con otro nombre", dijo. “Hemos pasado de la esclavitud física de bienes muebles y la segregación racial física a un sistema económico de plantación. Uno que mantiene a la mayoría de los estadounidenses desempleados o subempleados y luchando solo por sobrevivir, mientras que la élite del poder continúa concentrando la riqueza en manos de unos pocos y permite que las grandes corporaciones dirijan el mundo prácticamente como corporaciones multinacionales. La pandemia lo ha revelado. Con casi 300.000 muertos por la pandemia, desproporcionadamente negros y morenos, y Jeff Bezos es el primer multimillonario de $200 mil millones de dólares. En los próximos seis años, podría convertirse en el primer trillonario. Eso es esclavitud con otro nombre. Es un sistema que no funciona, por lo que necesitamos un nuevo sistema”.

Dijo Jamaail Bowman. “Involucramos a los históricamente desconectados. Los escuchamos. Aprendimos de ellos y creamos una política alineada con sus necesidades ... "

Bowman tomará posesión en el Congreso el 3 de enero.

https://www.theroot.com/jamaal-bowman-wants-to-reimagine-the-democrat-party-1845926398



COVID-19 y el impacto desproporcional en las mujeres

 

La evidencia emergente sugiere que la vida económica y productiva de las mujeres se verá afectada de manera desproporcionada y diferente a la de los hombres por el impacto de la pandemia, las mujeres ganan menos, ahorran menos, tienen trabajos menos seguros y es más probable que trabajen en el sector informal. Tienen menos acceso a las protecciones sociales y son la mayoría de los hogares monoparentales. Por tanto, su capacidad para absorber los choques económicos es menor que la de los hombres.

Dichos impactos corren el riesgo de hacer retroceder los ya frágiles avances logrados en la participación femenina en la fuerza laboral. La primera ronda de despidos ha sido particularmente aguda en el sector de servicios, incluido el comercio minorista, la hostelería y el turismo, donde las mujeres están sobrerrepresentadas.

El colapso del sector de cuidado infantil y las horas de supervisión escolar como resultado de COVID-19 podría expulsar a las madres de la fuerza laboral remunerada. 

Sin una acción inmediata y a largo plazo para apuntalar la infraestructura del cuidado infantil y políticas de trabajo y familia más progresistas, el hecho es que ya cuatro veces más mujeres que hombres abandonaron la fuerza laboral en septiembre.

Sin embargo, la falta de una infraestructura de cuidado infantil o de políticas laborales orientadas a la familia —políticas que apoyen a las cuidadoras— significa que los desafíos de este momento conducen a una catástrofe. Las madres, mientras, continuarán asumiendo la mayoría de las responsabilidades familiares de cuidado, como lo han hecho históricamente y hasta ahora en la pandemia.

De hecho, un número creciente de informes muestra que las mujeres se ven afectadas de manera desproporcionada por la COVID-19.

Las mujeres, que parecen sufrir menos de la enfermedad de COVID-19, probablemente pagarán un precio económico más elevado que los hombres, son las mujeres las que tienen más probabilidades de tener que soportar las peores consecuencias sociales y económicas de la pandemia. Las evidencias están a plena vista. 

Las mujeres constituyen una mayor proporción de trabajadores en industrias que se paralizaron y, por lo general, cargan con una mayor parte del trabajo no remunerado en el hogar. Es un desafío mayor para ellas mantener sus puestos de trabajo y seguir trabajando, mientras el empleo se redujo significativamente en los sectores minorista, turístico y hotelero, donde las mujeres representan más del 60% de la fuerza laboral.

"Cuando se piensa en una pandemia, hay que diferenciar entre lo que proviene de estar infectado y lo que proviene de estar afectado", señala Clare Wenham, profesora adjunta de Política de Salud Global, London School of Economics and Political Science, Reino Unido.

El cierre de escuelas significa que al igual que disminuye su acceso al trabajo remunerado, las mujeres enfrentan un aumento en su trabajo no remunerado. “Las tareas domésticas, cosas como el cuidado de los niños, preparar la comida para los niños que normalmente estarían en la escuela y cuidar a los miembros enfermos de la familia, estas responsabilidades recaen desproporcionadamente sobre las mujeres”, dijo Wenham.

Incluso cuando las mujeres pudieran mantener sus trabajos, muchas se ven obligadas a reducir sus horas debido al aumento de las responsabilidades de cuidado y educación. 

El análisis de la Organización Internacional del Trabajo, que ha estudiado los salarios mensuales en 28 países europeos, muestra que incluso con los subsidios a los ingresos, las mujeres en promedio sufrieron una caída del 6,9% en los salarios como resultado de trabajar menos horas.

“La pandemia está profundizando las desigualdades preexistentes, exponiendo vulnerabilidades en los sistemas sociales, políticos y económicos que a su vez están amplificando los impactos de la pandemia”, afirmó un informe de política de la ONU publicado en abril de 2020. “En todo el mundo, las mujeres ganan menos, ahorran menos, tienen trabajos menos seguros, y tienen más probabilidades de trabajar en el sector informal. Tienen menos acceso a las protecciones sociales y son la mayoría de los hogares monoparentales.”

Quizás lo más preocupante es la tasa a la que las mujeres han abandonado por completo la fuerza laboral. Varias economías avanzadas, han visto cómo se amplía la brecha entre hombres y mujeres activos en la fuerza laboral. 

Una encuesta en Europa encontró que el 4% de las mujeres que perdieron su trabajo durante la pandemia dejaron de buscar trabajo, en comparación con solo el 1% de los hombres. La ONU ha advertido que muchas mujeres que han escapado de la pobreza extrema corren el riesgo de retroceder económicamente.

“El resurgimiento de la pobreza extrema como resultado de la pandemia ha revelado la precaria seguridad económica de las mujeres ”, agrega Antra Bhatt, especialista en estadística y coautora del informe From Insights to Action. “Las mujeres suelen ganar menos y tienen trabajos menos seguros que los hombres. Con la caída de la actividad económica, las mujeres son particularmente vulnerables a los despidos y la pérdida de medios de vida".

Según Simeon Djankov, investigador principal del Instituto Peterson, los gobiernos deben financiar una mayor expansión del cuidado de los niños o las madres trabajadoras seguirán viéndose obligadas a abandonar sus trabajos y quedarse en casa. El aumento de la pobreza inducido por la pandemia también ampliará la brecha de pobreza de género, lo que significa que más mujeres serán empujadas a la pobreza extrema que hombres. Este es especialmente el caso de las mujeres de 25 a 34 años, en el apogeo de su período productivo y de formación familiar.

Luego están otros problemas asociados con la respuesta a la pandemia. Se cree que alrededor de 243 millones de mujeres han sufrido abuso sexual o físico por parte de una pareja íntima en algún momento durante los últimos 12 meses. Muchas de estas mujeres han quedado atrapadas con su abusador.

Los sistemas de protección social debilitados han dejado a muchas de las más pobres de la sociedad desprotegidas, sin salvaguardas para capear la tormenta ”, dice Ginette Azcona, autora principal del último informe de ONU Mujeres, From Insights to Action y Especialista Principal en Investigación y Datos de ONU Mujeres.

Aún así, millones de personas en todo el mundo se enfrentan a un futuro precario como resultado del COVID-19. “Si los gobiernos están verdaderamente comprometidos a hacer algo sobre la desigualdad de género, pueden hacerlo, independientemente de con qué más tengan que lidiar”, dijo Wenham. “El problema es que en la mayoría de los lugares no hay un compromiso real; es difícil imaginar que esta pandemia no va a tener un impacto negativo masivo”.

Si bien todos se enfrentan a desafíos sin precedentes, las mujeres son las más afectadas por las consecuencias económicas y sociales del COVID-19.

Las mujeres están perdiendo sus trabajos. La pandemia y las medidas para prevenir su propagación están impulsando el aumento desproporcionado del desempleo de las mujeres (en comparación con el de los hombres) y también están reduciendo su tiempo de trabajo general.

A nivel mundial, el 70 por ciento de los trabajadores de la salud y los primeros respondedores son mujeres y, sin embargo, no están a la par con sus homólogos masculinos. Al 28 por ciento, la brecha salarial de género en el sector laboral de la salud es más alto que la brecha salarial general de género (16 por ciento). 

Las proyecciones de la Organización Internacional del Trabajo sugieren que el COVID-19 podría perder el equivalente a 140 millones de empleos de tiempo completo; y el empleo de las mujeres corre un 19% más de riesgo que el de los hombres. 

Estas mujeres son las caras ocultas tras los titulares, las personas más afectadas por el impacto económico del COVID-19. Las mujeres están sobrerrepresentadas en muchas de las industrias más afectadas por COVID-19, como el servicio de alimentos. Por ejemplo, son el 40 por ciento las mujeres empleadas en los sectores más afectados, en comparación con el 36,6 por ciento de los hombres. 

Dentro de los sectores donde el empleo informal es común, los trabajadores ya estaban sujetos a salarios bajos, malas condiciones de trabajo y carecían de protección social (pensión, salud, seguro de desempleo) antes de la pandemia. A nivel mundial, el 58 por ciento de las mujeres empleadas trabajan en empleos informales, y las estimaciones sugieren que durante el primer mes de la pandemia, los trabajadores informales perdieron en todo el mundo un promedio del 60 por ciento de sus ingresos. 

Incluso antes de la pandemia, el trabajo doméstico remunerado, como muchos otros trabajos de la economía informal, carecía de protecciones básicas para los trabajadores, como licencias pagadas, período de preaviso o indemnización por despido. A medida que las medidas de cuarentena mantienen a las personas en casa, fuera de las escuelas y de las guarderías, la carga del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado se ha disparado. Tanto para mujeres como para hombres. Pero incluso antes de COVID-19, las mujeres dedicaban un promedio de 4.1 horas al día a realizar trabajo no remunerado, mientras que los hombres dedicaban 1.7 horas, lo que significa que las mujeres realizaban tres veces más trabajo de cuidado no remunerado que los hombres. 

Los cierres de escuelas y guarderías, junto con la menor disponibilidad de ayuda externa, han dado lugar a meses de trabajo adicional para las mujeres. Para las madres trabajadoras, esto ha significado equilibrar el empleo a tiempo completo con el cuidado de los niños y las responsabilidades escolares. La responsabilidad de cuidar a los miembros de la familia enfermos y ancianos también  suele recaer también en las mujeres. 

La pobreza y las deficiencias en los servicios básicos y la infraestructura se suman a la carga de trabajo no remunerado de las mujeres. La inseguridad económica no es solo empleo y pérdida de ingresos. Tiene un efecto acumulativo en la vida de mujeres y niñas en los próximos años. Los impactos en la educación y el empleo tienen consecuencias duraderas que, si no se abordan, revertirán los logros obtenidos con tanto esfuerzo en materia de igualdad de género. 

La falta de educación y la inseguridad económica también aumentan el riesgo de violencia de género. Sin suficientes recursos económicos, las mujeres no pueden escapar de sus parejas abusivas y enfrentan una mayor amenaza de explotación sexual. Estas consecuencias no desaparecerán cuando la pandemia disminuya: es probable que las mujeres experimenten retrocesos a largo plazo en la participación en la fuerza laboral y en sus ingresos. Aquellas que han escapado recientemente de la pobreza extrema probablemente volverán a caer en ella.

Momento de poner las prioridades en el orden que las circunstancias exigen, momento de aproximaciones de género e implementar criterios económicos feministas.

Pachi Ortizfeliciano

Addendum. El colapso del sector de cuidado infantil y las horas de supervisión escolar como resultado de COVID-19 podría expulsar a miles de madres de la fuerza laboral remunerada. La inacción podría costar y socavar la seguridad económica familiar y hacer retroceder la equidad de género a una generación.

Este informe estima que el riesgo de que las madres abandonen la fuerza laboral y reduzcan las horas de trabajo para asumir responsabilidades de cuidado equivale a millones de salarios y actividad económica perdidos.

Sin una acción inmediata y a largo plazo para apuntalar la infraestructura de cuidado infantil y establecer políticas de trabajo y familia más progresistas, no podemos lograr un crecimiento económico continuo ni proteger y promover la equidad de género.

Cuatro veces más mujeres que hombres abandonaron la fuerza laboral en septiembre. Esto valida las predicciones de que el impacto de la pandemia de COVID-19 en las mujeres, y las crisis escolares y de cuidado infantil que la acompañan, sería grave. En julio, un artículo del Washington Post, titulado “La crisis del cuidado infantil por el coronavirus hará que las mujeres retrocedan una generación”, señaló que “[una] de cada cuatro mujeres que informaron haberse quedado desempleadas durante la pandemia dijeron que se debía a una falta de cuidado infantil, el doble de la tasa entre los hombres ". En agosto, CNN publicó el titular: "Las madres trabajadoras están renunciando para cuidar a sus hijos ...".

Aún se están recopilando y analizando datos sobre cómo los padres están respondiendo a la pandemia y la falta de disponibilidad de cuidado infantil, y es probable que los resultados cambien con el tiempo en función de si las condiciones mejoran, empeoran o permanecen igual. Pero los resultados preliminares muestran que existen amplias razones para sospechar que la falta continua de cuidado infantil tendrá impactos extremadamente negativos en los padres que trabajan.

Como resultado de una variedad de factores, incluidas las elecciones de políticas basadas en el racismo y el sexismo, los trabajadores con salarios bajos y las madres solas (grupos con una superposición considerable) no se encuentran con demasiada frecuencia en la posición económica para dejar a la fuerza laboral remunerada a su cargo. para sus hijos. La evidencia más reciente muestra que debido a los cierres de escuelas y guarderías infantiles COVID-19, las madres con niños pequeños han acordado reducciones en sus horas de trabajo que son de cuatro a cinco veces mayores que las reducciones arregladas por los padres. Estas reducciones desproporcionadas han más que duplicado la brecha entre el número de horas trabajadas por mujeres y por hombres.

https://www.americanprogress.org/issues/women/reports/2020/10/30/492582/covid-19-sent-womens-workforce-progress-backward/

martes, 15 de diciembre de 2020

La necesidad estratégica de creatividad en las comunicaciones


Si me preguntan qué es prioritario en este momento debo insistir en la necesidad de ser creativos en las comunicaciones relacionadas a la vacunación masiva. Todas y todos somos creativos por naturaleza, pues nos invita a resolver problemas o dudas a través de la analogía en el pensamiento asociativo o en la práctica inteligente por el aprendizaje. Entonces comunicar es un acto creativo, en tanto que, con las informaciones que tenemos, añadimos contenido sea consciente o inconscientemente mediante mensajes e imágenes que capten el interés del público, y en este contexto educamos.

Entonces, ¿cómo crear un llamado a la acción de vacunarse educativo, persuasivo y efectivo?

Es, como todo proceso creativo, una cuestión de superar obviedades, desinformaciones y prejuicios para activar posibilidades de conducta social.

Tal vez era mejor haberlo planteado como premisa inicial pero la comunicación, para estos fines, consiste en el proceso de transmitir ideas e información acerca de un asunto de interés a la comunidad.

Se desprende la necesidad de saber qué sabe o cree saber la gente sobre, en este caso, la pandemia, pues ese es el marco dentro del cual debemos proponer enfoques, tratamientos y acercamientos creativos.

En este momento desconozco si se han realizado ejercicios de diagnóstico sobre los significados y contenidos emocionales de las comunidades sobre el virus.

Si no existen es lógico inferir que quienes están tomando decisiones estratégicas lo hacen simplemente a base de sus presunciones lo cual puede ser un gran error pero que explica lo desatento e ineficiente del esfuerzo de comunicaciones con demasiadas improvisaciones y gestiones estereotipadas.

Para mi es evidente que urge proponer una campaña creativa de comunicaciones, el pretender que 2.240.000 personas accedan a vacunarse sin contar con ese instrumento de mensajes acertados es pecar de ilusos.

El problema es que si fracasamos muere más gente porque innecesariamente fuimos torpes en una de las propuestas de acciones sociales más importantes de nuestra vida.

Pachi Ortizfeliciano


Ver

https://theconversation.com/como-la-creatividad-en-la-educacion-fomenta-el-potencial-transformador-de-nuestro-cerebro-149884

domingo, 13 de diciembre de 2020

COVID-19 and inequality: not equal is injustice

 


Capitalist societies are characterized by the great social gap between rich and poor. The coronavirus crisis openly exposes the vulnerability of these countries, and hits the hardest where the distribution of wealth is more unequal.

https://www.dw.com/es/covid-19-la-pandemia-de-la-desigualdad/av-55680583

Exhortation: The government's insistence on imposing repressive and authoritarian measures such as its program to “fight” COVID-19 does not build trust nor educate anyone. The success of the vaccine depends on understanding, not muscle nor fines.

Health is a human rights issue, not a criminal law issue, period.

It is public knowledge that achieving herd immunity requires (eventually) that 70% of the population be vaccinated. There are 231.700.000 individuals in the United States who must be vaccinated and I anticipate that this challenge requires new approaches, police action and fines do not educate anyone and what they create is adversity.

Concerns about vaccines have left many people totally reluctant to get vaccinated, while others have say they want to wait and see how the first wave of vaccine distribution is handled. Many of them fear that vaccines meant to stop the spread of COVID-19 will be harmful.

As a result of their conversations with patients and their own medical experience, health professionals know what is written on the wall is that we are not prepared to implement this vaccine in vulnerable communities.

On the basis of nearly every metric - whether it's rising unemployment, declining academic performance, or exposure to pre-existing conditions that put a person at higher risk of getting sick - the virus and its economic consequences have often affected disproportionately those socially disadvantaged and more severely marginalized people than other groups.

The disparate impact of the pandemic has fueled concern that poor communities, who are among the groups most affected by COVID-19, are being left behind. Therefore, ensuring that poor communities and other marginalized groups have access to and accept treatment is something that medical professionals say is crucial to defeating the pandemic.

The unequal impact is in older age sectors (50+) and salaried working women with a higher incidence in single working mothers.

The pandemic is beginning to leave its terrible mark on society with an increase in inequality and poverty and serious consequences for vulnerable groups, such as young people and minors. There is a social emergency in the making ... For a good part of the new generations, this problem is combined with that of low wages, making it a particularly vulnerable group.

But right now, the only thing that may be more important than getting vaccinated is building trust in the process and in a medical system that has (structurally) mistreated them both in the past and present.

It's all part of a cycle of distrust in medicine that, according to a few reality-admitting medical providers, is completely justified and deeply concerning.

It's not paranoia, it's not that people don't "understand" or just aren't educated and aren't smart about their health. It is the balance of discriminated and marginalized lives.

The reality is that massive concerns have been developed by their frustrating experiences with the medical system that will not be corrected until medicine, public health and government take into account the past and what has been done and what has not been done even if it was evident and necessary: ​​equal opportunities and equitable treatment in health.

Meanwhile, doctors and healthcare providers are taking on a key role by doing something they say should have been done decades ago: working to build public trust in medicine in poor and marginalized communities by acknowledging the harms and past mistakes.

But increasing confidence in vaccines is only part of a process that must continue for years; there is hunger and concern for information and to participate in these subjects when they are presented with community issues in mind.

This pandemic should serve as a wake-up call to how fragile our health care system is, the overwhelming reality of social inequality, and that there is so much room for improvement.

The pandemic has exposed the horrible mask of social injustice and the government's clumsiness in addressing it.

Pachi Ortizfeliciano


See / references:

https://chicago.suntimes.com/platform/amp/la-voz/2020/12/8/22163616/columna-evitemos-la-desigualdad-en-la-distribucion-de-vacunas

https://www.elvocero.com/economia/expuesto-nuevamente-el-rostro-de-la-desigualdad/article_04958130-14cc-11eb-ab90-b3b3be644064.amp.html

https://inequality.org/facts/inequality-and-covid-19/

https://inequality.stanford.edu/news-events/center-news/poverty-inequality-and-covid-19

https://www.weforum.org/agenda/2020/10/covid-19-is-increasing-multiple-kinds-of-inequality-here-s-what-we-can-do-about-it/

https://www.semana.com/amp/la-desigualdad-social-que-destapa-la-pandemia-del-coronavirus/698097

https://www.cepal.org/es/publicaciones/46487-desafios-la-proteccion-personas-mayores-sus-derechos-frente-la-pandemia-covid-19

COVID-19 y desigualdad : lo que no es igual es injusticia



Exhortación: La insistencia del gobierno en imponer medidas represivas y autoritarias como su programa para “combatir” el COVID-19 no genera confianza ni educa a nadie. El éxito de la vacuna depende de la comprensión no del mollero y las multas.

La salud es un tema de derechos humanos no de derecho penal, punto.

Es de conocimiento público que para lograr la inmunidad colectiva se requiere (eventualmente) que el 70% de la población sea vacunada. Son 2.240.000 individuos en Puerto Rico que deben vacunarse y les adelanto que ese reto requiere de nuevos enfoques, los bloqueos policiales y las multas no educan a nadie y lo que crean es adversidad.

Las preocupaciones sobre las vacunas han dejado a muchas personas totalmente reacias a vacunarse, mientras que otras han dicho que quieren esperar y ver cómo se maneja la primera ola de distribución de vacunas. Muchos de ellos temen que las vacunas destinadas a detener la propagación de COVID-19 sean perjudiciales.

Como resultado de sus conversaciones con pacientes y su propia experiencia médica, los profesionales de la salud saben lo que está escrito en la pared es que no estamos preparados para implementar esta vacuna en comunidades vulnerables.

Como resultado, a base de casi todas las métricas, ya sea el aumento del desempleo, la disminución del rendimiento académico o la exposición a condiciones preexistentes que ponen a una persona en mayor riesgo de enfermarse, el virus y sus consecuencias económicas a menudo han afectado desproporcionadamente a las personas socialmente desfavorecidas y marginadas más gravemente que otros grupos.

El impacto dispar de la pandemia ha alimentado la preocupación de que las comunidades pobres, que se encuentran entre los grupos más afectados por COVID-19, se estén quedando atrás; por lo tanto, garantizar que las comunidades pobres y otros grupos marginados tengan acceso al tratamiento y lo acepten es algo que los profesionales médicos dicen que es crucial para derrotar la pandemia.

Se destacan negativamente el impacto desigual en sectores de mayor edad (50+) y mujeres trabajadoras asalariadas con mayor incidencia en madres trabajadoras solteras.

La pandemia empieza a dejar su terrible impronta en la sociedad con un incremento de la desigualdad y de la pobreza y graves consecuencias para colectivos vulnerables, como para jóvenes y menores. Hay una emergencia social en ciernes... Para buena parte de las nuevas generaciones este problema se une al de bajos salarios, con lo que es un grupo especialmente vulnerable.

Pero en este momento, lo único que puede ser más importante que recibir las vacunas es aumentar la confianza en el proceso y en un sistema médico que los ha maltratado (estructuralmente) tanto en el pasado como en el presente.

Todo es parte de un ciclo de desconfianza en la medicina que, según algunos pocos proveedores médicos que admiten la realidad, es completamente justificado y profundamente preocupante.

No es paranoia, no es que la gente no "entienda" o simplemente no tenga educación y no sea inteligente sobre su salud. Es el saldo de vidas discriminadas y marginadas.

La realidad es que sus preocupaciones se han desarrollado por sus experiencias frustrantes con el sistema médico  y no se corregirán hasta que la medicina, la salud pública y el gobierno tengan en cuenta el pasado y lo que se ha hecho y no se ha hecho aunque fuese evidente y necesario: igualdad de oportunidades y trato equitativo en salud.

Mientras tanto, los médicos y los proveedores de servicios médicos están asumiendo un papel clave al hacer algo que, según dicen, debería haberse hecho hace décadas: trabajar para generar la confianza pública en la medicina en las comunidades pobres y marginadas al reconocer los daños y errores pasados. 

Pero aumentar la confianza en las vacunas es solo una parte de un proceso que debe continuar durante años; hay hambre e inquietud de información y de participar en estos temas cuando se presentan con los problemas de la comunidad en mente.

Esta pandemia debe servir como una llamada de atención sobre lo frágil que es nuestro sistema de atención médica, la realidad agobiante de la desigualdad social y que hay mucho margen de mejora.

La pandemia ha expuesto la careta horrible de la injusticia y la torpeza del gobierno en atenderla.

Pachi Ortizfeliciano 


Ver/ referencias mínimas:

https://chicago.suntimes.com/platform/amp/la-voz/2020/12/8/22163616/columna-evitemos-la-desigualdad-en-la-distribucion-de-vacunas

https://www.elvocero.com/economia/expuesto-nuevamente-el-rostro-de-la-desigualdad/article_04958130-14cc-11eb-ab90-b3b3be644064.amp.html

https://inequality.org/facts/inequality-and-covid-19/

https://inequality.stanford.edu/news-events/center-news/poverty-inequality-and-covid-19

https://www.weforum.org/agenda/2020/10/covid-19-is-increasing-multiple-kinds-of-inequality-here-s-what-we-can-do-about-it/

https://www.semana.com/amp/la-desigualdad-social-que-destapa-la-pandemia-del-coronavirus/698097

https://www.cepal.org/es/publicaciones/46487-desafios-la-proteccion-personas-mayores-sus-derechos-frente-la-pandemia-covid-19

NotaEd.: Arte original (sin subtítulos) es gracias a Iguana TV.


jueves, 3 de diciembre de 2020

El imperativo de Arecibo


Para aquellos que cuestionan la importancia de Arecibo. Un documento fue firmado por 100 importantes científicos, astronautas, empresarios y celebridades centrado en el peligro del impacto de un asteroide. La atención fue explosiva, ciertamente ayudada por la inclusión de dos ex-astronautas, Ed Lu y Rusty Schweickart, bajo cuya dirección la Fundación B612 ha abordado la amenaza de asteroides junto con el omnipresente Bill Nye, presidente de la Sociedad Planetaria, después de todo, proteger el planeta del impacto es algo bueno para todos y todas. Y dado que nadie puede prever científicamente la ubicación exacta posible y todo el planeta está igualmente expuesto, es una preocupación para la humanidad.

Entonces surge la pregunta: ¿Cuál es exactamente nuestro mejor conocimiento actual sobre el peligro real de impactos futuros? 

Según todo lo que los astrónomos han aprendido sobre los asteroides durante la generación pasada, saben que el peligro de los objetos cercanos a la Tierra es muy real.

El riesgo para la Tierra por impactos es claramente significativo debido a la población de objetos cercanos a la Tierra. El riesgo de que los asteroides impacten en la Tierra y causen daños generalizados, muerte y catástrofes es real y está presente todos los días de nuestras vidas. Pero es, hasta cierto punto, una amenaza contraria a la intuición. Si multiplica la frecuencia del impacto por el área afectada, los eventos más grandes son más frecuentes. Ese equilibrio está cambiando a medida que los científicos planetarios descubren más objetos en el espacio, pero el hecho es que el riesgo sigue siendo un poco mayor de los objetos grandes que quedan por descubrir que de los pequeños.

Comprender los riesgos de los impactos de asteroides en la Tierra es un ejercicio bastante joven, como es el caso de gran parte de la astronomía y la ciencia planetaria. Ahora, sabemos que se producirán impactos peligrosos en el futuro, aunque pueden tardar muchos años. Sin embargo, desde el punto de vista de un científico planetario, sería muy negligente evitar completar un estudio lo más completo posible de todas las rocas y objetos espaciales en las órbitas que cruzan la Tierra y comprender otros objetos pequeños más lejanos en el sistema solar que podrían surgir en nuestro camino.

Quizás descubramos asteroides entrantes que podamos desviar su órbita antes de que ocurra un desastre. Estamos muy seguros de que querremos estar listos cuando llegue ese día. 

Cualquier cosa menos sería un negligente uso imprudente del conocimiento que nuestra especie ha trabajado tan duro para obtener.

¿Qué hay allá afuera?

Hasta ahora, la NASA ha clasificado más de 21.000 asteroides y más de 100 cometas como objetos cercanos a la Tierra. De ese grupo, alrededor de 2.000 se consideran "potencialmente peligrosos", lo que significa que tienen órbitas dentro de los 4.5 millones de millas de la Tierra y son lo suficientemente grandes como para causar una devastación masiva en el impacto. 

El Congreso ha ordenado a la NASA que encuentre y rastree al menos el 90 por ciento de los objetos que miden 459 pies de diámetro o más y que pasan a 30 millones de millas de la órbita de la Tierra. Pero los científicos han identificado solo un 40 por ciento estimado de los objetos cercanos a la Tierra.

¿Por qué Arecibo era tan importante? Vamos a ceñirnos a los hechos reales:

(2020) Los investigadores se sorprendieron en julio cuando un asteroide "asesino de la ciudad" no detectado previamente que tenía hasta 427 pies de ancho se acercó a 45,000 millas de la Tierra, menos de una quinta parte de la distancia a la Luna. Si el asteroide hubiera chocado contra la Tierra, "habría estallado como un arma nuclear muy grande", dijo Michael Brown, astrónomo de observación de la Universidad Monash de Australia. Tan pronto como fue identificado, Arecibo se centró en él y pudo trazar su ruta, describirlo y su rotación incluso su superficie. Solo Arecibo tenía esa habilidad técnica. 

Entonces, tan cerca como el pasado jueves 25 de julio, un asteroide desconocido y no identificado de 57-130 metros de diámetro pasó por el lado de nuestro planeta a una distancia de solo una quinta parte de la distancia a la luna. En términos astronómicos, eso es un pelo. Si nos hubiera golpeado, la devastación habría sido asombrosa.

Más datos: 

En febrero de 2013, apareció un asteroide de unos 20 metros de diámetro en el cielo sobre la ciudad rusa de Chelyabinsk. Explotó a una altitud de unos 30 kilómetros, creando una onda expansiva que rompió ventanas e hirió a unas 1.500 personas extendiendo su impacto unas 58 millas.

Mike Willis, de la Agencia Espacial del Reino Unido, dice: "Vivimos un tiempo prestado. Si perdemos la ciencia (como perder Arecibo), estaremos efectivamente ciegos. Y no queremos estar en esa situación", dice Willis. .

La gente es demasiado complaciente con la amenaza de los asteroides para el gusto de Bill Nye. "La Tierra será impactada con otro [gran] asteroide", dijo Nye en la Conferencia de Defensa Planetaria de la Academia Internacional de Astronáutica en College Park, Maryland. "El problema es que no sabemos cuándo", agregó. Pero hay muchos asteroides no descubiertos que se desplazan por el espacio cercano a la Tierra y que podrían causar graves daños a escala local o regional, por ejemplo, arrasando un área hasta del tamaño de un estado. Por lo tanto, nos convendría tener mejores herramientas, dijo Nye.

La verdad del asunto es que simplemente perdimos nuestra mejor herramienta para estudiar asteroides cuando perdimos Arecibo, es un hecho que la comunidad científica internacional reconoce ampliamente, aunque la NSF y la NASA han tratado de minimizar su importancia principalmente porque es su culpa.

Volviendo a los hechos reales:

"El asteroide 2020 NK1 fue descubierto a principios de julio 2020 por el equipo de inspección del Sistema de Última Alerta de Impacto Terrestre de Asteroides (ATLAS) de la Universidad de Hawai. Se sabía poco sobre el asteroide, lo que dificultaba predecir exactamente a dónde viajaría el asteroide. Se estimó que tenía 500 metros de diámetro, aproximadamente la longitud de cinco campos de fútbol. 

Antes de las observaciones de Arecibo, se calculaba que el NK1 de 2020 era una de las mayores amenazas de todos los asteroides conocidos en la lista de posibles impactadores de la NASA, con aproximadamente una posibilidad entre 70.000 de impactar la Tierra entre 2086 y 2101.

El Planetary Radar Group de Arecibo convirtió en una prioridad observar el NK1 2020 cuando estuvo dentro del alcance, dentro de 5 millones de millas, de los poderosos instrumentos de la instalación. En este caso, el período de tiempo fue breve, del 30 al 31 de julio, casi al mismo tiempo que se esperaba que la tormenta tropical Isaías azotara la isla.

El observatorio se cerró para prepararse para la tormenta, y tan pronto como pasó, el equipo entró en acción para detectar y estudiar el asteroide. Incluso cuando partes de la isla perdieron energía eléctrica y mientras se evaluaban los daños, el equipo de Arecibo pudo determinar la forma, la órbita y el movimiento del asteroide". (NASA)

https://solarsystem.nasa.gov/news/1421/arecibo-observatory-returns-from-tropical-storm-isaias-lockdown-to-track-asteroid-for-nasa/

La Sociedad Planetaria reaccionó a la pérdida del radiotelescopio del Observatorio de Arecibo:

"De interés inmediato es el papel del telescopio en el seguimiento y caracterización de asteroides. El radar planetario de Arecibo era el más poderoso del mundo, observando aproximadamente 100 asteroides cercanos a la Tierra por año. La mitad de ellos eran objetos recién descubiertos cuyas órbitas no se conocían con precisión. Las observaciones de Arecibo ayudaron a los científicos a determinar si un asteroide chocaría con nuestro planeta y garantizaron que sus trayectorias fueran catalogadas para futuras observaciones. El tamaño de Arecibo le permitió llegar a asteroides más lejanos.

"La capacidad de Arecibo para caracterizar los objetos cercanos a la Tierra utilizando un radar fue un activo real para la comunidad de defensa planetaria", dijo el científico en jefe de la Sociedad Planetaria Bruce Betts. Las conexiones de la Sociedad Planetaria con Arecibo incluyen SETI, la búsqueda de inteligencia extraterrestre."

El Observatorio de Arecibo era el radiotelescopio más grande del mundo y un motivo de orgullo para los puertorriqueños, fueran científicos o no. Alrededor de 90.000 isleños y turistas visitaron el observatorio cada año. 

Cuando el telescopio de Arecibo colapsó, el mundo perdió su más poderoso rastreador de asteroides. En sus 57 años de radioastronomía, Arecibo rastreó asteroides potencialmente peligrosos, descubrió el primer exoplaneta y transmitió un mensaje para potenciales extraterrestres.

La estructura se ha utilizado para rastrear asteroides y meteoritos cerca de la Tierra y ha servido como referencia ambiental y meteorológica para sus herramientas para analizar la atmósfera, informó el medio.

También fue conocido por su papel en ayudar a descubrir el primer púlsar binario en 1974, que finalmente le valió al radioastrónomo Joseph Taylor y al físico Russell Hulse un Premio Nobel de Física.

Como la revista especializada en astronomía Space declaró: 

"Después de Arecibo, NASA no está segura de qué vendrá después para el radar planetario ..."

“Muchos científicos han trabajado en este telescopio durante los últimos 50 años o más”, dijo Thomas Zurbuchen, director de la dirección científica de la NASA. “Esas observaciones han proporcionado información tremenda en algunas de las partes más energéticas de nuestro universo, los púlsares. Han proporcionado una ciencia planetaria importante que observa la Luna y Marte ... Y también han contribuido enormemente a los objetivos de defensa planetaria ".

Lindley Johnson, oficial de defensa planetaria de la NASA, dijo que "Arecibo tenía el alcance, por lo que parte de la ciencia planetaria en objetos más distantes sufrirá el mayor impacto", dijo Johnson. "Ya no tendremos el alcance que ofrece Arecibo".

“Aproximadamente el 65 por ciento de los 1,100 grandes objetos cercanos a la Tierra estimados (los de más de 1 kilómetro o 0,62 millas) ya han sido descubiertos, con un 45 por ciento descubierto desde 1998.” (NASA)

https://www.nasa.gov/vision/universe/watchtheskies/near_earth052104.html

Pachi Ortizfeliciano

#RebuildAreciboObservatory

NotaEd.: la ilustración que acompaña es una recreación preparada por la NASA de un asteroide en relación con la Tierra a base de un modelo estimado.  Pachi